Agencias

El director para las Américas de la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) José Miguel Vivanco, se sumó al rechazo generalizado mostrado contra el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, por haber felicitado la reelección presidencial fraudulenta de Juan Orlando Hernández en Honduras.

Vivanco escribió en su cuenta de Twitter, lo siguiente:

“La misión de verificación de la OEA (Organización de Estados Americanos) que examinó las elecciones en Honduras descubrió irregularidades tan graves que pidió que se realice una nueva elección. Pero Juan Manuel Santos felicita al ‘ganador’ de un posible fraude electoral. Lamentable”.

El mensaje de Vivanco responde a una llamada telefónica de Santos a Hernández, en la que le expresó sus condolencias a Hernández por la muerte de su hermana, a la vez que lo felicitó por su triunfo electoral avalado por el manipulado Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras.

Tras la fraudulenta proclamación de Hernández como “presidente reelecto de Honduras”, la oposición liderada por el Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, repitió que hubo un fraude en la jornada electoral del 26 de noviembre de 2017, y llamó a sus seguidores a mantener la protesta masiva en las calles exigiendo unas nuevas elecciones presidenciales.

 Hecho este último que motivó a la misión electoral de la OEA en Honduras, a que reconociera la serie de irregularidades, errores y problemas sistémicos en los comicios, y a declarar que no podía certificar los resultados de las elecciones como limpios.

Por esta razón, fue el mismo el secretario general de la OEA Luis Almagro, personaje reconocido por su proclividad con las políticas estadounidenses, quien se sumó a la propuesta de realizar nuevas elecciones para garantizar la seguridad y concordia en Honduras ante la imposibilidad de asegurar que no hubo fraude. El actual Gobierno hondureño “relecto”, obviamente rechazó esta propuesta, aduciendo que se trata de una injerencia foránea en sus asuntos internos.

Con un panorama político tan incierto en Honduras, la mayoría de países latinoamericanos se ha mostrado realmente cauta a la hora de reconocer los resultados electorales anunciados. Sin embargo, el presidente colombiano Santos mostrando su incondicionalidad con las políticas emanadas del US Department of State, se apresuró a reconocer las cuestionadas elecciones.

foto. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández con Juan Manuel Santos, en Tegucigalpa, capital de Honduras 06.04.2016.