powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Más opiniones (422)

Con mucho gusto publicaremos los artículos que nos envíen a la siguiente dirección:

Les agradecemos de precisar en el titulo de su correo "sección opinión" para facilitar su rápida publicación...

Vargas Lleras y Martínez Neira son dos cartas políticas que mejor representan el ‘establishment’ criollo, o el eterno statu quo. Cambio Radical no sólo es un partido que ha avalado, desde su fundación en 1998, verdaderos mafiosos de la política nacional. No sólo es coautor de la debacle administrativa en la que viven departamentos como La Guajira y Chocó, y, sin duda, culpable de las miles de muertes de los niños wayú, también es el partido de Germán Vargas Lleras , uno de los más opcionados para llegar a la Casa de Nariño en el 2018, según algunas encuestas, y del fiscal general de la Nación Nestor Humbeerto Martinez Neira, quien está en el ojo de la opinión pública por su cercanía, al parecer, con la cuestionada firma constructora  Odebrecht Vargas Lleras y Martínez Neira son dos cartas políticas que mejor representan el ‘establishment’ colombiano, que en otras palabras no es más que la puesta en marcha del statu quo. Vargas Lleras sigue siendo el niñito light que se paseaba por los pasillos de la Casa de Nariño cuando su abuelo  Carlos LLeras Restrepo era el presidente de la Nación, sigue alimentando con sus actos la vieja creencia de los…
Fue muy curioso ver como el exprocurador Alejandro Ordóñez, señala al vicepresidente Vargas Lleras y al presidente Santos de estar involucrados en los sobornos de la multinacional Odebrecht, sin decir claro está, las razones por las que él, como jefe del ministerio Público no se dio cuenta de lo que estaba pasando. Alejandro Ordóñez tan vigilante y tan atento a la actuación de funcionarios públicos de gobiernos locales que pertenecían a una corriente política distinta a la suya, no se dio cuenta que un viceministro del Gobierno de Álvaro Uribe se había prestado a un soborno por miles de millones de dólares. Podrá asegurar Ordóñez que la Procuraduría hizo los acompañamientos debidos a los procesos de licitación y adjudicación del Contrato de la Ruta del Sol,  que desde mi modo de ver, no fueron sino un saludo a la bandera, porque resulta extraño que una persona que observó con ojo de lupa  las actuaciones de gobernadores, alcaldes y políticos que no son de su cuerda política, no se diera cuenta o no  se percatara que con la  presencia de un personaje como Otto Bula, del que todos conocían sus andanzas, algo turbio se podía estar moviendo. Que no venga Alejandro Ordóñez…
El diagnóstico se ratifica cada día sin que nadie hasta el momento haya podido desmentir a Darío Echandía, el político liberal del siglo pasado que sentenció de manera lapidaria que Colombia es un país de cafres. Para ejercer de cafre político no basta con ser bárbaro y brutal en el más alto grado, como dice doña María Moliner. No. La característica del cafre, digo yo, es que después de actuar como le corresponde para serlo, es capaz de preguntar sobre los escombros de lo que acaba de volver mierda: ¿pero quién podría hacer semejante cosa? El cafre da media vuelta, se ajusta la corbata y sigue sin pudor su camino hacia el poder. La frase de Echandía de tiempos chulavitas y frentenacionalistas catapultó a Colombia como una nación que a pulso y a diario se forja los méritos para ser el país con la mayor cantidad y los más avezados cafres de la región, y a fe que lo logra. Hay cafres en todas partes del mundo, en todos los estratos, en todos los países y en todos los gobiernos. ¿Qué de raro tienen los cafres colombianos? Por ejemplo: El escándalo Odebrecht  se regó como pólvora por toda America Latina;…
Además del ruido por señalamientos contra el congresista Mauricio Lizcano por una investigación periodística que no se divulgó, el legislador enfrenta una pesquisa de la Corte Suprema de Justicia que lleva siete años y está a punto de una decisión de fondo. Una investigación periodística en desarrollo, atada a conjeturas sobre las razones de la cancelación del lanzamiento de una nueva temporada del programa de Pirry en el canal RCN, puso esta semana al presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, en el ojo del huracán. Sin embargo, más allá del lío por la compra de un predio de 56 hectáreas en Risaralda, hoy reclamado en un proceso de restitución de tierras, o los trámites para convertirlo en una estación de gasolina, son varios los dilemas judiciales del senador caldense. (Vea: El lío de Mauricio Lizcano por tierras que habrían sido despojadas) El Espectador estableció que, paradójicamente, mientras el presidente del Congreso se defendía públicamente de los señalamientos por la adquisición del predio en entredicho, o por supuestas presiones para que la investigación periodística no se divulgara, en la Corte Suprema de Justicia se ha venido reactivando la investigación que abrió en su contra hace casi siete años por presuntos vínculos con paramilitares.…
Lo que está sucediendo con el proyecto de justicia especial para la paz en el Congreso muestra que la página de la paz no se puede pasar todavía, como lo propone Claudia López. El proyecto de la justicia especial para la paz (JEP), que es el corazón de lo acordado con las Farc, podría no conseguir los votos suficientes en el Senado porque Cambio Radical, el partido del vicepresidente de Santos y el fiscal Néstor Humberto Martínez, cuya cercanía con Vargas Lleras es incuestionable, se le está oponiendo con una persistencia que ha dejado a la oposición del Centro Democrático sin trabajo.  En la votación en la Cámara, el proyecto fue aprobado por un solo voto y no contó con el apoyo de Cambio Radical: dos votaron a favor, uno en contra y los 13 restantes a la hora de votar, se salieron del recinto.   Le recomendamos: Que caigan los que tengan que caer Las cosas en el Senado están aún más complicadas por cuenta de la desplumada que le pegó el fiscal Néstor Humberto Martínez al presidente. Su numerito de salir a anunciarle al mundo que a la gerencia de la campaña de Santos, el nobel de Paz,…
¿Prevención de qué? Quizá el prejuicio oculto es que todo joven de barrio pobre es un marero en potencia. En vez de “prevención” pensar en “desarrollo integral de la juventud”. ¿Solo malabares en los semáforos o carreras técnicas (oficios) se nos puede ofrecer? Revisar eso. ¿Por qué no doctores o ingenieros también? ¿O astronautas? Un joven ex marero de alguna barriada “peligrosa” de Guatemala En términos generales, en todo momento las juventudes fueron discordantes con la ideología y los modos culturales dominantes. Para un mundo adultocéntrico, la rebeldía juvenil siempre constituye una afrenta. Así pasó con cualquier “grito juvenil” que se alzó como contestatario. Pero en los imaginarios colectivos actuales –ganados por un pensamiento conservador que va de la mano de la visión neoliberal que recorre el mundo, montada en la globalización del libre mercado, el éxito y el “sálvese quien pueda”– la juventud, más que una esperanza, suele asociársela a violencia, droga, y de ahí a circuitos de criminalidad, a marginalidad peligrosa. Sin negar que esta conexión en verdad pueda suceder en alguna ocasión, desde esa óptica conservadora y prejuiciosa “juventud” –al menos una parte de la juventud: la juventud pobre, la que marchó a la ciudad y habita…
Julián Martínez Vallejo y Magda Correa de Andreis viven una situación complicada en su país. Ambos se enfrentan a las tesis del ex presidente Álvaro Uribe, que rechaza el documento que establece las bases para el proceso de paz, y eso en Colombia es osado y peligroso. Julián es periodista de investigación y lleva mucho tiempo indagando en los crímenes, desmanes y violaciones de los derechos humanos del Gobierno Uribe durante los años 2002 a 2010. Magda, por su parte, es hermana de Alfredo Correa de Andreis, un académico asesinado por su activismo a favor de los derechos humanos en 2004 por los paramilitares, "en connivencia con agentes de las Fuerzas Militares Colombianas y por acción u omisión de ese mismo gobierno de Uribe". El ex presidente de Colombia sigue ostentando un enorme poder hoy día en Colombia tal y como ha demostrado el no en el referéndum sobre el proceso de paz. Ambos han visitado esta semana Euskadi y han sido recibidos por el Ayuntamiento de Gernika y la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco. ¿Con qué expectativas habéis realizado este viaje a Euskadi?  JM: Queremos sobre todo dar a conocer el operativo que formó Uribe de espionaje…

