powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Opiniones (1227)

Las recientes elecciones en Ecuador con el triunfo del candidato de la izquierda, Lenin Moreno, son una bocanada de aire fresco para el campo popular, una cuota de esperanza. Para los ecuatorianos, ello da la posibilidad de continuar con las medidas de corte social iniciadas anteriormente por el gobierno de Rafael Correa. De haber ganado el candidato de la derecha, Guillermo Lasso, esas políticas hubieran sido radicalmente suprimidas, y la sociedad en su conjunto hubiera sido llevada a modelos del más salvaje capitalismo con matices semifeudales, tal como fue por siglos en el país. El triunfo de Moreno mantiene los avances registrados en estos años. En ese sentido: transmite esperanza, es una buena noticia. Ahora bien: para los trabajadores, los pobres y excluidos de todo el continente latinoamericano, es difícil pensar que esto sea una barrera que frene el capitalismo salvaje imperante, habitualmente conocido como “neoliberalismo”. En todo caso, conviene analizar más en detalle qué se juega ahí, y el escenario en que se dieron las elecciones. Desde hace décadas en toda Latinoamérica –en todo el mundo, y por supuesto, también en Ecuador– se han impuesto políticas de un capitalismo extremo, eufemísticamente llamado “neoliberalismo”. Ponemos énfasis en lo de “eufemismo”,…
De ningún modo. El conflicto está latente y solo resuelto en parte; es decir, se ha establecido la solidez del pueblo sirio y su Ejército ante potencias y organizaciones terroristas unidas en una alianza perversa, antihumana. Comprender el estado actual de la situación geopolítica requiere identificar el rol y los objetivos precisos que juegan los principales actores para analizar la combinación de situaciones probables, con el fin de precisar las tendencias posibles. Turquía Pese a que la impresión es que Erdogan juega contra todos y a favor de todos dependiendo de la ocasión, su meta indiscutida es ampliar la base territorial de su país, establecer una frontera controlada que permita apoyar a bandas delincuenciales terroristas, destruir al pueblo kurdo y sustentar un Gobierno fuerte. Ello implica acción militar permanente e intervención sin autorización legal, apoyando al Ejército Libre Sirio (ELS), con el fin de destruir a Assad. La operación Escudo del Éufrates en el norte de Siria, que comenzó a finales de agosto de 2016, es su carta ganadora para contener a las Unidades de Protección Popular Kurdas (YPG) y prevenir a los kurdos unir los enclaves situados en el noroeste y noreste de Siria, algo decisivo para sus intereses.…
Ante el incumplimiento en la construcción y adecuación de las Zonas Veredales de Transición y Normalización (ZVTN), y las dilaciones y cambios en la Justicia Especial para la Paz (JEP), queda claro que una cosa es lo acordado entre las FARC-EP y el Gobierno Nacional y otra la implementación. Colombia tiene un Estado casi mafioso, barato en su administración, con resistencia a transformarse y con el gran vuelo diplomático de tener una oligarquía vendedora de materias primas. El acuerdo no transforma eso. El que resulta transformado es el acuerdo por las características del Estado que lo implementa y, conociéndolo, es de esperar que la paz esté siendo usada para vender las partes de país que no se habían feriado a las multinacionales y que esta resulte mezquina ante los objetivos del acuerdo y barata en términos de su implementación. De una paz mezquina A Santos no se le premió su inexistente magnanimidad con el Premio Nobel de Paz 2016: se le otorgó la distinción para darle gabela política frente a Uribe y la extrema derecha, sector que impulsó el ‘no’ en el plebiscito del pasado 2 de octubre. Su falta de control hoy sigue siendo clara: su gobierno está construyendo…
Tengo una deuda pendiente con el periodista-escritor Julián Martínez, quien me ha hecho llegar su libro “Chuza DAS: 8 años de espionaje y barbarie” publicado en febrero de 2016, y la verdad no sé por dónde empezar. ¿Por el autor? ¿Por el libro? ¿O por la historia contenida en él? El autor, como digo, es un joven periodista que valientemente y con un gran profesionalismo y dedicación, ha recogido la herencia de García Márquez y, combinando la tarea reporteril con la minucia investigativa y la buena prosa escrita, nos ha presentado ese sorprendente y estremecedor libro de denuncia y desenmascaramiento de uno de los episodios más trágicos y sórdidos del “octenio” de Uribe Vélez y su fascista gobierno de la seguridad democrática. Los lectores de lengua castellana así lo han entendido y por tal razón han premiado al autor convirtiendo su libro en uno de los más leídos no solo en Colombia sino en toda Nuestramérica e incluso, también en la refractaria España. El libro, muestra y documenta “in extenso” el proceso por el cual el gobierno de la llamada “seguridad democrática” de Uribe Vélez, convirtió ese oscuro aparato de la “seguridad del Estado” en una Policía Política (Popo) al…
Horacio Duque. Materializar en normas, leyes e instituciones las recomendaciones de la Mision electoral para transformar el sistema electoral nacional es una prioridad en la ruta de concretar e implementar los acuerdos en lo relacionado con la  participacion politica y la democracia ampliada. La superación del prolongado conflicto social y armado colombiano exige resolver los problemas asociados con la exclusión política y la manipulación de las instituciones públicas para desconocer derechos democráticos esenciales de la ciudadanía. El acuerdo de paz sobre participación política alcanzado por el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos con las Farc el pasado 24 de noviembre plantea la idea de construir una Democracia ampliada con nuevos espacios de intervención y deliberación política. Propone el objetivo de un Sistema electoral más incluyente y, en especial, uno que represente mejor a las minorías políticas y a los territorios afectados por el conflicto armado.    En tal dirección, en el punto 2.3.4. del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, se consensuo, con el objetivo de asegurar una mayor autonomía e independencia de la organización electoral, incluyendo del Consejo Nacional Electoral o la institución que haga sus veces, y modernizar y…
 Alberto Castilla, senador por el Polo Democrático, en la plenaria del senado expresó su solidaridad con el pueblo de Mocoa, ante el desastre ocurrido el pasado primero de abril.  El gobierno continúa desconociendo los impactos sociales, humanitarios y naturales del olvido sistemático de zonas del país que no han contado con las políticas suficientes para garantizar la vida digna de comunidades urbanas y rurales.  La tragedia que hoy vive Mocoa, tiene que ver con  problemas como la falta de actualización de los Planes de Ordenamiento Territorial que han incidido en el aumento de asentamientos urbanos en zonas de laderas de ríos que hacen parte de sus cauces naturales, así como en la deforestación del piedemonte amazónico que en el Putumayo ha cobrado ya más de 9.214 hectáreas de bosque, siendo el quinto departamento con mayor índice de deforestación en Colombia. Puntualizo, el senador Castilla.  El legislador llamó la atención  respecto a la falta de control  en la  explotación indiscriminada de estos suelos que, con una clara vocación de protección y conservación, continúan siendo utilizados para el mantenimiento de prácticas económicas como la ganadería extensiva y la minería que contamina las fuentes hídricas y despoja a las comunidades rurales, factores que…
Comenzó la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) con un escándalo que tiene el potencial de sabotear la legitimidad de todo el sistema judicial para el posconflicto. La solicitud del exministro de Protección Social durante el gobierno de Álvaro Uribe, Diego Palacio, de ser juzgado dentro de la JEP es un examen para los límites de la nueva jurisdicción y un reto para demostrar que los procesos no serán políticos. Néstor Raúl Correa, secretario de la JEP, anunció que a su despacho llegó una carta de Palacio solicitando ser vinculado a la Jurisdicción. Aunque hubo una confusión inicial sobre si el exministro había, por primera vez, aceptado su responsabilidad en el delito de cohecho por el que fue condenado, luego se comprobó que dicho reconocimiento no ocurrió. Según aclararon los voceros de Palacio, lo que pretende el exfuncionario es que la JEP sirva como una segunda instancia que modifique la sentencia de la Corte Suprema de Justicia. Al respecto, son dos las principales preocupaciones. Primera: no es para nada clara la relación que los hechos por los que fue condenado Palacio pudieran tener con el conflicto armado, embudo para entrar a la JEP. No sobra recordar que la justicia colombiana…
Aparte de Cuba, nunca se ha dado en el continente un operativo de acoso constante y brutal como el que sufre la Revolución Bolivariana.  A todas las iniciativas intevencionistas y desestabilizantes sucedidas, con más fuerza, después de la muerte (o asesinato) de Hugo Chávez, y que llevó, en varias ocasiones, a poner al país al borde del abismo a nivel económico, en los últimos meses se ha desencadenado una ofensiva diplomática sin límites por parte de la OEA. Recordando aquellos años en los que Cuba definió a ese organismo como “un ministerio de colonias de los Estados Unidos”, el secretario general de la OEA, Luis Almagro se puso a la cabeza de un ataque persistente para poner en marcha contra Venezuela un artilugio denominado “Carta Democrática”, propuesta que sólo se podría aplicar a países que sufren una dictadura.  Es precisamente eso lo que Almagro quiere demostrar de mil maneras: que Maduro, elegido democráticamente por el voto popular, es un dictador al que hay que abatir. Almagro, es sin duda un mandadero de la política norteamericana en el continente. Lo era incluso cuando como canciller uruguayo siempre tuvo un comportamiento falaz y equívoco con países vinculados al ALBA, pero a pesar…
En algunos aspectos la lentitud en la aplicación de los acuerdos entre el gobierno y la guerrilla en Colombia resulta de las limitaciones que en tantos aspectos tiene la institucionalidad en este país; en otros casos, por el contrario,  es simple falta de voluntad política. En efecto, el estado colombiano no es precisamente un ente de suficiente fortaleza, dotado de los recursos económicos indispensables, en disposición de un cuerpo de funcionarios adecuado y a salvo de los males que arrastran hoy en día todas las llamadas democracias representativas. Aquí el neoliberalismo ha ido muy lejos debilitando al máximo la esfera de lo público mientras se otorgan todos los privilegios al mercado (legal e ilegal); la debilidad del aparato civil de la Administración contrasta con la hipertrofia del cuerpo represivo y la limitación de los espacios para la protesta social es enorme. La naturaleza democrática del sistema resulta ilusoria o al menos extremadamente limitada. Que Santos haya dado el paso de firmar la paz con las FARC-EP e inicie ahora un proceso similar con el ELN debe apuntarse como un mérito del mandatario y su equipo, que han conseguido convencer al bloque mayoritario de la clase dominante de la conveniencia de…
En estos días Venezuela volvió al centro de la escena mundial. Se dice que hubo un golpe. Sí, un descomunal golpe desinformativo. La gran prensa cartelizada, de la mano del establishment político internacional, se articuló en un coro uniforme para desatar una nueva ofensiva contra el cuco del siglo XXI: la Revolución Bolivariana. La matriz del “golpe de Estado” o el “auto-golpe” se instaló sin fisuras, con total impunidad. Lo mismo que la ridícula y repetida afirmación de que “Maduro disolvió el Congreso”. La militancia reaccionaria 2.0 hizo su parte en las cada vez más influyentes redes sociales y hasta personalidades de izquierda compraron el pescado podrido. Más allá de lo acertada o desafortunada jugada del Tribunal Supremo de suplir facultades de la Asamblea Nacional por estar en desacato desde hace más de un año, medida revertida en la noche del viernes, el nuevo culebrón (anti)venezolano deja algunas lecciones para repensar el complejo escenario que se viene. 1)  La presión internacional nuevamente como estrategia central. La derecha venezolana y sus amos del poder transnacional han venido desplegando múltiples estrategias en estos 18 años para tumbar al proceso bolivariano. No lo han logrado ni por las buenas ni por malas. En los últimos…
Durante décadas se nos dijo que, desaparecida la guerrilla, desaparecería el paramilitarismo (según algunos violentólogos, una mera reacción a la “violencia guerrillera”) y que el Estado ya no tendría excusa para seguir reprimiendo, encarcelando y asesinando dirigentes sociales. Afirmaciones contrarias a todo sentido histórico que han sido, lamentablemente, desmentidas por los mismos hechos en Colombia. Hace dos años que las FARC-EP, como movimiento guerrillero que combatía las fuerzas del Estado, se han, efectivamente, desmovilizado. Tienen armas todavía, pero no las usan. Desde los inicios de las negociaciones de paz, las FARC-EP estuvieron gran parte del tiempo en cese al fuego unilateral y bajaron su capacidad ofensiva enormemente. Según la teoría de la guerrilla “excusa” para la violencia paramilitar y de Estado, el número de asesinatos selectivos debería ir decreciendo y el paramilitarismo debería ir desapareciendo, al esfumarse su supuesta causa. Sin embargo, pese a la existencia de un reducto del EPL y la guerrilla del ELN (ambas con una capacidad militar muy inferior de la que gozaban las FARC-EP), Colombia aún se encuentra sin paz y ahogada en sangre [1]. El reguero de líderes sociales muertos y asesinados, habla por sí solo: en el 2014, hubo 78 asesinatos contra líderes…
Página 7 de 59

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver