powered ByGiro.com

Descargar
0:00

Los ecos de la cumbre G 20-1 de Hamburgo, en Nuestramérica

Uno de los aspectos más destacados del interesante estudio “crítico” sobre las crisis estructurales del capitalismo hasta nuestros días, escrito por los investigadores marxistas Leo Panitch y Sam Gindin dentro del libro, “Crisis e Imperialismo UNAM. México.2012” (págs. 72 y ss) hace referencia a la manera cómo el Capital ha enfrentado y sorteado con éxito tales episodios y ha salido fortalecido y más agresivo de todos ellos en su lógica contra el trabajo, muy a pesar de los análisis marxistas meramente economicistas o mecanicistas que presagiaban su inminente final y que tan solo mostraron lo erróneo de las interpretaciones hechas sobre el tipo de capitalismo que se estaba desarrollando y esparciendo por el Mundo o Globo terrestre; y la forma como transitaba de la crisis del capitalismo “predominantemente competitivo” del finales del siglo 19, a la crisis del capitalismo “predominantemente monopólico” de comienzos del siglo 20, y, a la crisis del capitalismo “predominantemente finacializado y trasnacionalizado actual” de Wall Street y su satélite la City of London, junto al papel del aparato del Estado en su solución, fundamentalmente de EEUU mediante compra de bancos y salvamentos, venta de bonos del tesoro, burbujas inmobiliarias, traslado de industrias a regiones con salarios de miseria, etc.

 Y, es precisamente la cumbre del G 20, realizada este 7 y 8 de julio en la ciudad-Estado de Hamburgo, en medio de un ascenso consiente y participativo de una sorprendente  y creativa “Multitud”  manifestante en su contra, que ha alarmado a los “lideres” del Imperialismo global (la troika tradicional de EEUU, Europa y Japón, a la que se han agregado o sumado las potencias capitalistas desarrolladas de Rusia y China) allí reunido con sus satélites periféricos llamados “países emergentes”; la que puesto en evidencia no solo la profundidad de las contradicciones inter-imperialistas o “desacuerdos” como quedó consignado en el “documento final G20-1”, que  se han ido desarrollando a lo largo de todas estas décadas de letargo económico global, sino las soluciones que  desde ya se empiezan a vislumbrar:

Fuera de la consabida lucha contra el calentamiento global que se ha tornado un imperativo para la expansión del capital y su supervivencia universal. De la consabida lucha contra el terrorismo, es decir por volver a controlar y meter en cintura a los grupos Yihadistas que ellos crearon y armaron en su lucha contra el “comunismo soviético”. De continuar “expandiendo ininterrumpidamente el libre mercado o “free market”, y, de repartirse el mundo en esferas de influencia, en Ucrania, en Siria, Irak, cuerno africano y Yemen, en Afganistán, centro del Asia y occidente chino, en Corea y el océano pacifico.

De lo que se trató y quedó sobre entendido en todo el desarrollo de la cumbre es la recolonización, principalmente del continente africano, bajo el nombre de desarrollo empresarial “in situ”, que impida la salida de más “negros”, “moros norafricanos” y “nilóticos” del cuerno etíope, en oleadas incómodas de refugiados hacia el continente europeo, porque han estimulado el ascenso de la xenofobia y el racismo nazi que han puesto en peligro la unidad europea.

También, y a través de sus agentes periféricos emergentes tales como Indonesia, Singapur o India, incorporar a las finanzas del capitalismo global finacializado las zonas periféricas aledañas con fuerza de trabajo cuasi esclava que aún lo han hecho defectuosamente como Filipinas, Malasia, Burma, Bangladesh y demás países miserables del sudeste asiático como Laos, Tailandia, Camboya y las regiones limítrofes con Vietnam y China.

Para Latino América, un poco más desarrollada, fueron invitados los “lideres” democráticos de tres países (México, Brasil, Argentina) que posiblemente tengan más problemas que el resto del “patio trasero”.

Temer, el temeroso, negó que exista “crisis” en su país. El inefable Macri, en lugar de mirar hacia dentro cómo la resistencia de masas contra su política neoliberal depredadora crece día tras día, dice que: “Venezuela no respeta a los derechos humanos y peligra la paz social que todos los que estamos acá pregonamos", declaró en una de las sesiones de trabajo que se celebraron en el recinto ferial de Hamburgo.

Y Peña Nieto, (ay, de los 47 estudiantes que se dirigían de Ayotzinapa en Guerrero) y de la colombianización de su país ( ay, de la asesoría personal del general Naranjo) en lugar de reclamarle a Trump sobre el muro en la frontera que le está construyendo y que tendrá que pagar, según lo confirmara una vez más el presidente de los EEUU, en un encuentro bilateral habla  mejor de cómo ambos mandatarios se encuentran "muy atentos para coadyuvar en la manera que sea posible en el ámbito diplomático para lograr una solución en esta Región". (http://www.eluniversal.com/noticias/politica/crisis-venezuela-presente-cumbre-mandatarios-del-g20_660440)

La Región, ese eufemismo geoestratégico que Trump y Peña Nieto tienen en el foco, son dos procesos socio políticos complejos y de final bastante abierto que se están desarrollando: En Venezuela donde no se sabe aún si Maduro es derrocado o no. Y en Colombia, donde no se sabe aún si el acuerdo de paz firmado entre el Estado colombiano y las Farc-EP se implementará, o el nominado por Uribe Vélez lo hará trizas.

Así, los ecos de la Cumbre de los 20-1, realizada y confrontada masiva, protagónica y contagiosamente, por la Multitud en Hamburgo este 6 y 7 de julio, llegan a la periferia de Nuestra América.

Escribo esto, mientras me estrujo los sesos tratando de entender porque no invitaron a manteles a un lacayo tan aconductado y servil, que se expresa perfectamente en latín imperial, como el “líder” democrático y actual presidente de Colombia J M Santos y pienso que, el trabajo diplomático realizado por Pinzón-Bueno en Washington, fue completo.

Fuente Imagen: Internet.       

                             

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Uldarico Flórez - Abogado DD.HH de los Presos Políticos en "Voces del Sur" 15 julio 2017 "La 1820 con muchas trabas con jueces de los partidos tradicionales" - " El error de la Amnistia: no se podia dejar en cabeza de los Jueces de Ejecución de Penas la libertad de los PPolíticos"
  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver