powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Farc se dirige a Jean Arnault. "Nos parece temerario el apunte gubernamental de que el Mecanismo de Monitoreo guarda silencio “ante muchos hechos violatorios de los protocolos que rigen el CFHBD y la Dejación de Armas”. Esta no es otra cosa que una acusación a las FARC de estar violando los protocolos, lo cual desconoce todos los esfuerzos que hemos hecho para llegar a las Zonas Veredales, a pesar de la falta de gerencia y de la improvisación del Gobierno. Entre tanto el paramilitarismo se mueve y se extiende a sus anchas amenazando y asesinando a dirigentes populares en las áreas dejadas por las FARC e incluso en sitios aledaños a su actual ubicación", advierten.

Señor JEAN ARNAULT

Representante del Secretario general de NNUU para el proceso de paz

 El último contingente guerrillero conformado por combatientes de los Frentes Tercero, 14 y 15 de las FARC ya está en la Zona Veredal Transitoria de Normalización de Agua Bonita, en Montañita Caquetá. Se ha concluido de esta manera el ciclo de ubicación de las FARC en las 26 zonas y puntos transitorios de normalización convenidos. Con este paso trascendental e histórico hemos reafirmado nuestra indeclinable determinación de paz.

Sin embargo, como es de conocimiento público, ninguna de las 26 zonas y puntos tiene la infraestructura para albergar a los guerrilleros en condiciones de normalidad. Todos ellos están pernoctando en cambuches improvisados, y no es cierto que el 80 por ciento de las áreas comunes están concluidas como lo afirma la cancillería y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP). A la gente nuestra le ha tocado hacer sus dormitorios con plásticos y palos al mismo tiempo que ponen su mano de obra en la construcción de las mencionadas áreas comunes y de lo que irán a ser sus lugares de vivienda. Si hay demora en las construcciones no ha sido por falta de voluntad de las FARC, sino porque los materiales no llegan a tiempo, aunque advertimos en la última etapa mayor empeño de parte del Gobierno en resolver este tipo de dificultades.

Valga precisar que lo que la cancillería y la OACP denominan Tercera Fase, que sería la construcción de los alojamientos por parte de las FARC, no es una responsabilidad nuestra sino del Gobierno. No obstante obstante, estamos poniendo toda nuestra cooperación, sin que esta aparezca consignada en protocolos, para sacar la obra adelante.

Cualquiera que pase por las zonas podrá percatarse que no hay áreas de recepción y que si los guerrilleros están instalados en las adyacencias de las zonas campamentarias, es precisamente porque no están terminadas. En la mayoría de dichos lugares no están resueltos problemas como el del agua potable, la energía, la conectividad, ni el de la vialidad. ¿Si no hay campamento, qué protocolos se pueden invocar que no sean los del sentido común? En todo caso la guerrilla ha actuado de manera disciplinada, responsable y con absoluta cordialidad e integrados con las comunidades, a las que agradecemos su cálido recibimiento.

Nos parece temerario el apunte gubernamental de que el Mecanismo de Monitoreo guarda silencio “ante muchos hechos violatorios de los protocolos que rigen el CFHBD y la Dejación de Armas”. Esta no es otra cosa que una acusación a las FARC de estar violando los protocolos, lo cual desconoce todos los esfuerzos que hemos hecho para llegar a las Zonas Veredales, a pesar de la falta de gerencia y de la improvisación del Gobierno. Entre tanto el paramilitarismo se mueve y se extiende a sus anchas amenazando y asesinando a dirigentes populares en las áreas dejadas por las FARC e incluso en sitios aledaños a su actual ubicación.

Nunca la cancillería ni la OACP han planteado en el marco de la CSIVI la realización de un balance con el MM&V como puede derivarse de la lectura de las actas, por lo que no es bueno que de manera prejuiciada el gobierno ahora le eche la culpa de las falencias en terreno a las FARC y a la Misión de Naciones Unidas y no suena bien que la OACP pretenda asumir el control del Mecanismo de Monitoreo y Verificación.

Por otra parte, ¿Si no están terminadas las zonas, dónde se piensa ubicar los contenedores? Pareciera haber más preocupación en el Gobierno por la ubicación de las armas que por la ubicación de la gente.

Estamos totalmente de acuerdo en que lo que siga sea la activación de los protocolos, pero con la realización de las condiciones mínimas para su ejecución. De igual manera, debe darse la activación de la implementación plena para el conjunto de los acuerdos.

Lo que ocurre respecto a las zonas y Puntos Veredales y el Proceso de Dejación de Armas tiene que ver con la implementación de todo lo acordado, y en esto, el cumplimiento de los compromisos debe ser recíproco. Pacta Sunt Servanda: lo pactado obliga y debe ser cumplido de buena fe. Respondámonos a esta sencilla pregunta: ¿Si el Acuerdo de Paz de La Habana ya fue refrendado por el Congreso en representación del pueblo, por qué pretenden algunos voceros de la institucionalidad modificar el texto de los compromisos?

Todos sabemos que hay un concierto de enemigos de la reconciliación que desde hace rato está buscando destruir la Jurisdicción Especial para la Paz, sabotearla, enredarla con sofismas para proteger a terceros, es decir, a quienes sin meter la mano directamente, dieron órdenes que causaron victimizaciones o de otros que financiaron al paramilitarismo, y que como denominador común, le tienen miedo a la verdad. No se pueden mezclar el agua y el aceite que son la JEP y la Jurisdicción ordinaria, aduciendo de mala fe, la persecución a delitos de ejecución permanente.

Es el colmo que después de varios meses de firmado el acuerdo no haya seguridad jurídica para los guerrilleros de las FARC.

Que la implementación no sea convertida en una nueva renegociación, por favor. Y debe entenderse que los compromisos son de ambas partes. En consecuencia, por ejemplo, antes de fijar fechas límites para la Dejación de Armas, debiéramos fijar los plazos para la materialización de aspectos de los acuerdos que ya debieran estar cumplidos.

Necesitamos que se aplique la Ley de amnistía aprobada hace 45 días por el Congreso de la República para que el proceso se llene de confianza. Que se produzca ya la excarcelación de los guerrilleros y de todos aquellos privados de la libertad por su involucramiento en el conflicto, especialmente, de todos los detenidos como consecuencia de la protesta social. Que los guerrilleros ni nadie piense que pueden estar siendo engañados.

Estamos dispuestos a presentar a la mayor brevedad las listas de los compañeros y compañeras que deben moverse por todo el país haciendo pedagogía de paz, pero ¿cómo completar estos nombres si seguimos a la espera de la liberación de los amnistiados? Ni siquiera los indultables por vía de la ley 418 han terminado de salir de las cárceles.

Por todo lo anterior, es que las FARC están planteando en la CSIVI, no solamente el comienzo de la segunda misión de Naciones Unidas, sino la activación inmediata del componente internacional de la implementación, como la participación, en los términos del acuerdo, de todas las instancias internacionales previstas en el mismo.

Y dentro de estas circunstancias aparece como una necesidad la recalendarización del proceso de dejación de armas.

Cordialmente,

ESTADO MAYOR CENTRAL DE LAS FARC-EP

 

Advierte Jairo Rivera, del colectivo Voces de Paz a Pazifico Noticias. Invita a los colombianos a hacer veeduria en la Implementación de los Acuerdos y los impulsemos, enfatiza el vocero en su visita a la ciudad de Cali. ANNCOL se suma a esta iniciativa convocando a otros medios alternativos nacionales e internacionales

Miremos video de Pazifico Noticias:

 

Con este titular registra la BluRadio. Y otra gran cantidad de medios a nivel nacional e internacional difunden la 'pereza institucional' en la construcción de sitios adecuados para los guerriller@s. Contrasta la lentitud del gobierno en ejecutar lo firmado en el teatro Colón de Bogotá el próximo pasado 24 de noviembre con la decisión de las Farc en concentrarse para su conversión en un partido político.

 

En entrevista con la rpaSUR_Radio el jefe guerrillero de las FARC Henry Castellanos “Romaña”, se expresa sobre el incumplimiento del gobierno colombiano y afirma que “a 4 meses de empezar a discutir la implementación de los acuerdos, a 50 días de la firma del acuerdo general en Bogotá, hasta hoy no han llegado los beneficios de dichos acuerdos a los territorios”
 

Escuchemos:

 

Guerrilleros y guerrilleras pertenecientes al frente 57 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejercito del Pueblo explicaron ante las cámaras de Barricada TV las condiciones sociales y económicas que provocaron la decisión de levantarse en armas e integrarse a la insurgencia mas antigua del continente.

Miremos:

 

Sábado, 11 Febrero 2017 06:12

Desde la ZVTN "la Paloma" en Nariño

Farc reafirma compromisos, anuncia renovación política y que no bajará la Guardia hasta que el Estado pague la deuda social y económica con el pueblo colombiano, dice comandante del frente 29, Ramiro Cortez.

¨Las Farc somos una impronta que va dejando huella en campos y ciudades,¨ agrega.

 

 

 

 

El negociador de paz lidera el grupo de integrantes de las Farc que se desplaza hacia Monterredondo.

Después de cuatro años Pablo Catatumbo, volvió a echarse literalmente el equipo al hombro. Desde su llegada a La Habana, Cuba, el pasado 7 de abril de 2013 no se ponía el uniforme de las Farc para transitar por las montañas de Colombia. 

Como comandante del Bloque Occidental coordinó todo el desplazamiento de sus hombres a las Zonas veredales de los municipios de Caldono y Buenos Aires, pero además estableció la ruta para el movimiento de otro grupo al punto de transición y normalización de Miranda, Cauca. 

La talla de su uniforme ya no es la misma de hace cuatro años, los kilos de más le pasaron factura, pero aun así se volvió a vestir con ese camuflado que tuvo durante un poco más de 40 años, tiempo que lleva en la organización. Es el mismo uniforme que dejó antes de irse para Cuba y el mismo que tenía el día que murió su gran amigo Alfonso Cano. 

El traslado por las montañas estuvo cargado de emociones para Catatumbo, recordó lo bueno y lo malo que ocurrió allí durante muchos años. Una mezcla de sentimientos porque recuerda que durante la guerra hubo muchas noches sin dormir, sin comer y replegándose para evitar las tropas del Ejército que estaban por la zona. 

Aunque ya tiene más de 60 años se puso las botas de nuevo y caminó por más de cinco horas sin descanso, siempre a la cabeza del grupo. Una imagen simbólica que demuestra la última marcha armada de las Farc antes de su paso a la legalidad. 

Así como lo hizo en la mesa de negociación en La Habana, lideró a sus hombres al lugar que será su ‘hogar’ durante seis meses, la vereda La Elvira del municipio de Buenos Aires, Cauca. Allí llegó con 246 guerrilleros, incluida su compañera sentimental y de batallas Camila Cienfuegos. Sabe que es la última vez que portará ese uniforme, lo colgará para siempre porque ingresó a esa zona como comandante guerrillero y en un tiempo saldrá como un ciudadano en proceso de reinserción en la legalidad. 

Su presencia en la zona veredal está cargada de simbolismos, fue quien hizo los contactos exploratorios con el Gobierno debido a la insistencia de su gran amigo Henry Acosta, quien con el tiempo fue considerado el hombre clave de la negociación. En los momentos tensos de los diálogos mantuvo la cordura propia y de sus “camaradas” para evitar que la mesa se rompiera e incluso cuando murió su amigo Alfonso Cano, pidió respetar lo que había pedido en vida su compañero. Mantener los diálogos de paz. 

En la mesa de La Habana fue un hombre fuerte, después de Iván Márquez, era quien llevaba la batuta de los diálogos por parte de las Farc. El Gobierno se sorprendió con él porque pensaron que a su llegada la mesa se complicaría por tratarse de un comandante que salía de las montañas y resultó todo lo contrario. 

Trabajó de la mano con el general Óscar Naranjo, ese oficial que los persiguió durante tantos años, y entre los dos construyeron las garantías de seguridad uno de los puntos más importantes de la negociación. 

