powered ByGiro.com

Descargar
0:00



Santos traiciona a Maduro, ¿Lo hará también con las Farc?

Con asombro y perplejidad los colombianos nos enteramos de la reciente decisión del señor Santos de cambiar su relación de amistad y cordialidad con Venezuela y su gobierno liderado por el Presidente Nicolás Maduro.

En el 2010, con ocasión de su posesión, el Presidente de Colombia se declaró el “mejor amigo” de Hugo Chávez y de su administración. La tesis era que Colombia debía superar las tensiones y crisis ocurridas en los últimos años, causantes de los cierres de la frontera y la caída de los intercambios económicos fronterizos.

Hace pocos días el Jefe de la Casa de Nariño dio un giro para afirmar que Caracas no era de su predilección, pues su modelo carecía de viabilidad. Y dicho y hecho. La Canciller y el cuerpo diplomático colombiano se colocaron del lado de otros regímenes, como los de Perú, México, Argentina, Brasil y Chile para presionar la salida golpista del actual gobierno de Venezuela, patrocinada por los Estados Unidos y por Luis Almagro, el atorrante Secretario General de la OEA, quien ha devenido en la voz cantante del Ministerio de colonias y del Comando Sur de Usa.

Un verdadero acto de traición y felonía de Santos. Claro que este no es el único. Esa es la personalidad de este personaje.

Recuérdese que Uribe Vélez, su promotor y elector, lo acusa de traición. De haberse hecho elegir con sus votos para después abandonar las filas del ex presidente de marras. Angelino Garzón también ha dejado traslucir la misma queja. Como Vicepresidente de Santos debió padecer su desatado filibusterismo y piratería política.

Incluso, Santos ha dicho que a él se le recordara como un traidor de su clase dizque por haber hecho la paz desconociendo los intereses de su núcleo social de origen. Lo que por supuesto es una gran mentira, pues si alguien ha trabajado por perpetuar el criminal régimen oligárquico imperante aquí, es él.

Traemos a colación estos eventos y resaltamos el más reciente con Venezuela porque nos preocupa que a última hora, en su etapa agónica, el Presidente de Colombia nos sorprenda con una de sus conocidas volteretas para desmarcarse de los históricos Acuerdos de paz con las Farc para poner fin al prolongado conflicto social y armado.

Ya hay algunos síntomas y nubarrones que demandan una alerta temprana, como esta. En efecto, los funcionarios oficiales encargados de la paz intentan renegociar los pactos de paz, como en el tema agrario, en el de los cultivos de uso ilícito, en el del sistema de seguridad para los integrantes de las Farc asediados por el paramilitarismo y en la organización y funcionamiento de las Zonas verdales, debilitadas por la corruptela de la burocracia de la paz.

Por supuesto, a estas alturas del proceso de paz y su implementación y merced a la férrea voluntad de las Farc al señor le quedara muy complicado bajarse del bus. La paz es un bien colectivo de millones de colombianos que se depositó en el alma de una nación hastiada de la violencia y la guerra.

Así mismo, conviene preguntarse ¿traicionará Santos a las Farc? ¿Traicionara y pisoteará la paz democrática y con justicia social que se construye paso a paso por la ciudadanía? ¿Traicionará la confianza de la Comunidad Internacional en el Acuerdo firmado con la insurgencia fariana? Y lo que es peor ¿Traicionará al Comité noruego que le adjudicó el premio Nobel de Paz?

 

Modificado por última vez en Martes, 16 Mayo 2017 02:09

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

  • Exiliados invisibilizados
  • Declaración final del II Encuentro de la Constituyente de Exiliadas y Exiliados Perseguidos por el Estado colombiano
  • marx_foto_misu_joaco_pinzon

Föreningen Jaime Pardo Leal

Föreningen Jaime Pardo Leal

Video Clip FARC EP

Volver