powered ByGiro.com

Descargar
0:00



La Comisión de la Verdad y la guerra de relatos

Desde la revista Semana (¿desde dónde más?) uno de sus columnistas estrellas, nos anunciaba “songo sorongo” y al mejor estilo “currambero”, una de las post verdades, decir mentiras, de la moda posmoderna colombiana, así:

“En Colombia, La guerra con los fierros se está volviendo cosa del pasado. Las FARC dejaron de disparar hace mucho rato y esperemos que el ELN lo haga también. La que viene es una guerra de relatos. Hasta el momento el relato que prevalece sobre la naturaleza de la guerrilla es el manufacturado por el establecimiento, con un grado de eficacia que hasta gente que se promueve de izquierda se lo ha tragado entero, tanto como que están empeñados en perdonar los pecados mortales del sistema y condenar sin expiación los cometidos por la guerrilla.” (1)

Unos meses atrás, el columnista ya lo había advertido en otra entrega:

“Piensa, Timochenko, que en las bodegas del barco pueden ustedes traer cosas nuevas que llamen la atención, seduzcan y desconcierten a la gente que espera en el puerto o pueden exponer las baratijas de siempre y encontrar eco en los frikis de siempre. Con un poco de gracia e ingenio se puede montar o desmontar una imagen. Lo viejo, dándole una vuelta, se puede convertir en lo nuevo. Ustedes, Timochenko, son viejos echando bala, pero nuevos en la política de estos tiempos cinematográficos en los que la imagen vale tanto como el discurso y la forma de decirlo.” (2)

La conclusión, posiblemente bien intencionada, se agota en su obviedad posmoderna: Al relato dominante hay que oponer un relato “alternativo”, atractivo o mejor “chévere y bacano”; descartando, claro está, el gran relato o envejecido y caduco “meta-relato” marxista de la lucha de clases, con su expresión material y contradictoria en la supra estructura de la sociedad y en todas sus otras instancias: la jurídica, la ideológica, la política y la ética o moral.

Basta con elaborar un buen relato de una a verdad “alternativa” que elaboraría de manera “consensuada” una Comisión de la Verdad recientemente decretada, para oponerlo a la “verdad oficial” del establecimiento, elaborada por la nueva burocracia de los historiadores formada por el colombianólogo francés Daniel Pécaut, que se reduce a decir que el llamado conflicto colombiano no fue cosa distinta de una guerra de las Farc y del ELN contra la sociedad; para que al final, cada quien en su fuero interno individual, en el supermercado de las ofertas ideológicas y políticas escoja cual consume o con cual se queda: ¡La guerra de los relatos!

Indudablemente quien haya leído con detenimiento y buena fe, es decir sin perfidias, el Acuerdo de Paz de la Habana logrado entre el Estado colombiano y las Farc-Ep, sabe que allí quedó ampliamente descrito un “sistema” (con  todo lo que esta categoría científica implica) integral de Verdad, Justicia, Reparación y No repetición (SIVJRNR) y del cual entre otros subsistemas forma parte la Comisión para el esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No repetición y la Unidad Espacial para búsqueda de personas dadas por desaparecidas.

Y que tal tarea no puede saldarse con un “relato o Informe Final” escueto que elaborarían los comisionados escogidos para tal fin, sino que además del acto psicoanalítico de verbalizar lo ocurrido y sacar a flote la parte del Iceberg sumergido durante tantos años y con tanta propaganda negra trasmitida tan exitosamente por el oligopolio mediatico contrainsurgente (del cual, en este caso, forman parte los institutos y museos de la verdad y la memoria oficial) es necesario realizar de manera simultánea un sinnúmero de acciones materiales practicas reparadoras y reconciliadoras, llamadas por algunos “sanadoras”; que además de descorrer el velo mentiroso de la ideología oligárquica e imperial dominante, proporcione a los colombianos los elementos verídicos basados en hechos reales no adulterados de todos estos años de barbarie contrainsurgente. Es a lo que Uribe Vélez le tiene pavor y por eso su oposición a ultranza.

Hay que entregar los museos e institutos de la verdad y la memoria oficial existentes para integrarlos a este Sistema Integral de Verdad ...(SIVJRNR) y crear en cada municipio y provincia azotada por la guerra contrainsurgente uno nuevo, que le documente a sus pobladores y ciudadanos lo sucedido y les recuerde en el futuro, tal y como lo ha hecho la República Federal de Alemania con los horrores y la barbaridad del Nazismo y de la Stassi.

Y hay que preparar un sistema educativo de carácter nacional para educar a las nuevas generaciones sobre lo que todo esto ha significado. No basta que el Obispado colombiano que controla la educación en el país nos siga diciendo que “Colombia es una sociedad enferma, y que debemos seguir votando por los mejores”, sino que hay que dar los pasos concretos en su curación o sanación, en lo cual la Iglesia Colombiana siempre tan calladita y prudente, ahora tendrá mucho que decir y aportar para esclarecer parte de lo sucedido.

En resumen:  Que no nos vamos a tragar el cuento de la revista Semana y sus columnistas sobre los “relatos bacanos”, y mucho menos convertirlo en un relato jurídico; sino que vamos a continuar con el mega-relato de la lucha de clases y, el complejo e interminable campo de su expresión material y contradictoria en la supra estructura de la sociedad y en todas sus otras instancias: la jurídica, la ideológica, la política y la ética o moral.

El Informe Final de la Comisión de la Verdad solo será la parte inicial de la difícil y permanente tarea por venir. Esa es la batalla ideológica integral y de ideas que debemos enfrentar y ganar, si se desea ingresar definitivamente al mundo de la civilización moderna.

Fuente Imagen Internet

  1. http://www.semana.com/opinion/articulo/yesid-arteta-las-farc-y-el-eln-a-hacer-politica-sin-armas/514987
  2. http://www.semana.com/opinion/articulo/yezid-arteta-proceso-de-paz-farc-necesitan-construir-un-relato/475920

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver