Bogota D.C.  16 de noviembre de 2017

             Consejo Politico Nacional Fuerza alternativa Revolucionaria 

                                    Del Comun

            Asunto: Peticion de los prisioneros politicosde las FARC-EP

                                        Del Patio 4-Picota                                      

  1. S.       H.         D.

      

 

Desde las tinieblas de esta mazmorra les hacemos llegar nuestra voz de aliento y el más sincero reconocimiento, por la titánica labor que ustedes desarrollan, en procura de construir un partido que de verdad sea una verdadera fuerza alternativa, para los cambios y trasformaciones que con tanta urgencia reclaman los más desprotegidos y desposeídos de nuestra patria.

Nuestro saludo como siempre es cálido, fraternal y revolucionario, expresado a la distancia en esta misiva cargada de abrazos y sueños que esperamos realizar desde las trincheras de nuestro partido.

Camaradas, permítanos expresar algunos puntos de vista frente a la actual situación que padecemos los excombatientes, milicianos y amigos colaboradores de nuestro movimiento, recluidos en varias cárceles del país.

A un año de la firma del acuerdo de la Habana en el teatro Colón de Bogotá, los prisioneros políticos de las FARC-EP seguimos en las cárceles del país, viendo cómo se vulneran nuestros más elementales derechos humanos y recibiendo agresiones, como la del pasado 10 de noviembre del 2017 en el patio 4 de la Picota, donde el enemigo descarga toda su fuerza con sevicia y alevosía, para demostrar su cobarde odio y venganza contra los integrantes de las FARC.

Las FARC han cumplido al pie de la letra con todo lo acordado, mientras que por el lado del gobierno solo hay trabas, obstáculos y leguleyadas que no dejan cumplir con lo pactado, ni avanzar en la implementación del Acuerdo.

¿Hasta cuándo debemos esperar los prisioneros de las FARC para que se de aplicación a la ley 1820 de 2016 y el decreto 277 de 2017 y para que se libere a todos nuestros compañeros y compañeras?

La difícil situación humanitaria y las precarias condiciones que se viven en las cárceles del país, nos han llevado a una crisis sin precedentes, porque no se ve una luz de esperanza, ni un camino que nos conduzca a una solución concreta.

Lo primero que debemos expresar, es la situación que estamos padeciendo; una incertidumbre total, porque desde que salió la resolución de los gestores de paz, no hay ningún pronunciamiento importante en cuanto a las excarcelaciones de los y las privadas de la libertad. Después de esa resolución lo único que hemos avizorado es la actitud de persecución por parte del alto comisionado el Doctor Rodrigo Rivera, que solo se ha dedicado a buscar colados y a excluir a compañeros reconocidos por las FARC en los listados y muchos con acta de compromiso, para luego montar los chous mediáticos para desacreditar a nuestra organización.

Con asombro, desconfianza e impotencia hemos visto la exclusión de casi 300 compañeros a nivel nacional, de los cuales a este patio le correspondieron 42. Consideramos necesaria una aclaración de este caso y una orientación concreta para que estos compañeros tengan claro lo que deben hacer y cuál es el futuro que les espera.

Así mismo se hace necesario que nos digan con claridad, porque es tan engorroso y difícil el trámite para obtener el acta de compromiso por parte de la secretaria ejecutiva de la JEP, y la certificación por parte del Alto Comisionado, para los compañeros y compañeras que se encuentran reconocidos por las FARC. En este patio hay varios compañeros que fueron seleccionados como gestores de paz y los jueces de ejecución de penas y los magistrados del tribunal les rogaron la libertad, sin que hasta la fecha hayan recibido orientación o asesoría para saber que deben hacer. A varios compañeros les siguen otorgando traslado a zona veredal, haciendo caso omiso del decreto 900 y el 1274 que expidió el señor presidente para que se les otorgue la libertad.

Desde hace más de 6 meses no hemos recibido una visita al patio de los abogados, ni de ningún representante de nuestro partido, razón más que suficiente para solicitar muy respetuosamente, que una comisión de alto nivel y con poder de decisión, nos visite al patio para que haga claridad de toda la problemática y nos den luces del futuro que nos espera; y que además resuelva planteamientos y situación propias de nuestra convivencia. La atención jurídica es insuficiente y prácticamente para muchos de nuestros compañeros no existe, porque los abogados de la corporación han renunciado y no tenemos recursos para contratar a otros defensores, por lo que hemos quedado a la deriva en un limbo jurídico del cual no tenemos esperanzas de salir.

Enviamos un S.O.S humanitario para que se acuda a organizaciones humanitarias, a la solidaridad de los países y organismos internacionales, para que nos ayuden con ropa, zapatos, útiles de aseo, etc, etc. ya que, por la agresión del 10 de noviembre, la mayoría de nuestras pertenencias fueron destruidas o desaparecieron.

la precariedad en la salud es un tema muy lamentable, varios de nuestros compañeros necesitan atención especializada urgente, por lo que se hace necesario que nuestro partido intervenga ante las entidades correspondientes, para que se busque una solución pronta. Es muy conveniente y necesario tener unos botiquines o medicinas de uso elemental, para las patologías más frecuentes, ya que en sanidad no hay ni acetaminofén, por que debe buscarse la posibilidad de conseguir la donación de medicamentos.

Pedimos a nuestro partido que solicite la intervención de los países garantes, de la segunda misión de naciones unidas en Colombia, la unión europea y la comunidad internacional, para que le exija al gobierno nacional, al cumplimiento e implementación del acuerdo firmado el 24 de noviembre de 2016 en el teatro Colón. Así mismo, vemos la necesidad que estas organizaciones realizan una inspección a los presos políticos en las diferentes cárceles de Colombia, para que constaten nuestra situación.

Finalmente,  le pedimos a la dirección de nuestro partido, para que intervenga ante el IMPEC  y las autoridades correspondientes, por todos los compañeros que se encuentran en los listados amplios de las FARC y que todavía no han sido certificados por la oficina del Alto Comisionado Rivera, y también por los compañeros que recientemente fueron excluidos de los listados, para que no sean trasladados del patio 4 hasta que no sea resuelto en forma definitiva su situación jurídica por la jurisdicción especial para la paz.

Con Afecto y Amor Revolucionario Un Abrazo Para Todos...

Prisioneros Políticos Del Patio # 4

Columna Domingo Biohó

Cárcel Picota-Bogotá D.C.