powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Más opiniones (469)

Con mucho gusto publicaremos los artículos que nos envíen a la siguiente dirección:

Les agradecemos de precisar en el titulo de su correo "sección opinión" para facilitar su rápida publicación...

Vuelve la razón

ANNCOL presenta a sus lectores, la "opinion" tecnico-politica especializada de Pedro Medellín T, aparecida en la revista Semana, de esta semana, escrita por el conocido columnista del diario EL Tiempo, ex director de la Fundación Ortega y Gasset Colombia, director del Programa de América Latina del "controvertido"  Centro Internacional de Toledo para la Paz, Madrid, y, del uno de los más connotados defensores del No en el Plebiscito; como un servicio informativo y por considerar que hace un aporte "Propositivo"  basado en razones sustentables y no en irracionalidades, para la solución de la situacíon generada en Colombia despues de Plebiscito  del 2 de octubre pasado. Este es el texto :  Acuerdos con las FARC están en marcha   En http://www.semana.com/opinion/articulo/pedro-medellin-acuerdos-con-las-farc-estan-en-marcha/499973 El Presidente Santos expidió el decreto que permite avanzar en la movilización de los guerrilleros hacia las zonas de concentración, acordadas en la Habana. ¿De qué se trata? Para quienes clamaban poner en marcha los acuerdos suscritos con las FARC, este viernes han tenido una buena noticia: el Presidente Santos expidió el decreto que permite avanzar en la movilización de los guerrilleros hacia las zonas de concentración, acordadas en la Habana. No se trata de que el Presidente haya decidido…
La respuesta espontánea a los resultados del plebiscito del 2 de octubre ha sido la movilización, los campamentos por la paz, los manifiestos, las rectificaciones, las cartas de compromiso, el decálogo universitario por la paz, la culpa, etc. La urgencia de la paz ha llegado con fuerza a las calles y veredas. Constituye la réplica de ese país real que clama honestamente por la terminación del conflicto armado interno. El interrogante es: ¿Cuál sería la forma más adecuada para sellar el Acuerdo Final en un contexto de tantas incertidumbres y dificultades? Los sectores de extrema derecha formulan algunas propuestas que modifican el espíritu mismo de la negociación, aparece en el horizonte una “reforma tributaria” de raíz antipopular, existen recursos jurídicos para una nueva refrendación, cuánto tiempo pueden llevar ciertos ajustes al Acuerdo Final, cómo ligar los procesos de las FARC-EP y el ELN, cuánta movilización popular exige el cierre del conflicto. Se ha desatado una interesante discusión sobre las vías jurídicas que contiene escenarios previsibles como las facultades presidenciales, el Congreso, cabildos territoriales, nuevo plebiscito, Asamblea Constituyente, mecanismos mixtos, otra sentencia de la Corte Constitucional, revocatoria jurídica del plebiscito del 2 de octubre, entre otras. Como lo ha demostrado nuestra…
En el país de los abogados -unos 250.000 en la actualidad-, con larga tradición reglamentaria acuñada como “santanderista”, no extraña que desde el pasado domingo se barajen fórmulas jurídicas para superar la victoria del No en el plebiscito. Primero se dijo que la única salida era una asamblea constituyente. Después salió a relucir que el pacto de paz suscrito entre el gobierno Santos y las Farc tiene categoría de Acuerdo Especial en el marco de los Convenios de Ginebra, con irrevocable efecto jurídico. No ha faltado quien pida repetir el plebiscito o concluir que la votación sólo tiene efectos políticos. Sin embargo, en medio de la avalancha de opiniones y sugerencias para superar el limbo jurídico en el que cayó el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, lo cierto es que sí existe un plan en derecho por si el escenario político comienza a eternizarse. Como es una voz generalizada que el plebiscito sólo es vinculante para el Gobierno, las otras ramas del poder público entienden que su creatividad puede ser el salvavidas. Y esa ruta, también calificada como un atajo, empieza en el Congreso y se afianza en la…
La afirmación más frecuente, y más falsa, de la jornada histórica del 2 de octubre, en labios de políticos y periodistas, fue que medio país estaba por el sí, y medio país, y un poco más, estaba por el no. Pero esa ceguera es una de las causas de la guerra y de todas las violencias que padecemos. Sumados los seis millones largos que rechazan los acuerdos y los seis millones que los aprueban, no se hace un país. Colombia no son 12 millones de personas: queda por saber lo que piensan los 20 millones de ciudadanos que no votaron y los 18 que no pueden votar. La anémica democracia colombiana muestra ostentosa sus 12 millones de votos, los ganadores muestran triunfales sus seis millones, proclamando: “esto ha dicho Colombia”, y todos se esfuerzan por ignorar esos 20 millones de ciudadanos que resultaron inmunes a la esperanza, a la propaganda, al soborno y a la amenaza. Pero en esos 20 millones no sólo están los problemas del país sino que están también las soluciones. Allí está la sociedad no formalizada, la que no tiene empleo ni propiedades, la que no tiene acceso más que a un sistema enfermizo de salud…
Mario Zamudio Palma entrevista a Henry Acosta, para Pacifista.co. Octubre 5, 2016 Henry Acosta ha sido clave en varios momentos de la negociación entre el Gobierno y las Farc. Acercó a “Alfonso Cano” y a “Pablo Catatumbo” con el presidente, Juan Manuel Santos, para delinear las bases del diálogo exploratorio. Siempre que la mesa de La Habana estuvo en crisis, fue el elegido para conciliar y acercar posiciones. Ahora, cuando el país está sumido en la incertidumbre por la victoria del No en el plebiscito, este empresario caldense sigue jugando un papel importante en la búsqueda de la paz con las Farc. Hablamos con él para entender el momento que estamos atravesando. Nos dijo que la paz es más grande que aspiraciones políticas, pero que es casi imposible que las Farc cedan en algo de lo que ya han alcanzado. ¿Qué opina de las reuniones que sostendrá este miércoles el presidente Santos con el senador Álvaro Uribe y con el expresidente Andrés Pastrana?  La situación que generó el resultado del plebiscito la debe arreglar el Gobierno Nacional, porque ese mecanismo no se originó en la mesa. Eso no es consecuencia de la mesa de diálogo de La Habana, sino de…
Desde su creación en 1997, la agencia de noticias Nueva Colombia, ANNCOL, se ha presentado ante el mundo como un portal noticioso independiente, alternativo y, revolucionario. Desde ese mismo año empezó a sufrir la persecución del régimen corrupto paramilitar imperante en Colombia, que arreció en el año 2002 cuando el Presidente Pastrana, iniciador del Plan Colombia le entregó el poder a su sucesor Uribe Vélez y se instauró el fascismo narco- paramilitar del Estado de Opinión.   Se persiguió encarnizadamente a nuestros amigos y corresponsales en Colombia y se les sindicó de ser “narco- terroristas de las Farc”, con el fin de seguirles causas judiciales para encarcelarlos, mientras que paralelamente, todos los medios contrainsurgentes de Colombia iniciaron la repetición día tras día, de la mentira de que el pobre portal de ANNCOL era una página de las Farc-EP y se debía cerrar. Poco después se envió a Suecia, en una operación internacional encubierta diseñada al estilo del Plan Cóndor de Pinochet, al señor Ernesto Yamhure como agente especial  de inteligencia para que consiguiera pruebas concretas de que ANNCOL era un portal de las Farc-EP y presionara al gobierno sueco de cerrarlo. El gobierno sueco no hizo caso por aquello de…
El sorprendente resultado del Plebiscito celebrado el pasado domingo en Colombia, donde el 'No' al Acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno y las FARC EP se ha impuesto por un estrecho margen de 56.000 votos entre más de 12 millones y medio depositados, sitúa al concluido proceso de Paz que se adelantó en La Habana desde el año 2012, en un delicado trance. El problema que este resultado ha creado es eminentemente político, en ningún caso es un grave problema jurídico.  El Acuerdo Final para la terminación del conflicto y el establecimiento de una paz estable y duradera, alcanzado el 24 de agosto de 2016 en La Habana, mantiene su validez jurídica a pesar del resultado del plebiscito. Ello por varias razones. En primer lugar, porque el artículo 22 de la Constitución Política colombiana reza: "La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento". En segundo, porque la sentencia de la Corte Constitucional colombiana que se pronunció el pasado mes de Julio sobre la ley de convocatoria del plebiscito estableció que el resultado de este no tenía ningún efecto jurídico respecto al Acuerdo de Paz, si bien implicaba una obligación política para el Presidente de Colombia, quien…
 Enrique Santiago, asesor jurídico del proceso de paz,  afirma que luego de los resultados del plebiscito por la paz, lo que cabe es la tristeza porque el pueblo colombiano perdió la oportunidad de acabar con una guerra de 52 años, y que se pierda por un margen tan estrecho y con una campaña basada en afirmaciones no reales en torno al acuerdo, porque “el acuerdo no significa impunidad”. Además Enrique Santiago resalta que no se pueden computar directamente los votos por el NO o los 50.000 votos de diferencia pues muy probablemente no quieren decir directamente que no se esté de acuerdo con la Jurisdicción Especial de Paz, porque esos votos pueden representar a quienes no quieren el desmonte del paramilitarismo o a quienes busquen impunidad para delitos cometidos por las fuerzas militares u otros agentes del Estado. Para el abogado cabe resaltar que el plebiscito no tenía efecto jurídico sino político, es decir, el escenario actual tendrá que ser resuelto por los políticos y no por los abogados. Frente a las medidas que siguen para la implementación de los acuerdos señaló que el proceso de dajación de armas ya comenzó antes del plebiscito con la destrucción de una serie…

De acuerdo Herr Rudolf

Anncol pone a consideración de sus lectores el articulo del economista Rudolf Hommes, uno de los gestores e iniciadores del Neo Liberalismo en Colombia, publicado en su habitual columna de opinion del diario oficial El Tiempo (25.09.2016)  titulado CADA VEZ MÁS ATRÁS como una muestra de los nuevos vientos autocríticos  que sopolan sobre la Cumbre de la pirámide colombiana. Cada vez más atrás Mientras en el mundo se generan ideas y se crean nuevas tecnologías, y más barreras de entrada para nosotros, aquí no nos preparamos para enfrentarlo y superarlo. En la revista ‘The Economist’ de la semana pasada publicaron un artículo sobre el creciente dominio de los mercados mundiales por un puñado de grandes empresas y una clarísima tendencia a la concentración de la propiedad y el conocimiento que se percibe por el auge de las adquisiciones por esas mismas empresas de otras que podrían hacerles competencia en algunos de sus mercados. La revista se queja de la complacencia con la que las autoridades antimonopólicas de Estados Unidos y de la comunidad europea toleran esa concentración creciente. Este fenómeno no es nuevo y en buena medida se debe a que las grandes empresas son cada vez más vulnerables al…
La derecha colombiana, la más extrema, tiene un miedo horrendo, el mismo que impuso durante décadas de conflicto y violencia. Miedo de que en Colombia lleguemos al fin del conflicto armado; por eso se opone con falsas afirmaciones y haciendo de su miedo como clase a perder el monopolio del poder, el miedo de una gran parte del pueblo colombiano, a través de mensajes subliminales afirmando que los Acuerdos son un regalo a las Farc, la entrega del país al Castrochavismo, un pacto de impunidad y otras mentiras más, buscando que el No gane el plebiscito del 2 de octubre. En los años gloriosos del conservadurismo más sectario, los 40s, tras el magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán que lanzó al país a una ola de violencia política que causó 300.000 muertos, con la llegada al poder de los principales exponentes del ideario conservador radical, Mariano Ospina y Laureano Gómez, se impuso un modelo político que anquilosó y retrotrajo la república a una especie de convento y acuartelamiento donde había que depurar y exterminar lo que pensara liberal, progresista y comunista. Sus ideales eran tradición, orden, familia, patria, dios, propiedad privada, anticomunismo y “libertad”; y su ejemplo la España franquista. Bajo…
Este escenario no solo tematizará los acuerdos y desplegará sus alas hacia el “futuro”, también evocará la pedagogía del pasado indestructible. Algunos de estos aprendizajes serán huellas indelebles de nuestra historia. En los Llanos del Yarí, en la Colombia profunda, se realiza esta semana la X Conferencia de las FARC-EP. Las asambleas guerrilleras han nombrado sus delegados y delegadas, para converger en un escenario que ha sido caracterizado por su relevancia histórica. La mirada del mundo y América Latina siguen con atención los desarrollos, decisiones y perspectivas de este acontecimiento político. La acogida internacional del Acuerdo Final es destacada por los analistas y los medios de comunicación. Llegar a este momento que abre la esperanza de la terminación de un largo conflicto social armado interno, incita al análisis. En primer lugar, la mirada que subraya los horizontes de futuro que potencian el fin del conflicto interno. Que destaca las posibilidades inmediatas y mediatas que traerá la consolidación de una paz estable y duradera. En segundo lugar, es también necesario el examen de todos los aprendizajes adquiridos en esta compleja y trágica historia. Una perspectiva centrada más en evaluar y valorar aquellas experiencias que no podemos sepultar nunca en el olvido.…
Página 8 de 23

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver