powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Editorial (77)

ANNCOL ve con preocupación cómo mientras en Colombia se dan los pasos hacia la finalización del conflicto Interno, en Venezuela sucede lo contrario:  Mientras en Colombia el Uribismo agrupado en el CD (Centro Democrático) recibe serios golpes políticos como la captura en EEUU con fines de extradición de alias Uribito. El Parlamento en pleno destituye al corrupto e indigno “magistrado de la corte Constitucional” Pretelt. Se logra el tan esperado acuerdo final para la paz estable y duradera entre el Estado Colombiano con las guerrillas de las Farc -Ep. También la plenaria del parlamento aprueba la convocatoria para el Plebiscito refrendatorio pactado. La opinión pública masivamente rechaza disgustada la maniobra divisionista, enfermiza y mal intencionada del Vicepresidente Vargas Lleras en contra del acuerdo de la Habana firmado. Y en general, el país se dispone a votar masivamente por el Si para derrotar políticamente al monstruo político-religioso, ultraconservador y ultramontano que se apareció en las calles colombianas, vestido con camisetas blancas el 10 de agosto pasado.  

 El Uribismo venezolano, agrupado en la MUD (Mesa de Unidad Democrática) aupada por los EEUU y su títere Almagro, según la denuncia pública oficial, arrecia su maniobra violenta y desestabilizadora contra el gobierno legítimo de Venezuela, dando inicio a la “toma violenta de Caracas” con el fin de derrocarlo; generando así una situación explosiva que muy probablemente llevará en una confrontación civil violenta, que prefigura el escenario geo estratégico paradójico pero real, hace tiempo descrito por ANNCOL, de que una vez se lograra la paz en Colombia se iniciaría la guerra en Venezuela.

Pero con la diferencia de que esta vez, una de las guerrillas antioligárquica y antiimperialista más grande de la región como las Farc-EP, con una importante presencia en toda la complicada “frontera colombo-venezolana, por razones del acuerdo de la Habana, ha ordenado a toda la guerrillerada un cese al fuego definitivo con el ejército colombiano, (apéndice del US Army estadounidense que tiene en territorio colombiano 9 mega-bases militares además de un contrato de modernización con la OTAN)  y, en este momento la guerrillerada marcha confiada y prácticamente desarmada hacia las “Zonas de Concentración” acordadas para la “deposición” o dejación de las armas a la ONU.

Un Escenario geo-estratégico francamente preocupante y desesperanzador, porque si bien es cierto, la hermosa batalla por la paz anunciada por el Comandante Iván Márquez ha concluido en lo fundamental, falta su conclusión definitiva que solo se logrará una vez se haya ganado contundentemente el Plebiscito refrendatorio del 02 de octubre próximo, cuando se derrote políticamente el bloque de clases guerrerista ultra-reaccionario y ultra- montano que ha conformado el Uribismo trasnacional en Colombia.  

En el caso de que este evento plebiscitario pactado bilateralmente en los últimos momentos, se llegase a perder por una votación mayoritaria del No impulsada por el Uribismo colombiano, quedaría al descubierto definitivamente la maniobra Geo estratégica del Imperio descrita arriba:  

Si se estaba esperando a desarmar a las Farc-Ep y concentrarlas rodeadas por el ejército colombiano, para iniciar el incendio de Venezuela promovido por el Uribismo venezolano: El peor de los teatros de guerra, que se pueda concebir para nuestra depredada y saqueada región Nuestramericana y que deja claro que el objetivo estratégico del Imperialismo no es la paz en Colombia, sino el petróleo venezolano.

ANNCOL se niega a creer que algo así de maligno y depredador se haya planeado y esté en plena ejecución: Habrá que esperar la última palabra de los acontecimientos.     

Foto Internet.   

             

La aparición en la escena política colombiana del monstruo ultra-reaccionario de 4 cabezas (Curia política católica, Uribismo, TFP, y Pastores protestantes bipartidistas) manifestándose masivamente por las calles de las más importantes ciudades del país y oponiéndose irracionalmente a la refrendación del acuerdo final entre el Estado Colombiano y las FARC -Ep; ha hecho reflexionar positivamente a la mayoría de la opinión democrática y progresista de Colombia.

Ha quedado claro quienes están por finalizar el largo y degradado “conflicto interno colombiano” mediante un acuerdo político entre el Estado y las insurgencias, en este caso con las Farc-EP, y quienes, para seguir pelechando económica, política y judicialmente de la guerra contrainsurgente infinita apoyada por los EEUU, están en contra de esta finalización diplomática y a favor de continuar sumergiendo el país en el espiral perverso y enfermizo de esta guerra tan inútil como destructora.

Se han partido las aguas como nunca antes en la historia colombiana se había dado, pues ya no es una polarización sectaria entre dos mascarones de proa de la oligarquía bipartidiata liberal-conservadora y vendepatria, que llevaba a la guerra civil al pueblo trabajador ignaro, con el fin de definir cuál partido, si el liberal o el conservador con sus aliados de momento, se quedaba finalmente con el botín del tesoro público, sino que han aparecido nuevos sujetos políticos y sociales que han diversificado de manera positiva la lucha de clases y la dinámica social colombiana.

Es posible que, en la actual coyuntura de finalización del conflicto y refrendación electoral de los acuerdos de la Habana mediante un plebiscito, la oligarquía pro yanqui con sus dos fracciones, la latifundista y la financiera trasnacional, en su mezquindad e irresponsabilidad histórica haya diseñado un modelo tradicional de polarización, como en los anteriores e históricos enfrentamientos.

Pero, la lenta y paciente conformación de un potente Bloque Popular Alternativo y Unitario con perspectiva Constituyente, como el que se conformó el 12 de agosto 2016, en el Seminario por la Unidad del Campo Popular y Democrático y la declaración política emanada de allí (1)  firmada por 25 organizaciones y movimientos populares, cívicos y sociales representativos de la base de la sociedad colombiana, el cual obviamente fue ocultado por el Aparato de Propaganda Mediatico Contrainsurgente dominante en Colombia; declaración saludada por ANNCOL  fraternalmente porque constituye un grande y esperanzador avance de nuestra sociedad hacia la modernidad civilizada y una herramienta popular democrática que va a romper definitivamente la tradicional Polarización bipartidista de la  que no quiere desprenderse definitivamente la clase dominante como técnica de “dominación y gobernanza”.

 Muy bien se ha señalado la ruta: Se podrá marchar en unidad de acción con el sector gubernamental y los otros sectores que apoyan al gobierno en el Si en el Plebiscito refrendatorio y en este momento enfrentan al monstruo reaccionario de 4 cabezas aparecido; pero conservando la independencia y marcando diferencias, como también desnudando su concepción clasista y limitada de la Paz y de la Democracia, y con la perspectiva de ser mediante la movilización social y popular un Poder Popular Constituyente enfrentado y alternativo al Poder Tradicional Constituido.

Con esta claridad, la Polarización sectaria del pueblo que pretende la oligarquía muy probablemente fracasará y en cambio, si se abrirá “la alameda” de la Unidad Popular en Colombia por donde transitarán los cambios estructurales y necesarios que la Sociedad y el Estado colombianos están demandando para ingresar al concierto civilizado de las naciones.  

    (1) http://anncol.eu/colombia/politica-economia/item/5007-pacocol-organizaciones-firmantes  

 

 

                       

  

          

Bienvenidos a subirse, todos los que quieran en la chiva de la Paz en Colombia. Sus gentes, la economia del rebusque, el medio ambiente a merced de los urbanizadores amigos de VLl, la in-movilidad en las principales capitales, el sin futuro de los desplazados del Bronx ubicados en un caño, los abuelos en la calle en Sabana de Torres, los presos muriéndose en sus prisiones y los hurtos en sectores de tres para abajo, no soportan otros 52 años esta penosa tragedia. Baste mirar un noticiero de televisión de uno de los canales privados para constatar este drama nacional.

Un país descuadernado. Administrar les quedó grande. Son incapaces de soltar una pingüe solución no sin antes calcular réditos a sus "buenos oficios". Es una desgracia para los 48 y tanto de millones de habitantes no poder gozar de la felicidad a todos y todas merecida. Indigna ese sumario de falacias del sr Jefe de Planeación Nacional, Simón Gaviria,  para meternos por los ojos que este es un territorio de gente 'sin trabajo con hambre' pero feliz.

Esta chiva de la Paz es para todos (as) de arrancada. Unos pasajeros muy incómodos seguramente no lleguen a su destino. Va a ocurrir. No aguantaran y se bajaran porque la Paz en ciernes no es la de ellos. Seamos conscientes de ello. El padre del anteriormente mencionado, es el jefe del SI de un sector importante de la clase en el poder. A pesar de su designación y disposición para tal menester no nos impide omitir su nefasto paso por la Casa de Nariño con su lesiva "apertura económica" y su respuesta violenta a los insurgentes de las Farc un diciembre de 1990.

Estos personajes, padre e hijo, confían en la amnesia social de la sociedad inyectada a través de los medios de prensa radio televisión y redes sociales. Pero algo queda en la gente que nos corresponde invocar.

El SI padre, aborda su trabajo en abierta disputa transitoria con el jefe del NO y sus aliados. Atrayendo a la gente con episodios que no corresponden al escenario actual y manoseando los Acuerdos con una pedagogía de Paz engañosa falseando unos compromisos solo atribuibles a una de las partes. Ustedes adivinaran a quienes se la quieren clavar.
 
La muchedumbre en el Conejo este año los puso con los pelos de punta, quedaron enterados de las raíces populares en los territorios años transitados. La respuesta no se hizo esperar, protocolos ficticios para contener un pueblo con hartas ganas de Paz. Lo consuetudinario rompe barreras pero aparecen otras.

La interpretación amañada emerge. Hijos del leguleyo Santander, tergiversan lo andado. Confundiendo. Ésa es su artificiosa pedagogía. El SI oligárquico y el NO mafioso cada quien en su estaca la han embadurnado de excrementos. Es una vieja maña de esta clase, ofrecerle a la ciudadanía dos opciones, aparentemente diferentes. Como en sus tiempos de antaño: un trapo azul, un trapo rojo

Derrotemos esta artimaña, apelando a la creatividad del pueblo. Convirtámonos en pedagogos populares, vayamos a la fuente que es la Mesa de la Habana. En los sitios de trabajo en los barrios en las escuelas en el Mio en el Transmilenio, socialicemos la que se ajusta a los intereses de todos y todas para la Reconstrucción y Reconciliación Nacional.

La Paz que describe la oligarquía no es la nuestra.

 

La revolución negociada, es otro artificio mediatico como el de la paz negociada, diseñados por el Poder Dominante en Colombia para confundir, dividir y reinar. Es un contrasentido. Una revolución social se realiza o no. Y por tal razón las clases sociales antagónicas que se enfrentan en la convulsión social para trasformar radicalmente una sociedad no pueden sentarse en una mesa de diálogo para ACORDAR un término medio. Por eso el Che Guevara le escribía en la carta de despedida a Fidel: “en una revolución se triunfa o se muere, si es verdadera”.

En cambio, clases antagónicas movidos por distintas razones, si se pueden sentar a ACORDAR la finalización de una guerra contrainsurgente que no se ha podido definir militarmente en los últimos 60 años, como lo han hecho y lo están haciendo los representantes de la Oligarquía Trasnacional gobernante en Colombia, y la guerrilla revolucionaria de las FARC-Ep:  

 El Imperialismo y una fracción de la oligarquía gobernante, talvez la más cosmopolita, movidos por multiples y diversos intereses Geo-estratégicos decidieron que es mejor lograr un ACUERDO POLITICO con la guerrilla de las FARC-Ep para finalizar la confrontación armada, que prolongar una guerra contrainsurgente cruel, inútil, desprestigiada y sin ningún horizonte.

Aceptada por  las FARC-EP  esta decisión, por estar acorde con la concepción insurgente de la “Solución Política al conflicto interno colombiano”; se elaboró bilateralmente una agenda de 6 puntos, cuyo desarrollo durante más de 4 años largos está a punto de concluir en el proceso de la Habana, el que como se dijo arriba, se denominó por el aparato mediatico del régimen para desvirtuarlo y crear confusión entre las bases populares, como “la paz negociada”, a la cual como complemento divisionista y de confusión dentro del  bloque popular, se le acaba de agregar el término de  “revolución negociada”, mencionado arriba.

En un proceso revolucionario como el colombiano tan largo, complicado y abigarrado, como singular y único, y, además, con tantas aristas; es factible y realista que dentro del Bloque Popular existan diversas miradas, concepciones, orientaciones y prácticas revolucionarias, adelantadas por diversas organizaciones independientes que dicen ser voceras del pueblo trabajador y ante el cual asumen sus responsabilidades históricas por la conducción política que ejecutan. Teóricamente no debería haber problema entre ellas, si como contradicción social secundaria y no antagónica se le da un tratamiento de discusión unitario, abierto y honesto. Las dificultades en la realidad comienzan cuando se pierde este horizonte y el asunto se torna antagónico y en la práctica insoluble, porque entonces hay que dejar a la práctica política como único criterio de comprobación y validación de la teoría.

ANNCOL coincide con la Insurgencia de las FARC-EP en dos concepciones básicas: Una, que la solución al conflicto interno colombiano es y debe ser Política y, esta solución debe estar regida inevitablemente por el realismo revolucionario que da el análisis concreto de la situación concreta y de la correlación de fuerzas en la coyuntura. Dos, que así se desee intensamente, en el MOMENTO ACTUAL (tanto nacional como internacional) no es posible precipitar una insurrección popular revolucionaria, llevarla hasta el final, y además, sostenerla siquiera en un mediano plazo.

Con otras organizaciones del bloque popular compartimos absolutamente todos los análisis críticos que se hacen sobre el gobierno neoliberal, antipopular y represor de la movilización social que dirige Juan Manuel Santos, y del gran rechazo popular que por sus inconsistencias se ha granjeado y que está poniendo en grave riesgo la refrendación de los acuerdos de la Habana mediante un plebiscito. Pero eso no significa que el Imperialismo que lo sostiene incondicionalmente lo haya abandonado y se encuentre a punto de derrumbarse o, que no disponga de suficientes recursos (de todo tipo) tanto propios como Imperiales para sostenerse por un tiempo aún indeterminado.

Por tanto, un ACUERDO POLITICO real y posible, basado en la correlación de fuerzas actual y no en líneas rojas extremas que ambas Partes dijeron al principio pero que  modificaron en el curso del mismo proceso de dialogo de manera bilateral; acuerdo que está a punto de alcanzarse en la Habana entre el Estado colombiano y las FARC-EP, validado y legitimado mundialmente por toda la comunidad internacional para finalizar el conflicto interno de Colombia,  y que incluye aspectos tanto jurídicos como económicos, políticos como militares, no puede ser banalizado en ninguna discusión y menos con argumentos baladíes. En ese caso, será la práctica política concreta quien decida a quien da la razón y entonces, nos vemos en la Constituyente.  

Fuente Imagen Internet: Insurrección Bolchevique

 

    

   

La Agencia Alternativa de Noticias Nueva Colombia ANNCOL, desde su origen siempre dentro de sus posibilidades y a pesar de las dificultades que se tuvieron hace unos años en Arauca, venturosamente superadas, siempre ha mostrado su solidaridad y fraternidad con el Ejército de Liberación de Colombia ELN. Nunca Nuestras páginas han dado cabida a personas desautorizadas por el COCE.   

 Y lo hemos hecho no por oportunismo momentáneo, sino por cuestión de principios marxistas, unitarios y revolucionarios. Nada pretendemos, ni pretenderemos a cambio.

Como realidad colombiana es tan compleja y por circunstancias que desconocemos; el ELN y el Gobierno de Colombia actual no han podido ponerse de acuerdo para iniciar un proceso propio y especifico de Solución Política al conflicto social y armado que históricamente ha enfrentado a esa organización revolucionaria, con el Estado colombiano  apoyado íntegramente por el gobierno de los EEUU, y,  desafortunadamente no se han llegado a ventilar públicamente las particularidades que obviamente tiene un proceso independiente de tal naturaleza; el cual está en mora de producirse lo más pronto posible, para que un proceso de paz en Colombia sea completo y abarque a las dos insurgencias históricas de Colombia: Las Farc-EP, y el ELN.

 Y como esta circunstancia: de que exista un avanzado proceso de diálogos y acuerdos para finalizar el conflicto colombiano, basado en una Agenda de 6 puntos básicos acordados entre el gobierno actual de Colombia y las Farc-EP y por el contrario, un proceso semejante no se haya podido iniciar entre el Gobierno y el ELN, esto no puede constituirse en un motivo de contradicción insuperable o en una discordia irresoluble, entre las Farc-EP y el ELN.

Por el contrario, se hace necesario en estos momentos cerrar filas de manera unitaria, para conjuntamente y con la fuerza del Poder Popular Constituyente, imponerles a la oligarquía y el Imperialismo, enemigos naturales de ambas insurgencias, la Solución Política al conflicto colombiano.

Es la tarea histórica que nuestro pueblo trabajador, anhelante de la paz, espera de ambas insurgencias como concreción de sus tantos años de lucha de resistencia revolucionaria antioligárquica y antimperialista.

Sin embargo, un reciente editorial de la dirección nacional del ELN publicado en la revista Insurrección Nº 540, titulado “Un plebiscito entre dos aguas”, no marcha en la necesaria  dirección unitaria arriba mencionada.  https://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/comando-central/editorial/738-un-plebiscito-entre-dos-aguas.

Una discusión seria, responsable y de altura, desde las distintas miradas que existen al interior el Bloque Popular, sobre el plebiscito refrendatorio de los acuerdos de la Habana y que se está organizando por el gobierno colombiano, debe hacerse.

En especial el aspecto de su utilización por parte del Bloque de Poder Contrainsurgente Dominante como mecanismo de recomposición de clase, usando como en épocas antiguas la polarización social extrema y la sectarización Liberal Conservadora, ahora revivida entre la fracción gobernante de Santos y la de su adversario Uribe Vélez, lo cual resulta inconveniente para desarrollar una perspectiva de paz sostenible hacia el futuro.      

Pero repetimos: Seria, responsablemente y de altura. Pues afirmaciones ligeras que califican el mecanismo refrendatorio de “exprés” sin tener en cuenta los casi cuatro  años largos que se ha tomado todo el proceso de dialogo para llegar a un acuerdo sobre este mecanismo, no es una muestra de objetividad y si de distorsión.

 Tampoco lo es la agresiva y desfigurada afirmación de que: “Lo preciso es que mediante el Plebiscito se refrendará sólo el desarme de las FARC” (SIC). Pues es de suponer que la comandancia central del ELN, mediante el acuerdo político de unidad revolucionaria firmado en 2012 con las Farc-EP, o a través de la prensa Mundial, debe estar informado de los multiples avances alcanzados sobre los 6 puntos concretos, segregados en varios subpuntos, de la agenda bilateral firmada y desarrollada en estos largos y pacientes años de diálogos en la Habana, y que incluyen aspectos esenciales de la base económica en materia agraria y en materia de economía subterránea y narcotráfico ect; así como de la superestructura jurídico-política de la formación económica social concreta Colombiana, tales como la justicia transicional, DH y DIH, las víctimas del conflicto, la participación política, la  Implementación, verificación y refrendación, y el fin del conflicto; lo que va más allá, muchísimo más allá, de la torticera afirmación de que “mediante el plebiscito se refrendará solo el desarme de las Farc”(SIC) , lo que resulta inadmisible.

Así pues, que nuestro llamado a los compañeros del ELN, es a persistir en la unidad revolucionaria. A dar un debate serio, responsable y con altura sobre la realidad nacional sin limitaciones. Y a enfrentar unidos con la fuerza del Poder Popular Constituyente a los dos enemigos naturales del pueblo trabajador colombiano, hasta imponerles la Solución Política al conflicto y de esa manera cumplir la misión que la historia ha puesto en nuestras manos.   

Imagen Internet.         

El Centro Democratico (CD) es uno de los partidos que se ha opuesto a cualquier avance así sea parcial en las conversaciones de la Habana entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc. No sólo su jefe el senador Alvaro Uribe, en la misma dirección sus congresistas y algunos extras.

El vallecaucano Carlos Holmes Trujillo, en la tarima del NO porque sí, ya que sus reparos al plebiscito exequible por la Corte Constitucional, no gozan de una argumentación sostenible. Holmes no puede soslayar las invitaciones de Timoleón Jiménez al ex presidente Uribe a conversar, las respuestas a esas, evasivas con más de lo mismo. El 22 de julio desde Madrid  Alvaro U, se aventuró con está irresponsable y extemporánea carnada, "Nosotros queremos preguntarle al Gobierno y a las FARC si están dispuestos a reabrir capítulos, como el de la impunidad y el de la elegibilidad política"

En un trino del 27 expresa Trujillo:

-El debate en el plebiscito será engañoso y mentiroso. Todo terminará en discusiones viscerales entre el SÍ a la Paz y NO a Santos y las Farc-

Muy sencillo, los que aupan la guerra de exterminio y anhelan su continuidad votarán por el NO y los que no quieren más derramiento de sangre favorablemente expresarán su apoyo al Acuerdo Final que se se firme. La caracteristica del ex presidente Uribe es inducir al error a la sociedad colombiana e internacional, desgraciadamente hizo metástasis en todo el CD impidiendo un debate sereno a la luz de lo hasta ahora acordado en la Mesa de la Habana.

-No habrá una controversia tranquila sino una feria de descalificaciones y señalamiento

El país conoce de sobra como se comporta el uribismo y sus fanáticos, si son acusados sus jefes de hechos 'non sanctos' la riposta es señalar y/o descalificar utilizando las redes sociales a su antojo aplicando la teoría goebbeliana y sus antivalores. - ¿Entonces de que se queja?

- Estan grave lo que sucede, que se está coartando el derecho de los colombianos a expresarse libremente-

Iniciado el proceso de la Habana los torpedos del uribismo contra este no se hicieron esperar, filtró con ese fin en agosto de 2012 que el gobierno de Santos 'estaba negociando clandestinamente con las Farc en Cuba' y sucesivamente en adelante el 'jefe natural' infla globos tratando de desprestigiar lo caminado en la Mesa. Hay que reconocer la movilidad de su partido, doctor Holmes, muy parecido a las sectas religiosas, pero la gente no les come cuento su cuarto de hora llegó a su fin. Contra viento y marea el diálogo toma fuerza motivando a la sociedad colombiana a "expresarse libremente por el SÍ" escenario nada alentador para las huestes uribistas.

- En estas condiciones, perderá Colombia, afirmó Holmes Trujillo-

El apoyo mayoritario al Acuerdo Final coloca las bases para la Construcción de la Nueva Colombia y la Reconciliación Nacional. Quedan cordialmente invitados Alvaro, Obdulio, Paloma, Holmes.., Porque el destino de Colombia no puede ser el de la guerra.

Una vez proferido el fallo de la Corte Constitucional sobre el Plebiscito refrendatorio de los acuerdos de paz de la Habana, que despeja el camino hacia la anhelada paz en Colombia, han quedado claros los tres modelos políticos que se debatirán sobre el futuro de la sociedad colombiana.

 1-El Primero, el modelo neoliberal financiero implementado hasta hoy por la clase dominante trasancionalizada; iniciado en el gobierno liberal-conservador de López Michelsen y del pájaro Cornelio Reyes, y continuado sin grandes variaciones por los demás gobiernos oligárquicos trasnacionales y de coalición bipartidista que le sucedieron, en especial los de Cesar Gaviria, Samper, Pastrana, Uribe Vélez y Santos, el que finalmente después del fiasco del “octenio del Estado de Opinión” de Uribe Vélez, y de acuerdo a los intereses geo estratégicos de los EEUU, bajo el liderazgo del actual presidente JM Santos optó por una solución más realista y civilizada de la guerra contrainsurgente de 60 años de evolución y profundización, llamado a la Insurgencia de las Farc-Ep a finalizar la confrontación armada mediante un acuerdo de paz en la Habana, el que se encuentra en la etapa de elaboración final.

Hoy, desde el gobierno, este modelo aparece llamando al Pueblo colombiano a Votar por el Si en el Plebiscito aprobado por la Corte Constitucional como mecanismo refrendatorio de los acuerdos de la Habana, bajo la dirección del mascarón neo liberal de Cesar Gaviria.

 2- El Segundo modelo ya plenamente deslindado como una fracción “disidente” de la clase dominante neoliberal, vinculada con los negocios trasnacionales derivados de la tradicional apropiación violenta y de facto de la renta de la Tierra, liderada por Uribe Vélez y el procurador Ordoñez y que no está de acuerdo con finalizar la larga guerra contrainsurgente y de despojo traída, sino más bien en profundizarla y enconarla aún más con el objetivo criminal de seguir lucrándose económica y políticamente de ella; insiste de manera enfermiza en oponerse irracionalmente a cualquier acuerdo del Estado con las Insurgencias guerrilleras con la fantasía ficciosa de un triunfo militar muy cercano. Hoy aparece plenamente con sus gamonales tradicionales Uribe Vélez-Ordoñez, empeñados en votar por el NO en el Plebiscito en mención, basando toda su estrategia política en los tres principios básicos diseñados por el jerarca nazi Göbbels, de odio, exterminio y miedo a sus enemigos del Pueblo trabajador, repitiendo mil veces esta mentira en los medios de comunicación que controla, hasta volverla una verdad incuestionable: Odio a los comunistas. Exterminio de los comunistas y miedo a los comunistas.

3- Pero también hay un tercer modelo, encarnado por la movilización social y popular que lucha por una paz con justicia social, democracia y soberanía para la Colombia del futuro y que los medios de comunicación adictos al régimen han definido como de “izquierda”; que en este momento coyuntural coincide con el Presidente JM Santos en votar por el SI  a la paz en el Plebiscito refrendatorio de los acuerdos de la Habana .

Un amplio debate político se aproxima, pero detrás de él están también las consideraciones de tipo ideológico y económico que caracteriza cada uno de estos modelos y sus repercusiones en la vida futura y en paz de los colombianos.

Es claro que la movilización social y popular siguiendo su tradición de años de lucha, no va a caer en una campaña netamente de elecciones como seguramente lo planteará el liberal Cesar Gaviria. Se votará masivamente por el SI a la paz en el Plebiscitó convocado, pero sin dejar de lado la denuncia al neoliberalismo trasnacional depredador y aclarándole a las masas las diferencias de cada uno de estos modelos, así como las del fututo. La necesidad de la organización social y popular amplia y unitaria para continuar la movilización general por una paz democrática en la Colombia soberana.

Ahora bien, esta campaña por el Plebiscito por la paz no es cualquier campaña electoral de las que se venían realizando en Colombia. Es un quiebre en las concepciones amañadas, corruptas y violentas tradicionales. Por lo tanto, es indispensable pedir al gobierno de JM Santos que, es necesaria una institución electoral trasparente y neutral que de plenas garantías a todos los colombianos, de que su voto por el SI a la paz no será trastocado. Y además, que la ONU, Unasur, CELAC y demás organizaciones de la Comunidad Internacional, deberán estar presentes en todo el territorio nacional, ayudando a la vigilancia y al éxito de ese trascendental evento electoral para los colombianos.

 Así mismo, exigirle al Ministro de Defensa que el lugar de estar empeñado en demostrar lo indemostrable, es decir que la ESMAD no mató al joven de Duitama en el Paro Camionero, como lo demostró Medicina Legal; desde ya debe estar GARANTIZANDO que los Poderes de Facto regionales y locales, controlados por el modelo del NO a la paz, no van a hacer proselitismo armado el día del Plebiscito. Que este se realizará pacíficamente. Que no van a alterar los resultados y, que no va a haber odio, exterminio, ni terror, contra el Pueblo trabajador aquel día de movilización social y popular generalizada por la paz de Colombia.  

Foto: Internet           

La revista Semana saca a flote la punta del Iceberg de la gran crisis política y de liderazgo que afecta al llamado “Uribismo”, hasta ahora ocultada por la falsimedia adicta, pero lo hace con la clara intención mediática de hacer creer a la opinión publica colombiana que, dicha crisis se superará de manera mágica conque el gran líder Uribe Vélez, suspenda de la jefatura política del grupo al prófugo de la justicia colombiana Oscar Iván Zuluaga y asuma personalmente él directamente su dirección.  

La crónica se puede leer en el siguiente enlace:      http://www.semana.com/nacion/articulo/uribe-propuesto-como-director-del-centro-democratico/481134

Lo que la revista Semana oculta a los lectores tratando de enredarlos en chismes e intrigas parroquiales urdidas por el Senador José Obdulio Gaviria, el curtido primo hermano de Pablo Escobar, contra la jefatura política fantasma de Oscar Zuluaga, ejercida desde los EEUU donde se esconde junto con el Doctor ternura Restrepo, es que: La proximidad de la paz entre el Estado colombiano y las FARC-EP, sumado al abandono que le han hecho sus más importantes y fuertes aliados de Washington, más la muy probable derrota que sufrirá su grupo en las elecciones para refrendar los acuerdos de la Habana, y además, la incierta participación de su clientela electoral en las elecciones presidenciales del 2018, que muy probablemente se dividirá y repartirá sus votos (quizás ya sin la amenaza Paramilitar) entre el Procurador Ordoñez, Marta Lucía Ramírez la candidata del partido conservador, y Germán Vargas Lleras del partido Unido de gobierno.

Estas 4 razones enumeradas arriba, son las verdaderas causas de que se haya precipitado “la noche de las Hienas” que nos describe con abundancia, la mencionada crónica de la revista Semana.

Un poco más cerca de la realidad estás el comandante Joaquín Gómez de las FARC-EP, quien para graficar la situación política real por la que atraviesa Uribe Vélez, dijo en una reciente entrevista que: “Una persona que va quedando sin oxígeno, comienza a presentar síntomas de asfixia”.

De manera que, muy a pesar de la revista Semana que hace varios años tramó a los colombianos con el invento muy suyo de que Uribe Vélez estaba revestido de Teflón indestructible; la realidad política y social que se está abriendo en Colombia parece ir mostrando lo contrario: La profunda crisis del tan unido Uribismo hecha realidad en una gran división  de diversas facciones antagónicas, que inevitablemente se empezarán a mordisquear entre sí, para ver cual se queda con la mayor presa de carroña.  

Será un espectáculo que bien podría reemplazar las sangrientas corridas de toros reactivadas por Peñalosa, el alcalde Uribista de Bogotá.    

Foto tomada de Internet  

 ANNCOL reproduce la entrevista que de manera  exclusiva  Timoleón Jimenz , comandante de las FARC- EP concedió  a la Agencia Prensa Rural y la Agencia Colombiana de Prensa Alternativa, de cara a los recientes anuncios sobre el cese al fuego definitivo y bilateral.

Temas como los altibajos del proceso durante estos cinco años de conversaciones, el apoyo de la comunidad internacional, el papel de la sociedad colombiana frente a la nueva etapa que comienza con el post-acuerdo, las negociaciones fallidas en otros momentos históricos y el genocidio de la Unión Patriótica; son tratados en un diálogo ameno de 35 minutos con el coordinador de la Agencia Prensa Rural.

Pero también hubo espacio para realizar dos importantes anuncios por parte de la guerrilla de las Farc, pensando en la terminación definitiva de un conflicto que se ha prolongado durante más de cinco décadas, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia han dejado de recibir nuevos miembros en su organización y de cobrar impuestos revolucionarios en las zonas donde tienen presencia armada.

Además de las trascendentales noticias para el pueblo colombiano y la comunidad internacional, la formalidad se pudo dejar de lado por algunos instantes y fue así como se pudo conocer a un Timochenko más humano, con un pasado fuerte que pesa sobre su espalda pero con más anhelos que nunca por asumir la nueva etapa que le espera a la guerrilla al reintegrarse a la vida civil; continuando su lucha por una nueva Colombia, pero ahora sin las armas.

Desde el 2012 cuando se hicieron públicos los primeros acercamientos entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la insurgencia de las Farc, la Agencia Prensa Rural ha estado al tanto de los diálogos entre ambas partes. Ahora, siendo un proceso de comunicación alternativo al servicio de las comunidades campesinas en resistencia, Prensa Rural celebra los acercamientos también con el ELN como un paso definitivo para alcanzar la paz con justicia social que tanto anhelan los colombianos.

La entrevista se puede ver totalmente en el siguiente enlace   https://www.youtube.com/watch?v=-X1B8U_L96I

 

Contra viento y marea la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol) , se ha sostenido a pulso. Implacable y sin tregua el Estado colombiano, sobre todo en los dos períodos de Uribe Vélez y el presente gobierno, nos ha perseguido con saña, aun así invito al gobierno de Juan Manuel Santos, proporcionar a la gran familia de medios alternativos, seguridad y confianza para instituir la Libertad de Expresión y el derecho a estar informado”. Joaquín Becerra
 
FIPU PRESS
 
Joaquín Pérez Becerra, a quién sus amigos llaman “Joaco”, es un periodista que lleva varios años en la contrainformación, en la batalla cultural por el derecho a la información. Hace mucho quería entrevistarlo; me parece un hombre valiente que enfrentó una situación injusta pero finalmente reivindicado por “el destino” y la justicia humana.
 
Ahora a propósito de comunicación alternativa para la paz y todo lo que FIPU (Federación Internacional de Prensa de los Pueblos) viene trabajando, creo prudente escuchar una de las voces con más autoridad dentro de los medios alternativos y la resistencia por el derecho a informar.
 
Claudia Quintero: Después de varios años del suceso en el cual usted es detenido y procesado por “terrorismo” y luego absuelto por el Tribunal Superior de Bogotá,  ¿qué ha cambiado, qué ha profundizado y de qué se arrepiente Joaquín Becerra?
 
Joaquín Pérez: Debo adicionar que la Corte Suprema de Justicia ratificó la decisión del Tribunal Superior de Bogotá –sala penal- de julio de 2014. Esta lamentable y desafortunada “metida de pata” del gobierno bolivariano, que se inicia con mi detención injusta en Caracas el 23 de abril-2011-, lo que hace es reafirmar lo que siempre hemos denunciado en Anncol: el perfil terrorista del Estado colombiano con tentáculos en el exterior dirigido a intentar invisibilizar la otra cara del conflicto y prolongar innecesariamente la guerra en Colombia. El arrepentimiento no está en mi diccionario, la persecución, la cárcel y hasta la muerte es una constante en la que he estado sumido. Recuerdo los tiempos de la Unión Patriótica, en constante zozobra por el accionar de paramilitares, sicarios y su connivencia con las Fuerzas Militares
 
C.Q.: Usted ha estado exiliado, antes de ser detenido y ahora también. ¿Como periodista, cómo cree que el exilio ha afectado la libertad de expresión en su caso y quizás a nivel general?
 
J.P.: Las temerarias acusaciones de la Fiscalía en contra de la Agencia y contra mi persona con ocasión de mi captura, resintieron seriamente nuestro trabajo de denuncia que venía en recuperación después del fracaso de la Seguridad Democrática encomendada al hoy senador Álvaro Uribe. Puedo afirmar que Suecia –mi segunda patria- ha permitido que colectivos de varios países del mundo tengan un espacio de denuncia y en el caso nuestro no hemos sentido la presión estatal para dejar de informar, sin embargo la derechización en el continente europeo pretende cerrar espacios ganados con el cuento hábilmente mediatizado “los inmigrantes se apoderan de las plazas de trabajo de los nacionales”, “los inmigrantes son una carga al modelo social de bienestar sueco”. Incuestionable que el fenómeno del consumismo cautiva lo que muchos llaman el acomodamiento a nuevas realidades de las que los exiliados políticos no estamos vacunados. El exilio está diseñado por las potencias para que te desconectes de la realidad que viviste y te olvides de tu pasado de lucha. Afortunadamente la Asociación Jaime Pardo Leal (AJPL), exiliados de la UP y del Partido Comunista Colombiano (PCC) nos mantenemos con un flujo y reflujo de compatriotas que giran alrededor nuestro. Con mucho esfuerzo y entusiasmo contamos con un núcleo de 6 compañeros como se dice coloquialmente “persistimos contra viento y marea”.
 
C.Q.: ¿Cómo debe ser la prensa que promueva la paz y la ayude a construir en Colombia?
 
J.P.: Eso debe pasar por la democratización de los medios masivos de información. En igualdad de oportunidades, es decir, la información como un derecho de la sociedad colombiana y un deber del Estado en proveer esa sin menoscabo del hecho en sí mismo: la verdad. La derecha podrá tener sus canales de información y por supuesto los de izquierda en igualdad de condiciones y con dispositivos de seguridad competentes para impedir la actuación criminal de la extrema derecha.
 
C.Q.: ¿Qué es Anncol?
 
J.P.: Una agencia de noticias alternativa que nace de la necesidad de mostrar la cara oculta del conflicto colombiano; solo la oligarquía dispone de medios hablados visuales y escritos, invisibilizando a amplios sectores de trabajadores, campesinos, estudiantes, indígenas, afrodescendientes y de la comunidad LGBTI., etc. En la medida que la comunidad nacional e internacional identificara las razones del conflicto, se podrían concitar más apoyos a su solución, desestimulando y aislando los amigos de la guerra. Esa “otra cara” le pertenece al pueblo colombiano y sus organizaciones populares sin excluir al movimiento insurgente.
 
C.Q.¿Quiénes son Anncol?
 
J.P.: Un importante grupo de colaboradores esparcidos en Europa y el continente americano. Todavía con reservas porque la oligarquía colombiana conserva en su visión estrecha, estar a la caza del ‘enemigo interno’ como un peligro latente a sus intereses de clase. A pesar de las conversaciones de Paz en La Habana con la guerrilla de las FARC, la derecha representada en el senador Álvaro Uribe y el Centro Democrático, persisten en señalar de guerrilleros infiltrados a quienes insistimos en divulgar lo que piensan, por qué luchan y qué proponen las guerrillas más importantes, FARC y ELN, los movimientos sociales agrarios y populares. !Expresidente Uribe, es una chifladura continuar con ese rol insensato, en la reconciliación nos encontraremos todos y todas!
 
C.Q.: ¿Cómo se ve Anncol en un futuro cercano con la posible firma de acuerdos entre FARC y Gobierno?
 
J.P.: Operando desde Colombia, compitiendo en franca lid con los tradicionales medios –El Tiempo, EL Espectador, Semana, etc.- sin el temor a ser judicializados o asesinados. Ojalá sea en un tiempo no muy lejano, sin embargo los deseos se estrellan con la realidad. Un conflicto tan largo y sangriento sobrelleva una implementación gradual, creando conciencia en todos los colombianos y colombianas de las bondades de una paz sostenible y duradera. Tarea de todos y todas.
 
C.Q.: EL 28 de septiembre del 2015 la cuenta de la delegación de paz de las FARC tuiteó: “Desafortunado el tuit de @agencia_anncol sobre el fallecimiento del General Tapias. @FARC_EPaz #VamosPorLaPaz”. Una crítica pública a una opinión de Anncol. ¿Cómo recibió Anncol ésta crítica de las FARC a la opinión desde la agencia de prensa?
 
J.P.: Los medios estamos expuestos a las críticas y opiniones de los lectores. No importa de dónde vengan, en este caso particular, nos zarandeó a estar a tono con el desarrollo de los diálogos de La Habana, es un escenario que hay que estimular en positivo para generar confianza ausente de odios y ofensas. Por otro lado es grato saber que hasta la insurgencia colombiana sigue nuestras redes sociales en Facebook y Twitter.
 
C.Q.: ¿Espera volver a Colombia algún día?
 
J.P.: Añoro retornar a mi patria original, la que me vio nacer y luchar por una Nueva Colombia en paz con justicia Social. Los sacrificios no pueden ser en vano. Estoy preparado para ello: en un día no muy lejano estar con los míos, con mis compañeros en el PCC, la Unión Patriótica, Marcha Patriótica y con todos y todas que le apuesten a una paz sostenible y duradera.
 
C.Q.: ¿Cómo se proyecta Anncol en 10 años?

 

J.P.: En una gran agencia informativa. Desde hace años tengo como paradigmas a RT y a Sputnik Mundo, canales rusos realmente líderes en transmitir hechos al instante y con un profesionalismo envidiable. Por ahora nosotros nos limitamos al aporte desinteresado de algunos compañeros quienes nos envían notas periodísticas y otros como columnistas. Esperamos que el Acuerdo que se firme en La Habana entre el gobierno colombiano y las Farc sea el sendero para consolidar la agencia Anncol, entre otros tantos medios, como referente nacional e internacional.

Con motivo del 52 aniversario de la fundación de las FARC-Ep ( 27.05.2016) se realizó en Berlín, Alemania, una jornada de análisis y discusión amplia sobre el Proceso de Paz que se desarrolla actualmente en la Habana, convocada por  diversas organizaciones y colectivos alemanes de solidaridad con el masacrado y despojado Pueblo Trabajador colombiano; todas ellas legales, respetadas y defendidas por las libertades reales que existen en la República Federal de Alemania y que a diferencia de Colombia, son garantizadas por una verdadera constitución, no de papel, sino real y ciudadana que no sindica a sus ciudadanos de “enemigos internos” como lo hace, hasta ahora,  la Contra-insurgencia colombiana de la cual hace parte destacada la revista Semana, dirigida por el sobrino del Presidente Juan Manuel Santos y que ANNCOL ha denunciado en innumerables ocasiones concretas.

Página 3 de 7

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon
Volver