RT

La delegación olímpica de Rusia no podrá participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur) en 2018, según ha anunciado el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.

La decisión del Comité Olímpico Internacional de no permitir que el equipo ruso compita bajo bandera nacional en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur) en 2018 es parte de una campaña antirrusa a gran escala, ha afirmado la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova

En una rueda de prensa en Moscú, Zajárova ha denunciado una "ofensiva a gran escala" contra Moscú en varias áreas, incluida la deportiva, que tiene como objetivo "aislar a Rusia".

En opinión de la vocera, los atletas rusos se enfrentan a acusaciones sin fundamento y se les priva de la oportunidad de competir en los JJ.OO.

"Es una verdadera expulsión de Rusia del deporte mundial", ha asegurado Zajárova.

La decisión del COI

Este martes, un panel de funcionarios del COI dictaminó que la delegación olímpica de Rusia no podrá participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur) en febrero de 2018.

Al mismo tiempo, los atletas rusos con análisis 'limpios' podrán participar a título individual en las competiciones de los JJ.OO. de 2018 bajo bandera neutral.

Competir a título individual significa que los atletas no participarán en la ceremonia de apertura, y el himno de su país no se reproducirá si ganan una medalla. Los atletas rusos decidirán si participarán de forma individual en los JJ.OO. del próximo mes de febrero en una reunión prevista para el 12 de diciembre.

"Una decisión inadmisible"

El presidente del Comité Olímpico Ruso, Alexánder Zhúkov, ha calificado de inadmisible la decisión de permitir a los atletas rusos participar en los próximos Juegos Olímpicos solo en calidad neutral. Las sanciones impuestas contra los atletas rusos son injustas y han causado enormes daños a su reputación, declaró Zhúkov ante los miembros de la Junta del COI en la reunión sostenida en Lausana (Suiza). Zhúkov dijo que los deportistas "impugnarán las injustas sanciones ante un tribunal de arbitraje".

Por su parte, Igor Morózov, miembro del Comité Internacional del Consejo de la Federación de Rusia, afirmó que con esta decisión han declarado una guerra híbrida a Rusia

Igor Morózov, miembro del Comité Internacional del Consejo de la Federación de Rusia
Declararon una guerra híbrida a Rusia en la política, economía, y ahora llega un golpe a la imagen del país en el deporte Igor Morózov, miembro del Comité Internacional del Consejo de la Federación de Rusia

El diputado de la Duma Estatal Mijaíl Yemeliánov ha lamentado que la decisión del COI haya llevado el deporte a la guerra fría.

El jefe del Consejo Presidencial de Derechos Humanos, Mijaíl Fedótov, a su vez, no ve ninguna lógica en la decisión de impedir que los atletas rusos participen en los Juegos Olímpicos de 2018. 

"Me parece una decisión muy extraña. Si estamos hablando de atletas que en ningún momento han sido acusados de dopaje, ¿por qué deberían participar bajo la bandera olímpica en lugar de la bandera de su propio país?", dijo Fedótov asegurando que los atletas 'limpios' tienen todo el derecho a competir bajo la bandera rusa

El presidente de la Federación de Patinaje de Rusia, Alexéi Kravtsov, indicó que el COI cometió "un gran error" al eliminar al equipo nacional ruso de los JJ.OO. de 2018. Según sus palabras, esta decisión "se basa más en especulaciones que en hechos". Kravtsov agregó que Thomas Bach "causó daño a todo el movimiento olímpico".