Caricatura de Semana : Tomando Partido Destacado

Fuente : http://www.semana.com/caricaturas/articulo/caricatura-por-leo-tomando-partido/515074
Desde que se toma conciencia de las intringulas del Poder y la política, la historia de la lucha de clases, las ideologías y los intereses en disputas en el mundo, pierde la virginidad política y capacidad de asombro al descubrirse casos de corrupción como los Papers Panamá y el más reciente de Odebrecht. La podredumbre develada por esta última empresa brasileña ha suscitado todo un revuelo internacional, porque sus tentáculos alcanzaron a importantes personalidades políticas del continente, y cuyas primeras consecuencias legales ya se observan en Perú. Un juez de ese país acaba de dictaminar una orden de detención nacional e internacional contra el ex presidente derechista Alejandro Toledo por haber recibido un soborno de 20 millones US$ de la empresa Odebrecht. El escándalo de corrupción había sido destapado por los ejecutivos de la misma constructora que reconocieron ante las autoridades judiciales estadounidenses haber cometido actos de corrupción pagando de cerca de 788 millones US$ en sobornos para obtener contratos en más de 100 proyectos en 12 países, entre ellos Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, y Venezuela, además de Perú. La política es el negocio más lucrativo para los representantes del sistema capitalista burgués. En Venezuela,…
Dos puntos de partida. Uno, los cambios de fondo nunca se procesan en períodos de calma chicha sino en medio de tempestades que ponen todo patas arriba. Es en esos momentos cuando las fuerzas antisistémicas, forjadas en largos períodos en los sótanos de las sociedades, pueden aprovechar la debilidad y la crueldad del capital para mostrar a las mayorías que hay otros caminos más allá de la subordinación al sistema. Dos, que uno de los más importantes problemas que enfrenta hoy lucha emancipatoria es la subordinación de los movimientos antisistémicos al capital financiero y a los estados, como lo señala Nancy Fraser en el memorable artículo “Trump o el fin de neoliberalismo progresista” (Rebelion, 23 de enero de 2017). El aturdidor cacareo de los más poderosos medios del sistema, encabezado por The New York Times y seguido dócilmente por la inmensa mayoría de los medios del mundo, tiene un objetivo muy claro: reforzar la alianza Wall Street-Sillicon Valley-Hollywood con los nuevos movimientos sociales (feminismo, antirracismo, multiculturalismo y LGBTQ), como señala Fraser. Esta alianza es un cortafuegos levantado por Bill Clinton en 1992, lo que la feminista estadunidense denomina “neoliberalismo progresista”, como forma de aislar a la clase obrera –vapuleada por…
"La imaginación al poder".  Pintada durante el Mayo francés, 1968 “Hasta ahora los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de distintas maneras; de lo que se trata es de transformarlo”, sentenciaba terminante el joven Marx en la tesis XI sobre Ludwig Feuerbach, en 1845. Para muchos esa fue la declaración de muerte de la filosofía clásica. De todos modos, siguió habiendo filosofía. Para muchos, la obra del alemán Martin Heidegger fue la última expresión de un gran sistema filosófico, tal como existieron por más de dos milenios en la tradición occidental, desde los griegos clásicos hasta el idealismo alemán. Pero desaparecido Heidegger, el gran filósofo del siglo XX, siguió habiendo filosofía. ¿Pero acaso es inmortal la filosofía? En todo caso, sin decidir la respuesta aún, preguntémonos qué significa “filosofar”: ¿para qué se hace filosofía? ¿Es eso posible hoy día? La respuesta a la pregunta planteada dependerá de quién la formule. Para nosotros, la gran mayoría, o quizá la totalidad de los lectores de este breve texto –si es que los tiene; quizá muchos se aburran y no lleguen al final–, seguramente occidentales, son inevitables ciertas representaciones, en algún caso ya estereotipadas, cuando hablamos del tema. Filosofía: saber por…
Página 1 de 21
Volver