powered ByGiro.com

Descargar
0:00



ANNCOL _ Noticias alternativas de Colombia - Prensa

Durante las últimas semanas, la guerrilla del ELN ha enviado mensajes contundentes frente a su disposición de retomar los diálogos y las conversaciones de paz con el gobierno. Con el panorama del plebiscito y la polarización del país, este escenario se transforma en una posibilidad de gestar un gran diálogo nacional que involucre a todos los sectores políticos y sociales del país, para construir el camino hacia la paz.

De acuerdo con el analista y docente de la Universidad Nacional, Victor de Currea, “Es el momento del ELN, que ha planteado primero, una convención nacional y luego un gran dialogo nacional en donde estén todos los sectores desde los campesinos, hasta los militares”.

Este espacio podría ser una alternativa que si bien es cierto parece riesgosa, el analista considera que el llamado pacto nacional, por lo menos tendría la ventaja de sentar en el debate al Uribismo, al que no se le deberían endosar todos los votos que se manifestaron por el No en el plebiscito por la paz, pero de todas maneras si tiene una responsabilidad en el resultado.

De igual forma De Currea afirma que ésta puede ser la oportunidad de recoger los avances de los acuerdos entre las FARC-EP y el gobierno en un solo proceso y sumar al ELN, para tener una sola mesa que responda a la pregunta de cómo establecer la paz al interior de país. “El problema es si vamos a hacer un pacto para salvar la legitimidad de Santos o un pacto para salvar la paz, lo que hay que rodear es la propuesta de paz, en donde debe estar el ELN y este es el momento más adecuado que legitime los debates de los cuatro años”.

Según el analista, mañana se hará una ronda preliminar gobierno - ELN, y espera que esta guerrilla tenga la audacia política de pronunciarse esta misma semana. Sin embargo, la urgencia no debe ser salvar el destino de Santos. Para Victor de Currea no hay una premura debido a que las fuerzas armadas han sido respetuosas del cese bilateral al igual que, las FARC-EP, lo que da un compás de espera, “el proceso de paz continúa siendo legal más no legitimo políticamente, hay que dar salidas urgentes más no precipitadas” afirmo.

La agenda preliminar con la guerrilla del ELN se estableció el pasado 30 de marzo, sin embargo el proceso se ha visto frenado por puntos como el secuestro de algunas personas que aún tiene en su poder la guerrilla. Diferentes organizaciones sociales han presionado y se han ofrecido para destrabar este diálogo y generar una paz estable con todos los sectores políticos del país.

La Agencia Alternativa de Noticias Nueva Colombia ANNCOL, desde su origen siempre dentro de sus posibilidades y a pesar de las dificultades que se tuvieron hace unos años en Arauca, venturosamente superadas, siempre ha mostrado su solidaridad y fraternidad con el Ejército de Liberación de Colombia ELN. Nunca Nuestras páginas han dado cabida a personas desautorizadas por el COCE.   

 Y lo hemos hecho no por oportunismo momentáneo, sino por cuestión de principios marxistas, unitarios y revolucionarios. Nada pretendemos, ni pretenderemos a cambio.

Como realidad colombiana es tan compleja y por circunstancias que desconocemos; el ELN y el Gobierno de Colombia actual no han podido ponerse de acuerdo para iniciar un proceso propio y especifico de Solución Política al conflicto social y armado que históricamente ha enfrentado a esa organización revolucionaria, con el Estado colombiano  apoyado íntegramente por el gobierno de los EEUU, y,  desafortunadamente no se han llegado a ventilar públicamente las particularidades que obviamente tiene un proceso independiente de tal naturaleza; el cual está en mora de producirse lo más pronto posible, para que un proceso de paz en Colombia sea completo y abarque a las dos insurgencias históricas de Colombia: Las Farc-EP, y el ELN.

 Y como esta circunstancia: de que exista un avanzado proceso de diálogos y acuerdos para finalizar el conflicto colombiano, basado en una Agenda de 6 puntos básicos acordados entre el gobierno actual de Colombia y las Farc-EP y por el contrario, un proceso semejante no se haya podido iniciar entre el Gobierno y el ELN, esto no puede constituirse en un motivo de contradicción insuperable o en una discordia irresoluble, entre las Farc-EP y el ELN.

Por el contrario, se hace necesario en estos momentos cerrar filas de manera unitaria, para conjuntamente y con la fuerza del Poder Popular Constituyente, imponerles a la oligarquía y el Imperialismo, enemigos naturales de ambas insurgencias, la Solución Política al conflicto colombiano.

Es la tarea histórica que nuestro pueblo trabajador, anhelante de la paz, espera de ambas insurgencias como concreción de sus tantos años de lucha de resistencia revolucionaria antioligárquica y antimperialista.

Sin embargo, un reciente editorial de la dirección nacional del ELN publicado en la revista Insurrección Nº 540, titulado “Un plebiscito entre dos aguas”, no marcha en la necesaria  dirección unitaria arriba mencionada.  https://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/comando-central/editorial/738-un-plebiscito-entre-dos-aguas.

Una discusión seria, responsable y de altura, desde las distintas miradas que existen al interior el Bloque Popular, sobre el plebiscito refrendatorio de los acuerdos de la Habana y que se está organizando por el gobierno colombiano, debe hacerse.

En especial el aspecto de su utilización por parte del Bloque de Poder Contrainsurgente Dominante como mecanismo de recomposición de clase, usando como en épocas antiguas la polarización social extrema y la sectarización Liberal Conservadora, ahora revivida entre la fracción gobernante de Santos y la de su adversario Uribe Vélez, lo cual resulta inconveniente para desarrollar una perspectiva de paz sostenible hacia el futuro.      

Pero repetimos: Seria, responsablemente y de altura. Pues afirmaciones ligeras que califican el mecanismo refrendatorio de “exprés” sin tener en cuenta los casi cuatro  años largos que se ha tomado todo el proceso de dialogo para llegar a un acuerdo sobre este mecanismo, no es una muestra de objetividad y si de distorsión.

 Tampoco lo es la agresiva y desfigurada afirmación de que: “Lo preciso es que mediante el Plebiscito se refrendará sólo el desarme de las FARC” (SIC). Pues es de suponer que la comandancia central del ELN, mediante el acuerdo político de unidad revolucionaria firmado en 2012 con las Farc-EP, o a través de la prensa Mundial, debe estar informado de los multiples avances alcanzados sobre los 6 puntos concretos, segregados en varios subpuntos, de la agenda bilateral firmada y desarrollada en estos largos y pacientes años de diálogos en la Habana, y que incluyen aspectos esenciales de la base económica en materia agraria y en materia de economía subterránea y narcotráfico ect; así como de la superestructura jurídico-política de la formación económica social concreta Colombiana, tales como la justicia transicional, DH y DIH, las víctimas del conflicto, la participación política, la  Implementación, verificación y refrendación, y el fin del conflicto; lo que va más allá, muchísimo más allá, de la torticera afirmación de que “mediante el plebiscito se refrendará solo el desarme de las Farc”(SIC) , lo que resulta inadmisible.

Así pues, que nuestro llamado a los compañeros del ELN, es a persistir en la unidad revolucionaria. A dar un debate serio, responsable y con altura sobre la realidad nacional sin limitaciones. Y a enfrentar unidos con la fuerza del Poder Popular Constituyente a los dos enemigos naturales del pueblo trabajador colombiano, hasta imponerles la Solución Política al conflicto y de esa manera cumplir la misión que la historia ha puesto en nuestras manos.   

Imagen Internet.         

Este domingo a través de su cuenta en Twitter, el ELN aseguró que absolutamente toda la comandancia y la militancia considera que con el 'plebiscito exprés' no queda bien hecha la paz; así mismo, que el afán de Juan Manuel Santos es ganarle el pulso al senador Uribe usando el proceso de paz como medio para lograrlo y que quienes voten por el si serán asimilados como aliados del Presidente, mientras que quienes voten por el no serán vistos como seguidores de Uribe.

De acuerdo con el analista Luis Eduardo Celis estas afirmaciones deben ser debatidas en el escenario político, pues el esfuerzo de lograr una paz negociada entre el Gobierno y las FARC-EP es un propósito de nación con un amplio respaldo ciudadano, por lo que el ELN "se equivoca al asegurar que todo este esfuerzo es un tema que sólo compete a Álvaro Uribe, a Juan Manuel Santos y a las FARC", por el contrario es un proceso con un respaldo de diversos sectores políticos y organizaciones sociales.

"Afirmar que el plebiscito es una cosa que se hace a las carreras, que se hace en medio de la polarización Santos-Uribe es desconocer la realidad política del respaldo ciudadano al proceso de paz", más de cuatro años y medio de negociaciones demuestran que no es un proceso exprés, asegura el analista y agrega que puede que el ELN considere que ésta no es la paz que quieren, pero deben resolver el debate que tienen con el Gobierno e iniciar el proceso de negociación para que digan qué les gusta, qué no y qué proponen en aspectos como la refrendación.

El Frente Amplio por la Paz que aglutina a decenas de organizaciones sociales y centenares de organizaciones sindicales, estudiantiles, indígenas, campesinas, afros, docentes, transportistas, juveniles, culturales, pensionados, desempleados, gremiales, eclesiales, derechos humanos, ecologistas, políticas y muchas organizaciones más, demostrarán con multitudinarias manifestaciones su apoyo al SI por la paz.

La mayoría de los colombianos están hartos de la guerra que cumplió 52 años y dejó subdesarrollo, padecimiento y dolor a la familia colombiana. Las manifestaciones apoyan decididamente el cese bilateral del fuego y otros puntos acordados en la Mesa de Diálogos de La Habana entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo, FARC EP y el Gobierno Nacional.

 

Dirigentes de Fensuagro invitan a los colombianos a manifestarse en apoyo al SI por la paz.

Al evento denominado “la paz SÍ es contigo” se sumaron la Iglesia Católica y otras iglesias y cultos religiosos, con el propósito de recoger firmas a favor de los diálogos de La Habana y en contra de quienes se oponen a la paz y pretenden que el desangre entre colombianos continúe, encabezados por los nefastos Álvaro Uribe Vélez y Alejandro Ordoñez, senador y procurador, respectivamente. 

 

Se espera que haya movilizaciones en la mayoría de ciudades del país, en las cabeceras municipales y en algunas veredas en los diferentes departamentos. En Bogotá algunas organizaciones decidieron encontrarse en la calle 26 con carrera séptima y en el parque Eduardo Umaña Mendoza, más conocido como Plazoleta de las Nieves en la carrera séptima con calle 20.

Viernes, 08 Julio 2016 06:31

Los disidentes de la Paz en Colombia

Desde hace 6 años, cuando JM Santos anunció su política de adelantar un proceso de paz con la insurgencia de las FARC-EP, tan rápido como visceral, surgió la disidencia o mejor el rechazo fanático de Uribe Vélez y sus “apóstoles”, a cualquier Solución Política del histórico conflicto social y armado de Colombia.

¿Sobre cuáles bases fácticas fundamentó el miniführer AUV su llamada oposición de clase a la iniciativa de la fracción liderada por JM Santos?

Dos estructuras del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) dominante en Colombia, quizás las más recalcitrantes y refractarias al cambio como: 1- El Oligopolio Mediatico, que cínicamente se auto-denomina el Cuarto Poder de Colombia, y , 2- Desde luego, una fracción grande y poderosa de la Fuerza Pública ( de tierra, mar y aire + la Policía del anillo) profundamente vinculada con la Estrategia Narco Para Militar - tres en uno-  del Estado Colombiano, la Inteligencia Militar, y los dólares generosos provenientes de los planes militares y geo-estratégicos del Pentágono estadounidense.

Ambas estructuras contrainsurgentes le dieron toda la información necesaria y la abundante Propaganda de la mentira mil veces repetida vuelta verdad, con la cual AUV y su Mafia ha intoxicado y continúa intoxicando la conciencia de los colombianos, e incluso de vecinos del mundo ancho y ajeno.

¿Cuántas veces tuvo Santos que cambiar estructuras completas de mando del Ejército, de la Marina, de la Policía del anillo o de la Inteligencia Militar, que criminalmente  “chuzaban” y espiaban a sus adversarios estratégicos internos para “chivatearle” datos alterados a Uribe Vélez y luego, “filtrarlos” a sus medios adictos, como por ejemplo las coordenadas de alguna operación de traslado a la Habana de los plenipotenciarios de las FARC-EP, o  las intimidades del proceso de la Habana, o puntos sensibles de los acuerdos sin firmar?

¿Cuándo salió a denunciar o a analizar siquiera, las graves y serias disidencias al interior de la Fuerza Pública colombiana, alguno de los intoxicadores de opinión o “spinn doctor”, de esos que disfrazados de “onegistas” pontifican hoy sobre las trascendentales implicaciones que tiene para el Mundo, la disidencia de un miembro descompuesto del frente 1º de las Farc? …Me gustaría verla o saber dónde encontrarlo.

Mientras que, por el contrario, haciendo una tormenta en un dedal y sin conocer aún la realidad de la situación generada por ese individuo descompuesto, como lo calificó ayer el comandante Pastor Alape, ni la versión formal de las Farc-EP; aventuran especulaciones y argumentos falaces y retorcidos sobre la profunda división al interior de las Farc-EP, su poco creíble compromiso con los acuerdos para finalizar la guerra (contrainsurgente) ya alcanzados, los negocios con el narcotráfico o la minería ilegal de la triple frontera amazónica, o la alianza del Frente 1º de las Farc-EP con el ELN para continuar “la guerra por la toma del poder” ect ; los que inmediatamente son tomados literalmente por la campaña presidencial del “encarama-pingos” de Ordoñez, el fanático del odio anticomunista visceral que funge de Procurador general de la nación.

Basta con leer cualquier medio de comunicación del oligopolio mediatico contrainsurgente de Colombia o su matriz española de El País, para saber cuál es su perversa pretensión guerrerista de continuar lucrándose de los negocios de la guerra, a costas de la sangre de los colombianos.

Según las declaraciones preliminares sobre este asunto, dadas ayer por el Comandante Pastor Alape, las FARC -EP como organización político-militar marxista y leninista que es, muestran su serio compromiso con la Solución Política en todos sus asuntos, incluidos casos particulares o singulares como el presentado con el individuo del Frente 1º. Estructura insurgente que fue profusamente infiltrada  por la Inteligencia Militar, como quedó demostrado, durante el proceso de la “operación jaque” para rescatar a Ingrid Betancur.  

Para resolver políticamente la situación creada, la FARC-EP ha pedido al gobierno de Santos la autorización para que una Comisión especial de Comandantes vaya al sitio, hable con los guerrilleros de ese frente, hagan pedagogía sobre los acuerdos alcanzados, discutan como comunistas que son y obtengan una Solución que indudablemente tambien será Política.

A eso, a lo que los “onegeista de la despolitización” llaman “la insoportable política de las FARC -Ep”. Es a lo que temen y es lo que pretenden acallar, distorsionando y alterando la realidad real de un aislado episodio de este accidentado proceso para finalizar la guerra (contrainsurgente) en Colombia, ayudando, por debajo de la mesa, a los apóstoles del Uribismo, que tanto dicen combatir, de palabra, en sus columnas de opinión.

Fuente imagen Internet          

 

                    

Viernes, 17 Junio 2016 14:13

La guerra urbana de JM Santos

El Presidente de Colombia JM Santos, contra toda regla de comportamiento político esperada en una persona de su Poder, en una intervención que algunos comentaristas han calificado de desafortunada pero que no lo es, en una intervención “fríamente calculada” realizada en Foro Económico Mundial (WEF) para América Latina que se realiza (17.06.2016) en Medellín, hizo dos afirmaciones que dejaron desconcertados, no solo a los “empresarios  antioqueños” y del resto del país que allí se encontraban, sino a todos los burócratas y políticos internacionales o mejor trasnacionales asistentes.

Santos, acorralado no solo por la formidable movilización social nacional del Paro Agrario Étnico y Popular que se acaba de realizar, así como por el avance de la política saboteadora a los acuerdos de la Habana que vienen adelantando sincrónicamente y con éxito Uribe Vélez- Ordoñez-Lafauríe.

Y además, resintiendo los errores de su propia estrategia “electorera y politiquera” de imponer a raja tabla y de manera unilateral un Plebiscito como refrendación de los eventuales acuerdos a los que se llegue en la Habana entre las FARC-EP y el Estado colombiano y para colmo, colgarle el mico de ponerlos a depender de la suerte ambigua de ese mismo Plebiscito; llamó de urgencia a su embajador en Washington Juan Carlos Pinzón, el tristemente célebre saboteador de la Paz y aliado agazapado de Uribe Vélez, para intercambiar informaciones.

Lo más probable, para conocer cuál sería la reacción de Washington frente a la situación de desestabilización Imperialista que se adelanta contra el gobierno venezolano y que generaría el escenario posible y probable de paz con las FARC y guerra con el ELN extendida a Venezuela; escenario que como una pesadilla describió detalladamente el ex combatiente eleno Carlos Arturo Velandia, más conocido como Felipe Torres, en un artículo de opinión ampliamente divulgado (Ver http://prensarural.org/spip/spip.php?article19504)

 Al parecer el embajador Pinzón, “our man in Washington”, quien de paso fue promovido por los políticos Santistas como remplazo del Vargas Lleras para sucederlo dentro de dos años en la Presidencia de Colombia, le dio a su jefe otras informaciones. Es decir, lo desinformó y entonces Santos, tuvo que salir a decir lo que dijo:

- “Tengo información amplísima que ellos (las FARC) están preparados para volver a la guerra, y la guerra urbana que es mucho más demoledora que la guerra rural. Eso es una realidad, lo sé, y por eso es tan importante que lleguemos a un acuerdo”.

Pero no se quedó en reconocer su propio error de haber puesto a depender de un incierto Plebiscito los acuerdos de la Habana. Fue más allá, al agregar esta advertencia que puso feliz a su rival Uribe Vélez:

   - “No se equivoquen. Si el plebiscito no se aprueba, volvemos a la guerra, así de sencillo; no es que se vuelva a la mesa de negociación para mejorarla, volvemos a la guerra. Esa es la verdad",”.

 Si así son las cosas, y si el Pentágono había presupuesto o mejor contado con una paz en Colombia para intervenir militarmente de manera más cómoda en Venezuela, tal como lo describió Felipe Torres, el escenario puede ser aún más caótico y perturbador de lo imaginado.   

 Si por las estupideces, politiquerías y mezquindades de JM Santos, fracasa este proceso de dialogo entre las insurgencias, tanto las Farc como el próximo con el ELN, lo más probable es que el escenario sea el soñado por cualquier NIHILISTA suramericano embargado de realismo: “Si no hay Patria para todos, No habrá Patria para nadie”  

En esto, Santos no se ha equivocado. Tampoco en que, por esto, es necesario y urgente llegar a los acuerdos finales yá.  

Imagen: Internet

 

  

 

 

Cada día que pasa JM Santos, el astuto jugador de naipes, (pero ausente de la realidad por estar concentrado en la próxima jugada) se encuentra con un nuevo hecho social que golpea su gobierno en pleno, sufre un barrigazo, como le señaló cierto consejero que le sopla al oído desde uno de los diarios del oligopolio contrainsurgente.   

Barrigazo cuando descubrió que el Catatumbo no era otro Bronx bogotano, donde desde hace muchos años, pero muchos, la tradicional incuria gubernamental y la podrida complicidad policial del anillo, permitieron a pocas cuadras del llamado Palacio Presidencial la creación de una zona de descomposición y podredumbre social  de que se tenga noticia en el mundo, sin ningún control o domesticación oficial y, regida solamente por las leyes más criminales del capitalismo neoliberal más salvaje, primitivo, degradante conocido.   

Barrigazo cuando se dio cuenta de la incapacidad o impotencia, de las innumerables y seleccionadas “Task Forces” civiles y militares del heroico ejército colombiano, enviadas a “militarizar” la región limítrofe del Catatumbo para rescatar a la “opinadora” del diario el Tiempo Salud Hernández, de la provocación contra el proceso de paz realizada en acuerdo con su jefe Uribe Vélez y otros medios periodísticos contrainsurgentes; debiendo esperar pacientemente a que el ELN los liberara de buena voluntad después de haberlos “retenido para registrarlos”. Es decir, sin haberles podido imponer a los guerrilleros la voluntad del gobierno y del Estado que representa.  

Barrigazo como en 2013, cuando se dio cuenta de que el tal Paro Agrario Étnico y Popular, ignorado como siempre ocurre con los reclamos de la despreciada gentecita de a pie (explotada y oprimida) no solamente era una realidad “realmente existente” en las seis “zonas rojas” sin control o Catatumbos señalados por los medios contrainsurgentes; sino una realidad nacional generalizada que contaba con amplios apoyos y solidaridades de clase de otros sectores sociales también explotados y oprimidos como obreros, campesinos, maestros, camioneros, empleados bancarios, estudiantes, intelectuales, poetas, colectivos de mujeres y transgénero. Y con la solidaridad nacional e internacional de ONGs, partidos políticos y otros sectores sociales y movimientos populares, democráticos y progresistas.

Paro Agrario Étnico y Popular, excelentemente nombrado y conducido, cuya bandera de lucha hoy como siempre es y ha sido simplemente exigir (lo mismo que están pidiendo las dos insurgencias de Las FARC y el ELN)  que les cumplan los acuerdos signados anteriormente, y frente al cual, el gobierno ha respondido con la única respuesta que conoce desde hace 200 años: Violencia oficial, bombardeos militares, represión sangrienta y robotizada con balas oficiales recalzadas que presentan como armas de la guerrilla; muerte indiscriminada y desmesurada y más muerte, en lugar de simples soluciones democráticas.   