Aunque casi toda la guerrilla ya está llegando a las zonas veredales, la imagen de Catatumbo ingresando a La Elvira solo demuestra varias cosas: Las Farc se acabarán como movimiento armado, pasarán a partido político en la legalidad y que la guerra se acabó en Colombia. 

Multitudinarias manifestaciones se han realizado en Colombia y el mundo, en apoyo al proceso de paz, tras los resultados del plebiscito diversos sectores encabezados por los estudiantes y los más diversos sectores de ciudadanos para definir los destinos de una nueva primavera para Colombia.

Hasta un campamento se monto en la histórica plaza de Bolívar, en el centro de la capital de la república, marchas de flores, grafitis, globos, todo por la paz y la reconciliación. Todo ello ha conducido al efecto domino que ha sacudido a la sociedad civil para movilizarla dinámicamente por todo el territorio nacional.

El acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, suscrito el 24 de agosto de 2016 fue el motor detonante de esta primavera, tanto entusiasmo parecía derrumbarse el 2 de octubre ante los resultados del plebiscito, pero este pueblo tiene algo curioso es que ante las derrotas sabe levantarse como un solo hombre y fue así que entendimos que la primavera aun estaba cruda y era necesario hacer la pedagogía callejera de la paz al calor de la movilización, ya que el gobierno se durmió en los laureles y poco hizo para tocar las fibras sensibles del pueblo y fueron los estudiantes como en otros tiempos los que hicieron temblar la dictadura Rojista que se derrumbo luego en un histórico paro nacional, conocido como las jornadas de mayo y de resistencia contra el gobierno militar.

Así ha sido en el proceso de la Constituyente del 91, en la reforma universitaria y ahora son los que jalonan la primavera Fariana, son el bloque histórico que se ha convertido en la barricada contra la guerra, hay que ver con qué alegría y entusiasmo se han tomado las calles, plazas de esta patria para atajar el peligro de un régimen neofascista, que tanto daño le hizo al pueblo con la seguridad democrática y la violación sistemática de los derechos humanos.

Tuvimos que llegar al emblemático y aristocrático Teatro Colon de Bogotá, después 53 días de permanecer en el limbo los acuerdos de paz se firmo el Nuevo Acuerdo de Paz en un sobrio acto donde Juan Manuel Santos y Timochenko con 190 ajustes que se le hicieron a los acuerdos. Ya para esa época las Farc estaban acuarteladas con un cese al fuego bilateral y definitivo, también ya se había en este país macondiano realizado la X conferencia legal de la organización insurgente en medio de un mar de actividades culturales, rumba y la designación de un Estado Mayor Central de Transición, para crear el nuevo partido político de las Farc-Ep.

Apareció luego el Fast Track o procedimiento legislativo especial para agilizar la implementación para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, también salieron los fallos de las altas cortes l de las diversas demandas que en su momento trataron de bloquear jurídicamente los acuerdos, todo es posible en este país Santanderista y así fue como se desenredo el nudo gordiano de la paz tan anhelada que quiere ponerle fin a casi seis décadas de guerra.

Uno lee y analiza entre líneas el preámbulo y la introducción del nuevo acuerdo de paz y no cabe duda que marchamos hacia una primavera Fariana. En medio de tanta algarabía los presos políticos que han librado grandes luchas también por sus derechos reciben la noticia de la ley de amnistías e indultos 1820 de 2016, pero que como todo parece más difícil de implementarse y aun persiste el sueño de la libertad, pues continúan en las cárceles y penales del país; es hora también que la primavera Fariana se haga sentir en las mazmorras y se derriben los muros de las torturas y tratos crueles e inhumanos a los combatientes Farianos y presos políticos.

Pero falta la visita del presidente francés Francois Hollande a un campamento Fariano para darle el toque mágico a la primavera; ya circulaba por las redes también la declaración política del pleno del Estado Mayor Central de las Farc-Ep “Héroes de Marquetalia” que acababa de culminar en los llanos del Yarí. Y se oía el grito de Pastor Alape, sobre el engaño del Gobierno al no cumplir con la repatriación de Simón Trinidad, que en su soledad parece que su liberación será algo difícil ante nuevo gobierno de Donald Trump.

También para que esta primavera sea completa hay que agregarle la Primavera Elena que apenas aflora en Quito y estamos seguros que si este pueblo valiente se sigue movilizando por un Gobierno de Transición para garantizar la implementación de los diálogos de paz será algo sin precedentes en la patria grande que soñó Bolívar.


Enero 24 de 2017.

El Pleno del Estado Mayor Central de las FARC, Héroes de Marquetalia, que sesionó en las Sabanas del Yarí, entre el 18 y el 21 de enero, reafirma su determinación de paz y llama a los colombianos a defender, con todas sus fuerzas, la esperanza de reconciliación.

Declaramos que hemos cumplido el mandato de la X Conferencia de conformar el Estado Mayor Central de la transición de estructura guerrillera a partido político legal. La Dirección de las FARC ha sido incrementada de 32 a 61 integrantes y su tarea fundamental está ligada a la consolidación del proceso de paz.

Estamos trabajando para que el Congreso fundacional del nuevo partido tenga lugar a finales de mayo. Sus tesis políticas, documentos programáticos y estatutos, serán estudiados en Asambleas que tendrán lugar en las Zonas y Puntos Transitorios de Normalización, y en todos los lugares donde durante la confrontación se desarrolló la actividad partidaria reservada. Son estas asambleas las que designan en eventos democráticos los delegados al Congreso. Es pertinente que el país conozca que las FARC, las milicias, y todas sus estructuras políticas han comenzado a dar sus pasos hacia la legalidad.

Agradecemos a los ciudadanos en ejercicio que en decisión libre conformaron la Agrupación Política Voces de Paz, que no solamente defiende el contenido de los Acuerdos de Paz en su normatización por el Congreso, sino que al mismo tiempo promueven el transito de las FARC a partido político legal.

Se ocupó el Pleno de la lectura del momento político, de la urgencia de la implementación de los acuerdos y su desarrollo normativo, del papel de la Comisión de Seguimiento, Implementación, Verificación e Implementación (CSIVI), del significado de la Reincorporación, la verdad y la justicia, de la protección y seguridad del liderazgo guerrillero y de la gran amenaza que para la paz significa la expansión del paramilitarismo ante la indiferencia oficial. 

La reunión plenaria del Yarí, abordó también, como capítulo especial de discusión, el tema de los lineamientos generales y contenidos básicos de la propuesta de Gobierno de Transición. Consideran las FARC que un Gobierno de estas característica deberá propugnar por la Implementación de los Acuerdos de La Habana y garantizar la verdad y la reparación para las víctimas; impulsar políticas orientadas al buen vivir de la población, la ampliación de la Apertura Democrática, direccionar el gasto público hacia la solución de las necesidades más sentidas de la gente del común; un Gobierno de Transición que se proponga la recuperación de la capacidad productiva del país, que convoque a un acuerdo nacional para asegurar para Colombia un medio ambiente sano, que recupere la descentralización y construcción social del territorio, la inserción soberana de Colombia en el proceso de integración regional, y el impulso a un proceso constituyente abierto. 

En torno a estos tópicos prometemos abrir el diálogo con todas las fuerzas políticas del país y personalidades democráticas en busca de un entendimiento para un Gobierno de Transición.

El nuevo Partido Político FARC será un partido abierto, democrático y moderno con capacidad de interpretación y representación de los intereses colectivos de la nación y en especial de las gentes del común, de los pobres y excluidos. En él caben todos los que quieran un cambio positivo para Colombia con vida digna, Democracia, sin exclusiones, sin Corrupción y con Soberanía.

Finalmente, informamos al país que el Pleno Héroes de Marquetalia, seleccionó los 60 guerrilleros que a partir del momento harán pedagogía de paz por todo el territorio nacional y los 10 que por cada Punto y Zona VeredalTransitoria de Normalización, desarrollarán esta labor.

Pleno del Estado Mayor Central de las FARC-EP

Sabanas del Yarí, enero 21 de 2017

Fuente Imagen Internet

 

Página 1 de 44
Volver