powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Más opiniones (469)

Con mucho gusto publicaremos los artículos que nos envíen a la siguiente dirección:

Les agradecemos de precisar en el titulo de su correo "sección opinión" para facilitar su rápida publicación...

Lo que dice Claudia López, citado de El Colombiano, es una paradoja que coincide con las posturas de los defensores de un Estado que es, juez y parte en los diálogos de paz y su solución. “Las Farc no tienen ningún derecho a participar en esta campaña. Son y serán a lo largo del plebiscito una organización armada ilegal, proscrita por el régimen político colombiano, hasta tanto no se desarmen, hasta tanto no cumplan los acuerdos, si es que ellos son ratificados por los colombianos. De manera que a las Farc como organización no hacen, ni tienen derecho, ni pueden permitírseles ningún tipo de proselitismo ni a favor ni en contra de esta campaña”, dijo. (http://goo.gl/l8jMyi) No cabe duda que el Estado hizo la guerra en nombre de "todos" los colombianos, utilizando incluso la estrategia paramilitar para defender los intereses de una minoría, y con ello cometió crímenes atroces, como también los cometió la guerrilla. Ese mismo Estado convoca, con consentimiento de la otra parte, las FARC, una mesa de diálogos, llega a unos acuerdos que hay que refrendar, pero, sobre todo, implementar y desarrollar; y sus voceros, funcionarios y aliados se auto endilgan el derecho a hacer campaña por…
Bien se dice que la justicia cojea, pero llega… seis años tarde: el Consejo de Estado, que suele evadir o retrasar el cumplimiento de sus responsabilidades cuando teme resolver casos de envergadura como el de la nulidad de la reelección del procurador, o el de la dudosa legalidad de la destitución que este le impuso al exalcalde Petro, por fin decidió anular la también sanción de destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos durante 18 años que le impuso, en 2010, Alejandro Ordóñez a Piedad Córdoba basándose en indicios ilegalmente recaudados. Logró, así, expulsarla del Congreso, el escenario en que Córdoba lucía más de lo que le convenía a la franja de intolerantes que él representa. 17 votos a favor de la demanda que la excongresista interpuso contra ese injusto castigo y solo seis en contra, implican una respuesta contundente de rechazo a la arbitrariedad del procurador quien ha fungido como juez imparcial durante ocho años, no obstante sus sesgos partidistas, ideológicos y religiosos que podrían servirle como carta de presentación política ante sus sectas intolerantes, pero que igualmente  han debido ser un impedimento para ostentar el título de magistrado o, peor aún, el de garante de los derechos de…
La semana pasada se manifestaron con nitidez dos posturas que consideran que el actual proceso de paz es inaceptable porque la paz que de él resultaría es imperfecta: la del Partido Centro Democrático y su Líder Álvaro Uribe y la del ELN y su Comandante Gabino. Los caminos de uno y otro actor para llegar a la misma conclusión son distintos, su punto de partida diferente, su visión antagónica. No pueden declararse idénticas las dos posiciones, pero ambas contribuyen a quitarle fuerza, sin justificación válida, al histórico proceso próximo a culminar en La Habana. Centro Democrático: “Nuestra objeción al proceso es la impunidad. El Gobierno ha aceptado que el narcotráfico tenga impunidad total. Existe también una impunidad disfrazada: se han producido delitos atroces que multiplican lo de París y Bruselas por 100. El Gobierno dice que no habrá impunidad porque los delitos se juzgarán, pero no dicen la verdad, porque los responsables no irán a la cárcel si reconocen el delito y les permitirán decisión política. Esto exacerba a los grupos violentos…” ELN: “…ante la próxima firma de un acuerdo definitivo de dejación de armas de las FARC, nos vemos en la obligación de expresar que no compartimos lo esencial…
Los partidos tradicionales en Colombia, el Liberal y el Conservador, han levantado su poder sobre montañas de crímenes horripilantes. Son ellos los encargados de dividir infamemente a los colombianos y colombianas con el trapo rojo y azul, mientras sus dirigentes permanecen unidos en defensa de su clase social. Por eso, hay quienes afirman que realmente la burguesía tiene un solo Partido llamado Liberal – Conservador. Este aparato ideológico y político tiene como misión fundamental mantener el pueblo dividido. Solía decir el padre Camilo Torres Restrepo que el pueblo vota más no elige, por cuanto quien realmente decide en Colombia es la clase dominante, la clase oligárquica. Las votaciones han sido hasta ahora una mísera caricatura de democracia simplemente. Una burla, por cuanto quien toma las decisiones nada tiene que ver con el pueblo que va a la urna ilusionado en las promesas de campaña. Se sostienen gracias a los aparatos ideológicos y represivos, a la violencia que ha caracterizado la historia colombiana por obra y gracias de la clase dominante. Cuántos muertos durante la guerra de los mil días, cuántos muertos en la masacre de las bananeras en 1928, cuántos muertos durante los años 50s y 60s, cuántos muertos durante…
La confirmación de que el expresidente colombiano Alvaro Uribe y su Centro Democrático votarán en el plebiscito contra los acuerdos alcanzados por su sucesor, Juan Manuel Santos, y las FARC tras una cruenta guerra de seis décadas no ha sorprendido en su país, donde su posición ya era archiconocida. Pero probablemente sí en otros puntos del mundo donde este proceso de negociación es situado como el mayor éxito en resolución de conflictos en los últimos años, pese al comprensible escepticismo inicial. «Decir sí a la paz es votar no al plebiscito», afirma Uribe en un alarde de cinismo. Su «argumentos» es el previsible: con estos acuerdos de paz «el crimen se consagra campeón». En su agenda solo entraba una victoria militar contra la insurgencia, intentada mil veces y con todo tipo de recursos (como el Plan Colombia pactado con Estados Unidos), y nunca conseguida. Hoy es el día en que el secretario de Estado de Washington, John Kerry, se sienta y habla de tú a tú con los delegados de las FARC en La Habana. La desazón de Uribe está justificada. Si en algún sitio no suena desconocida esa apología del sabotaje a la resolución es en Euskal Herria, donde…
Su informe para la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas (CHCV) muestra cómo los primeros han predominado hasta hoy, aunque en 1926 la Corte Suprema dio un aliento a los segundos al calificar como baldías las tierras no cultivadas y reconocer el derecho a adquirirlas a quien las cultivare por cinco años. Diez años después, la Ley 200 de 1936 circunscribió sus alcances a propiedades demandadas por colonos antes de 1935. La Ley 100 de 1944, a su turno, favoreció a los terratenientes al declarar de conveniencia pública los contratos de aparcería, abaratándoles así el trabajo campesino en sus predios. En 1961, la Ley 135 estableció una política de reforma agraria moderada, cuyos resultados en distribución de tierras fueron magros. El Acuerdo de Chicoral, plasmado en la Ley 4ª de 1973, instituyó la renta presuntiva para las tierras dentro de la frontera agrícola, con lo cual la posibilidad de distribuir parcelas quedó relegada a los baldíos en zonas de colonización. La Ley 160 de 1994 intentó dar un nuevo impulso a la reforma agraria y creó las zonas de reserva campesina (reafirmadas en el punto uno de los acuerdos de La Habana), pero simultáneamente el Gobierno actual ha impulsado…

Justicia para Liliany Obando

Por estos días, la injusticia y la violencia de género la siguen persiguiendo, esta vez enfocándose en el patrimonio de su familia, con la excusa de reparar a sus presuntas víctimas, las que jamás existieron en el proceso penal. A pesar de que el gobierno y la insurgencia de las FARC-EP están ad portas de un acuerdo final, el Estado no manifiesta intención de inspirar confianza durante los siguientes capítulos que harán parte de la historia del país. Esto queda demostrado en el trato que se le ha dado al caso  de Liliany Patricia Obando Villota, pues la continuidad al proceso de cobro coactivo, por parte de la Oficina Asesora Jurídica de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, es un abuso, al constituir una millonaria multa que hace parte de la pena por el supuesto delito de rebelión. La sentencia en mención, vale la pena recordar, fue manifestada durante un reñido proceso, durante el cual no hubo ningún tipo de garantías judiciales, lo que nos lleva a la conclusión de que la acusada fue víctima de una condena mediática, vulnerando así todo derecho a la presunción de inocencia e incluso a la intimidad, pues se…
El jueves 10 de diciembre de 2015, fue la presentación del nuevo libro del profesor Miguel Ángel Beltrán, en el auditorio Camilo Torres de la Facultad de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia; Las FARC-EP (1950-2015): Luchas de ira y esperanza, el cual contempla un trabajo muy encomiable desde distintos puntos de vista, se observa también la evolución sostenida hacia un estadio avanzado de elaboración teórica y metodológica del espinoso problema que aborda, la cual se transforma prontamente en una referencia académica del pensamiento crítico. Agitación política Un decenio de agitación política: México, la Revolución cubana y el movimiento de liberación nacional MLN (1958-1968), es un texto donde el profesor Miguel Ángel Beltrán analiza la agitación política que vive México a finales de los años 50, y comienzo de los 70, en el contexto del triunfo de la Revolución Cubana (1959) y el ascenso de la lucha antiimperialista en el continente americano. Como parte de este análisis, la investigación concentra su atención en el sexenio presidencial de Adolfo López Mateos (1958-1964), destacando la movilización social que acompaña sus primeros años de gobierno y el papel del liderazgo que juega en esta coyuntura el general Lázaro Cárdenas. Al mismo tiempo,…
Escuchamos con atención los discursos hechos, durante la instalación de este período de sesiones del Congreso de la República. Resaltamos lo dicho por el nuevo presidente del Senado, quien llamó a acabar la polarización, para abrirle paso al Nuevo país y su convocatoria a que “se haga bien la paz”. Es conocido que los relojes de los políticos de los partidos tradicionales, apenas marcan tiempos de 4 años, más allá de los cuales dejan de funcionar. Por esto, Santos se afana en meter en este lapso toda la gestión de gobierno, así quede mal embutida. De aquí proviene el acelere del actual Plebiscito, en el cual los colombianos deben pronunciarse sobre el proceso de paz en desarrollo; cuando aún no se ha firmado un Acuerdo Final con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el gobierno mantiene congelada la negociación con el Ejército de Liberación Nacional.   Pensamos que con este Plebiscito exprés no queda bien hecha la paz Muchos dicen que el afán de Santos es ganarle el pulso al ex presidente Uribe, puja en la que el proceso de paz apenas es un medio para lograr su objetivo. Riña que polariza a las elites gobernantes y detrás de…
Página 10 de 23

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver