powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Obama: Mucho ruido y pocas nueces

Barack Obama deja el poder. Pasará sin duda a la Historia por haber sido el primer afroamericano en convertirse en presidente de Estados Unidos. Pero, ¿cuál va a ser su legado? ¿Será perdurable? ¿Cómo será recordado? Probablemente no demasiado bien.

Han transcurrido ocho años, y su gestión en política interna está llena de buenas intenciones pero flacos resultados, de esperanzadoras promesas que fueron incumplidas, de medias verdades. Un epílogo que bien podría resumir su trayectoria sería el siguiente:   "Sí, pero…"

Al hacer balance de estos dos mandatos, en la mayoría de los análisis se prioriza la mala herencia adquirida durante la Administración de George Bush hijo. Es cierto. El escándalo de las hipotecas "subprime" (préstamos de alto riesgo) que se barruntaba desde 2006 explotó en 2008, justo el año del triunfo de Obama y su "Yes We Can". El colapso de la burbuja inmobiliaria se transformó en una crisis financiera de enormes proporciones que se extendió a otros sectores productivos esenciales. El pánico bursátil provocado por la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers llevó a muchos a especular entonces hasta con la caída del capitalismo y otros escenarios tremendistas. En otras palabras, cuando el exsenador por Illinois llegó a la Casa Blanca, se encontró un panorama asfixiante y desolador.

Más aquí: Opinión: "El último discurso de Obama es fácil de desmontar"

Es justo asumir que Obama capitaneó con determinación el difícil barco de la recuperación económica tras la profunda recesión de 2009. En febrero de 2009, con apenas un mes en el Ejecutivo, el "novato" Obama firmaba la Ley de Estímulo Económico que consignaba 787.000 millones de dólares para intentar paliar los destructores efectos de la falta de liquidez y de confianza en los mercados. Fueron políticas arriesgadas e impopulares, coordinadas con el entonces presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien por su parte bajó los tipos de interés y puso en marcha la máquina de imprimir billetes verdes. El objetivo era salvar a la banca y apuntalar al sector automotriz nacional, formado principalmente por tres grandes marcas: Ford, General Motors y Chrysler. Tuvo éxito. Sí, pero… La recuperación en términos macroeconómicos generó, sin embargo, el aumento de las desigualdades sociales y económicas, provocando que una parte importante de la sociedad estadounidense haya quedado descolgada de las reformas.

Es precisamente este estrato social —el obrero blanco que vive en los estados del Midwest— el que le ha dado la espalda y ha optado por Donald Trump. El propio Obama, en su reciente discurso de despedida, lo admitía. "Nuestro progreso no ha ido parejo", dijo en Chicago, la ciudad que le vio crecer políticamente hablando. También apuntó a sus incondicionales que la vida en Estados Unidos es ahora mejor que hace ocho años. Eso es muy discutible, porque la vida es una cuestión de percepciones. Además, el rescate bancario dejó entre los estadounidenses un sentimiento pernicioso: el riesgo moral, un concepto económico. El riesgo moral es la idea de que la banca de inversión puede volver a cometer actos irresponsables a sabiendas de que será de nuevo rescatada por "papá" Estado, es una especie de incentivo para repetir los errores del pas

Conoce más: Mandato de Obama: caos y decepción

Otro punto destacable de la trayectoria del 44º presidente ha sido la reforma sanitaria, también conocida como "Obamacare". Obama se comprometió a llevar el seguro médico a las capas de la población más desfavorecidas, las más empobrecidas. Se embarcó en un ambicioso proyecto extremadamente complejo, pese a contar con la oposición radical de las poderosas empresas aseguradoras y de los congresistas y senadores del Partido Republicano. Tras inagotables reuniones y múltiples componendas, Obama firmó en marzo de 2010 la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, una norma tan polémica y cuestionada que hasta el mismísimo Tribunal Supremo tuvo que ratificar su constitucionalidad en 2012. Sí, pero… "Si bien es cierto que logró incorporar al mercado de salud a 20 millones de personas que carecían de seguro médico, especialmente más de nueve millones de latinos, lo que es un logro indiscutible, el ritmo de crecimiento del costo de las primas de salud que en este caso a algunos les llegó a más del 120%, hace completamente insostenible este esquema de seguridad social".

Ése es el certero resumen de la situación que ha realizado José López Zamorano, el corresponsal jefe de la agencia mexicana de noticias Notimex. Obama intentó atajar una de las mayores deficiencias sistémicas de EEUU, el negocio de lujo que se hace con las tres necesidades básicas: la comida, la salud y la educación. Pero chocó con muchos intereses generados y el "Obamacare" está ya condenado a ser desmantelado por el Senado y por el propio Trump quien lo considera un "desastre".

Lea también: Zajárova: la Administración Obama tiene 9 días para destruir el mundo

Con Obama, a pesar del color de su piel (o quizás precisamente por ello), no mejoraron las relaciones interraciales. Su presidencia vivió episodios tan lamentables como los ocurridos en Charlotte (Carolina del Norte) en septiembre de 2016, donde tuvieron que intervenir unidades de la Guardia Nacional (Ejército) para calmar la ira acumulada de miles de negros que se sentían agredidos por la actuación presuntamente violenta y desproporcionada de los agentes de policía. El racismo sigue en plena forma. No se ha superado. Hay más leyes antidiscriminación que antes pero son insuficientes. Sí, pero… El asunto es tan grave que el mismo Obama, en el discurso previamente citado, no dudó en calificarlo como una amenaza para la democracia en Estados Unidos

Lea también: Zajárova: la Administración Obama tiene 9 días para destruir el mundo

Con Obama, a pesar del color de su piel (o quizás precisamente por ello), no mejoraron las relaciones interraciales. Su presidencia vivió episodios tan lamentables como los ocurridos en Charlotte (Carolina del Norte) en septiembre de 2016, donde tuvieron que intervenir unidades de la Guardia Nacional (Ejército) para calmar la ira acumulada de miles de negros que se sentían agredidos por la actuación presuntamente violenta y desproporcionada de los agentes de policía. El racismo sigue en plena forma. No se ha superado. Hay más leyes antidiscriminación que antes pero son insuficientes.    Sí, pero…

El asunto es tan grave que el mismo Obama, en el discurso previamente citado, no dudó en calificarlo como una amenaza para la democracia en Estados Unidos

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver