Obispos Venezolanos se reunen en Bogotá con el papa para informarle de la "crisis humanitaria" de su país, pero ocultan decirle que es producto de la ingerencia Imperialista contra el pueblo Bolivariano   

Según informó la Conferencia Episcopal de Venezuela, cinco de sus obispos se reunieron este jueves en Bogotá con el papa Francisco para informarle sobre "la agudización de la crisis en Venezuela". La  reunión se llevó a cabo después de la misa que el papa celebró el07.09.2017 en el Parque Simón Bolívar de la capital colombiana.

Según el Episcopado venezolano, el papa recibió a los cardenales Jorge Urosa y Baltazar Porras, y a los obispos José Luis Azuaje, Mario Moronta y Jesús González, quienes le informaron "acerca de la agudización de la crisis y la radicalización de la actitud del Gobierno".

"El pontífice mostró su preocupación por la agudización de la "crisis humanitaria"  expresada en el hambre y la escasez de insumos médicos y la emigración de numerosos venezolanos. También se le habló de la imposición de la Asamblea Nacional Constituyente y de la persecución de algunos dirigentes, amenazas a sacerdotes y religiosas y el cierre de medios de comunicación social", señaló la CEV.

La delegación de la CEV es encabezada por el cardenal Urosa, quien en declaraciones publicadas este jueves al diario “El Tiempo" de Bogotá afirmó que en su país hay una "dictadura". "Por supuesto que sí, es una dictadura porque se ha anulado al Parlamento y luego se ha establecido un órgano político absolutamente inconstitucional, pero además torpe y fraudulento como lo es la Asamblea Nacional Constituyente", dijo el cardenal.

"Es un sistema dictatorial donde no hay división de poderesñy no se respetan los derechos fundamentales, es decir, ni siquiera los que están establecidos en la Constitución nacional", agregó el cardenal Urosa.

Tal como dijo el presidente Maduro: Una cosa es el papa,  y otra el Poder terrenal del Vaticano, que queda corroborada en este despacho del Episcopado Venezolano soporte de la llamada "oposición" en ese país hermano