Barrigazo terrible, al darse cuenta definitivamente que el Bloque de Poder Contrainsurgente, cuya dirección en el Estado se disputa a mordisco limpio con su rival Uribe Vélez, ha perdido definitivamente el control hegemónico (político e ideológico) sobre un amplio sector del campesinado y trabajadores del campo, ect, de negritudes y de indígenas, agrupados y movilizados en el actual Paro Agrario Étnico y Popular; quienes ya no comen más cuento oficial.

Y al comprobar que han fallado todos los mecanismos de engaño, de zalamerías y de cooptaciones de ministros obreros y de ministros consejeros sociales, de zarrapastrosos bien vestidos y perfumados con alhucema y pachulí baratos.

Barrigazo más terrible aún, al confirmar día tras día que ha fallado su astucia y habilidad de jugador de póker, con la cual siempre contó para ganar tiempo e imponer su victoria cuando decidió entrar en un proceso de paz con la insurgencia de las FARC; diciendo arrogantemente que “la llave de la paz estaba únicamente en su bolsillo”. Que, jugada tras jugada, incertidumbre tras incertidumbre, regateo tras regateo, tiempo va y tiempo viene hasta llegar a la victoria final o pax santista, como si dispusiera de todo el tiempo posible y las circunstancias no se modificaran constantemente, en lugar de llegar a acuerdos prontos y expeditos para superar el síndrome social de la desconfianza por el reiterado incumplimiento oficial a los acuerdos pactados (lo que hoy es el motor del Paro Agrario actual).

Esa llave de la paz de Santos, ha sido sacada de la faltriquera santista, lentamente, por un Pueblo Trabajador actuante, que finalmente ha entendido que la llave de una verdadera Paz con Justicia Social, con una verdadera Democracia y una verdadera Soberanía Popular, es la más amplia y unitaria Movilización Social como la que estamos viendo y presenciando, y no, las elecciones oficiales realizadas con un estatuto electoral inspirado en las leyes que rigen el Bronx bogotano.

Bienvenida la movilización social en todas sus formas de expresión. Bienvenida la toma de conciencia social y bienvenida la lucha por una verdadera paz con justicia social y soberanía. Que, al Pueblo Trabajador colombiano fraguado en miles de combates de masas durante más de 200 años, tampoco le va a temblar la mano a la hora de seguir movilizado.

Si Santos y su ministro Echeverri ofrecen más violencia oficial, más bombardeos, más robots represivos con balas recalzadas y más muerte; hay que pararles la mano con más Movilización Social. Parodiando a  Churchill: de barrigazo en barrigazo hasta el barrigazo final.

Fuente Imagen: Internet. Santos anuncia que no le temblará la mano.                                       

En un comunicado de cuatro puntos, varias organizaciones de la sociedad civil, congresistas y otras figuras de la vida pública, saludaron la liberación de la periodista Salud Hernández por parte de sus captores, e instaron al gobierno nacional y al ELN a iniciar las conversaciones de paz así como a des escalar el conflicto y evitar más víctimas de le guerra en Colombia.

El comunicado dirigido al presidente Santos, a Frank Pearl y a los negociadores del ELN Antonio García y Pablo Beltrán recuerda también que la agenda pactada incluye el tema de la “privación de la libertad” de personas y por eso es necesario que se acelere el inicio de las conversaciones en la ciudad de Quito en Ecuador tal como se había anunciado a finales de marzo pasado.

También instaron a las partes a evitar el escalamiento de la confrontación puesto que la militarización de los territorios es una amenaza para las organizaciones sociales y para la población en general. Además invitaron a la sociedad en general a participar de manera activa en los espacios que la agenda de conversaciones prevé para ello y así poder plantear todos los temas que crean convenientes en la línea de la construcción de la paz con justicia social.

Organizaciones piden por el inicio de conversaciones de paz con el ELN

En una nueva entrevista, el comandante de la guerrilla del ELN, Nicolás Rodríguez explica las demoras y el momento actual del proceso de conversaciones de paz que estaba previsto para tener sus primeras sesiones desde el mes de Mayo. Además expresa la opinión de esa guerrilla frente al fallido proceso de ubicación de los restos de Camilo Torres, tras conocerse el veredicto de Medicina Legal quien informo que los restos no correspondían al sacerdote.

Rodríguez Bautista, opina sobre las recientes declaraciones del presidente Santos, en el sentido de que las conversaciones no se iniciarán hasta que esa organización guerrillera desista de la práctica del secuestro, en palabras de Bautista ese punto no hace parte del acuerdo inicial y se abordará en el punto 5 de la agenda.

En el video también se hace referencia a los aspectos que han demorado el proceso, afirmando que en un primer momento el gobierno extendió los tiempos “de manera caprichosa” y en un segundo momento se esperaba que la agenda fuera más general que la que quedó, que incluye, de manera determinante a la sociedad civil. En último momento explica Gabino que se dio una discusión en torno a los países que serían la sede de las conversaciones.

Según el comandante del ELN, la presencia de Cuba, Venezuela, Brasil, Ecuador y Chile ha sido fundamental en el proceso de acercamientos y por ello tanto el gobierno como esa guerrilla confían en los buenos oficios de esos países, “se lo merecen, lo han hecho bien y creemos que son garantía” afirma Bautista.

Así mismo resaltó que las voces que afirman que el gobierno está entregando el país a la insurgencia son las voces que quieren que las condiciones sociales en Colombia sigan como están y por ello manifiestan su desacuerdo con los procesos de paz. “La población (…) ha dicho que la paz son cambios y no cualquier tipo de cambios” además “solamente si se superan las causas que generaron el alzamiento en armas podremos hablar de una paz auténtica en Colombia”

Rodríguez Bautista finaliza recordando que el proceso de búsqueda de los restos del sacerdote Camilo Torres ha sido “una farsa” del General Tovar porque se han realizado diferentes afirmaciones sobre el paradero de los restos. Señaló que lo que se ha conocido ha sido una irresponsabilidad del Estado con “un asunto tan delicado”.

En cine y tv se usa el anglicismo “flashback” (destello hacia atrás), en literatura la palabra griega “analepsis” que significa volver atrás para recuperar o restaurar, y en psicología para designar el extraño fenómeno de la amnesia de reconocimiento se usa la palabra francesa “dèjá-vu” (ya lo vi).

Francamente no sé cuál de estos tres extranjerismos usar para la matrix mediática que el oligopolio mediatico contrainsurgente de Colombia ha puesto en escena, a raíz de la extraña desaparición de la columnista colombo- española del diario El Tiempo Salud Hernández, y que inmediatamente, sin ninguna información sostenible, fue calificada como un secuestro guerrillero realizado en la República independiente del Catatumbo (semejante a  otras 6  “zonas rojas” existentes en toda Colombia) donde tres grupos guerrilleros junto con otras Bacrim o “GAOS”  delinquen y se disputan los negocios del narcotráfico.

Dicho esto, el Procurador Ordoñez mostró el plateado colmillo izquierdo y colérico gritó que el Estado colombiano había perdido el control de esta zona paradójicamente llamada el Filo del Gringo (junto con las otras seis por controlar) y que era inadmisible que 72 horas después de desaparecida la señora columnista, los muchos organismos de inteligencia del Estado, tanto civiles como militares, no tuvieran idea, ni información de donde estaba la señora Salud.

La respuesta oficial a tal demanda no se hizo esperar: el presidente JM Santos públicamente ordenó al “estado mayor conjunto de la Fuerza Pública” ir a la zona donde un “moto-taxista reinsertado” (bella palabra colombiana) había visto por última vez a la señora Salud y ofreció, como es usual, una millonada de dólares por información sobre su “paradero”. No dijo nada sobre su “acostadero” porque ese si, según las leyes vigentes en Colombia, es propiedad o “pertenece” a la esfera privada y puede ser demandado.

Bueno, me dije, talvez como la mayoría de los colombianos, esta película ya la he visto, o mejor esta pesadilla ya la he vivido.

Y para no detenerme en el ya muy conocido pero también extraño caso de Ingrid Betancur y su planeado ingreso el 23 de febrero 2002 al Caguán ya retomado y controlado por el ejército, una vez finalizado el proceso de paz con Pastrana; me acordé que exactamente diez años antes, el 26 de febrero de 1992, en pleno proceso de paz de Tlaxcala Méjico, cuando el gobierno de Cesar Gaviria por boca de su alto comisionado para la Paz había dicho que el proceso se había agotado;  Angelino Duran Quintero, el por muchos años ingeniero de la Shell, ex ministro de obras públicas y senador conservador por la región del Catatumbo, tuvo (como la señora Salud y como Ingrid) la extraña pero genial idea de ir a una región tan des-controlada a revisar en un remoto puesto de salud, la dotación de instrumental quirúrgico que el Fondo Nacional Hospitalario le había asignado a ese puestico de salud. El Ingeniero desapareció y al parecer no soportó el asedio militar para rescatarlo que el glorioso e invencible ejército colombiano sometió al grupo armado maoísta (GAM) que lo tenía en su poder. Tuvo un infarto cardiaco fulminante de esos que saben dar en determinada edad, muriendo en tan lamentable situación.

Pero más lamentable fue que sus retenedores o captores envolvieron su cadáver en una hamaca tricolor (amarillo, azul y rojo) de esas que se usan por allá, y lo medio-enterraron precisamente en el Filo del Gringo, echándole unos puñados de hojarasca terrosa, donde fue encontrado y después llevado a Cúcuta por el sacerdote Álvaro Suarez y el capitán Juan Manuel Bejarano, en un helicóptero del ministerio de obras públicas.

El resultado fue el previsto: Un mes y 10 días después de su entierro, el 4 de mayo de 1992, Cesar Gaviria como presidente de Colombia anunciaba satisfecho a Colombia y al mundo que, la guerra contrainsurgente o conflicto colombiano seguía o continuaba su marcha sangrienta y depredadora neoliberal. A continuación, vino la revancha narco-para-militar en forma de masacres, motosierras, hornos crematorios en la Gabarra y en todo el Catatumbo, y la región se des-controló aún más. Como si el destino se encargara de recordarle a los colombianos aquella sentencia amarga de que “lo que se olvida se repite”.

Hoy, en esta pesadilla que ya hemos visto o tenido varias veces, J M Santos se ha convertido en víctima de su propio soporte político ideológico:

El oligopolio mediatico contrainsurgente, del cual forma parte privilegiada su familia (el diario el Tiempo y la revista Semana de su sobrino) que junto con el narco-para-militarismo (tres en uno) y las otras ruedas dentadas descritas por la investigadora Vilma Liliana Franco que integran el Bloque de Poder Contrainsurgente dominante en Colombia, profundamente dominado por la ideología contrainsurgente y anticomunista que ha servido de cemento a este robocop blindado para ejercer su  centenaria dominación y hegemonía; se resiste a sus llamados de paz e insiste en su odio anticomunista:

 “Las Farc saben que si salen a hacer política fracasarán porque el país las odia” (no se atreven a decir que son ellos los que odian) y presentándose como de avanzada o incluso progresistas de izquierda, siguen sembrando la desazón y la incertidumbre sobre los inminentes acuerdos de la Habana, aprovechándose de las indecisiones y la incapacidad comunicativa de Santos, y generando dudas e inseguridad sobre lo que ellos mismos denominaron en su jerigonza mediática “el post conflicto”.

Y con el cuento del equilibrio informativo, dándole “manivela” a Uribe Vélez y al fanático religioso Ordoñez sobre cualquier banalidad, o intrascendencia vulgar que expelan o secreten contra el proceso de la Habana, con la clara finalidad contrainsurgente de presentarlos como la oposición al gobierno (cuando son parte del mismo gobierno y del mismo neoliberalismo trasnacional) y con el fin claro y alevoso de desconocer la verdadera Oposición de Izquierda.  También desconociendo o deformando la realidad real del país y construyendo a su antojo una ficticia realidad mediática que termina tarde o temprano en un estruendoso “barrigazo”, como lo reconoce hoy el columnista del espectador Mario Morales. Vale la pena leerlo.

Lo que está en juego, como se lo dice a JM Santos su propio periódico El Tiempo en editorial de hoy 25. 05.2016, ya no es el sacrosanto derecho a la propiedad privada y la violencia oficial condensadas en una Constitución: Lo que está en cuestión, es un derecho que en Colombia se ha sobrepuesto a este y es “el pilar de la libertad de expresión e información”, obviamente, dominado por ellos los contrainsurgentes anticomunistas, y sobre el cual obligatoriamente se ha de construir la paz. Como quien dice: cero medios alternativos populares.

Esa película de planear un secuestro para romper un avanzado proceso de paz en curso, para continuar con el negocito de la guerra, ya la hemos sufrido los colombianos varias veces. Por favor señores contrainsurgentes, no la vuelvan a presentar que ya resulta impresentable y aburridora.

Fuente Imagen Internet: Salud Hernández rodeada de narco-para-militares en 2013.                           

                 

Página 1 de 5

Prensa Colombiana

Noticiero Insurgente

No es ideología, son derechos; NC Noticias emisión 16 de octubre del 2016
No es ideología, son derechos; NC Noticias emisión 16 de octubre del 2016

Oct 18, 2016

TITULARES 1. El enfoque de genero no es ideología, son derechos 2. La marcha de las flores un contundente si a la paz 3. Listos los protocolos para la implementación del CFHBD 4. Así se vive en lo...

Radios alternativas

siga escuchando

Volver