powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Blog de Alberto Pinzon Sánchez

Alberto Pinzón Sánchez

Alberto Pinzón Sánchez

médico, antropólogo y ensayista colombiano.

Libros :

1. “Monopolios misioneros y destrucción de indígenas”. Libro sobre el departamento de Vaupés y su experiencia antropológica en 1973. 1a edición Diciembre 1979. Leer más.

2. El EncuentroUn relato de ficción del encuentro entre Manuel Marulanda Vélez y Ernesto ‘Che’ Guevara, que marcó un giro en el proceso de la revolución en América Latina y, donde se imagina el pasado para interrogar el futuro.

3. Salvo la ilusión todo es el poder  Breve ensayo autibiografico en: 

http://www.cronicon.net/fica/pdf/pinzon.pdf

4. Simón Bolívar conductor político y militar de la guerra anti colonial. Biografía integral sobre nuestro padre fundador 

 5-Archivo de columnas en ANNCOL: http://2014.anncol.eu/index.php/opinion/2012-09-09-22-19-25

6-RELATO:  LA LEGITIMA DEFENSA  en : http://anncol.eu/index.php/colombia/cultura-sociedad/item/347-del-companero-alberto-pinzon-sanchez

7-RELATO: El empedrado del Carare en:  http://anncol.eu/index.php/opinion/item/1080-alberto-pinzon-sanchez

8- Realato: El Mazamorral (relato de historia y fratricidio) en:  http://anncol.eu/index.php/opinion/item/1929-alberto-pinzon-sanchez

9- Librillo. Cuentos de Provincia en : http://es.scribd.com/doc/282070307/Cuentos-de-Provincia-APS

10 Relato:  Los Cimarrones Comuneros en: https://anncol.eu/opinion/item/3641-alberto-pinzon-sanchez

Caco, chanchullo, cacorro, puyador, caficho, bujarrón, redondo, eran hasta hace pocas vulgaridades colombianas, es decir las usaba el vulgo, pero a partir de la actualización del diccionario universal del idioma castellano, han sido incorporadas plenamente a nuestro inmenso léxico, con sus fuertes, pero precisos significados.

En Colombia, donde la realidad desborda hasta el lenguaje cotidiano, nos hemos quedado sin palabras para describir la pavorosa podredumbre institucional que apesta a todo el país, pues todas aquellas palabras arriba enumeradas, se dan entremezcladas y de manera simultánea en el momento actual de des-legitimación que atraviesa el régimen de dominación, explotación neoliberal y despojo oligárquico-Imperial que intenta salvar desesperadamente JM Santos con sus “perradas y fullerías”.   

El flamante defensor del Pueblo, le muestra persistentemente su pene a su secretaría, para amenazarla con “puyarla”, cual si fuera arma de guerra. Tiene que renunciar por que su partido Liberal de gobierno, ante el escándalo público, le quita el respaldo burocrático.

 Según lo informan tímidamente algunos medios que no pudieron tapar más el asunto; el ”machote general”, jefe de la Policía Nacional no es solo caco, también cacorro, bujarrón y caficho, en una red de prostitución homosexual o comunidad del anillo, en la escuela militar de cadetes, cuyo enlace o caficho, con altos políticos civiles y parlamentarios era (hasta ayer) el flamante viceministro del Interior, ciudadano muy prestigioso en el partido político del presidente de la República (la U) que dirige el dechado de Roy Barreras, y está casado con una mujer (hay que reconocerlo) con dos hijos pequeños pero que resultó redondo. Los borrosos límites entre su vida privada, su vida pública y su doble vida, han sido defendidos airadamente por su jefe político en la revista Semana y, conqué argumentos (¡Ay, la revista Semana!).

El monumental chanchullo de 12 millones de millones de pesos (4 mil millones de dólares) de la refinería de Cartagena o Reficar, donde reconocidos cacos de cuello blanco de la perfumada burocracia oficial, no solo de este gobierno sino de varios anteriores, se enbolsillaron cínicamente la increíble cantidad de 12 millones de millones de pesos (4 mil millones de dólares) y sobre el cual la gran prensa oficial ha montado una gigantesca operación de desinformación y oscuridad, con la matriz de que “todos somos responsables para que no aparezca ninguno”; es algo que no tiene explicación ni justificación posibles.       

El tapabocas del senador Claudia López, los sapos por tragar de cierta periodista de garganta profunda que escribe en El Tiempo (femenina también hay que decirlo pues la “a” final no significa ya nada en la confusión colombiana) y el extraño silencio de la Iglesia católica nacional ante tal podredumbre, es algo que engruesa la manta que la cobija.

 Y mientras el régimen de dominación, que desde hace tantos años oprime y explota al Pueblo Trabajador colombiano, profundamente corrompido por tantos años de guerra contrainsurgente se desfleca en girones de carne gangrenada y fétida; su presidente y director máximo JM Santos absorto, indeciso o pasmado, como si “tal podredumbre no existiera”, continúa maniobrando con sus viejas jugarretas o perradas intentando salvarlo; en lugar de apresurarse a tenderle una rama de olivo al ELN , a concluir los acuerdos de la Habana, y, a convocar una Constituyente Democrática y de masas que re-legitime junto con la movilización social, todo lo que está desmoralizado, corrompido, gangrenado y des-legitimado.

Por el contrario, insiste en la polarización del adefesio del Plebiscito, y amenazante le grita al ELN que lo someterá con todo el peso de la Ley-legítima.

 Cuál Ley preguntamos: ¿La de Palomino, o, la de la dupla chanchullera de Montealegre- Springer?

Fuente Imagen Internet

Eduardo Pizarro, el ideólogo de la entrega y actualmente diplomático del gobierno de Santos ante la Corte Penal Internacional, para tratar de encubrir allí el espinoso asunto universal de los “Falsos Positivos estatales”; con su inmensa y conocida capacidad argumentativa, desde la revista Semana (ay, la revista Semana como no) y, como si tratara de un Edgar Perea de la paz narrando las pequeñas incidencias de los diálogos de la Habana, amenazante opina  algo semejante a lo dicho por el Secretario de Estado USA John Kerry, de que “el balón está en el campo de las FARC” y, mientras no haya un total y “honesto” desarme de los grupos insurgentes colombianos, su gobierno no ha pensado en sacarlos de su catálogo de terroristas. Ver artículo completo en http://www.semana.com/opinion/articulo/farc-deben-trabajar-para-ser-retirados-de-lista-de-terroristas/460130

¿Cómo explicar esta doble gambeta oficial, ahora, cuando estamos ante la inminencia de la firma de los acuerdos de paz en la Habana?

Sencillo: Porque los ideólogos político-militares globales del Gobierno Santos, ente quienes se destaca el sr Pizarro, están empeñados en presentar los diálogos de paz de la Habana como un partido de futbol, con el fin de que la opinión pública, inducida por los medios bajo su total control, se concentre embebida  en lo que sucede en esa cancha, no mire más allá y, no visualice el gato pardo enmochilado ( cambiar todo para que todo siga igual) que viene dentro del  concepto desarrollista de post-conflicto, introducido lenta y machaconamente en la mentalidad popular:

Que no se discuta un concepto contrario, alternativo u opuesto a este, como por ejemplo el de post-acuerdos, que explique (así sea someramente) la economía política del periodo de transición que se abrirá en la sociedad colombiana una vez se firme el acuerdo final en la Habana.

Seis, dentro de muchas otras, son las principales características del concepto alternativo de post-acuerdos que están negadas dialécticamente en el concepto de post-conflicto:

  1. El conflicto histórico, político, social y armado no se ha acabado o finalizado, sino que, al clausurarse su componente armado, se trasformará dialécticamente en su contrario político.
  2. La lucha de clases (motor de la historia) continuará esta vez bajo la forma de Movilización Social.
  3. La correlación de fuerzas que, por efectos del Terror del Estado o democracia genocida, es desfavorable actualmente al Bloque Popular, deberá necesariamente transformarse en una verdadera batalla entre esta democracia genocida imperante y su contrario, una verdadera Democracia de Masas o avanzada.
  4. Esta batalla por una Democracia de Masas lleva implícita una batalla por la Legitimidad Electoral en un país donde predominan dos deslegitimaciones incompatibles con la vida moderna y que nadie puede ya negar: una abstención histórica, en los últimos 70 años, de cerca del 60% y otra, la existencia de todos los delitos electorales imaginables. Es decir, la apertura de un proceso de Movilización Social necesariamente tendrá que presionar la modificación de las leyes electorales vigentes en Colombia y re-legitimar las elecciones a realizar. Mientras esto no suceda. Mientras las actuales leyes electorales corruptas y ventajistas estén vigentes; No creo sea posible concurrir a elecciones.
  5. Se debe ser plenamente conscientes, además, de que esta batalla por una Democracia de Masas lleva dentro de sí, una batalla de economía política contra el credo neo-liberal militarista y autoritario, actualmente imperante y dominante en Colombia.
  6. Por Ultimo, que debe haber un desmonte efectivo y real de las principales ruedas dentadas del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) que giran alrededor del eje de acero de la ayuda (económica, política, y militar) de los EEUU y están articuladas entre sí desde la cúpula del Poder:
  1. Desmonte legal y practico de los 80 grupos del Paramilitarismo Oficial como Poder Fáctico
  2. Desmonte legal de la Doctrina de la Seguridad Nacional (enemigo interno) de las Fuerzas Armadas y reducción legal drástica del 5,5% del PIB del presupuesto de guerra contrainsurgente para dedicarlo al desarrollo social y la democracia en el país.
  3. Desmonte legal del Oligopolio Mediatico Contrainsurgente, abriendo posibilidades legales a los medios alternativos, comunales y populares, ect.
  4.  Desmonte legal de las autorizaciones que hicieron posible la participación de los llamados Gremios colombianos (Fedegán, bananeros, ect) y Cias Multinacionales (Coca-Cola, Monsanto Drummonds, Repsol, BP, Chiquita, ect) en actividades Contrainsurgentes
  5. Desmonte legal de la Diplomacia para la Contrainsurgencia que, hizo posible los bombardeos al Ecuador y la invasión paramilitar a Venezuela.
  6. Y finalmente, debe haber un regreso legal de las 9 bases militares que los EEUU tiene en territorio colombiano, junto a un desmonte legal de las actividades contrainsurgentes de las Cias Mercenarias Extranjeras en Colombia.

Como es evidente, la batalla político-económica y legal que sin lugar a dudas dará la Movilización Social durante el periodo de transición abierto con la inminente firma de los acuerdos de la Habana, va mucho más allá del simple cuento Oficial de los 31.000 millones que “costará” el post-conflicto, y de los 450 millones de dólares para la paz de Colombia que ha prometido el presidente Obama de los EEUU, para mantener embobada a la opinión pública mediática.  Grandes días están por venir y quizás sea eso lo que tiene descontrolado al presidente Santos

No va a haber una “madre de todas las batallas” como algún día, en su ministerio de Guerra de Uribe, él lo dijera, sino que al transformarse lo militar en político, la fluidez y la persistencia de la lucha política marcará el camino de la Nueva Colombia. ¿No es así, sr Pizarro?

Fuente Imagen: Internet        

Muchas cosas han cambiado, y resulta engorroso citar en una breve opinión periodística, toda esa complejidad, sobre todo la destrucción social y el Ecocidio producidos Colombia y en la región Andino amazónica, lo que ha sido ya ampliamente denunciada por diversas organizaciones populares y sociales y por eso, me limitaré a mencionar las más gruesas y evidentes desde el punto de vista geoestratégico general:

-EEUU, a pesar de ser la mayor potencia militar, tecnológica y económica global, ya no es la única potencia del capitalismo neoliberal trasnacionalizado, y hegemónica del unilateralismo surgido después de la destrucción de la URSS; sino que ha surgido a nivel mundial y se ha consolidado un grupo de países capitalistas “emergentes” (llamados BRICS) que están en plena disputa por esa hegemonía imperial, creando un espacio al multilateralismo y debilitando el poderío estadounidense.

-En Latinoamérica y el Caribe, ha surgido y se ha consolidado una tendencia popular soberana e integracionista, anti imperialista, anti-neoliberal, que ha logrado importantes avances en toda la Región latinoamericana y caribeña, por ejemplo, consolidando la CELAC, UNASUR, ect, y haciendo retroceder la herramienta neocolonial de la OEA, y el ALCA (la otra tenaza del Plan Colombia).

-Y en la región Andino-Amazónica, para la cual se concibió la Iniciativa Regional Andina como parte esencial de todo el llamado Plan Colombia; Bolivia y Ecuador han logrado consolidar importantes procesos populares democráticos, progresistas y soberanos, y ya no está la base de Manta. Brasil ya no es un sub-imperialismo. Venezuela enfrenta  valerosamente una agresión económica, política, ideológica y para-militar colombiano de desestabilización de su proceso bolivariano, adelantada desde el Comando Sur del US Army, y en Colombia, inicio de la puesta en marcha del plan bipartidista del Congreso de los EEUU llamado Plan Colombia, si bien en estos 15 años de conmemoración se logró profundizar el neo-liberalismo trasnacional y autoritario, aumentando  la dependencia al gobierno de los EEUU ( dependencia de todo tipo, especialmente económica y militar con 500 mil soldados y 9 bases militares que remplazaron la de Manta en Ecuador ), al hacer una valoración objetiva del cumplimiento de metas (que es lo única herramienta válida de evaluación de un plan) se puede decir que después de haber invertido más de 10.000 millones de US dólares de los contribuyentes estadounidenses, no cumplió ninguna de las metas  propuestas. Dando por resultado una relación costo/ beneficio prácticamente nulo:

Uno: No derrotó a las guerrillas colombianas, teniendo que aceptar una Solución Política del llamado “conflicto interno” propuesta por ellas, ya que es una bandera fundacional de la insurgencia de Colombia, y dos, no ganó ninguna War Drugs: No redujo el narcotráfico, ni logró erradicar los cultivos ilícitos, ni evitar su expansión continental, al punto de que hoy se puede hablar de una “colombianización” de Méjico y de algunas áreas de centroamerica.

Ante el panorama descrito, el gobierno de los EEUU ha recurrido a la vieja estrategia de “si no puedes derrotarlos divídelos”, orquestando a nivel continental una ofensiva mediática destinada ya no a falsear una realidad  mundial que es muy difícil falsear, sino a dividir de manera tajante las opiniones y valoraciones de la opinión pública latinoamericana y caribeña entre partidarios del plan Colombia y detractores del mismo, con la pretensión  de diseñar “otro” Plan Colombia para el Post-conflicto colombiano, no como se dice oficialmente para apoyar la difícil etapa de transición social y política que se geste al firmar los acuerdos de la Habana entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC- EP, sino para continuar instrumentalizando aún más la dominación y la dependencia y profundizando el neo liberalismo trasnacional depredador y autoritario que actualmente gobierna el país.

Hace 13 años, el 26 de mayo del 2003, escribí un artículo de opinión sobre lo que consideraba era la base y sustentación geoestratégica y política para la implementación del terrible Plan Colombia/ Iniciativa Regional Andina con su tenaza paralela el ALCA. Porque considero que no ha perdido actualidad para comprender la guerra contrainsurgente desarrollada en Colombia durante los últimos años, cuyos fundamentos geopolíticos no han cambiado; me permito anexarlo para mejor comprensión de la efeméride que hoy conmemoran en Washington el Presidente de los EEUU y el Presidente de Colombia, que, sin lugar a dudas, dará origen a “otro” Plan Colombia para el post conflicto colombiano, destinado como hace 235 años, a desconocer las “capitulaciones comuneras de Zipaquirá y a “pacificar” mi querida tierra socorrana.  Se tituló:

La operación geoestratégica global de EEUU para anexar a América Latina

Los tres lineamientos de su política exterior

http://www.rebelion.org/hemeroteca/internacional/030526pinzon.htm

La Operación Geoestratégica Global que el Imperio adelanta para recolonizar la América Latina y en especial la Región Andino Amazónica, lleva más de una década de implementación y por lo tanto no es una consecuencia del fatídico 11 de septiembre. En cambio, se acelerará después de que el Asia Central y la región árabe estén aseguradas y controladas definitivamente.

Para comprenderla en todo su tamaño, es indispensable concatenar y conocer en detalle tres documentos estratégicos esenciales que ha producido la Política Exterior del Gobierno de los Estados Unidos, y que se encuentran en plena ejecución: uno, es el documento conocido como "Santa Fe IV"; el segundo, es el Proyecto para la creación de un Área de Libre Comercio en las Américas, conocido por sus siglas ALCA; y el tercero, es el conocido como Plan Colombia, ampliado a la Región Andina para abarcar los países de la antigua República de la Gran Colombia creada por Simón Bolívar.

 I SANTA FE IV

El documento Santa Fe IV, cuya primera versión apareció en la década de los 80, fue producido para la campaña presidencial del Presidente de los Estados Unidos George Bush por el staff del Partido Republicano dirigido por el diplomático Lewis Tambs y otros miembros del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales y del Consejo para la Seguridad Interamericana, como Roger Fontaine, Francis Lynn y Gordon Summer, constituye un verdadero Plan (DOFA) de Debilidades y Fortalezas para la Seguridad de los EEUU, que enumera y explica las siguientes amenazas:

1)La República de Cuba y su dirigente Fidel Castro.

2) La presencia de la República Popular China en América Latina.

3) Las drogas narcóticas como Arma de Destrucción Masiva y su producción en Latinoamérica.

4) Las guerrillas narco-terroristas de Colombia.

5) El surgimiento del Bolivarismo como ideología latinoamericanista y anti hegemónica.

6) El riesgo que representa en los Ejércitos de América Latina, el aparecimiento de militares nacionalistas.

7) El retiro del Ejército de EEUU y sus bases de Panamá.

8) La demografía en el Continente, que, junto con las migraciones incontroladas, pone en riesgo la supremacía de los anglo-sajones en Estados Unidos.

9) La deuda externa de los EEUU (01. Jun.2000) igual a 6.000 mil millones de dólares y la de Latinoamérica que se ha tornado impagable amenazando el Sistema Financiero Transnacional.

10) El desempleo en EEUU ocasionado por la transferencia de fábricas a otros países, buscando santuarios o zonas francas donde los salarios sean reducidos y no existan impuestos.

11) La creciente oleada de rechazo popular al Neoliberalismo que arrasó social y económicamente el Continente en los últimos 20 años.

12) La ingobernabilidad y las crisis económicas y sociales como las de Méjico, Brasil y Argentina que debieron ser pagadas por el Tesoro de los EEUU.

13) La acelerada destrucción de la Amazonia como fuente de la Vida (oxigeno, agua y genes) y el uso irracional que se hace de sus recursos estratégicos como petróleo, gas y minerales.

14) La declinación de USA y la necesidad de mostrar el poderío militar: "Para que la Mundialización funcione, Estados Unidos no debe tener miedo de actuar como la Superpotencia invencible que es en realidad. La mano invisible del mercado no funcionará jamás sin un puño invisible. McDonald´s no puede expandirse sin Mc. DOUGLAS, el fabricante de los aviones F-15. El puño invisible que garantiza la Seguridad Mundial de las tecnologías del Silicón Valley, se llama Ejército de los Estados Unidos." (Palabras de Madeleine Albright, Secretaria de Estado de los EEUU. 1999)

En cuanto a las Oportunidades, "Santa Fe IV" destaca las siguientes:

 1)La vigencia y actualidad de la Doctrina Monroe: "América para los americanos (léase estadunidenses)".

2) Los mecanismos para la defensa del continente que están vigentes y se deben emplear a necesidad:

- TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) firmado en Río de Janeiro 1947.

- Junta Interamericana de Defensa.

- South-Com (Comando Sur del Ejército de EEUU) que, trasladado desde Panamá a Miami, fue reestructurado totalmente.

3) La "Doctrina Powell" de las Guerras Asimétricas Humanitarias, cuyas mejores y más didácticas explicaciones se han hecho a través del canal noticioso de CNN en Irak y Afganistán.

4) La tendencia irreversible a la TRANSNACIONALIZACION: primero del Capital Financiero, segundo de la ideología neoliberal, tercero de la Justicia estadunidense, y cuarto de los Ejércitos del Hemisferio.

5) La ubicación estratégica fundamental de Colombia como esquina entre ente los mares Caribe y Pacifico y puente hacia la Amazonia, los Andes y Venezuela y por lo tanto con mayor Valor Global que el mismo Panamá.

II. ALCA

El segundo documento, es el "Área de Libre Comercio de las Américas para el año 2005", más conocido como ALCA, presentado en mayo del 2002 durante la Cumbre hemisférica y de la cual fue excluida Cuba, cuyo diseño y conceptualización vienen desde principios de la década de los 90, durante la presidencia de Bush Padre y fue continuado por la administración Clinton después de haber sido presentado en la Cumbre de las Américas (Miami.1994).

Es un proyecto que originariamente plantea la integración del Continente Americano mediante un aparente e inofensivo tratado de libre comercio, que en realidad es un tratado de "Desregulación y Flexibilización" entre la mayor potencia económica, financiera, cultural, mediática, científica, tecnológica y militar, del Mundo y sus vecinos, que con excepción de Canadá, a su lado aparecen como unos limosneros desarrapados; y cuya agenda oculta es, construir una "Superestructura Jurídico Política e Ideológica Transnacional", dirigida por el monarca electo de la república imperial de los Estados Unidos, que le permita hacer frente a la competencia europea y asiática, cumpliendo los siguientes objetivos generales :

- Consolidar la Hegemonía Político Militar del hemisferio trasladando los mecanismos de control alcanzados durante la guerra fría a una guerra contra el narco-terrorismo.

- Lograr un reordenamiento o "ajuste" institucional y del aparato de producción del Hemisferio, que garantice altas tazas de ganancia al Capital Financiero Transnacional de origen estadunidense.

- Controlar las crisis y estallidos económicos y sociales del Continente para que no se desborden en Migraciones Descontroladas de hispanos a los EEUU.

- Garantizar el acceso preferencial de los inversionistas estadunidenses a los Recursos Estratégicos del hemisferio especialmente en la Región Andino Amazónica (petróleo, gas, minerales y maderas) y a los recursos de la Vida (biodiversidad genética, agua, oxígeno) convertidos en una mercancía más.

- Aprovechar las "oportunidades de negocios" que tienen los Megaproyectos Estratégicos de Integración del Continente como la Gran Red Intermodal de Transporte, el Sistema de Telecomunicaciones por satélite y cableados y la producción de energía.

Y para la Región Andino Amazónica desarrollar los siguientes objetivos específicos:

- El Canal alterno a Panamá en el Chocó colombiano (Atrato-Truandó).

- La red Fluvial Suramericana (SARS-IFSA) que unirá el río Orinoco con los ríos Negro, Amazonas, Madeira, Mamoré-Guaporé, Paraguay, Tiete, Paraná y de La Plata; y permitirá el transporte desde Venezuela hasta Buenos Aires.

- La comunicación desde el delta del Amazonas con el Océano Pacifico, a través del río Putumayo atravesando los Andes en su punto más angosto y bajo para llegar por Autopistas al puerto de Tumaco (Nariño) en Colombia y a San Lorenzo (Esmeraldas) en Ecuador.

- El dominio de la zona llamada de las 5 fronteras: (Colombia, Ecuador, Perú, Brasil y Venezuela) en donde se halla una gigantesca bolsa de petróleo compartida, y en la actualidad explotada por estos países el cual es enviado por oleoductos transandinos a los puertos de Tumaco y Esmeraldas.

- La Carretera Marginal de la Selva que desde el Perú llegue a Surinam.

- Y por último el control de la Región en donde nacen los grandes ríos que dan origen a la reserva de agua más importante del planeta en el Gran Amazonas: ríos Caquetá, Putumayo, Apaporis y Vaupés en Colombia, Napo en Ecuador y Marañón y Ucayalli en Perú.

III. PLAN COLOMBIA

El tercer documento lo constituye el llamado Plan Colombia, ahora llamado Iniciativa Regional Andina, y que como todo plan tiene su esquema de Antecedentes y Justificación, Objetivos, Ejecución y Control.

Andrés Pastrana una vez elegido como Presidente en 1998, presenta ante el Congreso de Colombia el Plan de Desarrollo que por mandato de la Constitución debe hacer aprobar.

Este Plan elaborado en inglés por el gobierno de Estados Unidos, titulado "Plan for Peace, Prosperity and the Strengthening of the State", reemplaza sutilmente la formulación que antes se venía haciendo de "lucha contra las drogas", por la fórmula más acorde con lo anteriormente expuesto de "Guerra contra las Drogas". Su versión definitiva se tiene para principios del año 2000, varios meses antes del 11-septiembre.

Los 7 mil millones de dólares que originariamente costaba, se planeó financiarlos mediante un aporte del gobierno de los EEUU de 3 mil millones, y los restantes 4 mil millones de dólares, por el de Colombia (80% mediante endeudamiento externo y 20% por el ajuste fiscal y los impuestos en un proceso controlado por el Fondo Monetario Internacional).

La financiación proveniente de lo que se llamó la Comunidad Internacional o Mesa de Aportantes, no se pudo realizar al no haber sido aprobado este Plan por la mayoría de países europeos y su condición más onerosa consiste en que de cada dólar invertido 0,70 ctvs. irían para el Gasto Militar, dejando demostrado desde su inicio que es un Plan de Guerra que, con la justificación propagandística de combatir el terrorismo y las drogas narcóticas, fusionados allí arbitrariamente con el término de "narco-guerrilla" por el redactor de los documentos del Grupo "Santa Fé" Lewis Tambs en 1981, cuando era Embajador estadunidense en Colombia, tiene la verdadera razón de derrotar a la insurgencia guerrillera colombiana que se encuentra precisamente en el área en donde se inicia el Plan.

Y para cumplir este Objetivo, se propuso también reestructurar radicalmente el Ejército colombiano mediante una operación llamada de "Reingeniería" para ponerlo bajo órdenes directas del Comando Sur del Ejército de EEUU, a la par de asegurar el dominio y el control militar de la zona, mediante un gran dispositivo de bases militares continentales.

La primera fase de su ejecución se realizaría en el Departamento colombiano del Putumayo, para luego irlo ampliando en una segunda etapa al Sureste y al Centro, finalizando en tres años con el control militar de todo el país, habiendo "erradicado totalmente" el tráfico de drogas en Colombia.

El dispositivo mayor de bases militares de EEUU que entraron a reemplazar a las del Canal de Panamá, tiene su centro en la importante Base Aeronaval de Manta en Ecuador, ubicada a orillas del Océano Pacífico, a la espalda de la ya descrita Bolsa Petrolera de las 5 fronteras, y que es asistida por la Base holandesa de Curazao y las Bases de Liberia en Costa Rica y Sotocano en Honduras, las que a su vez están protegidas y apoyadas por las siguientes Bases que amplían el anillo de la cadena militar: Tres Esquinas, Larandia y Puerto Legízamo, en el Putumayo Colombiano, coordinadas por los gigantescos y sofisticados Radares del Guaviare y el de Leticia en el Río Amazonas. En Perú se proyecta usar la Base de Iquitos, y en el Brasil, la de Alcántara, cerca de Manaos, que cuenta con las Bases Satélites de Tabatinga, enfrente de Leticia y Yavaraté en el Río Negro.

La "Guerra contra las Drogas" se adelanta en varios frentes:

- Primero, una combinación de Guerra Química mediante fumigaciones masivas sobre cultivos de coca, del veneno llamado Glifosato (los colombianos lo llaman glifosfacho), y de Guerra Biológica mediante la aspersión indiscriminada del "hongo mata-coca" que es una manipulación genética del Fusarium Oxysporum, descubierto en una intoxicación masiva en la antigua Unión Soviética.

- Segundo, mediante la Guerra Psicológica y Mediática adelantada por las cadenas televisivas y periódicos controlados por la CNN, tendiente a polarizar a la sociedad colombiana a favor de la guerra y en contra de una salida política, y a desprestigiar hasta más no poder a la Insurgencia colombiana, en el entendido erróneo de que desprestigio es igual a derrota política. Y decimos erróneo, pues una supuesta derrota política de la Insurgencia vendría cuando se realicen los cambios estructurales en la sociedad que ella tiene como programa.

- Tercero, mediante el incremento de las operaciones militares abiertas, y de las acciones encubiertas realizadas por los Paramilitares y los mercenarios de Corporaciones privadas de EEUU (ej: DynCorp) contratados por el Departamento de Estado y constituidos en verdaderas puntas de lanza del Plan, aumentando las secuelas económicas, políticas y sociales que el escalamiento de este tipo de Conflictos de Baja Intensidad conlleva, tal y como lo estamos presenciando.

Hoy, después de los tres años de la implementación del Plan Colombia, con todas las evaluaciones hechas por Organizaciones No Gubernamentales y hasta por Agencias oficiales de los Estados Unidos y Colombia, se puede decir que el primer objetivo de TRANSNACIONALIZAR el Ejército colombiano, convirtiéndolo en un Ejército "Cipayo" y desplegándolo por todo el país, está cumplido; no así el segundo, de acabar con la producción de plantas de coca, ni con el tráfico internacional de narcóticos y mucho menos se ha cumplido con el objetivo de haber resuelto el histórico conflicto social y armado de Colombia, que viene desde hace muchísimos años, antes de que el narcotráfico, con la complicidad de la clase dirigente de Colombia, se hubiera convertido en el problema transnacional que hoy día es.

Recordemos que, aparte de los incalculables negocios generados en la industria química mundial que produce el comercio de los precursores químicos para la extracción del alcaloide cocaína, de los 500 mil millones de dólares que deja su comercialización en las calles de las  grandes ciudades estadunidenses en las que se calcula que existen cerca de 23 millones de adictos a los narcóticos, y en las otras ciudades del llamado Primer Mundo, tan solo llega un miserable 2% a las manos de los colonos y campesinos productores y pequeños transportadores; un 13 % llega a las mafias colombianas que financian las operaciones de los grupos paramilitares y las campañas presidenciales, y el restante 85% de los beneficios, es lavado en los Bancos Transnacionales que tienen sus sedes en Miami, Las Vegas y demás paraísos fiscales del Globo.

Mientras tanto, en el sufrido territorio del Putumayo, según la ONG Indepaz, cada día 46 personas abandonan sus hogares a causa de la "guerra contra las drogas", lo que da un promedio mensual de 604 personas, que para el año 2001 fue de 17.143 personas, las que llegaron expulsadas a los cinturones de miseria de las grandes ciudades colombianas a unirse a los dos millones de desplazados que ya deja el conflicto en el país.

Fuente Imagen: Internet.

El historiador José Abelardo Díaz Jaramillo escribió en 2011, un sugerente y razonado ensayo titulado “Alborotados, sediciosos y amotinados: tres momentos en la construcción de una prosa contrainsurgente sobre el levantamiento comunero de 1781”, en donde a partir de las reflexiones y conceptualizaciones hechas por el historiador hindú Ranajit Guha sobre el colonialismo Inglés en su país, analiza tres documentos básicos producidos por el Poder Dominante a raíz de la Rebelión Comunera ocurrida en Colombia en 1781 y que, como un circulo concéntrico expande lo que denominas “la prosa contrainsurgente” hasta generalizarla, a mediados del siglo SXIX , en toda la sociedad colombiana:

Los dos primeros son los informes de autoridades coloniales españolas, escritos el primero por el Virrey Flórez el 3 de junio de 1781, el segundo por el fraile capuchino Joaquín de Finestrad el 12 de junio de 1789, conocido por su título “El Vasallo Instruido”, y el tercero, es el tratado de historia oficial republicana titulado “Historia eclesiástica y civil de Nueva Granada”, escrito setentaicinco años (75) después de la Marcha Comunera (1856) por José Manuel Groot, destacado político del liberalismo-conservador, considerado padre de la historiografía Colombiana.

 Y cuyo objetivo político contrainsurgente, o hilo de unión de los tres discursos consistió en, además de vilipendiar, denigrar, difamar, insultar, injuriar, escarnecer, desacreditar, desprestigiar (sinónimos todos castellanos que hoy por la premura mediática han sido reemplazados por el verbo cuasi religioso de “satanizar”) primordialmente buscaba ocultar la accion consiente, es decir política, de las clases subalternas o dominadas y en rebelión. En breve: despojarlos de la dimensión política y de su autonomía como sujetos históricos trasformadores.

1-El asustadizo Virrey Flórez, en su carta circular al cabildo del Socorro al calor de los acontecimientos (1781) llama a las clases subalternas (artesanos, comerciantes, jornaleros, pequeños propietarios campesinos, indígenas, y negros esclavos) “alborotados, malévolos, enemigos de la Corona y de la religión”; a su resistencia a la opresión colonial la denomina “sedición, tumulto, desordenes”, y a su acción consiente trasformadora que se extendió a otros lugares, la denigra diciendo que está “guiada por el error y la ignorancia  que contaminó a otros lugares”.

2-El fanático fraile capuchino Finestrad, cruel agente del Arzobispo-Virrey, de gran recordación por sus inhumanas y sanguinarias “medidas militares de pacificación” de la región comunera, más que por sus sermones, misiones evangélicas y su conocido escrito de vasallo instruido; con una reflexión política de ocho años (1789) amplia la matriz básica de la “deslegitimación” que posteriormente adquirirá carácter científico: La rebelión no solo había sido “una grave ofensa al rey y su legitimidad, sino una grave ofensa (pecado) contra Dios. Un sacrilegio, un parto sedicioso, un atentado cruel contra la legítima autoridad real, ocultos designios disfrazados por los amigos de la Independencia”; debida, no a la opresión y explotación colonial o “mal gobierno”, sino a las malas costumbres de quienes llama indistintamente “despechados, hijos bastardos del reino que tomaron las armas contra el Padre y su soberanía, miembros contagiosos de la sociedad, monstruos rebeldes, Plebe amotinada, sediciosa y tumultuada, inhumana comunidad, sacrílegas facciones, partidarios de la inequidad, pues al vasallo no le toca examinar la justicia y derechos del Rey, sino venerar y obedecer ciegamente sus reales disposiciones, ya que sus  los preceptos ( del Rey ) son justos y de la mayor equidad”.

3-Y el padre de la historiografía colombiana José Manuel Groot, como destacado representante intelectual del bloque de la clase “criolla” (hacendados-comerciantes y esclavistas) que tomó dominio del naciente Estado republicano de Colombia y su dirección a partir del triunfo de F.P Santander sobre Simón Bolívar, y, quien para afianzar su dominación y hacerla más comprensible ante las clases subalternas dominadas, en su conocido libro de historia civil y eclesiástica de la Nueva Granada,  escribe un “discurso terciario Contrainsurgente” sobre la compleja Rebelión Comunera (1) que retoma la argumentación de los dos discursos anteriores citados, para denigrarla, quitarle cualquier dimensión política y complacerse con su espantoso final cuando escribe:...”Cuando los comuneros supieron que el Virrey había improbado las Capitulaciones entraron en furor y trataron de volver a las armas; pero ya no pudieron hacer nada; porque había un pie de fuerza con qué sujetarlos y hacerles respetar el gobierno; y por otra parte el Arzobispo había trabajado mucho sobre los pueblos para hacerles conocer sus deberes… Galán y sus tres compañeros fueron ajusticiados en el mes de febrero de 1782 en la Plaza Pública de Santa Fe. Después de la ejecución hizo una plática el padre Acero, franciscano, sobre la justicia con que se había procedido en aquella causa y sobre el deber que los pueblos tienen de obedecer y respetar al Gobierno” … (citado por J.A. Díaz Jaramillo en su artículo http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3783967)

Contrainsurgencia semejante a la realizada dos siglos después, a finales del 2001, por Presidente Pastrana, florido representante del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) dominante actual, cuando al terminar los diálogos del Caguán exclamó sonriente ante los medios de comunicación mundiales ...Nosotros, el presidente de los EEUU y yo, le hemos propinado la mayor derrota a las Farc, quitándoles su estatus político y declarándolos ante el mundo como narcoterroristas.

  (1) Nota: No puedo dejar de señalar que el más actual y   complejo estudio crítico sobre la Rebelión de los Comuneros, es el libro de mi paisano “Puentano” Mario Aguilera Peña, titulado “Los Comuneros: Guerra Social y Lucha Anticolonial. Premio Universidad Nacional de Colombia. 1985. Bogotá. Y que a pesar de la ambigüedad terminológica para unificar en un solo concepto sociológico a la clase dominante, muy bien descrita y documentada en todo el libro (lo que constituye a mi manera ver la única observación a su estudio), no dudo en recomendar como lectura obligatoria y de profundización para quien desee adentrarse en la verdadera Historia del Pueblo colombiano, la que siempre será de actualidad.  

Fuente Imagen Internet: Ejecución del capitán comunero José Antonio Galán.

 Sin haberla visto, pero por los comentarios, avances, cortos en internet, y por la saludable controversia entre distintas opiniones, la película de ficción “el abrazo de la serpiente” de Ciro Guerra, ha puesto en actualidad un viejo tema colombiano: el descubrimiento (hecho por el hombre blanco occidental y también andino) de la selva amazónica con sus nativos y sus ciclos sangrientos de infamia, despojo y destrucción.

Inspirada (este verbo es muy importante) en los diarios de campo de dos científicos viajeros; el alemán Theodor Koch-Grüngberg y el biólogo y botánico de la universidad de Harvard, el norteamericano Richard Evans Schultes, y en la vida de Karamakate, el chamán indígena milagrosamente sobreviviente, y quien al parecer (en la ficción) une a los dos viajeros.

En la película y eso hay que tenerlo bien claro para no confundir el plano ficcional y artístico con lo verdaderamente ocurrido en la realidad; el viajero inspirador Mr. Schultes, viene como su antecesor de 20 años atrás el alemán Koch Grüngberg, en busca de una planta selvícola milenaria y sanadora, que bien puede ser el Yagé, el Yopo, la Mezcalina o la Coca entre otras: El dorado de la post-modernidad globalizada, descrito en el libro “el rio” (1966) por el antropólogo discípulo de Schultes, Wade Davis.    

No hay discusión en que el biólogo y botánico estadounidense Schultes, poseía los conocimientos más especializados y abundantes para la época acumulados en Harvard, una de las universidades más importantes de los EEUU y que, conociera de la existencia de tales principios químicos selváticos y de sus propiedades farmacológicas (alcaloides) y viniera en 1941 a buscarlos en la increíblemente rica selva colombiana.

Sin embargo, como tuve oportunidad de comprobarlo cuando viví cinco meses de 1973 en las selvas del Vaupés, haciendo el obligatorio “trabajo de campo” para mi grado de Antropólogo en la Universidad Nacional de Bogotá, el botánico estadounidense Schultes, en la realidad prosaica   vino contratado por sus conocimientos en especial sobre caucho vegetal por el gobierno de los EEUU,  durante la llamada “batalla por el caucho” de la segunda guerra mundial,  y por medio de la agencia que el Departamento de Defensa puso a funcionar en Colombia durante el gobierno de Eduardo Santos llamada “ The Rubber Development  Corporation.

A los alcaloides mencionados, Mr. Schultes añadió la búsqueda prioritaria de la resina vegetal del caucho amazónico colombiano, porque las plantaciones caucheras del sudeste asiático, especialmente en Malasia, habían sido tomadas por el imperialismo japonés en 1941, en la fase de la guerra inter imperialista del pacífico, y el US Army necesitaba ingentes cantidades de este material para continuar su actividad bélica.

Hoy vuelvo a trascribir íntegramente mis hallazgos sobre la “batalla por el caucho librada en Colombia”; 40 años después de haberlos  establecido y escrito en mi tesis de grado que posteriormente (en 1979) la editorial Armadillo de Arturo Alape publicó como libro titulado “Monopolios, misioneros, y destrucción de indígenas”, el que se puede leer aquí, páginas 63 a 67 :  http://es.scribd.com/doc/210828318/Monopolios-misioneros-y-destruccion-de-indigenas

(……) "El primer representante del presidente F. Roosevelt, en Colombia es Ronald S Pockintong, quien buscó el equipo humano más adecuado para el funcionamiento de la agencia: El Dr Roberto Urdaneta Arbeláez fue su asesor jurídico, don Pedro López Michelsen encargado de los “servicios especiales”, el comisario del Vaupés ingeniero Miguel Cuervo Araoz, quien renunció al gobierno al gobierno seccional para emplearse en la “Rubber” como superintendente general. Antonio Michaeler T. fue el superintendente de construcciones (aeropuertos y carreteras) y el interventor fue el ingeniero norteamericano Joe Campbell quien contrató para las obras ingenieros colombianos en su totalidad. Para el reconocimiento y estudio forestal estuvo el Dr. Evans Schultes, afamado botánico norteamericano especialista en caucho.

La administración general se ubica en pleno centro bogotano (Avenida Jiménez con Av. Caracas) e inmediatamente van surgiendo en la selva puestos de avanzada y campamentos. Los mencionaremos por orden de Importancia: Acacias, San Martín, Puerto Mayer, Antiguo Puerto Arturo sobre el rio Guaviare, Mitú, y Miraflores, los dos últimos dotados de puestos de socorro, comisariato, depósitos para el caucho, casa de empleados y aeropuerto con radio bajo órdenes directas del ex comisario M. Cuervo Araoz.

Durante el año de 1942, el Dr. A Michaeler T en entrevista el día 8 de enero de 1975, recuerda haber proyectado e intervenido directamente en construcción de los campos de aterrizaje para los siguientes campamentos: Calamar, Miraflores y Mitú en el rio Vaupés, Monfor en rio Papurí, la Pradera en el rio Caquetá, Santaclara en el Putumayo, Leticia en el rio Amazonas, la Tagua, el Encanto, y Araracuara en el río Caquetá. Arica (río Putumayo) Campo Baxter en el rio Papunagua, Campo Troco en el río Vichada, la Concordia en el río Ariari, Caucayá en el río Putumayo, la Vorágine en el río Metica, Macayá en el río Manacacías, la Chorrera en el río Melúa, Puerto Carreño en el río Orinoco, San Fernando en el río Atabapo, Tarapacá, La Victoria (trapecio amazónico) Lozada en el río Apaporis y Uribe en la Sierra de la Macarena.

En el 43 se construye la pista de San José del Guaviare y se dota por la “Rubber” al igual que todas las demás de las instalaciones aeroportuarias (radios ect) que posteriormente pasaron a las FFAA Colombianas. Traemos esta engorrosa lista para tener en cuenta como “experiencia acumulada” usada treinta años más tarde forma similar por otra agencia norteamericana: El Instituto Lingüístico de Verano.

El diario bogotano “El Tiempo” el 24 de noviembre de 1942, trae esta noticia: La Rubber Reserve busca 3.000 hombres para hacer carretera entre Acacias donde funcionaban la oficinas principales y primer campamento, hasta Calamar del Vaupés”. El trasporte aéreo del caucho resultaba excesivamente caro por sus costos y porque durante la guerra el material volante se agotó, la solución más económica proyectada entonces era sacar el caucho vaupense por Tierra: Bogotá se comunicaba por tierra con Acacias, de allí aprovechando las antiguas “trochas” caucheras se uniría por un carreteable con Calamar, pequeño puerto del Alto Vaupés, e inicio de la navegación por este río. El sentido del flujo ya no era hacia Manaos en el rio Amazonas, como años atrás, sino en contra-corriente remontar el rio Vaupés para traer el producto a Bogotá.

El Proyecto parecía realizable, solamente no se disponía en el momento de gran maquinaria para usar en la vía y se recurrió al empleo masivo de obreros; pero tres mil hombres con “picas y palas” haciendo una carretera en terrenos difíciles y construyendo puentes sobre tantos caudalosos ríos y caños con troncos y lazos de manila, no pudieron avanzar más de algunos kilómetros en los tres años que permaneció la agencia del gobierno USA extrayendo el caucho colombiano.

Sin embargo, la goma siguió saliendo a marchas forzadas por vía aérea hasta Bogotá y por las antiguas trochas y caminos de siringa siguieron adentrándose en la manigua desde el interior del país “empleados” de la Rubber y colonos independientes calculados por el Dr. A Michaeler T. para los tres años en números aproximados de 15.000 quince mil. A los empleados y colonos se les enseñaba al verbo “siringuiar”, las últimas técnicas del sangrado y extracción del látex, se les donaba y dotaba de herramientas y en los campamentos se les compraba en pesos los balones de siringa. Los pesos colombinos no salían de allí, pues en el comisariato de la empresa había necesidad de comprar abastecimientos, ropa, y reemplazar los instrumentos dañados ect.

En ese flujo llegó al Vaupés el chofer del automóvil del embajador norteamericano en Bogotá, Sr Hernando Gómez a trabajar como capataz de cauchería. Años después convertido en “empresario” y gran propietario de una hermosa hacienda con ubicación en la cascada de Yuruparí en el curso medio del rio Vaupés, donde tuve la oportunidad de hablar con él,  gracias a la utilización de las formas de trabajo y la estructura productiva aprendidas a sus patronos extranjeros, se haría famoso en todo el país con el apodo puesto por sus compañeros de vigilancia como “tío Barbas” o el personaje que vendió a otro empresario cauchero vecino una finca cauchera incluyendo en el negocio a los trabajadores indígenas con sus deudas, según la denuncia del Obispo de Mitú aparecida ampliamente en la prensa nacional: Este dato lo consignamos no por mera anécdota, sino porque el Sr Gómez (tío Barbas) tuvo y tiene relaciones de trabajo con la mayoría de los indígenas habitantes de la zona Papurí-Paca.

En 1943 Jules de Wald Mayer, holandés proveniente de Borneo, es el segundo representante de la agencia Rubber para Colombia y el tercero y último “special representative” fue Ernest W Willis quien en septiembre de 1944 da por concluida la misión. La agencia abandona el país, llevando cuidadosamente un inmenso archivo con todos los conocimientos científicos adquiridos en las pesquisas geográficas, hidrográficas e hidrológicas, geológicas y humanas, fuera de los datos botánicos que en un herbario descriptivo especial el Dr Schultes remitió a su país natal.

Valorando objetivamente; a la salida de la Rubber del Vaupés, además de los campamentos mentados, quedaron a semejanza del “tío Barbas” un grupo calculado por el diario El Tiempo de Bogotá febrero 20/ 71 en dos mil hombres con sus familias conformando una población aproximada de 10.000 diez mil habitantes con los resabios productivos aprendidos  a sus patronos extranjeros: Un patrón o propietario, varios “empleados” o capataces, no indígenas, con participación en la producción final y la mano de obra extractiva en su totalidad “siringueros” indígenas, capturados inhumanamente y por medio del mecanismo del “endeude” servilizados de por vida, llegando al extremo de ser vendidas caucherías enteras con los indígenas, sus cuentas y sus deudas……”

Cerrado en lo fundamental el ciclo del caucho, unos pocos  años más tarde, la misma selva cerrada, los mismos ríos torrentosos, los mismos pobladores blancos de orilla y colonos, caboclos o mestizos, e indígenas, verían llegar en avionetas venidas de Medellín otros “Patrones” con  bruñidos anteojos oscuros, carrieles de piel de nutria y pistolones en el cinto, descargando y regalando otras semillas vegetales ya mejoradas y adelantando dinero por las cosechas, iniciando en el silencio milenario de la selva otro ciclo infernal del cual no se ha salido del todo. El de las “maticas de cocaína” de cierto presidente no muy lejano.      

De modo que a manera de conclusión podemos decir lo que tantas veces se ha dicho sobre Colombia: Que la realidad supera cualquier ficción.

Fuente imagen: Wikipedia.org  

                                             

      

Y respondo como Georg Lukács: “En cuestiones de Marxismo lo único ortodoxo es el método”. Sin embargo,  en el Marxismo revolucionario de Lenin, o en la filosofía de la praxis de Gramsci, o en el marxismo “latinoamericano” de Mariátegui, hay un común denominador que es lo que sus adversarios (pero también algunos de sus seguidores) han intentado hacer la mayoría de las veces: “velar, ocultar, tapar, atenuar, disimular o desconocer”, el hecho de que los tres más grandes creadores y enriquecedores de la concepción materialista de la historia fundada por Marx y Engels, fueron en su práctica política trasformadora y en su compromiso personal, secretarios de sus respectivos Partidos Comunistas y, responsables de su praxis ante sus propios pueblos y ante ellos respondieron sin eludir ninguna responsabilidad.

Claro que también se debe reconocer aquel dicho popular de que “la posteridad de los revolucionarios siempre ha sido muy difícil”. Porque a ellos (aún no se sabe por qué razón) se les han achacado las acciones personales, correctas o incorrectas, de quienes se dicen sus seguidores post mortem: A Lenin los aciertos o desaciertos de Trotsky, de Stalin, o de Mao. A Gramsci las de Togliatti y los eurocomunistas, y, a Mariátegui las de Abimael Guzmán.

En Colombia, actualmente, sin necesidad de haber estudiado al meritorio psiquiatra de las negritudes Franz Fanon y sin mucho esfuerzo, se puede sintetizar para toda la llamada America latina y caribeña, la ignominia de 500 años de Violencia Política desde el poder del colonialismo español, del neocolonialismo anglosajón y de la guerra contrainsurgente oligárquico-imperialista actual.

Los ríos caudalosos de sangre indígena, negra, plebeya, campesina y trabajadora vertidos, nos han enseñado a separar la paja del grano, teniendo siempre la mente muy abierta para recurrir a enriquecer la praxis de resistencia y liberación social con multiples conceptos y ejemplos mundiales verdaderamente revolucionarios, anti oligárquicos y antimperialistas, tratando de no hacer  iglesias de seguidores y, conservando siempre el nervio de las enseñanzas fraguadas en la dura roca de la lucha de clases por el Marxismo Leninismo y por nuestro Libertador Simón Bolívar.

Hubo una afirmación de un dirigente de la Insurgencia colombiana que inmediatamente puso a los intoxicadores del régimen a urdir. Dijo en alguna ocasión que “las FARC eran un partido comunista armado”. Muy bien, se dijeron (o se dicen en coro) entonces la cosa es más fácil de lo imaginado: una vez desarmados, quedan como partido comunista electoral y así podrán luchar “ad eternum” por sus ideales. Quedaba claro que nunca, por más que han intentado conocer a su “enemigo a exterminar”, han logrado calarlo verdaderamente a fondo. El asunto es mucho más complejo de lo imaginado, sencillamente porque los dominantes siempre han desconocido la dimensión histórica propia de la sociedad colombiana, o la han manipulado a su antojo en interés particular y porque la hegemonía política con la cual han dominado se ha basado en el anticomunismo; en la lucha contra los comunistas que han surgido, se han movilizado, desarrollado y combinado todas las formas de lucha de masas, en todo este complejo y sangriento proceso de resistencia y lucha de clases nacional. Jacobo Arenas si lo dijo muy claramente: “la ideología de la oligarquía y el Imperialismo es el anti comunismo”.  

El genocidio indígena causado por la mita y la semiesclavitud de los cacicazgos del actual territorio colombiano, la esclavitud negra, junto con la transición feudal-capitalista y el aplastamiento de la plebe comunera de José Antonio Galán, fueron causados por la Violencia Política desde el poder colonial español, parte esencial del sistema colonial del capitalismo mundial.

La cruenta guerra anticolonial que dirigió Bolívar y que concluyeron violentamente primero F. P. Santander en 1831 y después a mediados del siglo XIX Tomás Cipriano de Mosquera, fue una revolución pasiva (Gramsci) de independencia sin descolonización o “colonialidad” (Aníbal Quijano) recomponiendo el poder de la oligarquía hegemónica del “gamonalismo” (Mariátegui) bajo la dependencia del poder colonial anglo-sajón y fue un proceso sangriento de Violencia Política desde el poder hegemónico.

Luego las llamadas nueve 9 guerras civiles bipartidistas del siglo XIX para afianzar su hegemonía total y subordinar a las demás clases sociales de la sociedad colombiana. La venta de Panamá por 23 millones de dólares, después de la guerra de los mil días, junto con “la paz con todos sus horrores de Marroquín” o revancha de los gamonales conservadores para apoderarse de las tierras de los gamonales liberales que siguió a la post guerra. La caída en 1930 de la “rosca” reaccionaria de la hegemonía conservadora y la revancha de la “manguala” liberal por recuperar lo perdido. La violencia falangista conservadora que los llevó al poder en 1946 y luego el bogotazo del 9 de abril de 1948; la guerra civil liberal-conservadora que le dio continuidad. La dictadura anticomunista de Rojas Pinilla en el 53 y el pacto inter-oligárquico para desalojarlo del poder en el 57. El surgimiento de las guerrillas comunistas primero de resistencia y luego con un claro programa de liberación nacional, agrario, anti oligárquico y anti imperialista. Fueron procesos de transición social para afianzar y expandir el capitalismo dependiente ya de los EEUU, desarrollados en medio de una gran Violencia Política desde el poder hegemónico y dominante internacional.

Luego la guerra contrainsurgente iniciada en 1964 con el plan USA Lasso, su ampliación a todo el país, el surgimiento de nuevas resistencias campesinas y populares (con otras visiones Marxistas) a esta nueva modalidad de Violencia Política desde el poder, la conformación de un Bloque de Poder Contrainsurgente hegemónico y dominante, cuyo eje central y sobre el cual giran las 10  estructuras contrainsurgentes que lo conforman, es el apoyo financiero, político, militar y tecnológico del gobierno de los EEUU (concepto sociológico denso de Vilma Liliana Franco) hasta la fecha de hoy (enero 2016) con los millones de víctimas de todo tipo, ha sido otro proceso de transición al capitalismo trasnacionalizado  e implementación del neoliberalismo militarista que ha ocurrido en condiciones de extrema Violencia Política desde el poder dominante.

Y por último, el proceso de paz de la Habana entre el Estado colombiano ( dominado por la fracción hegemónica de Juan Manuel Santos) y las Farc-EP, con el fin de finalizar el conflicto armado envuelto en todo este desarrollo histórico, junto con el proceso de transición social que se abrirá con un eventual acuerdo final, nos obliga a pensar nuevos y varios conceptos contenidos en el corpus marxista universal.

La estructura que surja de una conferencia de la “guerrillerada móvil” donde se analizará necesariamente el “trípode estratégico invencible” (general Giap) desarrollado por las Farc- EP (partido comunista clandestino, movimiento bolivariano y milicias populares) ¿será un partido comunista más? , o como lo piensa Gramsci, será un nuevo Príncipe como el descrito en su sugerente e inspirador libro sobre “Maquiavelo, la Política y el Estado Moderno”, “quien no será un héroe individual sino un organismo, un elemento de la sociedad complejo en el cual comience a concretarse una voluntad colectiva reconocida y afirmada parcialmente por la acción. Este organismo ya ha sido dado por el desarrollo histórico y es el partido político” …desde luego agrego yo; un Partido Comunista nuevo (Lenin) cuyo magma ya está dado en la sociedad colombiana en los procesos descritos arriba, quien realizará la voluntad colectiva de una nueva hegemonía en un nuevo Bloque de Poder Popular contra-hegemónico, obviamente, anti oligárquico y antimperialista.  

Ahora bien, también se hará necesario consolidar la sociedad civil destruida, disuelta y desestructurada por la acción del Paramilitarismo contrainsurgente y el “oenegeismo” de la U.S. Aid, para que la guerra de posiciones gramsciana planteada en mi pasado articulo pueda avanzar. De lo contrario seguirá estando presente el asalto al Palacio de Invierno de una sociedad civil “fluida” que Gramsci señaló para la sociedad rusa bajo el zarismo.

Colombia, por su singular proceso histórico y de lucha de clases descrito brevemente, ha sido fértil a todos los marxismos; hasta Enver Hoxha tuvo su capilla y sus seguidores. La lucha de ideas y el debate seguirán manteniendo su vigencia y la Praxis como siempre, dará la razón. No hay porqué eludirlos.

Fuente imagen: Internet        

   

¿Para salir de la crisis económica del país, para pavimentar la futura presidencia de Vargas Lleras o, para financiar lo que llama “post-conflicto con las FARC” ? Como lo alcancé a plantear el 12.01.2016 en el artículo, (http://anncol.eu/opinion/item/2961-alberto-pinzon-sanchez), el gobierno Santos se ha empeñado en vender o mejor entregar la empresa energética ISAGEN a los corruptos intereses de la “cuestionada” multinacional canadiense Brookfield.

Pero a medida que el rechazo popular y social se generaliza en el país; otras hipótesis vienen a sumarse a las tres anteriores: Todo parece indicar que las presiones del capital financiero Trasnacional, cuyo principal lobista (en este caso) es el nefasto ex premier ingles Tony Blair, amigo de hace varios años (¿recuerdan “la tercera vía”, el famoso libro escrito en 1999 en coautoría Blair-Santos?) , a través de sus socios en la junta directiva de la multinacional canadiense y a través de sus cipayos en Colombia, el más representativo,  el “cacao” Luis Carlos Sarmiento Angulo consocio de la familia Santos en el diario El Tiempo, dueño monopólico del sistema financiero colombiano y de Davivienda con su comisionista de valores en este negocio, así como el más grande contratista para la infraestructura vial de Colombia, en asocio con el conocido Rudolf Hommes, asesor directo del ministro conservador Mauricio Cárdenas el gran subastador en esta negociación, lograron imponer a rajatabla sus condiciones y su perversa lógica neoliberal.

Y si a esto agregamos; lo que ha dejado entrever el pesista Pinzón, ex ministro de guerra de Santos y actual embajador de Colombia en USA, su gestión “lobista” para que el gobierno de Washington invirtiera grandes sumas de dólares en la prolongación intervencionista del Plan Colombia, ha sido todo un fiasco. Un parto de los montes con palmadita en el hombro. 

Queda claro entonces, que esta “oportunidad de negocios” unió forzosamente la urgencia del gobierno por resolver las tres hipótesis iniciales, con la también urgente necesidad del capital financiero Trasnacional por apoderarse de un valor estratégico para el país en estos tiempos de crisis energética global, como la empresa energética ISAGEN donde se combinan ecología, energía y desarrollo social regional soberano y autónomo.

Al hacer esta torpe jugada, Santos ha inaugurado un año 2016 de grandes luchas y movilizaciones sociales y populares en defensa de la ecología, el agua, la energía estratégica, el desarrollo social soberano, el subsuelo, ect, a lo que irremediablemente se le sumará la movilización popular por una paz con justicia social, democracia de masas y soberanía.

Y este aspecto dinámico, es el que definirá el carácter progresivo o regresivo del desarrollo de la contradicción surgida, entre quienes “oportunistamente” como Uribe Vélez y su monseñor laico Ordoñez, tratarán de castrar la lucha convirtiéndola en un asunto “santanderista” y legalista de juzgados, comisiones impunes de acusación parlamentarias, o cortes de justicia donde mandan sus fichas, y, entre quienes impulsarán hasta el final ( con la voluntad irreducible de configurar un Bloque de Poder Popular alternativo) la movilización social y popular amplia, unitaria y orgánica, por una paz democrática con justicia social y soberanía popular.  

La historia, como lo demostró Gramsci con la gran crisis del año 30 en su lucha contra el “economicismo”, ha demostrado fehacientemente (mucho más en las ultimas crisis largas que ha sufrido durante los últimos 85 años) que, el capitalismo las sabe utilizar y superar siempre a su favor. Una crisis por sí sola no tumba nada, sin la acción consiente y la voluntad política orgánica de los hombres que desean superarla y transformarla.

JM Santos ha destapado sus cartas mostrando que el asunto de la paz para Colombia no era una cuestión fundamental humanitaria o civilizatoria de toda la sociedad, sino una maniobra más para impulsar su neoliberalismo militarista, mezquino, caduco y desgastado; con todos sus intereses espurios y depredadores y en beneficio de la clase sanguinaria y cipaya (la misma que vendió Panamá) la cual siempre ha representado.

ISAGEN ahora no es sino un paso más de su carrera económica. Antes, cuando fue ministro de hacienda de Pastrana, JM Santos participó directamente en la fiebre privatizadora de ese gobierno, con la venta de otras empresas energéticas fundamental para el país como ISA (interconexión eléctrica) Carbocol (carbones de Colombia) las represas de Betania y Chivor, junto con otras 14 empresas regionales menores. De manera que no es para sorprenderse.

Y para finalizar, como conclusión debe tenerse siempre presente que, JM Santos ha hecho esta jugada (típica de su póker) con el objetivo de que quienes estamos interesados en que se firme el pacto de finalización del conflicto interno colombiano en la Habana, entremos a apoyar sus torcidos e irresponsables negocios neoliberales para que su gobierno no tenga tropiezos o dificultades y, salga adelante la posibilidad de la ansiada paz para Colombia al concretarse la Solución Política del conflicto armado interno.

 Sin embargo, parece que el viejo topo y la realidad de los hechos va desarrollándose en otro sentido: La irresponsabilidad del presidente Santos con la venta de ISAGEN, no ha hecho otra cosa que agregar otra perturbación más a dicho proceso de paz……otra perturbación más.

Fuente imagen Internet: Blair, Santos y Vargas LLeras     

        

               

 

Defender ISAGÉN, por la soberanía y para construir verdadera paz con Justicia Social

ISAGÉN es la tercera empresa más importante en generación y comercialización de energía en Colombia, creada en 1995 y vinculada al Ministerio de Minas y Energía, constituye uno de los activos más importantes de los colombianos, por lo que los comunistas nos oponemos a su privatización y más aún a la entrega de la mayoría de las acciones a una de las multinacionales precalificadas para ofertar en la subasta preparada para el 13 de enero de 2016.

Las políticas privatizadoras del régimen colombiano no han cesado, desde el 2006 en su pretensión de enajenar ISAGÉN. Ya en el 2007 se vendieron casi la mitad de las acciones a diversos accionistas al ofrecerlas en la bolsa de valores de Colombia con el pretexto de capitalizar y modernizar la empresa. Desde entonces, se ha anunciado en varias oportunidades, especialmente durante los dos periodos de gobierno de Juan Manuel Santos la realización de la subasta a empresas transnacionales.

En diciembre del año pasado, casi en simultánea al anuncio del aumento del salario mínimo y de la inflación, se avanzó decididamente en la actualización del valor de la acción de ISAGÉN y se programó la subasta que entregará el control sobre más de 23000 hectáreas de áreas protegidas, seis centrales hidroeléctricas (San Carlos, Jaguas, Calderas en Antioquia, Miel I en Caldas, Amoyá en el Tolima y Sogamoso en Boyacá) y una termoeléctrica en Chaparral Tolima a una de las dos transnacionales pre calificadas; BROOKFIELD y COLBÚN, que comparten su visión expansionista en lógica de capital en la región de América Latina.
Esta privatización se pretende justificar en el apalancamiento financiero de los créditos que requiere la construcción de vías 4G obviando la pérdida de la seguridad energética, hídrica y ambiental; el predecible incremento en las tarifas de energía en un periodo de sequía que agrava la situación de miles de familia en diferentes regiones del país; la pérdida de ingresos que por utilidades entrega ISAGÉN a la nación; la predecible pérdida de los recursos para la inversión social y ambiental que ISAGÉN entrega de manera voluntaria a las regiones donde operan los embalses y centrales, todo lo cual es contrario a la Paz y al interés nacional.

Los comunistas defendemos ISAGÉN como patrimonio público y al agua como bien común, por su valor económico, social y ambiental y rechazamos la medida neoliberal que impulsa el gobierno de Juan Manuel Santos. Llamamos  al conjunto de la sociedad a replantear los modelos de gestión del agua, de la generación y comercialización de energía, de tal forma que no se vulneren los derechos de los colombianos con este tipo de imposiciones; de las comunidades con la construcción de represas como la del Quimbo; de cada familia al cobrar los precios justos por los servicios públicos y sobre todo, donde el afán del capital no siga depredando, repartiendo nuestro país y sometiéndolo al saqueo por el capital transnacional.

Acompañamos y llamamos a todos los colombianos a sumarse a las expresiones unitarias de movilización en defensa de ISAGÉN, por la soberanía y para construir verdadera paz con Justicia Social.

Bogotá DC, Enero 11 de 2016.

Lo que hace con la mano lo borra con el codo”, es un viejo decir de la sabiduría popular para señalarle a alguien lo necio y torpe (por decir lo menos) de sus actuaciones. En este caso, la decisión que a rajatabla y contra una opinión general adversa, ha tomado el presidente Santos para vender ISAGEN, la empresa estatal (mixta) de generación y comercialización de energía más importante de Colombia.

Sin embargo, profundizando un poco más allá de estar a favor o en contra de esta decisión gubernamental (a todas luces de crudo talante neoliberal) y sus implicaciones tanto económicas como políticas o mejor de “economía política” como lo enseña el Marxismo, se llega a la conclusión de que finalmente la crisis entre las fracciones de la Oligarquía Trasnacional Dominante y Dirigente, influida profundamente por la crisis de la economía colombiana ha tocado fondo.

¿Por qué el presidente JM Santos en un acto de necedad torpe y antipopular y al parecer ilógico, como la venta de ISAGEN, se empecina en borrar con el codo lo que está construyendo lenta y pacientemente en la Habana?

Por tres razones sencillas: Una y talvez la más importante es que la crisis de la economía colombiana con sus principales cifras ha salido a flote sin que el oligopolio mediatico lo pudiera evitar: una inflación cercana al 7 %. Un dólar USA por encima de los 3.200 pesos. Barril de petróleo por debajo de los 35 US dólares. Caída de las exportaciones durante el 2015 en un tercio. Un hueco fiscal (que cierta periodista de El tiempo llama annus horribilis) de algo más de 30 billones de pesos, y un déficit en cuenta corriente cercano al 7 por ciento del PIB, son indicadores para no despreciar.  

Dos, que la recomposición del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) realizada en las pasadas elecciones de octubre en Colombia, ha dado una nueva correlación de fuerzas, con una clara ventaja al binomio Vargas Lleras- Peñalosa, quienes han impuesto al gobierno a través de su alfil el ministro conservador de hacienda Cárdenas su programa neoliberal de las multimillonarias inversiones trasnacionales en lo que ellos llaman “infraestructura” (autopistas, metro, ect) con el fin de asegurar la próxima presidencia de la república y la continuidad de sus políticas depredadoras; para lo cual y lo han dicho sin tapujos,  necesitan de los dineros provenientes de la millonaria venta y total privatización de la compañía energética ISAGEN.

A este cínico favorecimiento gubernamental, obviamente se oponen todos aquellos quienes abrigan en su interior alguna esperanza de ser fuerza dominante, desde Uribe Vélez y el jefe Liberal Serpa Uribe, hasta el nostálgico progresista Petro y el jefe del Polo Democrático Robledo como lo señala la revista Semana. http://www.semana.com/nacion/articulo/venta-de-isagen-logra-union-entre-uribe-serpa-petro/456367-3

Y tres, porque como lo dijo el Liberal gavirista R. Pardo Rueda, flamante ministro del llamado “post-conflicto”, sin los dineros provenientes de la venta de ISAGEN no habrá financiación para sus ambiciosos 18 mega proyectos para más de 300 municipios que, piensa ejecutar en asocio con el hijo de Cesar Gaviria quien funge como jefe de planeación nacional; ni tampoco habrá dineros para la anunciada “reactivación” (obviamente neoliberal) de la economía colombiana, especialmente en el área rural.

De manera que, una vez más la impecable e implacable lógica económica neoliberal y el manejo gubernamental que se pretende dar a la crisis general por la que atraviesa la economía colombiana, completamente influida por la crisis mundial general y, que se esconde detrás de la venta de ISAGEN, ha entrado a jugar de manera opuesta a los intereses de todo el pueblo colombiano y a sus aspiraciones de una paz democrática, con justicia social y soberanía

La pregunta que queda en el aire es: ¿Podrá el sector que en este momento hegemoniza el Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) imponer sus arriesgadas maniobras y jugarretas de manera impune y sin consecuencias?  

La respuesta la tiene la movilización social y popular unitaria y orgánica. Ella tendrá la palabra en este “annus horribilis”.  

Fuente Imagen Internet (Vargas Lleras, Santos y Cárdenas)  

 

  

      

El uso político del lenguaje militar en Colombia no es ninguna novedad. Desde antes del inicio abierto de la agresión contrainsurgente, siempre ha sido usado por el Poder dominante y dirigente como una de las tantas formas de su dominación. Recordemos: Repúblicas independientes. Plan Latin American Security Operation (Lasso) Zanahoria y Garrote. Plan Colombia. Punto de inflexión. Fin del Fin. Fe en la causa. Victoria estratégica, ect.

Durante la década de los 90 del siglo pasado, y en cumplimento de los acuerdos emanados de la 8ª conferencia guerrillera de las Farc realizada en La Uribe 1993 poco después del fracaso de Tlaxcala; “la guerrillerada  móvil” como la llamaba Marulanda, aprovechando las ventajas tácticas que le concedió en esos años la desmoralización, desgreño y corrupción del ejército colombiano, pudo reunir y concentrar varios destacamentos guerrilleros móviles para atacar una serie de bases militares contrainsurgentes, coparlas militarmente, destruirlas y tomar prisioneros como en las Delicias, la Carpa, Juradó, San Juanito, Caño Hormiga, Patascoy, el Billar, Miraflores, ect, generando un desconcierto muy grande especialmente en el gobierno de los EEUU, quien rápidamente, el 04 de mayo de 1998, envió a Colombia al General Charles Wilhelm jefe del “United States Southern Command”, a pasarle revista a sus tropas.

El general Wilhelm, después de reunirse con el ministro civil del gobierno Samper Gilberto Echeverry, los generales Bonnet Locarno, Rosso Serrano y el coronel Leonardo Gallego coordinador de los diversos organismos de Inteligencia civil y militar, dio este diagnóstico, premonitorio de lo que un año después, se corregiría con la reingeniería militar del Plan Colombia y la toma de aire político de Pastrana en el Caguán:

(….) “El jefe del Comando Sur aseguró la semana pasada en Miami (Florida, EEUU), que el Ejército colombiano muestra un desalentador desempeño en la lucha contra las guerrillas y que este hecho convierte a Colombia en la primera amenaza hemisférica, por encima de Cuba.  - Si usted evalúa el resultado de los enfrentamientos de los últimos años, la tendencia no es esperanzadora e indica que el Ejército de Colombia no ha estado a la altura para combatir a grandes formaciones guerrilleras, cuando ha sido retado en el campo- dijo Wilhelm” (….)  http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-795192

No fue un azar que ese mismo año, unos meses más tarde,  apareciera editado por Tercer Mundo y la Universidad de los Andes ( ay, la Universidad del actual Ministro de Salud), el libro “La Guerra del Fin del Siglo”, escrita por el ruiseñor de la guerra contrainsurgente Alfredo Rangel, quien de asesor intelectual de las FFMM pasó a ser, actualmente, senador del combo de Álvaro Urbe Vélez; donde para satisfacer la desfondada avaricia tanto a sus jefes militares colombianos como la necesidad estadounidense de hacer dentro de las FFMM colombianas grandes inversiones en tecnología militar, finanzas, organización y métodos de re-ingeniera; sostuvo la tesis (por lo demás idealista) de que el conflicto en Colombia estaba pasando de una guerra de guerrillas a una guerra de movimientos y ahora (1998) a una guerra de posiciones que requerían como conclusión lógica, tamaño y cobertura, más pie de fuerza mejor entrenado y dotado y, varios “súper-cuarteles” muy bien ubicados en las zonas de conflicto, los que una década después se convirtieron en las 9 mega bases militares de los EEUU en Colombia.

Como suele suceder, esta necesidad de lucro y de inversiones financieras y militares de los EEUU para profundizar su explotación y dominación sobre todo el pueblo colombiano, revitalizando el militarismo dominante, tuvo amplia acogida y eco en el oligopolio mediatico contrainsurgente, fue aplaudida y aceptada reverencialmente por la llamada “opinión pública” y correspondió al siguiente presidente Pastrana su implementación en su doble ejecución, según la fórmula de la secretaria de Estado Madeleine Albright de zanahoria (zona del Caguán) y garrote (Plan Colombia).

La guerra de posiciones, en su sentido militar escueto, quedaba instituida así en Colombia sin discusión y en adelante, solo sería cuestión de aceptar los “sacrificios sociales” de aumentar paulatinamente el gasto militar hasta el actual 6% del PIB y los hombres armados y bien dotados en medio millón.

Pero el plan oligárquico-Imperial chocó con la resistencia increíble, que opuso la realidad insurgente: Ni la zanahoria del Caguán derrotó en la mesa de diálogos a la “guerrillerada móvil”. Ni el gigantesco aparato contrainsurgente militar y paramilitar en la descomunal ofensiva del octenio fascista de Uribe Vélez, logró los “tres huevitos” de la victoria militar tan cacareados. Hubo necesidad de buscar en octubre del 2012, una vez más, una Solución Política al conflicto interno tal como lo había propuesto en el Guayabero la 7ª conferencia guerrillera de las Farc en 1982, que hizo posible la Tregua con el gobierno de Betancur; generando esta vez una grieta insuperable entre fracciones del Bloque de Poder Contrainsurgente(BPCi) dominante: Entre Uribe Vélez y su “obispo laico” Ordoñez (a quien deseamos mejoría de sus intestinos gruesos para que pueda pensar mejor) con su antiguo socio neoliberal JM Santos.

Hoy, segunda semana de enero 2016, el pueblo colombiano se encuentra ad portas de un pacto político-jurídico para terminar el largo y sangriento conflicto social armado interno y, expectante ante el periodo de transición que se abrirá con la refrendación, implementación, reformas y cambios en la sociedad que se impondrán durante el llamado post acuerdo de la Habana. La confrontación política-militar terminará junto con la resistencia militar de la “guerrillerada móvil”, no así la conflictividad social heredada de siglos de dominación, Hegemonía y Coerción oligárquico imperiales y, una nueva situación en la realidad social, un salto cualitativo de lo político-militar a lo estrictamente político se nos hará presente con sus nuevos desafíos.

Es entonces cuando se hace indispensable plantear para esta nueva situación, una nueva estrategia eminentemente política que continúe orientando al pueblo trabajador hacia la Democracia avanzada o de masas y hacia la conquista plena de la tan ansiada soberanía popular.

Es también, cuando viene en nuestra ayuda el pensamiento fresco y dialectico de Gramsci, su elaboración exclusivamente política de la “Guerra de Posición”, desarrollada entre 1930 -31 en la mazmorra donde el Fascismo de Mussolini lo tenía pudriéndose: “La guerra de posición, en política, es el concepto de Hegemonía”.

El concepto gramsciano de Guerra de Posición, desarrollado a partir de la experiencia arrasadora y sangrienta de la primera guerra mundial, el ascenso del Fascismo en Europa especialmente en su país y la preparación de la segunda guerra mundial, no es una dicotomía como muchos de sus falsificadores han pretendido mostrar, entre oriente (revolución rusa del ataque fulgurante) y occidente (revolución en los países del capitalismo desarrollado de asedio lento y largo al Poder) o entre las fases puramente militares de ofensiva/ defensiva; sino una nueva manera, cualitativamente diferente y dialéctica de plantear de manera política (es decir priorizando lo político sobre lo militar) el asunto histórico del Estado en su doble aspecto de Hegemonía y Coerción.

Una nueva forma de hacer política ofensiva, aplicando la “iniciativa política” en el punto débil del adversario, valga decir en su “centro de gravedad”; asediando las trincheras económicas y las supra-estructurales que la oligarquía y el Imperialismo durante 70 años han conformado en Colombia con su Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) dominante, para cambiar la correlación de fuerzas favorable que ellos tienen en esos poderosos aparatos hegemónicos y coercitivos del Estado y abrirle paso, mediante una gran movilización social y popular unitaria a una verdadera Democracia avanzada de masas y a una autentica Soberanía del pueblo trabajador:

La lucha contra el dogma neoliberal autoritario y trasnacional cebado durante tantos años en nuestra economía, nuestro subsuelo y nuestra plusvalía, y, la desintegración o desestructuración- organismo por organismo- del Bloque de Poder Contrainsurgente dominante (BPCi), no pueden ser un fogonazo fulgurante,  como si se tratase de concentrar varios destacamentos guerrilleros móviles para asediar  y tomarse  por asalto una aislada base militar del adversario; sino que demandan tiempo, organización, planificación, concentración de recursos, muchos hombres, muchos aliados que encontrar y sobre todo, como lo indicaba Gramsci, una paciencia infinita para el asedio mutuo y un “espíritu jacobino” como el que animó a Simón Bolívar para imponer su plan estratégico sobre los demás y llevarlo hasta el final.

Así las cosas, se hace indispensable que una nueva conferencia o congreso de refundación y reunificación (los de dentro y de fuera, como decía Mao) deberá decidir sobre el invencible y vivo trípode estratégico de Partido, Frente y Ejercito/Milicias que ha conducido la lucha político -militar de resistencia móvil hasta el punto en el que se encuentra hoy.

No es simplemente un cambio cosmético de nombres o un aterrizaje en otras organizaciones populares o clasistas existentes, como lo empiezan a sugerir los ideólogos del oligopolio mediatico contrainsurgente. Es algo más “popular y de largo aliento” como escribió el general vietnamita Giap, lo que la historia ha puesto nuevamente frente a los marxistas y bolivarianos de Colombia, en este momento tan complejo de nuestro devenir.

Como diría Gramsci: “Es el momento de perder el miedo (superar el terror diría yo) a actuar en política, oponiendo el optimismo de la voluntad, al pesimismo de la inteligencia”; de atrevernos a dar el paso político de la guerra de movimientos a la guerra de posiciones con el mismo convencimiento de siempre de que el pueblo trabajador colombiano no será derrotado, ni en otros 70 años de guerra contrainsurgente imperial.

Fuente imagen: Internet       

     

 

 

      

 

  

 

 

Página 5 de 13

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver