Agencias

 Crecen las Protestas en numerosas ciudades peruanas contra el indulto al exgobernante autoritario y violador de los Derechos Humanos, Alberto Fujimori, y duras críticas a la medida ponen hoy en duda el objetivo de reconciliación atribuido al perdón otorgado por el presidente.

Mientras Fujimori aguarda sólo el alta médica para quedar totalmente libre, miles de manifestantes hicieron sentir su protesta al filo de la Nochebuena, movilizándose hasta las cercanías de la casa del mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

Los marchistas llegaron en pequeños grupos tras ser desalojados por la policía con gases lacrimógenos de la plaza San Martín, sin que lograran marchar hasta el cercano Palacio de Gobierno.

Un fuerte despliegue policial en torno a la casa presidencial impidió, también con gases lacrimógenos, que llegaran a la vivienda los jóvenes indignados por el indulto humanitario otorgado al exgobernante.

Los manifestantes se retiraron tras acordar volver a protestar hoy en la zona y en el interior. En ciudades como Cusco, Huaraz, Puno, Trujillo, Tacna y Arequipa, se replicaron las protestas contra la libertad concedida a Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por crímenes de lesa humanidad y corrupción.

Mientras tanto, dirigentes progresistas como Verónika Mendoza acusaron a Kuczynski de traición y de una infame negociación con una fracción del fujimorismo para que se abstenga y salve de la destitución al presidente en una votación parlamentaria.

Analistas conservadores como el exministro Ántero Flores Aráoz aconsejaron al mandatario enfrentar la compleja coyuntura convocando a la concertación, lo que implica profundizar un entendimiento con el fujimorismo.

Sin embargo, el jurista y analista político Joseph Campo dijo que el llamado canje, lejos de ayudar a la reconciliación y la gobernabilidad, pone a esta en riesgo, porque determina una ruptura con las fuerzas democráticas que lo ayudaron frente al autoritarismo fujimorista.

Ha tirado por la borda la gobernabilidad’, aseveró, señalando que ante la convicción generalizada de que Kuczynski canjeó el indulto a Fujimori por su permanencia en el gobierno, el partido fujimorista Fuerza Popular (FP), mayoritario en el parlamento, aumentará su beligerancia contra el mandatario para desligarse de tan desprestigiante canje.

 Después de Kuczynski hubo anunciado el indulto a Fujimori, Alberto de Belaúnde, miembro del partido de gobierno renunció  al partido como rechazo a la decisión.

La vocera parlamentaria de FP, Milagros Salazar, si bien apoyó la libertad de su mentor, consideró ‘lamentable para el país que Kuczynski haya canjeado su permanencia en el cargo por un indulto’, lo que calificó como una situación censurable de ‘componendas y acuerdos bajo la mesa’.

Y el Partido Comunista Peruano sacó la siguiente declaración :

El Partido Comunista Peruano rechaza la traición perpetrada por el presidente PPK, al indultar al reo Fujimori, ignorando que el pueblo que votó por él, lo hizo para cerrarle el paso a la mafia fujimorista.


Su ambición por mantenerse en el poder y continuar incrementando sus ganancias, producto de la corrupción, lo llevó a pactar con el sector político más nefasto de nuestra patria.


Las normas internacionales establecen que el indulto no es posible en casos de delitos de lesa humanidad. Fujimori fue condenado por los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos y tiene pendiente el juicio por la matanza de campesinos en Pativilca, por tanto el indulto es ilegal.

El PCP llama al pueblo a manifestar en las calles su indignación y rechazo a este acto de traición consumado por el fiel servidor del imperio norteamericano.

Lima, 24 de diciembre de 2017

 

Ver  más sobre la movilización social contra el indulto a Fujimori, en el siguiente video https://www.youtube.com/watch?v=yHmAFKxSIT4