powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Más opiniones (436)

Con mucho gusto publicaremos los artículos que nos envíen a la siguiente dirección:

Les agradecemos de precisar en el titulo de su correo "sección opinión" para facilitar su rápida publicación...

Todo parece indicar que la estrategia de Germán Vargas Lleras y su partido Cambio Radical es obstaculizar la Justicia Especial para la Paz ( JEP) Cambio Radical ya comenzó a hacer política electoral con el proceso de paz, su propuesta de acotar la presencia de terceros a un ejercicio voluntario y no obligatorio ante la Justicia Especial Para la paz (JEP), revela las intenciones de su candidato presidencial Vargas Lleras. Ese partido, inmerso en una crisis de credibilidad por motivos ampliamente conocidos, junto con su Fiscal, van al amparo de quienes crearon grupos paramilitares dizque para salvaguardar sus intereses amenazados por la guerrilla. Quieren atravesarle un palo a la rueda de la JEP que garantiza a las víctimas, centro del acuerdo de paz, Justicia, Reparación, No repetición y, por sobre todo, la verdad para que los millones de supervivientes logren superar lo efectos devastadores del conflicto. Una y otra vez es necesario recordarle a quienes pretenden ponerle obstáculos a la JEP que la responsabilidad de terceros o civiles en muchos casos financiadores y determinadores del conflicto no se puede escudar, entre otras cosas, en el pretexto de la extorsión para evitar su comparecencia, y eso es lo que pretende Cambio…
En el caso del actual mandatario Perunano, la Procuraduría solicitó que se investigue su caso a raíz de una serie de transferencias realizadas entre octubre de 2007 y julio de 2008 por Odebrecht a las empresas First Capital Inversiones y Asesores, dirigida por Gerardo Sepúlveda, un antiguo socio chileno del presidente del Perú (PPK)   Desde el Congreso Desde su rol preponderante en el Congreso la mayoría fujimorista se ha encargado de mellar la gobernabilidad de PPK. La estrategia utilizada para dicho fin tiene varios frentes, uno de ellos, la erosión de sus representantes -o al menos aliados- en el Congreso. Así el fujimorismo consiguió -moción de censura mediante- la destitución del ministro de Educación Jaime Saavedra, recientemente nombrado jefe de Educación del Banco Mundial. Otros caminos han sido la movilización de una porción de la sociedad civil en torno a mantener el status quo en reclamos tradicionales tales como la resistencia a la implementación de educación sexual en los colegios públicos o el cuestionamiento del proyecto de incorporar la unión civil de personas del mismo sexo[1]. Del mismo modo el pleno del Parlamento ha aprobado la interpelación del primer vicepresidente quien también funge como ministro de Transporte y Comunicaciones,…
Dicen por ahí, con acierto, que las sociedades, a diferencia de los hombres, primero se pudren y después se mueren. De putrefacciones hace años está hediendo y supurando el sistema político colombiano, con sus lacras de vieja data que se multiplican cual cáncer en cada gobierno, en cada elección, tanto ayer como hoy. En una larga historia de barbaridades, cada día estalla un escándalo distinto conectado con la feria estatal, los desgreños y malversaciones, con sobornos y peculados. En un país que, quizá más que cualquier otro en el orbe, tiene un mayor número de fraudes electorales, las corruptelas —que además se originan en los días oscuros de la colonia— son parte del ejercicio cotidiano para usufructuar de modo ilegal el Estado y ponerlo al servicio de zánganos y parásitos. Da la impresión, desde hace tiempos, que la corrupción (fenómeno inherente a sistemas en los que la democracia es una caricatura) se instaló como “virtud”, como necesidad de políticos y funcionarios. Más bien, lo extraño, lo subversivo (e irreal, por demás), es la pulcritud, la corrección en los manejos estatales y en el ejercicio del poder en Colombia. El impoluto es un enemigo de aquellos, tan abundosos, que han transmutado…
La reciente muerte de 40 jóvenes en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en Guatemala, instancia pública regenteada por la Secretaría de Bienestar Social, abrió una visión crítica de la situación de la sociedad y del Estado: ¿quién mató a estas adolescentes: el fuego, un carcelero irresponsable o un Estado neoliberal ineficiente, heredero del Estado-finca que ha venido caracterizando a la nación desde sus albores, defensor de los grandes grupos agroexportadores e inexistente para las necesidades populares? Ello lleva a preguntar: ¿por qué una sociedad es como es? En este caso: ¿por qué esta sociedad tiene 60% de su población bajo el límite de la pobreza, 20% de analfabetismo, machismo-patriarcal a la orden del día, la mitad de su niñez desnutrida, más de un 11% de su PBI constituido por remesas familiares de personas que se van irregularmente a Estados Unidos a trabajar en condiciones de precariedad, pandillas juveniles violentas, 25% de la población urbana viviendo en barrios marginalizados, 11% de la niñez urbana trabajando, más cantinas que escuelas y hospitales y centros de salud desabastecidos? Lo cual lleva a esta otra pregunta: ¿por qué un Estado “normaliza” todo esto? El Estado es el mecanismo social que legitima una…
El acontecimiento. A sus treinta y tantos años, György Lukács (1885-1971) –ya un establecido historiador de literatura– llega al marxismo y comunismo no vía la Segunda Internacional ["la encarnación del positivismo determinista y oportunismo político"], sino mediante el idealismo y sindicalismo, y no tanto mediante la lectura de sus teóricos (apenas conoce El capital), sino por la revolución misma ["una ventana hacia el futuro"] (My road to Marx, 1933). Esto hace toda la diferencia del mundo. Su heterodoxia temprana y la mezcla del entusiasmo por la revolución rusa (1917) y del sabor de la derrota a raíz de la caída de la efímera República Soviética Húngara (marzo-agosto/1919) –en la que es comisario político en el frente y luego comisario popular de la educación– dan a luz una obra singular: Historia y conciencia de clase [HyCC] (1923). Su aparición es “uno de los pocos auténticos ‘acontecimientos’ en la historia del marxismo” (S. Zizek dixit). Igual que Karl Korsch, pero con más erudición, el "joven Lukács" se propone salvar a Marx de la bastardización socialdemócrata que permea hasta las filas bolcheviques: recupera su dialéctica y [re]introduce el concepto de la reificación. Pero su timing es fatal. La revolución está en retirada y…
El Centro Democrático, con Uribe a la cabeza, marchará en contra de la corrupción y de la impunidad. Fernando Londoño y Andrés Felipe Arias portarán la pancarta reclamando que la Justicia sea para todos. Oscar Iván Zuluaga, tumultuosamente acompañado por su partido político, marchará contra el hackeo informático y la financiación internacional de los asesores políticos. Juan Manuel Santos marchará en contra la mermelada y a favor del valor de palabra empeñada. Dirá en la Marcha que su gobierno está muy comprometido con el cumplimiento de los Acuerdos y que llegará hasta las penúltimas consecuencias en la investigación sobre el ingreso de los recursos de Odebrecht a su campaña. Germán Vargas Lleras, a coscorrón limpio, marchará en contra las castas políticas predestinadas y contra el uso de los recursos del Estado en beneficio propio. Clara López se pronunciará enérgicamente en contra del acomodamiento político. María Fernanda Cabal, Paloma Valencia y María del Rosario Guerra marcharán a favor de la restitución de tierras y los derechos de los pueblos indígenas. Se irán en contra de las alianzas entre paramilitares y élites políticas en las regiones y hablarán en un tono calmado, sosegado y sin mandar al infierno a sus contradictores. Tomás…
24 congresistas decidieron no votar la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, con el argumento de ser descendientes directos o tener familiares condenados o procesados por paramilitarismo. Las contradicciones entre el Congreso y la paz en Colombia tocaron fondo este martes cuando 24 “padres de la Patria” levantaron su mano para decir que no votarían el proyecto de Ley de Jurisdicción Especial para la Paz, por sus vínculos con el paramilitarismo.   Este acto de irresponsabilidad histórica deja en veremos el futuro de una de las herramientas más importantes para este proceso: una reforma judicial que debe dar origen a un tribunal que juzgará, de parte y parte, los crímenes cometidos durante la guerra.   Durante la sesión del martes que acaba de pasar, cuando debía producirse la votación del debate definitivo para la JEP, uno a uno, con una espontaneidad programada, estos congresistas que representan el 20% del cuerpo legislativo le asestaron, con sus argumentos, otro golpe directo a la Paz.   Primero tomó la palabra la senadora Nora María García Burgos, del paramilitarizado departamento de Córdoba, santuario de terratenientes y uribistas, el mismo donde el primo del expresidente Uribe, Mario Montoya Uribe, condenado por paramilitarismo, le entregó su…
 Por considerarlo de interés para sus lectores; ANNCOL reproduce el comunicado del dirigente Uribista Oscar Iván Zuluaga, donde se pone a ordenes de la Justicia :  “El día de ayer solicité al expresidente Álvaro Uribe un encuentro personal que llevamos a cabo esta mañana en su casa en Rionegro. Mi propósito era comunicarle de primera mano la decisión de aplazar mi precandidatura presidencial hasta tanto no se esclarezcan por completo los interrogantes sobre la participación de la empresa Odebrecth en el pago de los servicios de Duda Mendonça, asesor de mi campaña presidencial en 2014. La mía fue una campaña honorable; estoy a disposición de las autoridades competentes para dar cuenta de todas mis actuaciones, como he hecho siempre en mi vida pública. Hoy mi prioridad es la tranquilidad y el buen nombre de mi familia, por encima de toda consideración política. Seguiré trabajando por la unidad de mi partido, porque Colombia necesita un Centro Democrático fuerte y actuante”. Imagen Internet
La situación social de las mujeres es un problema que afecta a ellas primera y principalmente, pero no restringe su abordaje y posible solución al ámbito femenino. Por el contrario, es una problemática de corte social que involucra por fuerza a la totalidad de la población, varones incluidos. Aclaremos rápidamente, evitando malentendidos, que ello no significa que la solución esté en manos masculinas. Lo importante a destacar es que, aunque son las mujeres quienes llevan la peor parte, la comunidad en su conjunto se perjudica ante el hecho discriminatorio, ante esta inequidad de géneros. Si se aborda profundamente el problema, la conclusión obligada confronta primeramente a los varones, en tanto los discriminadores; pero en otro sentido: a la sociedad como un todo, pues la historia generó esas formas de organización marcadas hondamente por una ideología machista-patriarcal. Las diferencias sexuales anatómicas conllevan otras tantas diferencias psicológicas; pero esto no explica, y mucho menos justifica, la posición social del género femenino. Ninguna conducta humana puede concebirse solamente en términos biológicos. Aunque este determinante exista -el macho, en muchas especies animales, es más fuerte que la hembra, también entre los humanos-, se dan otros procesos que posicionan culturalmente a las mujeres. Como una…
Uno de los temas que mayor debate y dudas genera hoy en el país, es el estado de los acuerdos que comúnmente llamamos la implementación de los 6 puntos pactados tras 5 años de diálogos en La Habana. Tras haber sufrido diferentes momentos, dificultades, avances y retrocesos durante estos años, los diálogos de La Habana produjeron el Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, que gana importancia a partir de la instalación de la mesa de diálogos con el ELN. En aras a tener claro el estado de lo avanzado, es importante recordar cuáles son los puntos que contempla el Acuerdo. Ellos son:  Hacia un nuevo campo colombiano (Reforma Rural Integral); Participación Política (apertura democrática); Fin del Conflicto; Solución al problema de las drogas ilícitas; Acuerdo sobre las víctimas del conflicto; e Implementación, verificación y refrendación.      Hay un acuerdo firmado y reconocido por la sociedad colombiana y la comunidad internacional como garante y testigo. Se alcanzó para ponerle fin al más largo conflicto armado del hemisferio occidental y que Colombia avance en la senda de la reconciliación y la paz entendida como mayor igualdad social y justicia para el pueblo.…
Página 1 de 21
Volver