powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Editorial (81)

Un Estado como el colombiano, carcomido por la corrupción, es imposible que la combatan los mismos que la dirigen y se enriquecen con ella. Esta vez por cuenta de la justicia estadounidense que busca recuperar para el tesoro estadounidense la inmensa cantidad los dolares -sobornos pagados por Odebrecht en todo el mundo, en especial Colombia,  donde por poco pone como presidente al titere de AUV  Zuluaga, obliga al Fiscal General de Colombia Nestor Humberto Martinez a investigar en el país los sobornos de esta multinacional brasilera que involucra a gobernantes colombianos,  empresarios, magnates y "cacaos", enriquecidos desde hace mchos años con los dineros de la contratación oficial como Sarmiento Angulo, el amigo personal y cliente del Fiscal. 

Sin lugar a dudas un ex fiscal estrella en estas mañas de la oligarquía colombiana conocida como "la justicia para los de ruana e impunidad para los demás",  y que no pudo ni siquiera cumplir la consigna de Turbay Ayala (1978)  de BAJAR LA CORRUPCIÓN A LIMITES TOLERABLES : es el fiscal pastranista Luis Carlos Osorio.

 

-Polo Moir, o Polo alternativo y democrático de verdad

-Maoísmo taoísta dicotómico, o Marxismo occidental creativo.

-Yin y Yan eterno, o procesos complejos y contradictorios en desarrollo continuo. 

-Dicotomías escolásticas, o nudo de contradicciones materiales en lucha.

-Oposición a la corrupción en abstracto, o lucha contra todo un histórico sistema oligárquico y corrupto per sé.

-Corrupción, u oligarcas corruptos con nombre propio.

-Nacionalismo desarrollista de la Burguesía Nacional, o Patriotismo de Simón Bolívar anticolonial y antimperialista

-Alianza política amplia con TODO el que quiera para detener el fascismo uribista en ascenso, o sectarismo anticomunista de la guerra fría estéril y aislacionista.

-Caudillismo burocrático asiático del culto a la personalidad, o democracia ampliada participativa y directa. 

.Figurón parlamentario de oposición, o Pueblo Trabajador en la calle y las veredas.

-Oposición parlamentaria electorera, o movilización social y popular amplia protagónica y permanente.

-Burguesía Nacional, o Pueblo Trabajador Multicolorido movilizado

-Frente Amplio por una paz estable duradera y soberana, o “Convergencia” en torno a un figurón opositor.

-Debate amplio de ideas y razones, o declaración por mayoría del comité ejecutivo nacional.

-Contra Santos en general y el “Santismo” considerado como una pieza de acero sin grietas y contradicciones, o, simplemente sin Santos con su reducida camarilla neoliberal pro Yanqui  

-Continuismo de retóricos y bellos debates parlamentarios, o transición democrática y apertura política de fondo.

-Momento electoral, o proceso electoral amplio y generalizado hacia el futuro con paz, justicia, democracia y soberanía.

 -Ser o no Ser.  Según sentenciaba el famoso dramaturgo Shakespeare.

-Ese es el momento actual para el bloque o “polo” popular colombiano: De definiciones, decisiones con consecuencias futuras; con altura y responsabilidad histórica y política.

¡ANNCOL se los recomienda!!   

Fuente Imagen:  Internet

Murieron disecados. Prácticamente convertidos en unas momias papiráceas vivientes, sin poder cumplir su objetivo vital de imponerle su voluntad a los “bandoleros comunistas” de Marulanda Vélez.

por el contrario, viendo con sus propios ojos secos por la crueldad, cómo el Bloque de Poder Contrainsurgente creado y sostenido política y militarmente por ellos, después de 52 años de una guerra contrainsurgente infructuosa debía aceptar el planteamiento insurgente de la Solución Politica a dicha guerra anticomunista de agresión planificada y sostenida por los  sucesivos gobiernos de los EEUU.   

Dos generales del grupo de los “coreanos” que fueron  enviados por el dictador franquista colombiano y anticomunista Laureano Gómez al servicio de los EEUU, a matar “comunistas amarillos” de China y Corea entre 1950 y 1953, junto con 111 oficiales, 590 suboficiales y 5.100 soldados “carne de cañón” y que constituyeron el famoso Batallón Colombia, el que a su regreso al País ejecutó en Bogotá la masacre de universitarios el 8 y 9 de junio de 1954, y luego, 10 años despues en marzo de 1964, fue la tropa especializada que puso en práctica en el ataque a Marquetalia y Riochiquito, toda la teoría y práctica de la “contrainsurgencia”  aprendida en el terrorífico paralelo 38 de Corea y condensada en el Plan Latin American Security Operation o Plan LASSO, elaborado en la embajada de Bogotá y luego disfrazado con el nombre de plan Lazo.  

Sin embargo, después de haber trasformado EN ODIO ANTICOMUNISTA, el odio sectario introducido por la oligarquía bipartidista entre liberales y conservadores introducido por la oligarquía bipartidista entre las masas campesinas para llevarlos a las matazones a machete de que constituyeron las 9 guerras civiles del siglo xix; si alcanzaron a dejar bien sentados en el “corazón y las mentes” de los colombianos tres de los pilares de la teoría contrainsurgente: 1) El cuento del enemigo interno. 2) La concepción de que a ese enemigo interno no basta con derrotarlo, sino que hay que EXTERMINARLO porque de lo contario quedará vivo en los movimientos de oposición y 3) el militarismo reformista de las acciones cívico-militares como forma política de “ganarse el corazón y la mente” de los colombianos y que sirvió para constituir en 1960, bajo las recomendaciones directas del gobierno de los EEUU escritas por el general Yarborough,  el bloque de Poder Contrainsurgente aún dominante en Colombia y trasformar la experiencia paramilitar de los “Chulavitas”  en su brazo de disciplinamiento anticomunista o paramilitarismo de segunda generación.

     A sus 100, años, Ruíz Novoa muestra sus condecoraciones contra insurgentes

 

 

Valencia Tovar cumple su primer siglo. 

Se equivocan los intoxicadores de opinión de la falsimedia del régimen quienes todos los días muelen la matrix mediática “progresista” totalmente falsa de que, “la contrainsurgencia en Colombia se acabó con la firma del acuerdo de la Habana que zanjó el conflicto colombiano”. Ni lo uno, ni lo otro:

El conflicto social armado solo se ESTÁ trasformando o transitando hacia su contrario, y la contrainsurgencia en sus dos versiones la Uribista y la Santista, enfrascados en una riña por ver cual visión de la paz se impone dentro del Bloque de Poder, si la visión reformista de Santos o la exterminadora de Uribe, no se ha resuelto todavía. Falta ver cuál de estas dos fracciones pone el próximo presidente de Colombia.

Esa matrix es la que ha empezado a irrumpir con fuerza vestida como “campaña electoral del 2018: La guerra contrainsurgente o conflicto colombiano se acabó. El Posconflicto será asunto de unas cuantas leyes que impondrán nuestras mayorías parlamentarias y, lo que viene ahora es la lucha unida y progresista contra la corrupción”. Varios incautos ya se han tragado el anzuelo.

 Parlamentarios Robledo, López, Navarro

Pero no demorarán en escupirlo, cuando vean cómo la etapa compleja que se avecina de la implementación de los acuerdos de paz o post acuerdos irá más allá de unas mayorías electorales, y,  tocará o pondrá al orden del día no solo el tema de la repugnante corrupción y la crisis moral y hasta religiosa que se ha tomado al país; sino el de la ecología y depredación medioambiental del neo liberalismo minero energético, el asunto agrario -territorial y municipal, la Justicia especial para la paz,  el desmonte real de la contrainsurgencia militar y Narco- Para- Militar.

 Además, el asunto político de la apertura democrática que, si se ejecuta, puede “abrir cien flores y cien escuelas del pensamiento” a la competencia y a la lucha dialéctica de las ideas como lo propuso en su tiempo Mao Zedong, y a la cual señores maoístas y rojaspinillistas o samuelmorenistas, no hay que tenerle celos, sino concurrir con ellas y ofrecerlas en el mercado de las ideas como buenos burgueses revolucionarios que se reclaman.

Eso si esperamos que todos que se reclaman burgueses tanto grandes como pequeños y aún medianos o nacionales, sigan las leyes del mercado y acepten, los mecanismos de ese mercado con neutralidad, abiertamente y sin trampas y jugadas anticomunistas contrainsurgentes.

Fuente imágenes: Internet.  

                     

La reacción impulsiva del doctor Vargas Lleras, Vicepresidente de J M Santos y su Candidato Presidencial para el 2018, al golpear ayer  a un escolta que lo protegía, con la sombrilla y propinarle un violento "coscorrón" (ver Video anexo), no es una simple anécdota como quieren presentarlo los medios adictos al régimen, sino un acto violento e impulsivo sin control, violatorio del derecho laboral y humano, y, una muestra más de que la lesión cerebral producida al extirparle, en enero del 2016, el "CANCER CEREBRAL que lo aquejaba y para lo cual toma drogas anticonvulsivantes, sigue progresando; como tambien lo  demuestran su continua y cotidiana irisabilidad y,  sus "pataletas" de mal genio.

Lo que ANNCOL no duda en considerar un serio impedimento, en la capacidad de este " cogollo militarista de la oligárquía colombiana" en ser Presidente de los colombianos, en el post conflicto que viene. 

