powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Más opiniones (439)

Con mucho gusto publicaremos los artículos que nos envíen a la siguiente dirección:

Les agradecemos de precisar en el titulo de su correo "sección opinión" para facilitar su rápida publicación...

Enfoque con perspectiva de género Con sorpresa hemos observado la oleada de críticas a propósito de las supuestas las cartillas que el gobierno junto a la ONU se diseñó para orientar a los colegios sobre qué hacer en los casos en los que sus estudiantes se reconozcan homosexuales o tengan dudas frente a los temas de identidad de género. Como una bola de nieve empezaron a circular falsos rumores alrededor de las cartillas, con imágenes sacadas de una historieta para adultos diseñada y publicada en el 2006 para Estados Unidos, cuyo título es ‘In bed with David & Jonathan’ y el autor es Tom Bouden, afirmado que estas iban a ser distribuidas en los Colegios con el objetivo de propagar una “ideología de género” que al parecer, según las interpretaciones de quienes armaron el escándalo mediático, vuelve homosexuales a niños y niñas al ver imágenes contenidas allí. La mentira propagada por medios y redes sociales, sumada al desconocimiento de la sociedad colombiana sobre los temas que tienen que ver con la sexualidad humana, llevaron a que se realizaran marchas en contra de las supuestas cartillas, que convocaran a la ministra de educación Gina Parody a un debate de control político…
"Lo que demonizó a Carlos Marx e hizo de él un adversario formidable, no fue haber predicado la revolución, sino haber demostrado su inevitabilidad, aunque tal vez ocurra de manera diferente a como lo soñó." Jorge Gómez Barata "Defiendo la construcción del Estado como uno de los asuntos de mayor importancia para la comunidad mundial, dado que los Estados débiles o fracasados causan buena parte de los problemas más graves a los que se enfrenta el mundo: la pobreza, el sida, las drogas o el terrorismo". Esta idea jamás podríamos asociarla al pensamiento neoliberal, que se caracteriza por una apología de la libre empresa y de la reducción del Estado. Pero curiosamente es lo que dice Francis Fukuyama en su libro "Construcción del Estado: gobierno y orden mundial en el siglo XXI", del 2004. Fukuyama, funcionario del gobierno estadounidense, se hizo famoso cuando en 1992 (acompañando la desintegración de la Unión Soviética y la reversión de todo el campo socialista de Europa del Este) pronunció el grito triunfal en su libro El fin de la historia y el último hombre: "la historia ha terminado". Pero en realidad lo dicho por él ni es pensamiento profundo, ni encierra ninguna verdad. ¡La…
Muchas veces la memoria cuando siente vergüenza se esconde en el olvido  y eso es algo que no debemos ni podemos permitir. Somos sobrevivientes de una generación diezmada, donde el “no te metás”, “yo no vi nada”, “en algo andarían”, “los argentinos somos derechos y humanos”, “el silencio es salud”, pasaron a conformar una constante que marcaba la peor de las tendencias. Para ello se fue haciendo uso de la complicidad del silencio, valiéndose del miedo, y hasta de la indiferencia, apoyada por el sempiterno inividualismo que poco favor le hace al género humano. Sin este último concepto no hubiera sido posible que el Terrorismo de Estado sentara sus bases manipulando una de  las situaciones más brutales, más vergonzosas de que da cuenta nuestra historia. No obstante y a pesar de la instalada Teoría de los dos demonios (instalada y no inocentemente) existimos quienes nos negamos a avalar semejante burrada. Somos los que no lloramos  a nuestros muertos, desaparecidos, masacrados, sino que los nombramos como guías en nuestro cotidiano andar sacudiendo páginas para que quiénes  quieran, sepan qué pasó realmente cuando la muerte se ensañaba con quienes la repudiaban. Con quienes querían una patria en paz con justicia social,  en…
Los diálogos de La Habana para la terminación del conflicto armado, han por fin calado y se han convertido en parte aguas de la historia reciente del país. Se ha avanzado tanto, que estamos ad portas de la firma del Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. Asimismo, el Presidente convocará un plebiscito para la refrendación de los mismos, donde podremos expresar a través del voto por el Sí, nuestro apoyo a los acuerdos alcanzados que pondrán fin a la larga guerra entre hermanos que tanta tragedia, dolor y muerte ha causado. La lucha por alcanzar este acuerdo definitivo ha sido ardua, y llevado a que se conformen dos posturas, una por el Sí y otra por el No. También se han difundido mitos, tergiversaciones y mentiras sobre los acuerdos de paz que es importante desenmascarar, si queremos un debate informado y objetivo sobre los mismos, y así impedir que fuerzas oscurantistas de extrema derecha que se oponen a los Acuerdos con el No, ganen espacio con propaganda negra, metiendo miedo y generando dudas infundadas sobre lo acordado. Uno de las grandes mitos que se han difundido por quienes se oponen…
La fuga del penal de Rawson y la Masacre de Trelew no sólo recuerdan un crimen de lesa humanidad cometido contra un grupo de valientes revolucionarios y revolucionarias sino que constituye una clave fundamental de análisis del Terrorismo estatal contemporáneo argentino. Al igual que los bombardeos a la población civil en junio de 1955, Trelew es otro punto de inflexión puesto sobre la superficie por quienes ocupaban la cúpula del Estado para sentar precedente de qué y cuánto estaban dispuestos a hacer quienes defendían (y aún hoy lo hacen) la estructura del capitalismo en su versión argentina. ¿Pero qué enseñanzas y legado deja a los jóvenes de hoy lo ocurrido el 22 de agosto de 1972 en ese confín de la Patagonia argentina? Antes que nada demoler la idea impuesta por quienes se erigieron en enemigos de la libertad y la justicia, sobre que cualquier intento de enfrentamiento con el poder estaría condenado al fracaso. En ese período de la historia argentina, miles de jóvenes, como los que cayeron acribillados a balazos en la Base de la Marina Almirante Zar, estaban decididos a luchar por cambiar el orden injusto que soportaban millones de argentinos. En esa toma de decisión, no…
Dicen que los caminos de Dios son misteriosos, pero los de la Conferencia Episcopal son incomprensibles. Porque no es fácil entender el mensaje del comunicado que emitió esta semana pasada a propósito de su posición oficial frente al plebiscito. Los dos puntos, redactados para despejar supuestos sobre si la Conferencia alienta el voto a favor o en contra de los acuerdos, no dice nada sobre su propia posición. Hábilmente se refiere a la de los demás: reitera el llamado a que los colombianos participen en el plebiscito “de manera responsable, con voto informado y a conciencia”. Pero es que eso es lo mínimo que cualquiera pediría, por lo cual el comentario es algo así como un sí pero no, o todo lo contrario en sentido inverso... Incomprensible porque la misma Conferencia anotó en su Asamblea Plenaria de Obispos, realizada a principios de julio, que siempre le ha apostado a una salida negociada al conflicto. Y para nadie es un misterio que la iglesia católica ha prestado sus buenos oficios, mensajeros y espacios para acercamientos iniciales y en diversas oportunidades. Además, dejando de lado los diferentes “estratos” y líneas que las comunidades religiosas católicas puedan tener frente al conflicto y muchos…
Arrancarle un acuerdo de paz a esta criminal oligarquía es un triunfo que hay que dimensionar votando decididamente por el sí en el plebiscito. Al salir presuroso ayer de la sede departamental del Partido Comunista, en la ciudad de Ibagué (Tolima), nos encontramos de sopetón con un compañero que fue miembro del M-19. Después del cordial saludo, nos sale con la siguiente perla: “El plebiscito lo voy a votar no, para castigar al presidente Santos; pueda que con esa decisión salga ganancioso Uribe, pero a Uribe lo castigaremos después”. No teníamos tiempo para debatir. Sin embargo, tuvimos algunos minutos para decirle que apoyar el plebiscito votando sí no era apoyar a Santos, sino la gran utopía de cristalizar la paz que significa parar el conflicto armado. Además, le dijimos que separar a Santos de Uribe era una enorme equivocación, un simple sofisma de distracción por cuanto ambos representan los intereses de la oligarquía, ambos son criminales y ambos están al servicio de los Estados Unidos. La dinámica de la política hay que entenderla. La izquierda, en su inmensa mayoría, no votó por Santos porque estuviera de acuerdo con su programa, votó por el tema de la paz. No se equivocó.…
En los años 60 —década de rebeldía y utopía—, Santiago García montó el Marat Sade, de Peter Weiss, en el Teatro La Candelaria. Se me quedó grabada una frase que se repetía a lo largo de toda la obra: “Revolución Copulación”. La revolución política que buscábamos a tientas no era posible sin una revolución sexual. Y hubo asomos de prácticas y de relaciones libres que se defendieron como derecho contra la intimidación que la Iglesia y el Partido Conservador ejercían. Todavía El Catolicismo, periódico de la curia, tenía una sección donde publicaban las películas prohibidas para todo católico, incluida “Y Dios creó a la mujer”, el filme de Roger Vadim con el que Brigitte Bardot nos estrenó a muchos. A su vez, el Partido Conservador, que desde el siglo XIX se había erigido como heredero del Tribunal del Santo Oficio y curador de las sanas costumbres, no dejaba de sancionar a los desviados, incluidos en esa categoría quienes habíamos abolido la corbata y rechazábamos a los peluqueros. Y mucho hay entre una cosa y otra. Las costumbres tradicionales son el cerrojo de las libertades sexuales y de las búsquedas eróticas, castigadas brutalmente con el pecado mortal y el infierno. Pero…
El final del conflicto armado debería analizarse como una etapa más de la formación del Estado en el país. Lo que quiere decir que habrá necesidad de repensar y rediseñar muchos de los instrumentos de acción estatal. La campaña por el plebiscito ha exacerbado los ánimos de la oposición. Hemos entrado en un terreno lleno de riesgos. Los acuerdos de paz no son el objeto de la discusión electoral. El debate apunta hacia las elecciones parlamentarias y presidenciales del 2018. Claro que el resultado del plebiscito tendrá consecuencias políticas, por ser un acto político. Pero lo importante es ir al fondo de lo que está en juego para tomar una decisión en la dirección correcta. Y el fondo tiene que ver con la formación del Estado en este territorio que llamamos Colombia; un proceso muy difícil y lleno de tropiezos. Comenzó desde el mismo grito de independencia en 1810, no ha terminado y va a demorarse en concluir. Es un proceso de ‘larga duración’. Esa es la explicación del jesuita Fernán González y su equipo de colaboradores, contenida en el libro Poder y violencia en Colombia, publicado hace un par de años por el Cinep y el observatorio Odecofi, que…
El matoneo contra la ministra Gina Parody retrata una vez más y de cuerpo entero la cara oscura del país, la que pretende mantenernos en el Medioevo, en la guerra infinita, en la discriminación étnica y sexual, en el “usted no sabe quién soy yo”, el arribismo y el desprecio. Es la Colombia del “le parto la cara, marica”, de Uribe, y la del “presidente, amárrese los pantalones”, de Ordóñez, es decir, los pataleos agónicos de un formato de país completamente obsoleto, derogado y arcaico, que aún se aferra al cuerpo como una purulenta enfermedad, pero que el cuerpo acabará por expulsar. A Colombia le pasa como a la España de principios del siglo XX, que no era una sino dos: la España nacional vivía en aire de sotanas, camándulas y cilicios, añorando la pureza racial, los antiguos linajes unidos a la propiedad de la tierra, en el temor por la conspiración judeo comunista que justificó tiros en la nuca y fusilamientos al amanecer, y cuyo deseo era mantener estático un viejo orden. Del otro lado estaba la España republicana, más moderna, progresista y respetuosa de las diferencias, laica y solidaria, pero que en la guerra civil, donde a todos…
Luego de promocionar los “valores” de la Santa Madre Iglesia en una manifestación donde se manipulo con el odio al pueblo colombiano, se conoció sobre el matrimonio de Paloma Valencia quien reveló recientemente que tenia tres meses de embarazo, pecado que ahora trata de "tapar" con un ramillete de flores. El matrimonio se realizo este sábado 13 de agosto (2016), en el municipio de Subachoque (Cundinamarca), siendo el cónyuge el economista Tomás Rodríguez Barraquer. Según los “valores” de la Santa Madre Iglesia, el sexo prematrimonial es un pecado tan grave como el adulterio, el espiritismo, la borrachera, la idolatría, el asesinato y el robo (1 Corintios 6:9, 10; Revelación [Apocalipsis] 21:8). Así aplica los “valores” la clase que bajo una Cruz han detentado el Poder en Colombia, de acuerdo a su conveniencia,  hasta asesinando eso  si por medio de terceros, para mantenerse en el Poder , en este caso aplicando el viejo dicho de  su típica doble moral  " Mijito: El que peca y reza, empata"   ¿Ha empatado ante quien?
Página 8 de 21
Volver