RT / Público.es 

Las autoridades catalanas han dado a conocer los resultados oficiales del referéndum independentista celebrado este domingo, en la que la opción de la secesión de Cataluña de España "ha ganado" por una amplia mayoría.

Las cifras oficiales indican que 2.020.144 votaron el 'Sí' (90%), mientras que por el 'No' se decantaron 176.566 electores (7,8%). Además indicaron que el plebiscito ha contado con la participación de más de 2,2 millones de personas de las 5,3 millones que estaban convocadas.

El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, ha calificado de "impresionantes" estos resultados. "Respuesta impresionante de los ciudadanos. Legitimidad y dignidad", escribió el jefe del Gobierno catalán en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad catalana, Jordi Turull, ha aclarado que estos resultados son prácticamente definitivos. "El referéndum se ha celebrado, se ha votado y se ha contado. Con enormes dificultades, pero se ha celebrado y se ha pasado del 'votarem' al 'hem votat' (hemos pasado del 'votaremos' al 'hemos votado')", destacó Turull, aclarando que se han contabilizado un total de 2.262.424 papeletas y que 400 colegios electorales han sido cerrados, precintados o intervenidos.

De esta forma, el presidente de la Generalidad trasladará en los próximos días al Parlamento catalán estos resultados, para que este, tal y como prevé la ley del referendo, declare la independencia de Cataluña.

El artículo 4.4 de esa norma, suspendida por el Tribunal Constitucional de España, contempla que dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados, el Legislativo catalán celebrará una sesión ordinaria "para efectuar la declaración formal" de secesión, "sus efectos y acordar el inicio del proceso constituyente".

Este 1 de octubre Cataluña celebró el referéndum de autodeterminación, en una jornada histórica en la que más de 5 millones de catalanes tenían que definir el futuro de la región. Los votantes estuvieron llamados a responder 'sí' o 'no' a la siguiente pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?".

En su discurso tras la consulta popular, Puigdemont dijo que "el Estado español ha escrito una página vergonzosa en su relación con Cataluña", instando a la Unión Europea a "actuar rápidamente", dado que ya no se trata de "un asunto interno", sino de "un asunto europeo".

Además, las autoridades catalanas han presentado ante el juzgado de guardia una denuncia contra la Policía Nacional y la Guardia Civil española por sus "actuaciones violentas y desproporcionadas" en toda Cataluña, que ha dejado más de 844 heridos.

A la huelga general

Poco antes de que Puigdemont preparara el camino para una declaración de independencia desde la sede del poder ejecutivo catalán, las entidades independentistas llamaban a la huelga general desde la plaza Cataluña. "El día 3 de octubre, todo el mundo a la calle", ha proclamado el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, al lado del presidente de la Assemblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez. Las entidades soberanistas llaman así a secundar la huelga general ya convocada formalmente para el martes por diversos sindicatos minoritarios, y a la que muy probablemente se unan en las próximas horas UGT y CCOO.

 De hecho, la dirigente de CCOO Dolors Llobet ya ha apuntado el camino, al anunciar que su sindicato pide un "paro de país" el mismo día 3. Llobet también ha planteado un ensayo del paro para mañana lunes, cuando ha pedido a los catalanes que se concentren a las doce del mediodía "delante de centros de trabajo y ayuntamientos", como "respuesta a la vulneraciñon de derechos" esta Al anuncio también se ha unido con entusiasmo la CUP, que ha pedido "una huelga general que paralice el país", en contra de un "bloque granítico" que se opone a las libertades en Catalunya, según palabras de su dirigente Quim Arrufat.

Los 2,02 millones de votos a favor de la independencia suponen un ligero incremento respecto a los casi 1,9 millones de la consulta del 9N del 2014. El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, ha recordado que el censo de esa consulta era mayor -podían votar mayores de 16 años y extranjeros residentes-. Pero ha resaltado más que la policía estatal ha logrado cerrar un 13% de los colegios electorales, y que también ha confiscado urnas con votos ya emitidos. Además, ha explicado que el contexto de represión violenta puede haber desanimado de votar a un importante número de ciudadanos. Por todo ello, ha calculado que cerca de 780.000 catalanes no han podido ser contados en la consulta.