Vea el Video en este enlace https://www.youtube.com/watch?v=dwQ5i50wl78
 

Fuente foto Semana.com

Muy sencillo: “Las cosas se deshacen como se hacen” solía repetir Pastrana Borrero, el padre del pérfido Pastranita, el aliado oportunista ahora incondicional de AUV.

Y esa va a ser la estrategia de gobierno que asuma el fascismo criollo colombiano en ascenso, una vez llegue a la presidencia en el 2018 y haya obtenido la mayoría en el llamado parlamento de Colombia.

Desmontar una a una, todas las leyes de Implementación del Acuerdo de Paz alcanzado entre el Estado colombiano y las Farc-EP que hayan sido expedidas por el mecanismo del “fast track” y, las que no les sean posible reformar: Mutilarlas, desfigurarlas o en lenguaje criollo “peluquearlas” en el sagrado recinto de la democracia colombiana, hasta dejarlas convertidas en un papel higiénico

ANNCOL saluda la decisión de la Corte Constitucional de aprobar el anglicismo del  llamado “fast track” o vía rápida, como un paso importante en la implementación del Acuerdo Final de paz alcanzado, pero también considera necesario ALERTAR a la sociedad colombiana y a los partidarios de la paz,   sobre las posibles y reales consecuencias a las que será sometido el texto del Acuerdo de paz por parte de Hienas, Gallinazos y demás carroñeros enemigos de la paz en Colombia, que están al asecho de ganar las elecciones presidenciales del 2018, para  despedazar el Acuerdo de Paz firmado y legitimado.

Solo un gran Frente Amplio Antifascista que derrote electoralmente a la coalición de gamonales nacional- cristiana y católica, conformada por Uribe Vélez, y, una vez haya puesto presidente, conforme un Gobierno de Transición que verdaderamente desmonte el Narco Para Militarismo resucitado e, implemente en la realidad- real del país lo pactado; podríamos pensar en que se ha abierto el camino para la verdadera paz en Colombia.

 Mientras tanto: alegrones momentáneos para la galería, y seguir manteniendo el juego de la incertidumbre y la fragilidad entre la guerra y la paz en la que los medios de comunicación de la Oligarquía Trasnacional han mantenido al pueblo trabajador colombiano, durante todos estos años.  

Foto Internet.                 

 

Fernando Londoño Hoyos, familiarmente llamado por sus correligionarios "Londoyos", asume la presidencia del glorioso partido Centro Democrático, una vez Oscar Iván Zuluaga debió retirarse debido a su simpatía, inteligencia, carisma, y sobre todo, por su honestidad. Londoyos deberá conducir hasta la presidencia de Colombia, en las proximas elecciones de 2018, a la coalición Nacional-Catolica, Cristiana y Goda que el "infatigable" Uribe Vélez logró conformar para oponerse al Acuerdo de Paz, firmado con todas las formalidades posibles entre el Estado colombiano y las FARC-EP, siguiendo la orden dada por los nuevos dirigentes de Washington y con la idea estratégica de una vez llegados a la presidencia, de  convertir dichos Acuerdos en "papel higíenico". ¿ Quién podrá detenerlos?  Averigüelo Vargas......Lleras. 

 

Funte foto Internet

 

La muerte alevosa de dos guerrilleros de las FARC-EP que se desplazaban desprevenidamente a los sitios de concentración pactados y acordados con el Estado colombiano; ocurrida el 16.11.2016 en el sur del departamento de Bolívar a manos de francotiradores del Ejército de Colombia, muestra no solo la fragilidad a la que se ha llevado el acuerdo de Cartagena y  a la que se refiere el doctor de la Calle, sino al giro impredecible que la elección del magnate estadounidense Trump ha impuesto dentro de sus cipayos gobernante en Colombia .

El Plan militarista del Comando Sur del USArmy de desarmar y neutralizar la guerrilla colombiana, para poder más fácilmente inducir con la oposición antichavista la guerra civil en Venezuela para derrocar al presidente Maduro, y que tantas veces ha denunciado la prensa alternativa del continente entre ellos ANNCOL, ha quedado finalmente aclarada:

Lo demuestran en este momento, las muertes de los guerrilleros mencionada, violando no solo los acuerdos de la Habana como también la violación criminal de la Convención de Ginebra, así como la terca arremetida golpista de la llamada “oposición venezolana” a pesar de unos supuestos diálogos conciliatorios.  A lo que se le debe sumar el pacto Santos-Uribe para alargar indefinidamente la implementación de los acuerdos de Cartagena, así como la sospechosa y oculta desidia e inactividad, que ahora se ha venido a conocer, del gobierno Santista para dejar ganar a los partidarios del NO en el plebiscito del 2 de octubre pasado y así generar la indefinición que estamos viendo en la implementación del Acuerdo firmado solemnemente en Cartagena el 26 de septiembre 2016.

A nadie sorprendió el trino de “alerta” de Uribe Vélez, una vez se supo el triunfo presidencial de Trump: “Felicitaciones Presidente Trump; el narcoterrorismo y la tiranía de Venezuela son los grandes enemigos de nuestra democracia: Uribe”

Lo que si sorprende es la terquedad en no reconocer la ligazón intima que Uribe Vélez hace de los DOS fenómenos enemigos de “nuestra democracia” y la síntesis escueta con que se los presenta al nuevo mandatario americano. También la ceguera  para ver de las implicaciones,  en un corto plazo, que la consigna de Uribe Vélez va a tener dentro de los amigos que tiene el ex presidente colombiano en la cúpula dirigente del partido republicano de los EEUU cercana a Trump, empeñado en voltear patas arriba lo realizado por Obama.

A todo esto, hay que agregar una nueva y repentina realidad todavía más inquietante: la reactivación metastásica del cáncer de próstata, del cual fue operado hace 4 años el Presidente Santos,  cuya localización exacta se está diagnosticando en estos momentos en EEUU y que muy probablemente implique para prolongar prudencialmente su vida, el tratamiento drástico de una castración química, así como otros potentes tratamientos engorrosos.

Tenemos entonces en el timón del Estado colombiano, un presidente en funciones pero con serias amenazas en su salud, y en su reemplazo, un vicepresidente también operado de un cáncer cerebral y en tratamiento de sus secuelas post operatorias con potentes drogas anti epilépticas y tranquilizantes, quien no ofrece garantía a nadie en una pronta y posible sucesión.

Mientras que el ex presidente Uribe Vélez conociendo estos dos diagnósticos y sabiéndose único en la escena por venir, profundiza su trabajo organizativo, político e ideológico, y reorganiza sus poderes facticos, como por ejemplo los que atacaron y mataron a los guerrilleros que se desplazaban a sus sitios de concentración en el sur de Bolívar, y continúa aupando a la llamada oposición antichavista. Todo con el fin de conformar una fuerza política o partido que contando con el apoyo de Trump, sin duda ganará las próximas elecciones presidenciales en Colombia.

Así que ya no se trata de presentar el futuro de Colombia como optimista o pesimista, sino de basar el análisis de la situación por la que se atraviesa, valorando los múltiples hechos reales y concretos y que la realidad nos está poniendo brutalmente frente a los ojos.

Fuente Foto Internet.

Luego, en el salón exclusivo donde se encontraba, llorando de alegría, alzó su vaso de Wisky y brindó por la muerte del comandante. - “Fue una operación impecable y paciente de nuestras gloriosas fuerzas armadas. Un golpe histórico” agregó ante la algarabía y la regocijo que embargaba a sus paniaguados y lacayos que en ese momento lo acompañaban.

Al día siguiente, 05 de noviembre de 2011, abotagado por la resaca de la noche anterior, el presidente Santos daba la noticia a través de los medios de comunicación adictos, que como buitres se regocijaron con la imagen del cadáver del fusilado.

Después de felicitar al hoy embajador de Colombia en Washington el ministro de defensa Juan Carlos Pinzón, a las fuerzas militares en su conjunto, repitiendo la consigna militarista vacía de “Fé en la Causa”, continuó con el sonsonete hablado muy de su estilo, limitado a tres ideas: Un golpe histórico. El crimen no paga. Y señores de las Farc, desmovilícense por que terminarán en una cárcel o en una tumba, Concluyendo su insulsez con el grito cuartelario y patriotero de ¡Viva Colombia!

Poco después, a medida que se iban conociendo más detalles de la operación militar llamada Odiseo, de los meses que duró el cerco de aniquilamiento ejecutado por toda una brigada militar con más de 1.000 soldados de infantería dotados de la más sofisticado  tecnología militar estadounidense, satelital, aérea y terrestre, de bombas de dispersión de 500 kilos, de ametrallamientos aéreos continuados, de perros rastreadores y pagos de millones de dólares de recompensas, de localización  y bombardeos en tiempo real, y de saber que el presidente Santos con su gobierno venía adelantando un proceso de diálogos para crear un escenario de paz, precisamente con el comandante a quien ordenó fusilar; se alzó la voz autorizada y valerosa del arzobispo de Cali monseñor Darío Monsalve, quien en un comunicado escribió entre otras cosas:  

“ ¿Por qué no trajeron vivo, por ejemplo, a 'Alfonso Cano', cuando se dieron todas las condiciones de desproporción absoluta y de sometimiento y reducción a cero, de un hombre de más de sesenta años, herido, ciego y sólo? Y, ¿por qué encapsular la lucha anti-guerrillera en ese marco de traer muertos a los cabecillas, sin agotar el marco ético de la no pena de muerte, de la captura como objetivo legal?"  

Poco después, el comandante Timoleón Jiménez, quien remplazo del comandante Cano en la comandancia de las Farc-EP, escribió una argumentación basado en el artículo 4 del protocolo II de los convenios de Ginebra conocido como Derecho Internacional Humanitario; en el Estatuto de la Corte Penal Internacional, artículo 8, numeral 2, literal sobre crímenes de guerra, y, en artículo 11 de la Constitución de 1991 vigente de Colombia que  consagra la inviolabilidad del derecho a la vida y la prohibición de la pena de muerte, para preguntar directamente al presidente Santos, con una pregunta que no prescribirá nunca; si está dispuesto a responder jurídicamente por la orden de fusilamiento de un hombre herido y desarmado, viejo, solo, sin gafas y casi ciego; reducido ante una tropa de más de 1.000 soldados profesionales y mercenarios extranjeros, lo que ante el Derecho Internacional Humanitario y ante cualquier ordenamiento jurídico moderno constituye un evidente crimen de guerra, el  que hoy 5 años después de ejecutado,  se pretende lavar y dejar impune con un premio nobel de Paz.     

Fuente Imagen Internet

   

ANNCOL pone en conocimiento de sus lectores la carta públicada en el portal las 2Orillas.co, y que un grupo de ALTOS OFICIALES DE LA RESERVA ACTIVA DE LAS FUERZAS ARMADAS DE COLOMBIA, envían a sus superiores militares los  plenipotenciarios del Estado en la mesa de la Habana; como una demostración palpable de lo que diversos investigadores del conflicto interno colombiano han denominado la IDEOLOGÍA CONTRA INSURGENTE GEO ESTRATEGICA; Y con la pregunta preocupante de si con una mentalidad así;  será posible construir la Paz en Colombia. 

 

Señores Generales
– Jorge Enrique Mora Rangel. Excomandante de las Fuerzas Militares de Colombia.
– Óscar Naranjo Trujillo. Exdirector General de la Policía Nacional.
– Javier Flórez Aristizabal. Comandante del Comando Conjunto de Transición.

Señores Generales:

Los abajo firmantes, Coroneles y Tenientes Coroneles de la  Reserva Activa colombiana, nos dirigimos a Ustedes con la mayor consideración y aprecio, en estos momentos críticos para la patria.

La decisión soberana y mayoritaria en democracia de la ciudadanía colombiana, le dijo NO al acuerdo que durante seis años se discutió entre el gobierno del Dr. Juan Manuel Santos y las farc, negociación en la cual Ustedes participaron activamente, se entiende que en representación de la institucionalidad responsable de la Seguridad y Defensa del Estado Social de Derecho que nos rige.

Varios y preocupantes interrogantes, que a nuestro modo de ver afectan la Seguridad Pública y la Defensa Nacional, surgen de una lectura juiciosa de los Acuerdos compuestos en La Habana y que fueron derrotados en las urnas plebiscitarias. Desde la esencia de nuestra función, con espíritu constructivo pero crítico, agradeceríamos una aclaración ante la ambigüedad de lo acordado en tales elementos vitales de la nacionalidad y el país ya que el silencio sobre esos temas, hace moral y éticamente inviables tales acuerdos.

Conscientes que la misión constitucional de la Fuerza Pública es la de garantizar la tranquilidad ciudadana, la integridad territorial y la Constitución vigente, muy respetuosamente les hacemos las siguientes peguntas, desde el punto de vista técnico repetimos, de  la Seguridad Pública y la Defensa Nacional.

1. ¿Revisarán los miembros del partido de las farc los antecedentes de los servidores/as Públicos en todas las instituciones del Estado? (Pg. 72). ¿Habrá una “purga”, en términos leninistas, tal como sucede en los regímenes comunistas?

2. ¿Realizarán los miembros del partido de las farc recomendaciones a las ramas del poder público para ajustar y priorizar las acciones y estrategias de la política y legislación de Inteligencia del Estado? (Pg.73). ¿Serán ellos, grandes amigos del sandinismo, que va tras San Andrés y del chavismo, que ambiciona la Guajira, quienes codiriján la Inteligencia del Estado?

3. ¿Los miembros del partido de las farc auditarán los servicios de vigilancia y seguridad privada del país? (Pgs.73 y 85) ¿Convertirán esta industria en sus redes de información e inteligencia particular, tal como sucede en los países con regímenes comunistas?

4. ¿La protección de los miembros del partido de la farc estará a cargo de los ¨hombres de confianza¨ de la organización terrorista, sin más requisitos, mientras los policías serán sometidos un “riguroso modelo de revisión de antecedentes penales y disciplinarios y se realizarán los estudios de seguridad incluyendo pruebas de credibilidad y confianza, entre otros? (Pg. 79). ¿Es ese el respeto por nuestra Institución Policial negociado en La Habana?

5. ¿Los Comités Territoriales de Alerta para la Reacción Inmediata “para el despliegue de reacción rápida en el terreno” en los territorios y zonas que se definan, podrán actuar “de forma autónoma sin tener que consultar o someter sus decisiones a ninguna otra institución.?” (Pg.84) ¿La Fuerza Pública Institucional, según ese acuerdo, es descartada como elemento constitucional y legal primario de la seguridad ciudadana en esos Territorios? ¿Se están legalizando regiones autonómicas (“republiquetas”) bajo el control del nuevo partido de las farc? ¿Se está ¨balcanizando¨  el país?

6. ¿No se registrará el número serial de las armas individuales que se entreguen?  (Pg.247) Señores Generales, esto es un asunto de Seguridad Nacional. ¿Nunca confirmaremos que los fusiles con los que han asesinado solados y ciudadanos colombianos, salieron de Nicaragua, Venezuela, Ecuador, países fronterizos? O por el contrario ¿No queremos despejar esa duda, que nos han sembrado informes de inteligencia pertinentes?

7. La aplicación de la metodología de contexto (Pg.75), que ha puesto en la cárcel a cientos de militares inocentes, a pesar de haber sido desechada por el Congreso, ¿Se reactivará en la Unidad Especial de Investigaciones de la Fiscalía, para arreciar el ataque jurídico en contra de los militares?

8. La des estigmatización, prevención de la estigmatización, protección de los bienes inmateriales (Pg.77), borrado de las anotaciones de las agencias de inteligencia y presunción de riesgo extraordinario (Pg.83), convertirán al nuevo partido de las farc en una organización intocable – de paso se estaría  prefigurando el Delito de Opinión – mientras ellos continuarán denostando y estigmatizando a quienes no estemos de acuerdo con sus propuestas comunistas. ¿Esa condición leonina también se acordó?

9. Militares cubanos, que fueron instructores de los terroristas comunistas de las farc, y militares venezolanos y bolivianos, cuyos Jefes han denigrado de Colombia y sus ciudadanos, ahora son ¨garantes¨ de la entrega de armas de las farc. ¿Es eso bueno para nuestra seguridad nacional?

10. ¿Fue escuchada la Fuerza Pública sobre la urgente necesidad de frenar el avance incontrolable del narcotráfico, combustible de nuevas violencias y degradación social y seria amenaza en contra del Estado? No se lee en este acuerdo un compromiso serio de las farc para ayudar a combatir este flagelo que nos ha vuelto a Convertir en el primer productor de cocaína en el mundo y a ellos en uno de los principales carteles de la droga.

Respuestas claras a estos interrogantes, ayudarían mucho a aclimatar el entendimiento entre los ciudadanos, a preservar la paz en una opinión pública que cada día se radicaliza más y contribuirían en la construcción de un Nuevo Acuerdo o en la posible Renegociación del que fue rechazado por el Soberano el pasado 02 de Octubre.

Como soldados y policías colombianos, subalternos, compañeros y Comandantes que fuimos de Ustedes, Señores Generales, sentimos una gran aprehensión por el futuro de la patria. Nuestro territorio continental e insular está en riesgo y las farc, con su ambición de poder político totalitario y las concesiones obtenidas en los acuerdos de La Habana, Cuba, nos pueden llevar a situaciones extremas como la de países hermanos y vecinos.

La sangre que han derramado nuestros héroes del verdadero pueblo, no puede ser la simiente de una nación regida por el despotismo, la opresión, el miedo, la mentira, el hambre y la violencia de los regímenes marxistas.

 

De nuestra consideración, aprecio y respeto,

CO (RA) JOHN MARULANDA MARIN  CC. 10.22.111

  1. (RA) CARLOS MARTINEZ CABALLERO  CC. 85.451.695

CO (RA) NELSON CARDONA HENAO  CC. 8.311.892

CO (RA) OSCAR GARCES AGUDELO  CC 17.194.054

CO (RA) FERNANDO ARTEAGA BOCANEGRA 17.181.614

CO (RA) AUGUSTO BETANCOURT LLANOS  CC. 193.301.787

CO (RA) AUGUSTO BAHAMON DUSSAN  CC. 17.159.533

CO (RA) HUGO BAHAMÓN DUSSÁN CC. 19.436.584

CO (RA) JULIO CESAR PRIETO RIVERA  CC. 18.389.785

TC (RA) ALVARO QUIJANO QUIJANO  CC. 17.169.704

TC (RA) EDUARDO REBELO PEPINOSA  CC. 17.143.967

TC (RA) EDWIN SANCHEZ CATAÑO  CC. 95.128.069

TC (RA) JULIAN ARANGO GOMEZ  CC. 19.378.326

TC (RA) CARLOS E. DAVILA ROMERO  CC. 2.909.773

Con información publicada en http://www.las2orillas.co/duros-reparos-de-coroneles-y-tenientes-de-la-reserva-activa-a-los-acuerdos-de-la-habana/#

 
Publicidad
 

 Josemari Aznar, el conocido franquista y genocida español, mentiroso iniciador de la guerra de Irak, junto con Bush y Blair, patrocinador y sustentador de todas las causas más ultra reaccionarias y golpes de Estado antidemocráticos en Nuestramérica; se acaba de reunir con los promotores del NO en el plebiscito colombiano, en un “foro” sobre la “democracia” de ellos, en el Miami Dade College ¿Dónde más sino en Miami? Y, rodeado de también dolorosas y tristes figuras de ingrata recordación en sus países donde gobernaron, como La Chinchilla en Costa Rica, el exgerente de Coca cola FOX en Mejica, La Calle en Uruguay, Quiroga en Bolivia; con el fin de pedir la renuncia del presidente colombiano J M Santos.

Trio de las Azores antes de iniciar el genocidio en IRAK en 2003.

Esta solicitud de renuncia de Santos, aplaudida por Pastrana, Uribe, Ordoñez y los demás promotores del No al Acuerdo de la Habana, inmediatamente destacada en toda la red mediática contrainsurgente de Colombia, pone una vez más de manifiesto que el objetivo de la coalición político-religiosa y militarista conformada por Uribe Vélez,  para tergiversar los acuerdos firmados entre el Estado colombiano y la Insurgencia de las FARC-EP y,  de manera ilegal ganar el plebiscito imprudente e innecesario convocado por el Presidente Santos; no  tiene como objetivo la Paz de Colombia y su futuro como sociedad, sino la mezquina y ruin ambición de hacerse con el PODER del Estado, para seguir saqueando el tesoro Público.

El Presidente Santos no debe escuchar esos “sablazos”,  viniendo de donde vienen, sino más bien, tomar las riendas del Poder presidencial democrático que tiene, y como se lo han aconsejado correctamente los verdaderos demócratas colombianos y extranjeros, implementar los acuerdos de paz ya firmados y concretados con las FARC -EP y avanzar en los acuerdos con el ELN para liderar el tránsito de la sociedad colombiana hacia la paz, tal y como también lo está pidiendo el Pueblo Trabajador y de a pie, en las plazas y calles de toda Colombia.

Por el contrario, de no hacerlo si corre el riesgo de que un gran Paro Cívico Nacional haga colapsar su gobierno y le dé la razón al guerrerista español Josemari.

Foto internet

    

          

El Plebiscito refrendatorio del Acuerdo de Cartagena celebrado el 02 de octubre pasado, no es un terremoto o fenómeno natural imprevisto, como pretende hacérnoslo creer el oligopolio mediatico del régimen, sino, un episodio más bastante demostrativo, de la prolongada crisis de legitimidad y hegemonía en la que se debate la actual sociedad colombiana.

Si entendemos con el sociólogo conservador alemán Max Weber, quien construyó el concepto sociológico tipo; todo régimen que se reclame “democrático” basa su legitimidad en un resultado electoral, y esta “ultima ratio”, fue la que movió al presidente Santos a imponer en la mesa de la Habana el Plebiscito como mecanismo electoral refrendatorio del Acuerdo Final, y cuyo resultado electoral finalmente puso en evidencia, con la brutalidad que acompaña a estas realidades, tres deslegitimaciones:

 1-Hubo una abstención del 60% del censo electoral, deslegitimante de cualquier proceso electoral, cualquiera que este sea.

  2-Hubo, como lo advirtió la Corte Constitucional, una deslegitimación de la política gubernamental al perder según las reglas matemáticas que rigen los procesos electorales (así hubiera sido por una cifra mínima) Y,

3- Esta mínima diferencia puso en evidencia la crisis de hegemonía acompañante, pues ninguna de las fracciones del Bloque de Poder Dominante, empeñada en resolver en este episodio electoral, cual fracción debería hegemonizar el Poder dominante, pudo mostrar una clara mayoría.

 Se ha cumplido así el vaticinio hecho por el investigador social Oscar Delgado, escrito en 1993 (una vez pasada la Constituyente del 91 convocada por Cesar Gaviria primer chamuscado de este Plebiscito), que forma parte de un importante análisis histórico sobre la legitimidad, la dominación y la democracia en Colombia y se encuentra en la página 191 del libro “Modernidad Democracia y Partidos Políticos” editado por FESCOL, cuando esta institución  jugaba un papel importante en la producción de ideas democráticas en Colombia.

Dice así:

 (…)” El régimen del Frente Nacional – cuya vigencia no cesó después de la expedición de la Constitución de 1991- afronta ahora (1993) una triple crisis: de Legitimidad, de Liderazgo y de capacidad para detener el proceso desintegrativo de la sociedad” (…)

 ¿A quién legitima la mayoría (60%) del electorado colombiano en este Plebiscito?.... ¡A la abstención!

¿Cuál fracción en pugna dentro del Bloque de Poder Dominante obtiene una clara legitimación electoral, Santos o Uribe? …¡A Ninguno!

¿Quién es el líder carismático de la clase dominante que, cuente con un respaldo suficiente para dirigir (en un breve plazo) los destinos económicos, sociales y políticos de la sociedad colombiana que hace esfuerzos sobre humanos para salir de la barbarie pre-moderna contrainsurgente y, evitar el “proceso social desintegrativo” advertido por el citado investigador Delgado? ….

Esa es la crisis de legitimidad y hegemonía en la que estamos en la actual coyuntura, que al ser vista en todo su tamaño, la Comunidad Internacional ha tratado de darle alguna legitimidad externa y diplomática otorgándole el premio Nobel de la paz 2016 al presidente Santos, para que pueda superarla.

Sin embargo, las declaraciones criminales del parlamentario Juan Carlos Vélez Uribe, (capicúa) gerente de la campaña de No en el Plebiscito, mostrando cínicamente la criminalidad de su financiación y de sus ilegales métodos electoreros con los cuales obtuvo el efectivo “triunfo del No ”(calificado de CHIMBO o falso por el senador Serpa Uribe ) y, previendo el resultado final de las investigaciones exhaustivas anunciadas por la Fiscalía (final que ya sabemos cuál será),  es obvio que al asunto de la legitimidad,  se le agrega el de la “legalidad”.  

Esta vidriosa situación ha sido advertida por el “empresariado colombiano” (los llamados “Cacaos”, más otros 375 grandes y medianos empresarios capitalistas de la ciudad y del campo) que en un gesto típico de solidaridad de clase han salido a proteger a los monopolios denunciados por Vélez Uribe, como financiadores ilegales de la Campaña del Uribe Vélez por el No al Acuerdo de Cartagena, y rápidamente han hecho publicar en el diario EL Tiempo (propiedad de uno de ellos) la siguiente propuesta de UN PACTO NACIONAL QUE CONDUZCA A LA UNIDAD DE LA NACIÓN , el que ANNCOL reproduce a continuación,   proponiéndole a sus lectores, leer con detenimiento, pero ubicándose en Colombia octubre de 2016  y no en 1957, en Sitges, Cataluña.   

(……) “PROPUESTA DE UN PACTO NACIONAL.  

…Los abajo firmantes, empresarios colombianos, se permiten informar lo siguiente:

 1.Nos hacemos parte del anhelo de paz que ha sido expresado por el pueblo colombiano y vemos con gran esperanza la voluntad que han demostrado todas las partes por lograr un acuerdo con amplio apoyo nacional que materialice dicho anhelo.

 2. Reconocemos positivamente los encuentros que se han producido entre los representantes del Sí y del No, al igual que la voluntad expresada por las partes de adelantar un trabajo conjunto en la búsqueda de una paz incluyente, estable y duradera. Se trata sin duda de un acto constructivo y responsable que debe ser exaltado y acompañado por toda la sociedad.

3. Entendemos que después de un doloroso y dilatado conflicto armado, el país se encuentra en un momento único en su historia, el cual debe ser aprovechado por la sociedad para concretar un acuerdo de paz en forma expedita. Es responsabilidad de esta generación hacer todos los esfuerzos en este sentido.

4. Hacemos un llamado a los representantes del Sí, a los representantes del No y a los representantes de las Farc para que impere la razón, el interés nacional, el trabajo responsable y comprometido, deponiendo intereses particulares, dedicando sus máximos esfuerzos a la búsqueda pronta y decidida de un acuerdo definitivo, incluyente y sostenible dentro del marco de un ‘Gran pacto nacional’ que conduzca a la unidad de la nación.

5. Ofrecemos nuestro concurso para facilitar, promover y concretar estos necesarios acuerdos, que hoy son un clamor nacional”(…..)  

Siguen 380 firmas que, se pueden leer en  http://www.eltiempo.com/politica/proceso-de-paz/empresarios-piden-en-carta-un-acuerdo-de-paz-con-farc/16722821

Razón tenía el investigado general Padilla de León, cuando en mayo del 2008, al inaugurar “el Plan de Guerra Consolidación de la Seguridad Democrática”.  Revista del ejército 139; escribió lo siguiente: “La Legitimidad constituye el CENTRO DE GRAVEDAD ESTRÁTEGICO del Conflicto: El éxito operacional estará del lado de quien obtenga el apoyo de la Población”  

Foto Internet.

           

Página 2 de 8

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver