El reportero gráfico de El País y Q’Hubo Élmer Agudelo Vidales, de 56 años, fue asesinado este domingo con arma de fuego cuando se encontraba departiendo con familiares en el antejardín de su casa en Palmira, Valle del Cauca.

Los hechos ocurrieron al mediodía afuera de su casa en el barrio El Sembrador, en la Calle 22A # 16A-41.

De acuerdo con el coronel Mauricio Alberto García Cifuentes, comandante de la Policía en Palmira, “una persona, con casco puesto, descendió de una motocicleta y le disparó en tres oportunidades al fotógrafo, resultando herido en el cuello y tórax”.

El reportero fue atacado delante de sus dos hijos, Jefferson y Junior, su esposa Millerlandy y otros familiares, además de un vecino de la cuadra con el que había organizado el sancocho de este domingo.

Agudelo, desde 2007, estaba vinculado a esta casa editorial con su corresponsalía en Palmira, donde residía. En años anteriores había sido ‘freelance’ de este diario, tanto para El País como para Q’Hubo.

“El señor fue auxiliado y remitido a la clínica Palmira, donde murió por la gravedad de las heridas. Estamos ofreciendo hasta diez millones de recompensa para las personas que nos entreguen información que nos permita dar con los responsables”, afirmó el coronel García Cifuentes.

El País S. A. expresa sus condolencias a la familia del reportero gráfico y al mismo tiempo rechaza el crimen ocurrido en la tarde de este domingo en Palmira.

De igual manera, el Círculo de Reporteros Gráficos Valle del Cauca, Ciregráficos, lamenta la muerte de “nuestro colega Élmer Agudelo, del mismo modo exige a las autoridades que se lleven a cabo las investigaciones correspondientes para que este vil asesinato no quede impune”.

Para sus familiares, amigos y compañeros de oficio, Élmer era un buen hombre, dicharachero, amigo de sus amigos y no entienden por qué alguien querría asesinarlo