powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Blog de Horacio Duque Giraldo

Horacio Duque Giraldo

Horacio Duque Giraldo

Académico y periodista alternativo

Archivo de columnas en ANNCOL 

La historica localidad de Remedios/Antioquia, se une al proceso de construccion territorial de la paz, acogiendo los combatientes de la resistencia campesina revolucionaria en su transicion a la movilizacion politica en el contexto de la democracia ampliada.

Remedios es un municipio de Colombia, localizado en la subregión nordeste del departamento de Antioquia, conformada por los municipios de Amalfi, Anorí, Cisneros, Remedios, San Roque, Santo Domingo, Segovia, Vegachí, Yalí y Yolombó, con una población cercana a los 200 mil habitantes.

Limita por el norte con el municipio de Segovia, por el este con el departamento de Bolívar y el municipio de Yondó, por el sur con los municipios de Yondó, Puerto Berrío, Yolombó y Yalí, y por el oeste con los municipios de Vegachí y Amalfi.

La vereda Carrizal del municipio, en zona limítrofe entre Remedios y Segovia, se ha seleccionado como espacio para la ubicación de los combatientes guerrilleros en la transición a su movilización política y democrática.

Historia del municipio.

Los historiadores se han dividido en dos grupos respecto a la fundación de Remedios. Uno, sostiene que ella tuvo lugar en diciembre de 1560. Se afirma que El Capitán FRANCISCO MARTÍNEZ DE OSPINA (fuente de un poderoso clan oligárquico que ha tenido presidentes y caudillos electorales), llegó al Valle corpus Cristo y resolvió fundar en él el 15 de diciembre de 1560, la ciudad de Nuestra Señora de los Remedios. Establecido en aquel lugar disponiendo del trabajo de 9.000 indios de encomienda perteneciente a la nación de los Tahamíes, el feliz y atrevido fundador se dio con empeño al trabajo de las minas y con tanto provecho que llegó a ser pronto poderoso oligarca.

Otro asegura que Remedios fue fundado por LOPEZ DE SALCEDO, el 24 de octubre de 1561 en el Valle de San Blas.

Remedios ha sido objeto de varios traslados, 4 en total. Pero no hay documentos que señalen la fecha exacta de esos traslados ni de una localización precisa de la ciudad de los Remedios. En el lugar actual lleva mas de 200 años. Es preciso anotar que Remedios perteneció a la provincia de Mariquita, hasta el año de 1747, cuando el Virrey José Solis Folch de Cardona, lo anexó a la provincia de Antioquia, con capital Antioquia y estableció 6 cantones. El sexto fue el del Nordeste con cabecera en Remedios, categoría que tuvo hasta mediados de 1847, cuando por decreto del 20 de mayo del poder ejecutivo nacional, trasladaba la cabecera del cantón a Amalfi.

La parroquia de Remedios debió ser de importancia porque durante algún tiempo tuvo sacristía mayor, privilegio con que solo contaban unas pocas como fue las de Antioquia, Medellín, Rionegro y Marinilla.  

Así que, Remedios ha nacido en 4 oportunidades. Fue fundado por primera vez en el Valle del Corpus Cristo, el 15 de diciembre de 1560.

Fue erigido municipio en el año 1840. Su nombre inicial fue el de NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS.

Datos que permiten entender la potente influencia de la iglesia  y el conservadurismo en la región, desde la época de la colonia.

Remedios tiene dos corregimientos.

Santa Isabel de Hungría: Ubicado al sur de la cabecera municipal y en la carretera que de Remedios conduce a Medellín.

Corregimiento la Cruzada: Ubicado al norte de la cabecera municipal, a 7 kilómetros de distancia. Igual que Santa Isabel es Inspección de Policía rural. Ambos corregimientos cuentan con centro de salud, colegio, biblioteca y placas polideportivas. Existen en Remedios 20 barrios y 53 veredas.

Remedios tiene cerca de 69  veredas entre las cuales están Otú, Martaná, San Cristóbal y Las Camelias.

Principales corrientes de agua: El Ité, San Bartolomé, El Mata, El Bagre y El Pocuné.

La Alcaldía municipal.

Lucia Carvajal de Silvera es la actual alcaldesa municipal.

La página Web del municipio se puede encontrar en el siguiente enlace http://bit.ly/2bp6OGv la cual presenta manifiestas deficiencias en cuanto al acceso de la información sobre las políticas que desarrolla la administración municipal según el Plan de desarrollo aprobado por el Concejo Municipal.

Su Plan de desarrollo (2016-2019), se llama En la dignidad está el progreso al cual se puede acceder en el siguiente enlace http://bit.ly/2bpXcKc , documento de la mayor trascendencia para la construcción de comunidades de paz.

El esquema de Ordenamiento territorial de la localidad se puede encontrar accediendo al siguiente enlace electrónico http://bit.ly/2bAfQ0z y su estudio es prioritario para los proyectos de paz que se proyecten en los espacios geográficos municipales y regionales.

Población.

La población de la localidad se acerca a los 30 mil habitantes.

Economía.

Minería: Oro y Plata

Agricultura: Yuca, Plátano, Fríjol, Frutales

Ganadería: Vacuna, de Leche y de Levante

Carne, Leche y Queso

Madera.

Minería.

Para el municipio de Remedios, la producción minera representa el renglón económico más importante en materia de recaudo fiscal. Sin embargo, para el total de la población, especialmente para los habitantes de la zona rural, que son la mayoría y en cierta medida para los que habitan la cabecera municipal, no representa ninguna posibilidad en materia laboral y de ingresos, debido a los costos de producción de la extracción del mineral de veta (en socavones) que es el tipo de minería que en los momentos actuales se practica en el Municipio, debido a que la minería de aluvión (en el lecho de los ríos) se ha venido a menos en los últimos años.

Ganadería.

Las condiciones naturales de la región han determinado el desarrollo de la ganadería extensiva y por lo tanto se constituye en el mayor renglón de producción.

Se destaca que de las 69 veredas del Municipio, la mayoría tiene como actividad predominante la ganadería esencialmente productora de carne. El tipo predominante es el denominado integral de carne.

Por lo general, las fincas pequeñas se dedican a la actividad de cría. Igualmente, en las fincas medianas se da la cría y algunas veces el levante, pero mantienen un pequeño núcleo de animales en engorde. Las fincas de grandes extensiones tienen actividades de cría y levante pero principalmente ceban.

Se aprecia que la actividad principal es la ganadería que en área de producción representa el 98%, el tipo de explotación predominante es el denominado integral de carne.

Agricultura.

Un alto porcentaje del total de la población del Municipio de Remedios se encuentra asentada en la zona rural; por lo tanto, es de trascendental importancia el estudio relacionado con las actividades económicas y el empleo al que se dedican los habitantes de esa zona del Municipio.

De las 69 veredas, la mayoría presenta profundos problemas en materia de empleo. La escasa producción agrícola, se destina básicamente para el consumo familiar.

De las 69 veredas, 55 producen para autoconsumo, 14 comercializan un bajo porcentaje de lo producido. Comercializan las siguientes veredas: Vereda Oca el 25%, la brava, la Balastrera, el Retiro 50%, Belén el 40%, Maní comercializa maíz, las Palomas, Chorro Lindo el 8%, vereda de Tías el 10%, el Piñal, la Argentina, el Carmen 30%, Playa Linda y el Pollo.

De las aproximadas 12.583 personas que habitan la zona rural, 8584 hacen parte de la comunidad económicamente activa y de ellas 4.092, el 47.6%, hacen parte de las personas que trabajan por su cuenta o lo hacen sin remuneración, lo que tipifica a Remedios como una población de pequeños propietarios. El resto de la comunidad campesina, es decir, las 4492 personas restantes, dedican sus actividades económicas a la agricultura, ganadería, minería y extracción de madera como asalariados.

La producción agrícola, se encuentra dispersa a través de las diferentes veredas. No existe una concentración productiva que identifique alguna región.

El nivel tecnológico es el tradicional, es decir, no existe explotación agrícola de tipo mecanizado, es un sistema marcado por la alta utilización de la fuerza de trabajo humano, con elementos de trabajo simple (azadón, machete, hacha, recatón, carreta etc.)

El desarrollo de la agricultura como actividad productiva ha perdido importancia en la medida que se incorporan las tierras a la actividad ganadera o se presentan flujos migratorios de las fuerzas de trabajo.

De otro lado, la producción de cultivos tradicionales como el maíz, el plátano y la yuca ha disminuido notoriamente convirtiéndose prácticamente en productos de abastecimiento local y de autoconsumo, además de poca comercialización de excedentes.

Este el panorama, social, económico y cultural de este municipio del Nordeste antioqueño que está llamado a jugar un papel crucial en la construcción de la paz.

Nota. No comparto la apreciación en el sentido de que nos encontramos en estos momentos en una “dualidad de impotencias” frente al proceso de paz y dada la feroz arremetida de la ultraderecha uribista que pretende hacer fracasar los logros de las conversaciones para poner término al prolongado conflicto armado nacional. La delegación plenipotenciaria de las Farc mantiene la iniciativa política y avanza en la organización de las zonas de ubicación y campamentarias, en una acción coordinada con destacados oficiales de las Fuerzas Armadas y del Ejercito Nacional que trabajan de la mano con los principales representantes de la resistencia campesina revolucionaria en las localidades y regiones de la geografía nacional. La paz es irreversible gracias a los logros alcanzados hasta el momento.

 

Avanza la organizacion de los territorios de paz en Corinto, Cauca. Entusiasmo popular se expande en la region del Norte del Cauca.

Corinto, en el departamento del Cauca, será un territorio de paz en la terminación de la guerra fratricida que por años ha golpeado esta tierra de gentes sencillas y trabajadoras.

En la vereda La Cominera, de dicha jurisdicción, se construirá un Territorio de paz para profundizar la construcción de la convivencia y el ejercicio pleno de los derechos humanos de los campesinos.

Se trata de un municipio ubicado en la región Norte de este departamento, con un territorio montañoso. Su relieve corresponde al flanco occidental de la Cordillera Central Colombiana, con alturas mayores de 4.000 m sobre el nivel del mar, en la zona limítrofe con el departamento del Tolima.

Lo riegan los ríos Guengüe, Huasanó, Jagual, Negro y Paila, además de numerosas corrientes menores.

Sus tierras se distribuyen en los pisos térmicos templado, frío y piso bioclimático páramo.

Historia.

En los tiempos de la Colonia existía un amplio territorio al norte del departamento del Cauca, en donde actualmente se ubica el municipio de Corinto, y que eclesiásticamente se denominaba El Curato de los Frisoles, del cual era su cabecera la Hacienda llamada con el mismo nombre (ver http://bit.ly/2bAEeBl ).

En la segunda mitad del Siglo XIX, el Señor Juan Bautista Feijoo compró la mencionada finca y en compañía de su hermano Antonio, se empeñaron en la creación de un centro poblado, viendo cumplido sus anhelos en el año de 1867, cuando fundaron el caserío que progresó rápidamente, y que hoy día se conoce con el nombre de Corinto.

El 11 de mayo de 1868, se le concede la categoría de municipio de Corinto.

Hoy hacen parte del municipio las inspecciones de policía de El Jagual, La Cominera, Los Andes, Media Naranja y Rionegro.

Su población es de casi 35 mil habitantes y tiene una extensión de 302 Km².( Ver http://bit.ly/2bAEeBl ).

El actual Alcalde de Corinto   es Edward Fernando García  Sánchez, perteneciente al Partido Liberal, de la cuerda del senador Velasco, uno de los más reconocidos gamonales del Cauca, artífice del desfalco de las regalías petroleras, junto al ex gobernador Temistocles Ortega.

García Sánchez, abogado de la Universidad Libre y ex gerente de  las Empresas Públicas de Corinto Emcorinto logró para su elección un total  6.820 votos.

El Plan de desarrollo que se ejecuta se denomina Nuevas ideas para la paz (2016-2019), al cual se puede acceder en siguiente enlace electrónico: http://bit.ly/2bAILn8 . Es prioritario analizarlo y trabajarlo con los correspondientes Planes sectoriales de accion

Su Esquema de Ordenamiento Territorial, esencial para organizar los Territorios de paz se encuentra en el siguiente enlace electrónico: http://bit.ly/2aZ0WOO .

La página web del municipio, que es la herramienta de comunicación con la ciudadanía, presenta una gran cantidad de fallas, lo que resta transparencia a la gestión municipal actual (http://bit.ly/2aYYojs ).

Desde esta columna exigimos mayor transparencia a la administración municipal. Que se instale un canal efectivo de comunicación inmediata para poder tramitar los correspondientes derechos de petición de las comunidades.

No hay información actualizada sobre los presupuestos municipales, sobre la contratación, sobre las licitaciones y sobre las ejecuciones presupuestales. Un desastre. Oscurecen todo para que la comunidad no pueda hacer seguimiento puntual a la ejecución de los planes de desarrollo y de expansión territorial, con el fin de construir vivienda urbana y rural..

Límites territoriales.

Corinto limita por el norte con Miranda (40 mil habitantes), por el sur con Toribio (30 mil habitantes) y Caloto (20 mil habitantes); por el oriente con el departamento del Tolima y por el occidente con el municipio de Padilla (10 mil habitantes).

Son casi 120 mil habitantes los de esta región donde Corinto despliega su influencia humana y política.

Los corregimientos del área rural son: Rionegro, Quebraditas, Media Naranja, Los Andes, El Jagual y el Barranco.

Economía y desarrollo.

El cultivo de la caña de azúcar, ocupa el 23.4 % del área total.

Debido a la fertilidad de sus terrenos la población se dedica básicamente a la agricultura y a la ganadería. Sus principales cultivos son el café y la caña de azúcar, entre otros.

La actividad económica de la zona rural se basa en la agricultura y la ganadería, existen explotaciones agropecuarias incipientes, de manera artesanal.

El principal cultivo es la caña de azúcar, ocupando el 23.4 % del área total, el cultivo de café, ocupa el 4.4 % del área total. En las grandes propiedades como la Antioqueñita, El Edén, Potreros Grandes, Los Olivares, Haciendas Ukrania, García abajo, Villa Juliana, Miraflores, Quebradaseca, García Arriba, El Tablón, El Guayabo, La María, existen grandes cultivos de caña, yuca, explotación ganadera y pecuaria, y trapiches paneleros.

De parte de la comunidad han existido intentos de organización para la realización de proyectos agrícolas pero sus resultados no han sido satisfactorios, por falta de capacitación y asistencia técnica permanente.

En el sector minero existe gran cantidad de materiales de arrastre de río, también existe una explotación artesanal de mármoles por parte de la Empresa Calizas y Mármoles Ltda.

Existen organizaciones o instituciones creadas para desarrollar proyectos agropecuarios específicos o brindar apoyo a sectores determinados, ellas son: Campesinos sin Tierra, Zonas de Reserva Campesina, Cabildo Indígena, Asmudescor, Federación Nacional de Cafeteros; por parte del Ente municipal se encuentra la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata) (http://bit.ly/2bAEeBl )

La principal fuente de empleo la genera en su orden los ingenios azucareros, seguido del comercio formal del cual generan su sustento unas 450 familias, el magisterio 233 empleos, las microempresas y empresas asociativas 109 empleos, la administración municipal suministra 67 empleos.

La plaza de mercado es un buen centro de generación de empleo directo e indirecto, con 657 puestos que dan trabajo a 1500 personas de la zona rural y urbana. La agroindustria como los trapiches paneleros generan 573 empleos, entre trabajadores directos y carretilleros, la economía informal genera aproximadamente 60 empleos indirectos.

Microempresas y Famiempresas Constituidas.

- Paletata: Productos

- La Japonesa: Fábrica de manjar blanco

- San Diego: Empresa Asociativa de Trabajo

- El Manantial: Espiga de la Caña

- Dulces Jacobito: Reciclajes Brillyt

- Distribuidora el Campesino: Depósito y fábrica de ladrillo

- La Nubia: Chanclería

- La 10: Vivero El Rosal

- Codornices Corinto

- Crea Sport: Confección de Ropa Deportivos.

- Implementos de Aseo: Fábrica de Escobas, traperos, recogedores

- Asociación de microempresarios

Ecología.

La ubicación del municipio de Corinto lo hace perteneciente al corredor ecológico del Parque Nacional Natural Nevado del Huila y a la zona de influencia del Macizo Colombiano.

Hidrografía.

El Municipio de Corinto se encuentra ubicado en la cordillera central, en las estribaciones del Parque Nacional Natural Nevado del Huila; razón por la cual cuenta con un sistema hidrológico bien representado, forma parte de la cuenca alta del Río Cauca, aporta un gran número de fuentes hídricas que vierten sus aguas a la subcuenca del río Palo.

El principal río se denomina La Paila, el cual presenta en la parte alta, formaciones vegetales o zonas de vida correspondiente a ecosistemas frágiles, que ya han sido intervenidos por el desarrollo de actividades agropecuarias y avance de cultivos ilícitos, afectando el bosque nativo.

Turismo.

Volcán Nevado del Huila, donde se observa claramente la caída del glaciar después de la erupción en el pico central.

Uno de sus sitios más interesantes es el Nevado del Huila, este parque está ubicado en los departamentos del Cauca, Huila y Tolima sobre el eje de la cordillera Central colombiana en jurisdicción de los municipios de Páez, Toribío, Corinto (Cauca); Ataco y Rioblanco (Tolima) y Tervel, Iquira, Palermo y Neiva (Huila).

Reserva natural.

Las reservas naturales son importantes.

Cascada de La Cominera.

Esta es una de las cascadas con la que cuenta el municipio de Corinto, se ubica en el corregimiento del Jagual, en la vereda La Cominera.

Su actual alcalde es Edward García del partido liberal y de la cuerda del Senador Velasco.

Sistema vial

La red vial del municipio consta de 188 kilómetros de carreteras de los cuales 27.2 son pavimentados y 160.8 kms no pavimentados. Contamos con 7 ejes viales, que se encuentran en regular o mal estado, requiere mantenimiento para el buen funcionamiento de los medios de transporte como chivas, camperos y demás vehículos. Es necesario mejorar los equipos de obras publicas, por lo pronto solicitar el apoyo de los ingenios azucareros para comenzar trabajos de adecuación y mantenimiento de las vías terciarias del municipio, creando compromisos con las comunidades, para que los trabajos tengan buenos frutos.

Vías regionales

Vía Distancia en Kilometros (Km.) De Corinto a:

- Popayán 118

- Cali 53

- Santander De Quilichao 39

- Puerto Tejada 25

- Miranda 10

Vías Municipales

Vía Distancia en Kilometros (Km.) De Corinto a:

- Eje el Palmar 22.1

- Eje Chicharronal 6

- Eje La Esmeralda 10.7

- Eje el Boqueron 16

- Eje la Cominera 12.3

- Eje San Luis Arriba 14.5

- Eje el Barranco 8

Otros,

- Eje Crucero Río Negro - Los Alpes 8

El sistema vial del área urbana esta constituido por una malla vial de 23.1 kms de los cuales 18 kms son pavimentados. Las vías sin pavimentar se encuentran localizadas en los barrios periféricos de la cabecera municipal. Barrios Pedregal, Esmeralda, La Playa, La Colombiana, 20 de Agosto y la Urbanización Villa del Rosario.

Las vías pavimentadas se encuentran en regular estado debido al rompimiento de la capa asfáltica por adecuaciones de alcantarillado, domiciliarias y reposición de redes de acueducto. Las vías carecen de señalización, sardineles para protección de la calzada y no poseen un sistema de drenaje de aguas lluvias.

 Esperemos que la construcción de las nuevas geografías de la paz se hagan realidad en este importante espacio territorial del Norte del Cauca.

Hay que avanzar en la construcción de las Aldeas integrales de la paz. Que la comunidad tome la iniciativa prontamente.

 

 

Los derechos de casi 20 mil victimas de la violencia paramilitar y estatal seran el centro de las geografias de la paz en el municipio caucano de Caldono.

Hay que promover y organizar las Aldeas integrales de paz.

Avanza el proceso de organización de los territorios  de paz en los 12 departamentos colombianos y los 31 municipios concertados para el efecto. La Comisión técnica tripartita encargada de la tarea ha avanzado considerablemente en la materia.

Se trata de consolidar las geografías de la paz, la democracia ampliada y los derechos humanos fundamentales de los sectores populares. Se trata de construir la nueva Colombia de la convivencia y la justicia social.

Uno de los sitios seleccionados para el efecto es el municipio de Caldono, en el departamento del Cauca.

Situado en el norte del Departamento, a 67 kilómetros de Popayán.

Su actual alcalde es el liberal Paulo Andrés Piso Lozada, de la cuerda del senador oficialista y experto gestor de las regalías petroleras despilfarradas en obras suntuarias, Luis Fernando Velasco.

La página web del municipio, que es su ventana de presentación, registra notables y protuberantes deficiencias, pues no aparece el Plan de desarrollo que se ejecuta y otros datos de transparencia requeridos no son colocados a disposición de la ciudadanía (ver http://bit.ly/2aYsVA8 ). Nada bueno para la democracia local.

Su extensión es de 379,98 km2.

Límites.

Al norte limita con Santander de Quilichao, al oriente con el municipio de Jambaló, al sur con Silvia y al occidente con Piendamó.

Poblacion.

Caldono tiene 33 mil habitantes, 86 veredas y seis corregimientos e irradia influencia sobre 160 mil habitantes de la región en la cual está integrada.

Está conformado por 6 asentamientos poblados, 86 veredas, 6 resguardos indígenas que conforman el territorio sath tama kiwe, según el Plan Basico de Ordenamiento Territorial (http://bit.ly/2buUgfN )

Los centros poblados son: Siberia, Pueblo Nuevo, Cerroalto, Pescador, La Aguada, Andalucía y Pioyá.

Los 6 resguardos indígenas son: La Aguada San Antonio, La Laguna Siberia, Pueblo Nuevo, Pioyá, Caldono y Las Mercedes.

Según cifras presentadas por el DANE en el censo de 2005 la composición etnográfica de la ciudad es:

Indígenas (70,6%)

Blancos y Mestizos (28,9%)

Afrocolombianos (0,5%).

Economía.

Predominan los cultivos de café, fique, yuca y plátano, hortalizas, cebolla, tomate, zanahoria y repollo, entre otros, como la coca y la amapola.

Reseña histórica.

Según el historiador Don Jesús María Otero, a mediados del siglo XVl, los Indios Paeces, oriundos de Tierra Adentro y comandados por el cacique Diego Calambás huyeron de Vitoncó, su tierra natal, hacia las tierras donde hoy día se encuentran los municipios de Jambaló, Pitayó, Caldono, Toribío, Tacueyó, Paniquitá, Noviráo y otros, por temor a represalias de las demás tribus de las provincias de páez, que se habían unido para castigar al mencionado cacique y a sus gentes por haber ayudado a los españoles en la conquista, sometiendo a sus coterráneos Esta versión se puede confirmar debido a que los indígenas de Caldono, poseen dialecto, costumbres tradiciones y forma de trabajo que corresponden a los grupos étnicos de los paeces de Tierra Adentro. La versión más conocida de su fundación es que la Marqueza de la Majestad de San Miguel de la Vega fundo la población en 1.730 aunque otros historiadores atribuyen la fundación al capitán Hernando Arias Saavedra, en compañía del Cacique Calambas y de los curas y Doctrineros (http://bit.ly/2aUUvwq )

Descripción Física.

Su cabecera municipal se sitúa en el norte del Departamento del Cauca a 67 kilómetros de la ciudad de Popayán. Pertenece a la Cuenca hidrográfica del alto Río Cauca y su principal río es el Ovejas. De acuerdo con las características biofísicas Caldono cuenta con tres microrregiones.

El municipio presenta alta variabilidad en sus pendientes (1300 a 3000 msnm) siendo características del área de influencia, las formas montañosas ondulada – quebrada a onduladas, con accidentes orográficos como las cuchillas Asnenga y Solapa y los altos Cresta de Gallo y Naranja. Gran parte de su relieve corresponde a la cordillera central de los Andes Colombianos.

Ecología.

HIDROLOGÍA.

El municipio pertenece en toda su extensión a la subcuenca del río Ovejas. Esta subcuanca tiene un área total de 92100 hectáreas, de las cuales el 40.6% corresponden al municipio. Las microcuencas son: Pescador, Mondomo, Salado, Cabuyal, Quichaya, Chindaco, Guicoche, Guasano, Puente Alto, Lás Ánimas y El Pilón. El sistema hidrográfico comprende corrientes (en sentido Este-Oeste) que descienden de la cordillera Central para desembocar en el Río Cauca a través del Río Ovejas.

GEOLOGÍA.

El municipio de Caldono hace parte de una región montañosa reciente, que mantiene gran actividad tectónica causada por la presencia de fallas de profundidad variable. Como consecuencia el territorio se ve afectado con la presencia de sismos de diferente intensidad. Geológicamente en el territorio se encuentra la presencia de rocas que van posiblemente del paleozoico hasta el más reciente.

En el Municipio de Caldono no se están generando los alimentos que demanda la población, sin embargo, predominan los cultivos misceláneos en monocultivos o en asociaciones (café, yuca, fique y plátano), pastos sin manejo y mejorados. Las hortalizas se cultivan en bajos volúmenes en áreas reducidas.

Su producción es utilizada como complemento al ingreso principal por la mayoría delos cultivadores. También existen cultivos de cebolla, tomate intercalado con zanahoria, repollo, otros.

El territorio de paz.

Sobre la zona de ubicación de las Farc se tiene previsto que sea en las veredas donde se encuentra el Resguardo de Pueblo Nuevo, a 40 minutos de la cabecera municipal, por carretera destapada. Una zona ubicada en la parte alta que es habitada por comunidad indígena. Allá se vive del sembrado de cabuya y café. El otro lugar es el poblado de Andalucía, ubicado en la misma dirección geográfica pero a 15 minutos del pueblo.

Las victimas del paramilitarismo y la violencia estatal.

La reparación a las víctimas es la tarea más importante que viene para el municipio, dice el personero local, Dany Otoniel Anacona (http://bit.ly/2aWazUw ).

Los habitantes del poblado hablan de igual forma, de los beneficios que pueda traer la escogencia de Caldono como (ZVTN). Todos piden lo mismo; inversión social. El municipio presenta graves problemas de agua potable.Una indicador que habla de la necesidad de proyectos en acueductos de gran impacto, que no se construyeron con los dineros de las regalías petroleras, las que pararon en los bolsillos de Velasco y Temistocles Ortega.

La reparación de las víctimas por el conflicto armado.

Según los registros de la Personería municipal (http://bit.ly/2aWazUw ) hay 1300 declaraciones dentro del marco de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, (1448 de 2011). No obstante, Anacona, líder de ese Ministerio Público cree que esa cifra se aproxima a 20 mil personas afectadas y victimas de la violencia de los grupos paramilitares patrocinados por los poderosos terratenientes y gamonales políticos. Es decir, más de la mitad de la población total. “Es que el municipio ha sufrido todos los casos de violencia: ataques, homicidios, secuestros, desapariciones forzadas, vinculación de menores a las filas guerrilleras”, argumenta.

Los nuevos territorios de la paz deben ser herramientas para la movilización de las victimas y del movimiento popular por sus derechos como el acceso a la tierra, la vivienda, la seguridad alimentaria, la educación, el trabajo y la salud.

Varias organizaciones de víctimas de Cali preparan su retorno a estas tierras caucanas.

 

 

 

 

Las zonas de ubicacion de los guerrilleros de las Farc deben ser espacios de movilizacion social y popular por los derechos.

En Buenos Aires, Cauca, hay que conformar Aldeas integrales de paz para hacer efectivos el derecho a la tierra, la vivienda, el trabajo, la educacion, la salud y la seguridad alimentaria.

La paz está aterrizando en los territorios donde la violencia ha sido el pan de cada día durante medio siglo.

El gobierno del Presidente Santos y las Farc han pactado organizar 23 zonas veredales y 8 campamentos en los que se localizaran los integrantes de la guerrilla en su transición a la movilización política que incluye la dejación de las armas.

Los puntos de concentración estarán ubicados en 12 departamentos, entre los que se encuentran Cesar, Norte de Santander, Antioquia, Tolima, Cauca, Nariño, Putumayo, Caquetá, Arauca, Meta, Vichada y Guaviare.

Los municipios en los que se establecerán son: La Paz (Cesar), Tibú (Norte de Santander), Remedios (Antioquia), Ituango (Antioquia), Dabeiba (Antioquia), Planadas (Tolima), Villarica (Tolima), Buenos Aires (Cauca), Caldono (Cauca), Policarpa (Nariño), Tumaco (Nariño), Puerto Asís (Putumayo), Montañita (Caquetá), Cartagena del Chairá (Caquetá), Arauquita (Arauca), Tame (Arauca), Macarena (Meta), Mapiripán (Meta), Mesetas (Meta), Vistahermosa (Meta), Cumaribo (Vichada), San José del Guaviare (este) y San José del Guaviare (oeste).

Los ocho campamentos son los siguientes:

La Guajira: Fonseca.

Antioquia: Vigía del Fuerte.

Chocó: Riosucio.

Córdoba: Tierralta.

Cauca: Corinto.

Caquetá: San Vicente.

Meta: Losada y Macarena.

Guainía: Puerto Colombia.

Nueva geografía de paz.

Se trata de una nueva geografía de la paz que surge con el fin de la guerra en la que lo fundamental es la construcción de un nuevo campo político y social en que prevalecerán los derechos de los campesinos y las comunidades de base de la nación.

Buenos Aires/Cauca.

En el municipio de Buenos Aires, departamento del Cauca ya se han dado los primeros pasos para organizar un espacio de ubicación de los integrantes de las Farc y para tal efecto ha ocurrido la presencia de la comisión tripartita encargada del monitoreo de dicha estrategia.

La zona veredal transitoria de Buenos Aires cubrirá un área que va desde la vereda El Ceral hasta el Despunte, el lugar en la altura de la cordillera donde empieza el Naya que desciende hasta el mar Pacífico, cerca de Buenaventura.

En la zona veredal de Buenas Aires se instalaran campamentos que albergaran aproximadamente a 400 combatientes guerrilleros. Allí también estará la oficina de monitoreo y verificación del cese al fuego y hostilidades que estará conformada por miembros de la ONU, los delegados de las Farc que van a hacer contacto con la población civil, y los representantes del gobierno.

Zonas de movilización política y de masas.

Las zonas de ubicación son un esquema de naturaleza política que trasciende el sesgo exclusivamente militar que pretenden darle algunos funcionarios y medios de comunicación.

Hacía y en tales territorios, incluidos la totalidad territorial de los municipios involucrados y los espacios regionales, debe conformarse una potente movilización social y popular  para hacer efectivos los derechos fundamentales de la población, desconocidos y cercenados por unas instituciones al servicio de poderosas elites locales y regionales.

Parte de la constitución de ese sujeto de paz es saber con mucha objetividad de que territorialidades se trata.

Historia y economía de Buenos Aires.

Buenos Aires, ubicado en la parte Norte del Departamento del Cauca, según la información consignada en la página Web de la Alcaldía, fue fundado inicialmente en 1536 en el Cerro Catalina, habitada por frailes franciscanos, colonos españoles, indígenas y negros traídos de África para que trabajaran en las minas. Posteriormente la población fue trasladada a un lugar llamado Santo Domingo. Luego fue trasladada a un antiguo asiento de minas en las estribaciones del cerro La Teta o Catalina, el 29 de julio de 1823 por el sacerdote franciscano Javier Villa Marín, Manuel Acosta (quien donó los terrenos), Pedro José Vidal, Marcos León, Leandro León y N. Muñoz. Finalmente Buenos Aires fue trasladada al sitio donde se encuentra en la actualidad. Los primeros habitantes provenían de Popayán, que era paso obligado para llegar a la ciudad de Cali; luego comenzaron a llegar familias de diferentes lugares, atraídas por el oro, la tranquilidad de las tierras, por la nobleza, la hospitalidad, la suavidad de sus brisas y su clima agradable y sano, de ahí su nombre. La masiva presencia de pobladores negros se debió al auge de la minería, pues se traían esclavos negros desde África, para explotar el oro, también habitaban españoles e indígenas. Fundada la población se inició la lucha por la subsistencia, los hombres trabajaban la tierra y explotaban las minas y las mujeres se dedicaban al hogar, fabricaban velas de sebo, jabón de tierra y bolas de chocolate para vender en el mercado. El primer alcalde fue Manuel Antonio Acosta. Actualmente en el municipio predomina la etnia negra, en segundo lugar la indígena y en menor proporción la mestiza. Los apellidos más comunes son: Carabalí, Manrique, Sandoval, Sarria, León, González, Mina, Chocué, Camayo, Ulcué, Güetio, Dizú, Díaz. Las fiestas principales son: Reyes, los carnavales de blancos y negros, San Miguel Arcángel patrono de la ciudad, la Virgen del Carmen, el Domingo de Resurrección, San Pedro y San Pablo la cual ha sido tradicional, y el 31 de diciembre. En la actualidad hay un cementerio católico. El rito más importante en el aspecto religioso es la celebración de la Santa Misa. La comunidad se ha organizado desde hace mucho tiempo por medio de las Juntas de Acción Comunal. El evento más importante, el cual cambió la historia de la cabecera, ha sido la separación en 1989 del antiguo corregimiento de Suárez, el cual ha sido considerado muy positivo en cuanto a desaparición de contrapunteos políticos por parte de estas dos comunidades.

Buenos Aires tiene una superficie total de 410 km²

Su población es de 35 mil habitantes.

El actual alcalde es Urdely Carabali Carbonero, integrante de Cambio Radical, el partido del actual Vicepresidente. Hijo de un antiguo Representante a la Cámara y ha sido funcionario de carrera de la Contraloría General de la Republica.

El Municipio de Buenos Aires - Cauca, tiene basadas sus principales actividades económicas en el sector minero y agropecuario, actividades que se convierten en muchas ocasiones en complementarias para la economía familiar.

Los Corregimientos o zonas donde se desarrollan las actividades agropecuarias son: La Balsa, San Ignacio y el resguardo las Delicias, El Porvenir, Honduras, La Paila, El Ceral, Paloblanco, EL Naya y Timba.

Las actividades agropecuarias en estas zonas son básicamente de subsistencia, con rendimientos del 50%, aproximadamente, con respecto a las explotaciones tecnificadas.

La actividad minera se desarrolla principalmente en las veredas de Chambimbe, Mirasoles, Corregimientos de Palo Blanco, Honduras, y en Timba y con poca dinámica en San Ignacio.

La mayor parte de los moradores de Paloblanco realizan sus actividades agrícolas, en el sector de El Porvenir, otro corregimiento de este municipio, habitado en un 80% por personas nativas en Paloblanco.

Limites regionales y población global.

El municipio limita al Oriente con el municipio de Santander de Quilichao.

Al Occidente con los municipios de Suárez, López de Micay y Buenaventura (Valle del Cauca).

 Al Norte con los municipios de Jamundí, Buenaventura (Valle del Cauca).

 Al Sur con los municipios de Suárez y Morales y el río Ovejas al medio.

Se trata de un área en la que habitan regionalmente casi 800 mil personas, sumidas en la pobreza, la violencia y la exclusión.

El Plan de desarrollo del municipio 2016-2019 lleva por título construyendo con la gente para la gente (http://bit.ly/2aTVh2u ).

La página web de la Alcaldía, que es como su ventana al publico, presenta muchas limitaciones para los efectos de la transparencia en la gestión y el gasto publico municipal y la relación fluida con los habitantes (http://buenosaires-cauca.gov.co/index.shtml ).

Profundizar la organización de un nuevo sujeto popular.

En Cali, Jamundí y los municipios del Norte del Cauca, avanzan procesos de asociación y organización de cientos de familias desplazadas por la violencia terrateniente, que se proponen regresar al campo para trasformar el agro que fue azotado por la violencia de los grupos terroristas del paramiliatrismo.

Hay que organizar las Aldeas integrales para la paz allí, tal como avanzan en Potrerillo, Palmira, y focalizar las demandas del acceso a la tierra, a la formalización laboral campesina, a la vivienda rural, a las vías terciarias y  a las otras prerrogativas consagradas en el acuerdo agrario de la Mesa de La Habana.

La paz se torna en algo tangible para las comunidades agrarias de Palmira, Valle del Cauca.

Se organizan y promueven Aldeas integrales para la paz en el Corregimiento de Potrerillo, con el fin de materializar los acuerdos agrarios y democraticos de la Mesa de dialogos de paz de La Habana.

Las veredas de localizacion y los campamentos de ubicacion de los integrantes de las Farc, deben ser puntos de movilizacion popular, campesina, indigena y afro.

Cerca de 400 familias campesinas, indígenas y afros, del Corregimiento de Potrerillo, en el municipio de Palmira (Valle del Cauca), han realizado el sábado 13 de agosto del 2016, una concurrida asamblea para presentar un proyecto de Aldea Integral para la paz.

El propósito de dicho plan comunitario es organizar un modelo de aldea comunitaria en los términos de la seguridad alimentaria, productiva, de la paz, la convivencia y el ejercicio pleno de los derechos fundamentales como el de la vivienda, el trabajo, la educación, la salud, los de las mujeres, los LGTBI, los indígenas, afros y otras comunidades afectadas por la discriminación y exclusión.

Todo ello se da en el marco del proceso de paz que adelanta el gobierno del Presidente Santos con las Farc, en la Mesa de diálogos de La Habana, específicamente en lo relacionado con el Desarrollo Rural Integral, el acceso a la tierra y el derecho a la vivienda y la seguridad alimentaria. Igualmente en lo atiente a la democracia ampliada, la participación y los derechos políticos democráticos.

El Corregimiento de Potrerillo se encuentra localizado al oriente del municipio de  Palmira, que cuenta con más de 320 mil habitantes, en la región sur del departamento del Valle del Cauca.

Dicha Aldea Integral para la paz se convierte en un punto de referencia y en un modelo para los esquemas de organización comunitaria ubicados en las proximidades de las 23 zonas veredales y los 8 campamentos en los que se localizaran los integrantes de las Farc en su transición a la movilización política que incluye la dejación de las armas.

Los puntos de concentración estarán ubicados en 12 departamentos, entre los que se encuentran Cesar, Norte de Santander, Antioquia, Tolima, Cauca, Nariño, Putumayo, Caquetá, Arauca, Meta, Vichada y Guaviare.

Los municipios en los que se establecerán son: La Paz (Cesar), Tibú (Norte de Santander), Remedios (Antioquia), Ituango (Antioquia), Dabeiba (Antioquia), Planadas (Tolima), Villarica (Tolima), Buenos Aires (Cauca), Caldono (Cauca), Policarpa (Nariño), Tumaco (Nariño), Puerto Asís (Putumayo), Montañita (Caquetá), Cartagena del Chairá (Caquetá), Arauquita (Arauca), Tame (Arauca), Macarena (Meta), Mapiripán (Meta), Mesetas (Meta), Vistahermosa (Meta), Cumaribo (Vichada), San José del Guaviare (este) y San José del Guaviare (oeste).

Los ocho campamentos son los siguientes:

La Guajira: Fonseca

Antioquia: Vigía del Fuerte

Chocó: Riosucio

Córdoba: Tierralta

Cauca: Corinto

Caquetá: San Vicente

Meta: Losada y Macarena

Guainía: Puerto Colombia

Se trata de la nueva geografía de la paz que surge con el fin de la guerra en la que lo fundamental es la construcción de un nuevo campo político y social en que prevalecerán los derechos de los campesinos y las comunidades de base de la nación.

En Cali, Jamundí y los municipios del Norte del Cauca, avanzan procesos de articulación de cientos de familias que se proponen regresar al campo para trasformar el agro que fue azotado por la violencia de los grupos terroristas del paramiliatrismo.

Con el Plebiscito agonico, la casta politiquera colombiana pela el cobre con sus salidas en falso y llenas de cinismo.

La casta política que domina en el Estado y el actual gobierno consideran a millones de colombianos unos discapacitados mentales y pendejos. Son unos campeones del cinismo y la manipulación

Veamos casos.

Esa casta asalto el plebiscito de la paz y el proceso de terminación del conflicto social y armado con el fin de acomodarlo a las lógicas de su reproducción política para mantener el control absoluto sobre las entidades públicas y sus recursos presupuestales. Por ese camino la legitimación de los acuerdos de La Habana morirá de “muerte repentina” en razón del rechazo popular a las desacertadas gestiones gubernamentales en la parte central del fin del conflicto.

La misma camarilla, después de que se apropió de billones de pesos de las regalías petroleras, mediante la conocida mermelada, ahora, en el mayor desparpajo, nos viene con el cuento de que presentaran proyecto de Ley para acabar con la mermelada, cuando la misma ha desaparecido con la caída de los precios del barril del petróleo. Nos creen tontos. Lo peor. A ese juego se presta la senadora Claudia López, tan proclive al espectáculo y la grandilocuencia con este tema.

Sigamos. Ahora resulta que los adalides de la resistencia contra Electricaribe y su cáncer corruptor, en la Costa Norte, son David Barguil, el jefe conservador, y Efraín Cepeda, senador de la misma cuerda, los artífices de este desastre regional, pues han sido socios de todos los capitales extranjeros y nacionales que llevaron a la región al borde de un apagón generalizado.

Peor. Nos proponen desde la Casa de Nariño, una terna del señor Santos para nuevo Defensor del Pueblo, donde se incluye el nombre de Carlos Alonso Negret, una ficha de Vargas Lleras, conocida por sus posiciones reaccionarias contra los Derechos Humanos y los derechos de los indígenas y afrodescendientes. Qué vergüenza de gestos los del Presidente con la tolerancia y la paz.

Y en el colmo de la estupidez, Parody, la mayor gestora de los puertos marítimos en Colombia, donde su familia es patrón absoluto y socia de todas las mafias narcotraficantes, ordena publicar, desde el Ministerio de Educación, una Guía con disparates que desconocen los códigos culturales que organizan y prevalecen en lo profundo de la sociedad. Eso solo lo produce la soberbia y prepotencia de quien devino en otra prominente negociante del derecho a la educación de millones de colombianos, mediante el manejo discrecional de gigantescas partidas presupuestales como “ser pilo paga” y las autorizaciones discrecionales para montar universidades y centros educativos de garaje.

¿Por qué no se le ocurrió mejor a la señorona promover una intensa campaña por los medios y las escuelas contra la pedofilia de curas, obispos y pastores evangélicos, que al tiempo que dicen defender valores históricos como la familia, son los mayores corruptores de menores y niñas en edades iniciales de la vida?

 

La legitimacion y refrendacion de los acuerdos de paz pactados en la Mesa de dialogos de La Habana, no es un asunto de discursos, de narrativas y de pedagogias imposibles y toxicas. 

Ganar el apoyo del pueblo para la paz y la vida tiene que ver mas con una interpelacion sincera de las emociones, los afectos, los cuerpos, los habitos y de la multitud.

Aunque no es tan evidente para muchos, en la apertura democrática propiciada por el proceso de paz hay una intensa confrontación para la constitución de una nueva hegemonía nacional y popular. El Plebiscito no es ajeno a dicha dinámica.

Todo pareciera indicar que el discurso y las narrativas podrían ser el centro de la disputa entre el SI y el No en el plebiscito por la paz que se realizara en próximas semanas.  Para que triunfe el SI se necesitan buenas narrativas repetidas claramente, se sugiere (http://bit.ly/2b8uCe5 ).  Es lo que justifica el realce de la pedagogía de la paz y las campañas gubernamentales de propaganda en los medios masivos de comunicación. Todos demandan mayor pedagogía de los acuerdos de La Habana. El pueblo poco conoce de los consensos y permanece indiferente al fin de la guerra, se afirma.

Según Antonio Gramsci, el poder es un centauro: mitad coerción, mitad legitimidad. El Estado mantiene su dominación por medio del consenso de los dominados. Y sólo allí donde no se logra el consenso, se recurre a la represión. El poder, por tanto, no sólo es un asunto de fuerza, sino sobre todo de hegemonía: persuasión, convencimiento, creencia, seducción. En este enfoque, la lucha ideológica se vuelve fundamental: deslegitimar la explicación dominante del mundo, provocar su descrédito, proponer una nueva explicación (http://bit.ly/2biC3Ah ).

Hegemonía es hoy un concepto de moda en el debate político contemporáneo.

La lucha ideológica se desarrolla ahora en los platós de televisión donde se produce la opinión pública. Se trata de arruinar la legitimidad del relato que protegía al régimen de la violencia y ofrecer una nueva explicación y un nuevo pacto social de paz que se gane el consenso de la “mayoría social”.

Pero la cosa planteada en estos términos no es tan obvia, ni suficiente.

Para otros el Plebiscito es una cita ciudadana en la que florecen mil posibilidades para saturar la atmósfera política con los imaginarios de generosidad y de progreso, asociados con una paz negociada.

El punto clave para estas posibilidades radica precisamente en el hecho de si la firma de los acuerdos va a estar rodeada de sentimientos, simbolizables en representaciones positivas. A partir de las cuales llegue a levantarse una ola duradera de actitudes y percepciones esperanzadoras. En el sentido de que, en alguna medida, la vida puede ser mejor para los colombianos. De que sean posibles –como ya se está demostrando- una disminución sensible de la violencia; y no tantos miedos creados; y menores rencores de nivel subalterno.

En principio, la misma firma de la paz debiera traer una inmediata reorientación en las actitudes, las que ahora serían más favorables a consignar el SÍ respecto del Acuerdo. Que este flujo de nuevas reacciones en los individuos no se disipe pronto, dependerá de la eficacia simbólica con las que las fuerzas de la paz enfrenten la coyuntura (http://bit.ly/2aiBIx2 ).

La trascendencia de las emociones.

Colocados en este plano, las emociones se tornan esenciales en la movilización popular en favor de la paz y la vida. El odio, el miedo, la vergüenza, la esperanza son otros referentes en lo que se sugiere como un modelo post hegemónico.

Las emociones, los afectos, los cuerpos, los hábitos y la multitud serán elementos claves para alcanzar el consentimiento de los colombianos en el Plebiscito que se realizara para validar la paz. No todo será oratoria espectacular ni frases de cajón llenas de ridiculez.

Hay que entender que la clave del cambio social por la paz, hoy, no es solo la ideología, sino las emociones, los cuerpos, los afectos y los hábitos.

Hay que considerar que las emociones están presentes en todas las fases y aspectos de la movilización social; motivan a los individuos, se generan en la multitud, se expresan retóricamente y dan forma a los objetivos manifiestos y latentes de los movimientos. Las emociones pueden ser medios, también fines, y otras veces fusionan ambos; pueden favorecer o dificultar los esfuerzos de movilización, las estrategias y el éxito de los movimientos. La cooperación y la acción colectiva siempre han ofrecido la oportunidad de pensar la acción social de una forma más integral; el retorno de las emociones es la última fuente de inspiración para ello.

Durante las dos últimas décadas el péndulo intelectual ha oscilado desde las teorías estructurales hacia las teorías culturales sobre los movimientos sociales. Estas incluyen la motivación para la acción, el sentido de los acontecimientos para los participantes políticos, los dilemas estratégicos y procesos de toma de decisiones, y la necesidad de una teoría de la acción que complemente la teoría del contexto estructural desarrollada en los 70’s y 80’s. Prácticamente todos los modelos culturales y los conceptos usados hoy (por ejemplo: marcos, identidades, narrativas) estarían mal encuadrados si no admitieran explícitos mecanismos causales de tipo emocional. Aunque, sin embargo pocos de ellos efectivamente lo hacen.

Las emociones representan una forma de tratamiento de la información, a veces más veloz que nuestra mente consciente.

J. Beasley-Murray ha cuestionado la prelación del discurso en la constitución del orden social y la comprensión 'discursivista' de la hegemonía, muy basada en la capacidad de articulación comunicativa de los intelectuales. Y no sólo. A partir de un minucioso acercamiento a los movimientos políticos latinoamericanos del siglo XX (el peronismo, los movimientos de liberación nacional, etc.), propone otra lectura de lo que hace y deshace el orden de las cosas, de lo que sostiene la dominación y de lo que anima la protesta y rebelión (http://bit.ly/2baPPYi ).

Esa idea (de que "la ideología es el principal campo de batalla") implica que la tarea política más urgente es la de educar a la gente, mostrarles que las cosas no son cómo aparecen. Por eso los proyectos de hegemonía son siempre esencialmente proyectos pedagógicos y la teoría de la hegemonía otorga tantísima importancia y centralidad a los intelectuales. Es un error histórico de la izquierda dogmática y del liberalismo anacronico.

Más allá de la condescendencia implícita, lo que presupone esta actitud es que lo que cuenta en el fondo es la opinión y el saber. En ese sentido no se puede menos que estar de acuerdo con lo que dice Slavoj Zizek: en general, la gente ya sabe, sabe que el trabajo es una esclavitud, sabe que los políticos son unos mentirosos y los banqueros unos ladrones, que el dinero es una mierda y los ricos no lo son por una virtud propia, que la democracia liberal es un fraude y que el estado reprime más que libera, etc. Todo eso es parte del sentido común actual. Y aun así, cínicamente, actuamos como si estas ficciones fueran verdaderas.

Lo cual sugiere que la “lucha ideológica”, no sólo no tiene la centralidad que tenía antes, sino que en realidad nunca la tuvo. La lucha por la hegemonía siempre funcionó como una distracción o una cortina de humo que oscurecía poderes y luchas más fundamentales.

Sin embargo, la política no tiene tanto que ver con la ideología, como con la disposición de los cuerpos, su organización y potencias. Para entender esto, se proponen los conceptos de afecto, hábito y multitud.

Afecto.

Un afecto es el índice de la potencia de un cuerpo y del encuentro entre cuerpos. Cuanta más potencia tiene un cuerpo, más afectividad tiene, es decir, más capacidad para afectar y ser afectado. A la vez, los encuentros entre cuerpos se pueden dividir en buenos y malos encuentros: los buenos son los que aumentan la potencia de un cuerpo y se caracterizan por la producción de afectos positivos (como la alegría); los malos son los que disminuyen la potencia de cuerpo y se distinguen por la presencia de afectos negativos (como la tristeza). Deleuze hace una distinción importante entre afecto y emoción: mientras que el sentimiento es privado y personal, el afecto es una intensidad impersonal, colectiva.

Habito.

En segundo lugar, el hábito es un concepto elaborado por Bourdieu. Se pueden pensar los hábitos como “afectos congelados”. Son los encuentros cotidianos, rutinarios, de los cuerpos, sobre los cuales ni siquiera pensamos la mayor parte del tiempo, hasta el punto de que son casi completamente inconscientes. Son disposiciones corporales e inconscientes. Pero, a pesar o quizá gracias a esto, los hábitos tienen sus propias potencias. Y podemos diferenciar también entre hábitos buenos (por ejemplo, los que ayudan a constituir lo común, la comunidad) y hábitos malos (los auto-destructivos, los que nos restan potencias).

Multitud.

Por último, está la multitud (Negri) como el afecto en acción. Una red de cuerpos en conexión.

En términos abstractos, pero al mismo tiempo muy concretos y materiales, hay que pensar la política, no tanto como la misión de educar a los demás y explicarles cómo son las cosas, sino como el arte de facilitar encuentros y formar hábitos que construyan cuerpos colectivos más potentes (multitudes). De construir otras formas de sincronizar y orquestar cuerpos y ritmos; otras lógicas prácticas y encarnadas. No nos conformamos con el capitalismo porque nos convenza una trama ideológica súper-coherente y persuasiva, sino por los afectos y los hábitos (como el consumo, etc.).

Una lectura más cuidadosa del fenómeno peronista, por ejemplo, muestra que su éxito, cuando lo hubo, vino precisamente de su capacidad para movilizar y desmovilizar cuerpos -en la plaza, en las urnas- y de convertirse en hábito.

Claro está que  una lectura equivocada de un razonamiento posthegemonico sugiere que el lenguaje no cuenta. Pero es obvio que un discurso (en el sentido de un discurso político, pero también de una conversación entre amigos, un eslogan gritado en una manifestación, un libro leído en una biblioteca, etc.) puede ser un acontecimiento y tocar los cuerpos.

Pero, según Deleuze, Félix Guattari o Michel Foucault, no se explica un texto a través de lo que representa o significa, sino del modo en que funciona.

Lo más interesante está en otro lado o por debajo, en el discurso como forma de organizar y sincronizar la intuición, el instinto y el afecto.

No hay que poner mucha fe en el proceso de enseñanza. Como dijo Freud, la pedagogía, por su propia naturaleza, es una de las “profesiones imposibles”.

Está claro que la enseñanza y el aprendizaje dependen muchísimo de los afectos: desde la humillación ritual de estudiante que carece de “capital cultural” hasta las posibilidades de transformación que promete el profesor apasionado.

 

 

 

 

 

Varios errores explican el desplome del SI en el Plebiscito de la paz convocado arbitraria y unilateralmente por la elite politica de la Casa de Nariño, desconociendo el Acuerdo especial de agosto del 2012, entre las Farc y el Estado.

¿Cual es el afan de hacer un Plebiscito en 6 semanas, bajo la conduccion de una desacreditada clase politica de gamonales corruptos y desconociendo a la sociedad civil y a los movimientos sociales y populares?

¿No sera el momento de proyectar la Asamblea Constituyente de la paz, soberana y popular?

La legitimación de la paz mediante el Plebiscito que se ideo el señor Santos a su manera, no parece convencer a la mayoría de los colombianos según lo indican las más recientes encuestas sobre las votaciones por el SI o el No en la fecha que se establezca en su momento para definir este delicado tema que produce grandes tensiones y controversias.

La frialdad e indiferencia de millones de personas es la nota más sobresaliente en la cultura política de los colombianos frente a los avances del proceso de paz y la eventual realización de una refrendación.

La Revista Semana ha hecho pública una encuesta de Ipsos para RCN Radio y Televisión, La F.m. y SEMANA en la que se evidencia que la mayoría de los colombianos están afectados por el derrotismo y el escepticismo. Solo tres de cada diez personas tienen esperanzas en que los diálogos de paz lleguen a buen término, y siete de cada diez sienten que las cosas van por mal camino (http://bit.ly/2aSmsXZ) .

Por primera vez los ciudadanos que afirman que votarían No al plebiscito con el que se busca refrendar los acuerdos de paz son más que los que votarían por el Sí. Mientras en junio el 39 por ciento señalaba que votaría No, ahora, cuando la convocatoria al plebiscito es una realidad, la cifra de los opositores asciende al 50 por ciento. En cuanto al número de personas que respaldan el Sí, en las últimas seis semanas esta cifra pasó del 56 al 39 por ciento, es decir, 17 puntos. El número de indecisos se duplicó, al pasar del 5 al 11 por ciento (http://bit.ly/2aSmsXZ) .

¿Cómo explicar esta tendencia coyuntural de la ciudadanía?.

Mi reflexión intenta dar respuesta a tal cuestión en los siguientes términos:

Primero. El lanzamiento del Plebiscito por la paz por parte de la Casa de Nariño, es un acto unilateral y precipitado que afecta negativamente una decisión de la magnitud implicada en el proceso para terminar la guerra. Aún están pendientes un gran cumulo de asuntos en la Agenda de conversaciones de La Mesa de La Habana, que requieren más tiempo y ponderación como las reformas del Estado, la convocatoria de la Asamblea Constituyente, las garantías sociales, políticas y jurídicas para las Farc, la eliminación del latifundio ganadero, la amnistía y el indulto, la revisión de los TLC, la reformas militares y la superación de los esquemas neoliberales que afectan el bienestar de la sociedad. Estos temas no se pueden evacuar a las patadas y consensuarlos demanda meses que bien pueden extenderse hasta el segundo semestre del 2017, momento en que ahí sí debería convocarse una consulta popular y una Constituyente para sentar las bases sólidas de la paz.

Segundo. El desconocimiento de la sociedad civil y de los movimientos sociales y populares independientes de las cúpulas feudales, en la refrendación de la paz, es otro craso error en la alocada campaña plebiscitaria que se promueve desde las altas esferas oficiales.

Tercero. Colocar la campaña del plebiscito en cabeza del artífice de la implantación del neoliberalismo en Colombia en los años 90 del siglo XX, y el responsable del más reciente ciclo de la guerra en Colombia por el bombardeo de los campamentos de la Uribe en 1990, es otra monumental metida de patas de los organizadores del plebiscito santista.

Cuarto. Dejar el Plebiscito en manos de las maquinarias clientelares de las organizaciones politiqueras del oficialismo (liberales, U, CR, conservadores y seudoizquierdistas con olor paramilitar), artífices del mas descomunal saqueo de los presupuestos estatales, mediante el sistema de las regalías y los cupos indicativos, es una afrenta desproporcionada a las nuevas generaciones de colombianos que repudian las cúpulas de gamonales. El Plebiscito lo maneja Santos y la comparsa de Gaviria como si se tratara de una de esas campañas en las que prevalece la compra venta de sufragios, la lechona, el cemento, el ladrillo y el soborno, desconociendo la potente opinión pública y el voto independiente.   

Quinto. Pretender capitalizar la paz para las campañas presidenciales del 2018, mediante el realce de los nombres preferidos del señor Gaviria.

Sexto. Querer imponer la paz mediante la propaganda y una distorsionada pedagogía que confunde en vez de convencer.

Séptimo. Desconocer que la paz es fundamentalmente una construcción emocional que convoca con la esperanza, la convivencia, el perdón y  no con el miedo, la amenaza y la corrupción.

Octavo. Ligar la paz a la imagen de Santos y sus desacertadas políticas prioritarias como la reforma tributaria, la ley zidres, la megamineria y la exportación de 5 mil soldados para que sigan en la masacre de Afganistán.

Lo cierto es que aun la nación no está preparada para ese equivocado plebiscito que se quiere imponer de manera irracional.

Se necesita que este tema de la refrendación de los acuerdos se consensue adecuadamente en el marco de la Mesa de conversaciones de paz en La Habana, sin imponer formulas caprichosas.

Nota. A estas alturas el que va a resultar más favorecido con el umbral del 13% en el plebiscito es el No de la ultraderecha uribista, bien escasa en votos y acogida ciudadana con sus propuestas de guerra y mas violencia. Este umbral le cae como anillo al dedo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De no corregirse a tiempo la serie de errores que se presentan en la promocion del SI a la paz en el Plebiscito, el resultado puede ser adverso y favorable al NO.

Hay que reenfocar la participacion de la sociedad y los movimientos sociales en la campaña por la paz. La casta politiquera y el gamonalato bipartidista estan destruyendo el mensaje de paz.

A nadie escapa la trascendencia del Plebiscito de la paz que se convocara próximamente para legitimar y refrendar los consensos de paz de la Mesa de diálogos de La Habana.

El triunfo del SI, que respaldamos con entusiasmo y convicción, es determinante para poner fin a una cruel guerra y construir un futuro de prosperidad y democracia para las nuevas generaciones de colombianos. Esta es una gesta que no se puede malograr.

El No que promueve el uribismo y la ultraderecha fanática es una alternativa absurda que pretende mantener incendiada la sociedad con más penalidades y tristezas.

Sin embargo, el mecanismo promovido por el gobierno para alcanzar el consentimiento de la sociedad civil en la materia no parece marchar por buen camino y todos los días es más evidente su desventura. Su suerte es adversa y aciaga.

Lo cierto es que con los errores y desaciertos en que ha incurrido el gobierno en su diseño y organización todo se puede ir al traste, con bastante probabilidad.

Primero fue el abierto y repugnante triunfalismo de ciertas facciones que nos anunciaron de entrada 10 millones de votos por el si. Delirantes.

Seguidamente, la siguiente metida de patas consistió en entregarle el Plebiscito a quien fue el principal gestor del modelo neoliberal en Colombia y causante del reciente ciclo de violencia por los bombardeos a los campamentos de la guerrilla en la Uribe Meta y haberle confiado todo a la vieja y corrupta clase politiquera identificada por la sociedad como la principal contaminadora de la acción política, lo que genero de manera inmediata una negativa  reacción de la ciudadanía que en las recientes encuestas ofrece una fuerte inclinación por el No en las votaciones del Plebiscito.

Agréguele a lo anterior el anuncio de una reforma tributaria con medidas que agravaran bruscamente las precarias condiciones de vida de millones de colombianos, súmele los escándalos de Reficar, lo del asalto a los restaurantes escolares en la Guajira y la Costa, el robo de Saludcoop y otros casos escandalosos de saqueo de los dineros públicos, y el escenario salta a un verdadero apocalipsis político para la Casa de Nariño.

Los primeros sondeos sobre la materia le están dando una ventaja muy alta y demoledora al no.

Según Datexco, la opción por el SI sólo alcanza el 27% mientras las abstención suma el 29.1% y el NO gana con el 35.9% (http://bit.ly/2b8usDf ).

Por desgracia, dice Sanín,  “hay muchas fuentes de falsa confianza que están haciendo de la campaña por el sí un espectáculo amateur al que duele contemplar. Primero, los políticos profesionales (en el fraude electoral), que saben muy bien cómo conseguir un voto pero cuya experiencia en plebiscitos es escasa o nula, creen que pueden ganar esto con sus viejas rutinas (prácticas viciadas de clientelismo con compra y venta de votos, agrego). El Gobierno parece atrapado por dos pulsiones: por un lado, un afán irreflexivo que nos empuja a una campaña cortísima, que castiga brutalmente a los partidarios del sí, y por el otro una incomprensión fundamental del uribismo y de la naturaleza de su oposición a la paz. Una parte sustancial de la izquierda sigue enquistada en su práctica tradicional de convencer al convencido. Los publicistas del sí siguen mandándonos abrazos genéricos de reconciliación, que no agreden a nadie pero tampoco convencen a nadie. Y varios líderes se están ya repartiendo el botín del triunfo, sin que éste esté garantizado. De hecho, si la elección fuera hoy la paz sería derrotada, afirma” (http://bit.ly/2b8uCe5 ).

De acuerdo, estamos aun con tiempo para adelantar bien esta tarea que, por supuesto, no se puede malograr en manos de los conocidos gamonales de la politiquería regional,  que desconocen cinicamente el peso de la sociedad civil y los movimientos sociales en un evento en el que el peso más importante lo tiene una poderosa opinión pública y no las maquinarias clientelares de los directorios de garaje, en los que parece sustentarse la elite de la Casa de Nariño.

 

 

 

 

 

 

 

Fueron suficientes un par de dias para que la camarilla de la politiqueria manipulara el Plebiscito y el proceso de legitimacion de la paz, en favor de sus ambiciones personales y procesos de acumulacion.

El santogavirismo y los conocidos gamonales, incluidos parapoliticos, se proponen canalizar los sueños de paz de millones de colombianos para darle continuidad a su podrido regimen clientelar.

Luchemos por la Asamblea Constitutuyente de la paz soberana y popular.

Se necesita estar muy despistado como para no darse cuenta que una paz viable demanda la aquiescencia ciudadana, la aceptación del pueblo y la legitimación social correspondiente. Refrendar la paz es una condición esencial de su construcción futura como expresión de una sólida voluntad colectiva.

Como eso no ocurre y lo que prevalece es la demagogia oficial y la mentira uribista, el pueblo esta indiferente frente a la paz. Por momentos, incluso, la repudia pues la asocia a mayores penalidades, como la reforma tributaria que se cocina en las oscuras oficinas del ministro Cárdenas y acorde con los protocolos neoliberales del Fondo Monetario Internacional.

Igualmente, se requiere vivir en la luna como para no enterarse que la elite política asociada con la corrupción y el despojo de los bienes públicos no desaprovecha cualquier oportunidad para proseguir en su tarea de acumulación de riqueza y poder para mantener las cosas tal como están.

Es lo que ha sucedido con el mentado Plebiscito de la paz, gestionado de manera unilateral por la Casa de Nariño e implementado según las ultimas noticias, por la vieja y podrida camarilla de gamonales, que disponen de las instituciones públicas de acuerdo con sus intereses privados.

Muy entusiasmados y eufóricos Gaviria y su comparsa de gamonales se han lanzado a promover un plebiscito a la medida de sus ambiciones y sus proyectos antidemocráticos. Así ocurrió ayer en Cali, ante la mirada escéptica de la sociedad civil (http://bit.ly/2ay3IeI ).

Toda esta cúpula protagonizo un bochornoso espectáculo en la ciudad de Cali para anunciarles a los colombianos que la paz será la del viejo establecimiento liberal conservador focalizado en garantizar el control de cada una de las piezas del decadente y arruinado régimen político feudal.

Razón tiene la delegación plenipotenciaria de la resistencia campesina revolucionaria en la mesa de diálogos de La Habana cuando señala que: no es el plebiscito un mecanismo apto para producir normas, o para modificarlas, refrendarlas o derogarlas. Mucho menos constituye tal instrumento, camino alguno para reformar la Carta. Por eso no  se acepta la aplicación del llamado plebiscito (http://bit.ly/2axCkNF ).

En su opinión el plebiscito refrendatorio desconoce el Acuerdo General, la Constitución, el Estado de Derecho y las normas de funcionamiento del Estado colombiano.

Por eso invitan al Gobierno a trabajar de manera bilateral y reposada para resolver los puntos de la Agenda que aún quedan pendientes, que son de mucha complejidad y alcance.

Plantean que se deje de lado lo que no haya surgido de los textos del Acuerdo Especial y se busque  conjuntamente vías jurídicas que permitan la inmediata implementación de todo lo acordado en La Habana una vez se firme el Acuerdo Final. Manos a la obra. El país lo agradecerá.

Imponer un Plebiscito instrumentado por los gamonales de la politiquería no es ciertamente una manera correcta de trabajar por la paz.

 

 

 

 

 

Página 9 de 31

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon
Volver