powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Opiniones (715)

El Plebiscito de la paz debe estar acompañado de un discurso que cuestione el viejo regimen de verdad de la retorica neoliberal de la democracia representativa. Con la campaña plebiscitaria, el pueblo, mediante la pedagogia de paz, debera acercarse objetivamente al contenido y beneficios del Acuerdo para terminar la guerra alcanzado entre las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos.  El Plebiscito para la paz, tal como quedo regulado en la Ley Estatutaria correspondiente y en el fallo de exequibilidad de la Corte Constitucional, se entiende mejor, en su alcance y potencial, si lo asociamos al proceso de apertura democrática propiciado por la Mesa de diálogos de La Habana entre el gobierno del Presidente Santos y la delegación plenipotenciaria de las Farc, la cual ha firmado un consenso suficiente sobre la democracia ampliada, la participación y los derechos civiles y políticos de los ciudadanos. Ahondando la reflexión, el Plebiscito es el más vigoroso cuestionamiento a la democracia representativa que la Constitución del 91 conservo, no obstante su retórica participativa que hasta el día de hoy, después de 25 años, ha sido letra muerta, pues ninguno de los mecanismos consagrados sobre la materia ha tenido efectividad concreta. Basta con revisar…
Álvaro Forero: En una entrevista que le hizo Juan Carlos Irragori, publicada en un libro llamado Patadas de ahorcado, al final Antonio Caballero contesta: "La historia es de los vencedores, y me temo que, aunque me haya ido bien en la vida, yo soy de los vencidos. Pero pataleo como hacen los ahorcados". Hoy está escribiendo la historia de Colombia desde el punto de vista de los vencidos. ¿Cuál es la historia detrás de la iniciativa, cómo surgió? Antonio Caballero: Llevo muchos años, desde el bachillerato, entendiendo que la historia nos la cuentan mal. En primaria y bachillerato llegábamos solo hasta la Patria Boba. Ya ni siquiera se enseña eso en los colegios. Los niños tienen una historia completamente deformada, así como gran parte de los adultos de Colombia. Me he dado cuenta que eso era completamente absurdo. ¿Por qué no nos querían contar la historia de Colombia? Llevo 50 años teniendo la idea de hacer un libro de la historia de Colombia, contando lo que no nos cuentan. Gracias a la directora de la Biblioteca Nacional –Consuelo Gaitán-, se le ocurrió que podíamos hacerlo, usando la pagina web de la Biblioteca Nacional. Esperaba hacer eso en alguna revista de historia mensual, para sentirme…
La implementación requiere de una nueva institucionalidad donde las partes implicadas en el post-acuerdo participen efectivamente en decisiones sobre la construcción de la paz, esa institucionalidad debe coordinar la gestión y ejecución de fondos públicos y de cooperación,debe garantizar transparencia y la participación activa de las víctimas de la guerra y de las organizaciones sociales. Mucha incertidumbre hay sobre el financiamiento y la implementación de los acuerdos de paz entre el gobierno y las FARC, sobre el modelo de participación de las partes y de las organizaciones sociales en el post-acuerdo. Una larga historia de conejos a los acuerdos con los movimientos sociales, de incumplimiento de la palabra y de los compromisos y de corrupción por parte de la institucionalidad generan esa sensación. El tema de la implementación apenas se empieza a abordar en La Habana con el reto de garantizar un nuevo escenario institucional y una ruta de financiación que aseguren el cabal y transparente cumplimiento de los acuerdos. Se han anunciado varios fondos de financiamiento a los acuerdos de paz. Los Estados Unidos comprometieron 450 millones de dólares con el Plan Paz Colombia que debe ser aprobado por el congreso estadounidense. La Unión Europea constituyó un Fondo Fiduciario…
Repasando la historia de las lucha de los dominicanos en los años sesenta, vuelvo a estremecerme con el histórico episodio de abril de 1965 y la actitud asumida por el Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, cuando ante la conminación del embajador norteamericano a la rendición, y la subsiguiente renuncia del gobierno constitucionalista del doctor Molina Ureña, se paró frente al gringo y le expresó, Permítame decirle que continuaremos la lucha, suceda lo que suceda. Entonces el Presidente Johnson ordenó el desembarco de 42.000 marines en Santo Domingo con el propósito expreso, según él, de impedir que un gobierno comunista semejante al cubano se instalara en la República Dominicana. Resultó gloriosa la resistencia de los dominicanos con Caamaño al frente, quien declaraba firme, Estamos decididos a luchar hasta el último hombre. También diría, No daremos un paso atrás, pese a la fuerza militar que nos amenaza. Ofensivas de los constitucionalistas, como la del 19 de mayo, terminaron en un fiasco y costaron la vida a valiosísimos cuadros de la lucha patriótica y democrática. Intentos salvajes de los norteamericanos por hacerse al control de la zona constitucionalista de la ciudad, terminaron con la muerte y las heridas de numerosa población civil. El…
La campaña del plebiscito quedara inmersa en un agudo conflicto entre el SI y el No por la paz, la democracia ampliada y la apertura democratica. Seran cinco meses, despues de que se firme el Acuerdo final de paz, de intensa agitacion y confrontacion con los promotores de la guerra y la violencia, hasta que se realicen las votaciones que convoque el Consejo Nacional Electoral. La disputa entre el SI y el No en el Plebiscito por la paz, es el reflejo del conflicto político en que se mueve el proceso de paz con las Farc. El SI a la paz es la defensa de cada uno de los consensos alcanzados en la Mesa de diálogos para poner fin al conflicto armado. El NO representa el rechazo a la paz y una postura absurda que asume la violencia y el ultraje como práctica política consuetudinaria. Mal puede plantearse un ficticio postconflicto desconociendo el potencial del conflicto y la controversia. En la campaña plebiscitaria, que debe darse una vez se firme un Acuerdo final, que aún tiene muchos temas pendientes por lo que la fecha de las votaciones no se ve tan cercana, asumiremos la noción de campo de conflicto como el…
Según Renán Vega Cantor, en su informe para la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas (CHCV), Estados Unidos ha tenido en el conflicto armado colombiano una injerencia “constante y directa desde finales de la década de 1940”, tanto en la ayuda militar al Estado, como en las políticas de contrainsurgencia. Por ello, considera a los gobiernos de ese país como “responsables directos en la perpetuación del conflicto armado en Colombia” y en el bloqueo “a las vías no militares de solución a sus causas estructurales”. Quizás es una conclusión demasiado general, que pasa por alto matices de diferenciación en el comportamiento de actores dominantes en una y otra nación. Así, por ejemplo, Estados Unidos no solamente ha suministrado asesoría militar a Colombia, sino que su Congreso la ha condicionado al cumplimiento de obligaciones en derechos humanos. De otra parte, no parece justo culpar a la administración Obama de bloquear la solución negociada del conflicto. Pese a ello, el estudio contiene dos observaciones valiosas. En primer lugar, advierte acertadamente que en Colombia ha existido una “contrainsurgencia nativa” desde comienzos del siglo XX, “con el fin de reprimir las protestas sociales y destruir los emergentes movimientos políticos de izquierda, que en…
El proceso de paz esta transformando el regimen de democracia liberal colombiana y con el Plebiscito para la terminacion del conflicto lo que se espera es un reconfiguracion de la democracia para propiciar una nueva relacion entre Estado y sociedad civil. El Plebiscito especial que se realizara en Colombia en los proximos meses para legitimar el Acuerdo de paz esta modificando los viejos parametros de la democracia representativa y del partidismo clientelar. La nueva democracia ampliada que se expresara en el Plebiscito deja en el aire los agentes de la violencia y del uso de las armas como instrumentos de coaccion politca. Daremos nuestro respaldo al plebiscito con un SI al Acuerdo final que se firme entre el gobierno del Presidente Santos y las Farc, momento en que se inicia la campaña para las votaciones que refrendaran el fin del conflicto social y armado, que bien pueden ser en Octubre o una fecha posterior, pues aún faltan varios temas por pactar en la Mesa de conversaciones.. Haremos la pedagogía para la paz para comprometer más ciudadanos con la paz y la convivencia. Para ganar millones de colombianos que rechacen la violencia, realizaremos todas las tareas que sean convenientes. Nada está…
Algunos dan por ganado el Plebiscito por la paz. Desconocen olimpicamente el contexto social en que se desplegara la campaña por el SI, que es de crisis popular generalizada. El pueblo se muestra apatico y, por momentos, adverso a la refrenacion del Acuerdo de paz. Casi 53 colombianos de cada 100 dice que rechazaran el Plebiscito. El triunfalismo mostrado por la izquierda de la Casa de Nariño que anuncia 10 millones de votos por el SI es una ruta equivocada y delirante para convenencer a la ciudadania sobre las bondades de la paz acordada en La Habana. Al pueblo hay que persuadirlo y plantearle una esperanza, una utopia y no presionarlo con campañas de miedo y discursos demagogicos de rios de miel y de leche, que nunca llegaran. Hay que poner los pies sobre la tierra y entender que no sera facil ganar el plebiscito. No hay que caer en el juego de la ultraderecha que sabe muy bien como hacer la maniobra de darnos por ganadores al iniciar la campaña para despues empujar la caida en las encuestas. Sucedio con Clara Lopez como candidata a la Alcaldia de Bogota, en meses recientes. Con el pronunciamiento[1] de la Corte Constitucional sobre la Ley que…
a firma de los Acuerdos de La Habana entre el gobierno colombiano y las Farc-ep, enfila en la terminación del conflicto interno armado y la No repetición. Lo de No repetición no alude solo a que no se den masacres y/o asesinatos políticos, extrajudiciales etc. Este primordial aspecto no ha sido abordado en el contenido mismo de la expresión de su significado. Lo de No repetición pareciere ser solo enunciado formal de efecto de aceleración. Algo consecuencial al efecto del fin del conflicto armado. Lo de entelequia no lo asumo sobre la acepción de embuste o de engaño; como del análisis filosófico y político de una idea no realizable, inalcanzable. Llamo generación de la violencia, a los nacidos durante la década de 1940. En Colombia alude a los gestados durante el desarrollo de la II Guerra Mundial y concebidos durante el magnicidio del caudillo Jorge Eliecer Gaitán. Esa generación fue la que dio la pauta del paso insurreccional de las guerrillas disidentes del sistema liberal-conservador, a las guerrillas de inspiración comunista, bajo la orientación ideológica del Partido Comunista Colombiano (PCC); la de creación y desarrollo de la escisión del movimiento comunista internacional en 1963, generador de los Partidos marxistas- Leninistas…
Conocí a Gabriel Ángel en el 2001, cuando en uno de esos viajes de la llamada “Comisión de Notables”, fuimos al Caguán a tratar de desenredar un enredo en torno a la lucha del Estado contra los Paramilitares surgido en los diálogos de Paz del gobierno Pastrana, y que la presidencia de Uribe Vélez desenredó posteriormente. Muy discretamente se me acercó y me pidió separarnos unos metros de los demás miembros de la Comisión, luego, sacando de su morral un rollo de hojas un poco amarillentas escritas en máquina mecánica, me las entregó pidiendo que le hiciera correcciones: -Claro, le respondí sin ninguna duda y le dije que, al otro día por la mañana, después de la “cancharina” del desayuno a la que me había aficionado, le entregaría mis impresiones. Solamente mis impresiones. Y así quedamos. Esa noche después de la reunión de la Comisión, le pedí al encargado de la electricidad en el campamento, un rato extra de luz para mi aposento. En medio del calor caliginoso de aquella región del piedemonte amazónico, leí con avidez más que con premura aquella colección de cuentos y relatos encabezados con el nombre de la Luna del Forense. Y quedé profundamente impresionado…
México D.F. Domingo 20 de julio de 2003 Expertos destacan el valor de La luna del forense, cuentos de Gabriel Angel guerrillero de las FARC, indican que la obra contiene consideraciones históricas que la UNAM debe estudiar. Con base en el análisis de La luna del forense, libro de cuentos del guerrillero en activo Gabriel Angel, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), académicos y especialistas del ámbito cultural comprueban que la controversia generada en días recientes por el embajador colombiano, Luis Ignacio Guzmán (2003) , sobre la supuesta actividad de los rebeldes en la Universidad Nacional Autónoma de México, no tiene razón de ser, y afirman que dicha obra no puede ser calificada de apología del terrorismo. Miguel Angel Esquivel, poeta y profesor de estética y de historia del arte latinoamericano en la Facultad de Filosofía y Letras (FFL) de la UNAM, considera que este libro es "el ejercicio de una escritura nada ajena a la historia de la cultura y literatura latinoamericanas". La obra de Angel le da cuerpo en cierta medida a los coroneles Aurelianos Buendías, de Gabriel García Márquez, y forma parte de una "cultura fariana" sin la cual poco se comprendería la cultura colombiana actual,…
Página 1 de 35
Volver