powered ByGiro.com

Descargar
0:00



El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, que ha explicado que el cardenal Parolin, secretario del Estado Vaticano, estará presente en la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que tendrá lugar el próximo 26 de septiembre, el  cardenal Parolin viajará a Cartagena de Indias (Colombia) con motivo de la firma del 'Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz estable y duradera'.

En la firma del acuerdo también estarán presentes la casi totalidad de personalidades politicas mundiales, de Europa y los EEUU, así como el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon. La misión que la organización internacional desplegará en Colombia para ayudar a aplicar el acuerdo de paz estará integrada por 450 observadores desarmados que actuarán en 40 localizaciones distintas, incluidas las 23 zonas y los ocho puntos en los que se concentrarán la FARC,  hasta su reincorporación en la vida civil.

Publicado en Política / Economía
Miércoles, 07 Septiembre 2016 05:53

El Plebiscito Geo estratégico en Colombia

Un intenso debate, casi una batalla política, acerca de la respuesta que se debe dar este 2 de octubre en el plebiscito refrendatorio de los acuerdos de la Habana, se está dando en Colombia enmarcado dentro de la tradicional e histórica matriz mediática de Polarización y Sectarización entre Liberales y Conservadores, y que ahora ha sido desplazado hacia a los partidarios del Sí y los Partidarios del No.

Pero desconociendo intencionalmente Tres hechos socio-políticos básicos y determinantes: Uno que el gran acuerdo alcanzado en la Habana en este agosto, ha sido un acuerdo político nacional y diplomático Internacional, constituido por 27 sub- acuerdos, sobre 6 temas gruesos de una agenda pactada hace 5 años.

Dos, que ha sido un acuerdo entre el Estado Colombiano (cuya cabeza es el presidente de la república) y una fuerza político-militar insurgente y guerrillera llamada a sí misma FARC-EP, es decir Bilateral.  NO como desvirtúa desde el Estado el procurador Ordoñez: entre Santos y Timoshenko

Y tres, que son más de dos los bandos, cada uno con su propia concepción. los que están en esta batalla política:

A-Los partidarios del No en el Plebiscito, aglutinados bajo las negras banderas oficiales del Procurador Ordoñez y el poder factico regional y nacional de Uribe Vélez (ahora reforzados con los Caballos de Troya de Vargas Lleras y Néstor Humberto Martínez introducidos en su gobierno por el mismo Presidente Santos) y quienes cuentan con el apoyo de un amplio sector del Partido Republicano de Trump en los EEUU.

B-El bando por el Si tiene varios grupos oficiales, que van desde los varios partidos políticos tradicionales de la “gobernanza Santista” con sus ramificaciones clientelares Regionales y Locales, coordinados por Cesar Gaviria, con intereses muy concretos en el futuro de las grandes inversiones trasnacionales anunciadas para el Post Conflicto (dispensadas por su hijo Simón y su ministro Pardo Rueda) y se muestran partidarios de la posible presidencia demócrata de Hilary Clinton en los EEUU.

C- Sin embargo, también ha surgido finalmente y después de muchos sacrificios, un Bloque Popular y Social alternativo, constituido como un sujeto político social múltiple y diverso, partidario de que el acuerdo alcanzado en la Habana Si sea refrendado el 2 de octubre próximo y  que intencionalmente ha sido invisibilizado por la matriz mediática oficial Polarizadora y Sectaria Santos- Uribe; la  que en su ruindad pretende convertir ese proceso refrendatorio en la antesala de la campaña presidencial del 2018 y además, busca superar la división interna existente entre las dos fracciones de la clase dominante, con la mediación de Vargas Lleras y Néstor Humberto Martínez.

Bloque Popular- Social alternativo que basa toda su argumentación en la concepción, hasta ahora imbatible, de la Solución Política al conflicto interno colombiano y en la terminación de la guerra contrainsurgente y geoestratégica de 70 años, y que también apoya el SI en el plebiscito refrendatorio, pero con argumentos diferentes a los oficiales del Santismo.

Así que en la realidad son tres (3) las cosmovisiones y las argumentaciones que se están debatiendo políticamente en este plebiscito y, en consecuencia, debemos separar la argumentación oficialista (ojo) tanto de Santos como la de Uribe-Ordoñez, quienes como argumento de fondo usan la guerra; de la argumentación política del Bloque Popular y Social que se basa en la Solución Política de tal guerra.

Por un lado, el Presidente Santos pite y repite que si gana el No volverá una guerra, casi apocalíptica, en las ciudades colombianas en donde antes no se había sufrido los “efectos colaterales” de tal guerra contrainsurgente y geoestratégica cuyo final se acaba de pactar (no negociar, insisto) en la Habana.

 Por otro lado, el Mini führer Uribe Vélez y su voz dentro del Estado Ordoñez, dice exactamente lo mismo, pero con el argumento más sofisticado de que “la Impunidad” pactada en los acuerdos de la Habana recrudecerán la guerra y por lo tanto hay que decir No a esa impunidad pactada.

No es el momento de entrar a debatir cada una de estas afirmaciones superficiales y engañosas; pues lo importante en este momento es aclarar el argumento geo-estratégico Imperial que subyace en cada una de estas campañas oficiales Polarizadoras, cuyo objetivo final es reforzar el control de las Trasnacionales y la Hegemonía estadounidense en la Región Latinoamericana.

En donde se viene dando una contraofensiva que después de las recomposiciones recientes en Argentina y Brasil, pretende recuperar el terreno perdido en Bolivia, Ecuador, y muy especialmente en Venezuela, objeto en este momento de una ofensiva desestabilizadora de grandes proporciones y de donde Colombia no se puede sustraer por más que lo desee.  

La cuestión es la siguiente: ¿Cómo influirá el acuerdo de la Habana en la situación venezolana y a su vez, la situación venezolana en el momento plebiscitario actual colombiano?

 Uribe- Ordoñez y sus caballos de Troya en el Santismo (Vargas Lleras y Néstor Humberto Martínez) creen firmemente en el destino asignado por los EEUU a Colombia de ser el Israel de America Latina y que continuando la guerra contrainsurgente en Colombia se podrá acabar, manu militari, más rápido con el Castro Chavismo tanto venezolano como colombiano (esto incluye tanto a las Farc como al ELN) y se estará  en mejor situación para recuperar al Ecuador y revertir definitivamente los cambios comunales en Bolivia.  

Mientras que Santos, quien también cree en este destino manifiesto asignado por los EEUU a Colombia (¿qué hace su ex ministro de guerra Pinzón en Washington?) a través de sus asesores israelíes de alto nivel tiene serias dudas, pues está informado de los elevadísimos “costos” de todo tipo que traería la continuidad de la guerra contrainsurgente en Colombia y las proyecciones para convertir el ejército colombiano en un apéndice de la OTAN ( lo que está organizando Pinzón en Washington) y por eso habla de que si se pierde el plebiscito vendría una “catástrofe”.

¿Cuál catástrofe? Sencillo: La total deslegitimación del Estado colombiano a nivel internacional que él dirige; la profundización irreversible de la crisis pestilente de todo tipo estructural y superstructural que corroe a la sociedad colombiana; el surgimiento del Bloque Popular y Social al cual hemos hecho mención, que desatadas sus potencialidades movilizadoras por el acuerdo alcanzado en la Habana, y si se moviliza consiente y masivamente puede hacer cumplir por la comunidad Internacional el pacto de la Habana y evitar que la oligarquía cipaya y lacaya siga llevando a Colombia hacia su único destino: el de la guerra.  

Esta es la opción sin alternativas que rabiosamente el oligopolio mediatico contrainsurgente trata de tapar con una Polarización y Sectarización Santos-Uribe, echando mano a todo tipo de argumentaciones descontextualizados que van desde Sun Tzu hasta Clausewitz, pasando claro está por la versión jesuítica de Maquiavelo, y, frente a lo cual decimos categóricamente que,  la guerra en Colombia ya no es la prolongación de la política porque los acuerdos de la Habana la han convertido en eso, en su contrario dialectico: en Política en acto.

De continuarse la guerra contrainsurgente en Colombia, ya no será por problemas internos, que ante los ojos de los colombianos y ante el Mundo ha quedado claro SI se pueden solucionar dialogando y pactando políticamente; sino que será una guerra externa geo-estratégica e imperialista “Impuesta desde afuera” para dominar, depredar y hegemonizar de la Región latinoamericana.

Esto ni más ni menos es lo que se irá a definir el 2 de octubre próximo. La presidencia de Vargas Lleras (y Néstor Humberto) se verá un poco más adelante  

Imagen Internet.      

      

 

Publicado en Opiniones

Sostenía (hasta hoy) que la etapa de transición política y social que se abriría en Colombia, una vez firmado el acuerdo final de la Habana entre el Estado colombiano y las Farc- Ep, se enfrentarían dialécticamente de manera política compleja dos grandes concepciones: Una, la sostenida por los ideólogos del post conflicto que caractericé simplemente como la paz neoliberal “financiarizada” de JM Santos, y otra, la sostenida por la insurgencia de las Farc y un amplio sector de la movilización social, contenida en la formulación política de Paz con Justicia social, Democracia y Soberanía.

Pero, debo hacer una referencia histórica: En Colombia domina plenamente la ideología anticomunista contrainsurgente desde hace 70 años (1948 Pacto de Bogotá y OEA) cuando a raíz de la declaración por parte de los EEUU de la Guerra Fría, se fusionaron en la Ideología hegemónica del Estado dos concepciones complementarias: El anticomunismo de la vieja tradición liberal -conservadora y clerical, con la nueva concepción militar de la contrainsurgencia anti-partisana en Europa y anti-guerrillera en Vietnam y Argelia,  y que fue trasladada a Colombia por el Bloque de Poder Contrainsurgente ( BPCi) formado en esa fecha bajo la tutela directa del gobierno de los EEUU, con el fin de combatir los “chusmeros gaitanistas” alzados en armas a partir del 9 abril 1948.  

Desde ese entonces y hasta hoy, la ideología dominante en Colombia (hegemónica diría Gramsci) de amplia difusión a través del oligopolio mediático entre las clases explotadas y subalternas, ha sido y será por mucho tiempo el anticomunismo contrainsurgente,  cuyo objetivo estratégico fue (y sigue siendo) destruir el tejido social y descomponer la sociedad para quitarle el agua al “pez”, tal y como lo hemos visto ampliamente todos los colombianos durante todos estos años de guerra contrainsurgente contra el Pueblo trabajador. Guerra que finalmente hemos aceptado en llamar, talvez con la idea piadosa de quitarle brutalidad, “conflicto Interno”.

La cual, también es negada fanáticamente por una fracción de la clase dominante más vinculada al anticomunismo contrainsurgente, aquella que posee grandes intereses tradicionales en el monopolio capitalista trasnacional de la renta de la tierra y en las grandes ganancias globales derivadas de la guerra misma. Poderosa fracción de clase que llama  a esta espantosa confrontación con el eufemismo de amenaza castro chavista y comunista contra la democracia, la libertad, y contra su modelo de democracia (genocida) y que aspira, NO a detener un imparable proceso de paz que está a punto de concluirse en la Habana, sino a continuar imponiendo su visión de devolver la rueda de la historia hacia atrás, para continuar, sin ninguna variación o cambio, con el modelo económico neoliberal trasnacional de acumulación de capital por depredación y desposesión que se ha implementado hasta ahora, con el saldo macabro de 7 millones de víctimas y migrantes internos. Su vocero más característico Uribe Vélez, lo acaba de perfilar y anunciar recientemente en su gira por Europa. Es el modelo de: “Más violencia después de la paz de la Habana”

Este es el tercer modelo que talvez por no haberse expresado con tal irracionalidad y fanatismo, no habíamos captado como una pretensión ya francamente independiente, autónoma y organizada, con suficiente Poder factico y mediatico para implementarse e imponerse.

Fue limitado (y por eso erróneo) considerar este modelo solamente como una disidencia, una división, o una lucha agresiva, soez y zafia, entre fracciones dentro del Bloque de Poder Contrainsurgente por el Poder del Estado, o subestimarla, o creer que ya estaba derrotada y, no visualizar su potencialidad mortífera tanto orgánica como fáctica y mediática, así como no percibir su diferenciación creciente dentro del marco general de la lucha de clases en la Colombia trasnacionalizada.

Es pues un tercer modelo aparte y autónomo el que ha hecho irrupción; que comparte con el modelo del post-conflicto del poderoso eje JM Santos, Vargas Lleras, Sarmiento Angulo y el nuevo Fiscal Martínez, su apego al dogma Neo-liberal, pero que también ya ha adquirido su propia diferenciación y como tal, debemos analizarlo para enfrentarlo políticamente en la lucha compleja que se nos viene encima.

¿Acaso no era Mao Tse Tung quien en plena guerra de liberación anti japonesa decía que: “el enemigo de mi enemigo, se vuelve mi amigo”?

También es erróneo dejarse llevar por JM Santos en su pretensión de convertir la refrendación electoral de lo acordado en la Habana en una especie de “madre de todas las batallas”, como él alguna vez pomposamente lo sugirió, pero que esta vez parece se convertirá en una escaramuza táctica y electorera contra Uribe Vélez. Así no se gana nada, y menos al Poder factico-mediatico de Uribe Vélez, quien personalmente no está derrotado. Puede ser que su grupo esté en crisis  por sus luchas intestinas que entre ellos son muy agresivas. Pero están en proceso de recomponerse. Lo que hace una diferencia.

El proceso electoral de refrendación (si se da) hay que ganarlo ampliamente haciendo acuerdos tácticos concretos con todo el mundo (sin ninguna excepción) Con todo aquel que diga; “Si a la paz”.  Sin entregarle su dirección a Nadie y menos a Cesar Gaviria, quien pude dirigir su pequeño grupo liberal, pero no el proceso general de refrendación que es de toda la sociedad en general y para el cual debe haber una comisión “nacional” de más amplia representación societal, que está en mora de organizarse.

La madre de todas las batallas se dará cuando sin confundir reformas puntuales a la Constitución vigente con Proceso Constituyente, se pase a elegir la futura, ineludible e inexorable Asamblea Constituyente que, re-escriba la nueva carta magna para la Paz y que regirá el destino futuro de todos los colombianos.

Fuente Foto Internet: Harold Bedoya con Holmes Trujillo        

             

              

 

Publicado en Opiniones

El ministro de Trabajo y Seguridad Social turco, Süleyman Soylu, acusó a EEUU de estar detrás del golpe en Turquía.

Anteriormente, el alcalde de Ankara había afirmado que el derribo del avión ruso Su-24 había sido una acción "premeditada" por parte de los golpistas para perjudicar las relaciones entre Rusia y Turquía.

Lea más: Piloto que derribó el Su-24 ruso participó en el golpe en Turquía

La plaza de Taksim durante el golpe de Estado

© AFP 2016/ OZAN KOSE

Golpe de Estado fallido en Turquía: ¿qué se sabe hasta el momento?

Un grupo de militares turcos secuestró en la noche del 15 de julio al jefe del Estado Mayor y varios comandantes de más alto rango, atacaron una serie de edificios gubernamentales y desplegaron carros de combate en Ankara y Estambul.

En la madrugada del sábado, el Gobierno turco dio por sofocado el motín, que se saldó con 265 muertos y 1.440 heridos.

Más de 2.800 militares fueron arrestados a raíz de la intentona golpista.

Publicado en Política / Economía

El portaviones ruso Almirante Kuznetsov se unirá en otoño a la operación rusa en Siria. El objetivo es servir de apoyo en el golpe final para destruir a los radicales de Daesh, informa la cadena rusa Zvezdá.

El portaviones pesado 'Almirante de la Unión Soviética Kuznetsov' —nombre completo de la nave— se prepara para partir rumbo a las costas del Mediterráneo oriental, donde se prevé que se incorpore a la operación antiterrorista que están librando las fuerzas aéreas rusas en Siria, en un esfuerzo final por destruir los bastiones de Daesh, organización terrorista proscrita en Rusia y otros países.

 

Portaaviones Almirante Kuznetsov

© FOTO: OFICINA DE PRENSA DE LA FLOTA DEL NORTE

El portaviones ruso 'Almirante Kuznetsov' se prepara para zarpar

Además, para los militares rusos será una experiencia única operar desde el portaviones, lo que permitirá ajustar los programas de formación de los marineros y pilotos, así como probar en condiciones reales las aeronaves de base naval de fabricación rusa.

 

A pesar de que Almirante Kuznetsov aún no ha partido, ya se conoce el grupo aéreo con el que estará equipado. Diversas fuentes militares informan que a bordo del portaviones se encontrarán al menos 15 aviones de combate y de reconocimiento Su-33, MiG-29K y MiG29KUB, junto a más de una docena de helicópteros Ka-52K, Ka-27, Ka-31. Entre los objetivos del despliegue podría también figurar la acumulación de experiencia en este ámbito. En particular, se podrá comparar la eficacia de los aviones de base naval con la de los helicópteros modernos y ajustar los pedidos de la Defensa rusa, opina Zvezdá.

"La peculiaridad de utilizar la aviación marina tiene una ventaja clara: se puede fijar la base a pocas millas de la costa Siria e incrementar considerablemente el apoyo que la aviación rusa presta a las fuerzas terrestres", afirmó el experto militar Alexéi Leonkov. 

Se garantizaría así una mayor intensidad de fuego en zonas controladas por los extremistas, como la ciudad de Raca, la cual los yihadistas de Daesh proclamaron su capital, agregó el analista, explicando que la decisión final sobre el uso del grupo aéreo en el asalto contra Raqa todavía no ha sido confirmada oficialmente.

 

Portaaviones Almirante Kuznetsov

© SPUTNIK/ INNA KRAEVA

Así modernizarán el portaviones ruso

Ese apoyo es ahora más importante que nunca, puesto que en Siria empiezan a acumularse fuerzas para el golpe decisivo contra Daesh. La utilización de aviones en esta operación puede ser crucial para mantener a los extremistas bajo constante presión y asegurar el avance de las tropas terrestres sirias, manifestó la cadena.

Al fin y al cabo, la misión de Almirante Kuznetsov irá más allá de la mera prueba de sus capacidades y tendrá un sentido muy práctico para el futuro de la estrategia militar rusa en una variedad de aspectos, desde la compra de nuevas armas hasta la construcción de portaviones de la siguiente generación, concluyó Zvezdá.

Publicado en Mundo
Viernes, 08 Julio 2016 06:31

Los disidentes de la Paz en Colombia

Desde hace 6 años, cuando JM Santos anunció su política de adelantar un proceso de paz con la insurgencia de las FARC-EP, tan rápido como visceral, surgió la disidencia o mejor el rechazo fanático de Uribe Vélez y sus “apóstoles”, a cualquier Solución Política del histórico conflicto social y armado de Colombia.

¿Sobre cuáles bases fácticas fundamentó el miniführer AUV su llamada oposición de clase a la iniciativa de la fracción liderada por JM Santos?

Dos estructuras del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) dominante en Colombia, quizás las más recalcitrantes y refractarias al cambio como: 1- El Oligopolio Mediatico, que cínicamente se auto-denomina el Cuarto Poder de Colombia, y , 2- Desde luego, una fracción grande y poderosa de la Fuerza Pública ( de tierra, mar y aire + la Policía del anillo) profundamente vinculada con la Estrategia Narco Para Militar - tres en uno-  del Estado Colombiano, la Inteligencia Militar, y los dólares generosos provenientes de los planes militares y geo-estratégicos del Pentágono estadounidense.

Ambas estructuras contrainsurgentes le dieron toda la información necesaria y la abundante Propaganda de la mentira mil veces repetida vuelta verdad, con la cual AUV y su Mafia ha intoxicado y continúa intoxicando la conciencia de los colombianos, e incluso de vecinos del mundo ancho y ajeno.

¿Cuántas veces tuvo Santos que cambiar estructuras completas de mando del Ejército, de la Marina, de la Policía del anillo o de la Inteligencia Militar, que criminalmente  “chuzaban” y espiaban a sus adversarios estratégicos internos para “chivatearle” datos alterados a Uribe Vélez y luego, “filtrarlos” a sus medios adictos, como por ejemplo las coordenadas de alguna operación de traslado a la Habana de los plenipotenciarios de las FARC-EP, o  las intimidades del proceso de la Habana, o puntos sensibles de los acuerdos sin firmar?

¿Cuándo salió a denunciar o a analizar siquiera, las graves y serias disidencias al interior de la Fuerza Pública colombiana, alguno de los intoxicadores de opinión o “spinn doctor”, de esos que disfrazados de “onegistas” pontifican hoy sobre las trascendentales implicaciones que tiene para el Mundo, la disidencia de un miembro descompuesto del frente 1º de las Farc? …Me gustaría verla o saber dónde encontrarlo.

Mientras que, por el contrario, haciendo una tormenta en un dedal y sin conocer aún la realidad de la situación generada por ese individuo descompuesto, como lo calificó ayer el comandante Pastor Alape, ni la versión formal de las Farc-EP; aventuran especulaciones y argumentos falaces y retorcidos sobre la profunda división al interior de las Farc-EP, su poco creíble compromiso con los acuerdos para finalizar la guerra (contrainsurgente) ya alcanzados, los negocios con el narcotráfico o la minería ilegal de la triple frontera amazónica, o la alianza del Frente 1º de las Farc-EP con el ELN para continuar “la guerra por la toma del poder” ect ; los que inmediatamente son tomados literalmente por la campaña presidencial del “encarama-pingos” de Ordoñez, el fanático del odio anticomunista visceral que funge de Procurador general de la nación.

Basta con leer cualquier medio de comunicación del oligopolio mediatico contrainsurgente de Colombia o su matriz española de El País, para saber cuál es su perversa pretensión guerrerista de continuar lucrándose de los negocios de la guerra, a costas de la sangre de los colombianos.

Según las declaraciones preliminares sobre este asunto, dadas ayer por el Comandante Pastor Alape, las FARC -EP como organización político-militar marxista y leninista que es, muestran su serio compromiso con la Solución Política en todos sus asuntos, incluidos casos particulares o singulares como el presentado con el individuo del Frente 1º. Estructura insurgente que fue profusamente infiltrada  por la Inteligencia Militar, como quedó demostrado, durante el proceso de la “operación jaque” para rescatar a Ingrid Betancur.  

Para resolver políticamente la situación creada, la FARC-EP ha pedido al gobierno de Santos la autorización para que una Comisión especial de Comandantes vaya al sitio, hable con los guerrilleros de ese frente, hagan pedagogía sobre los acuerdos alcanzados, discutan como comunistas que son y obtengan una Solución que indudablemente tambien será Política.

A eso, a lo que los “onegeista de la despolitización” llaman “la insoportable política de las FARC -Ep”. Es a lo que temen y es lo que pretenden acallar, distorsionando y alterando la realidad real de un aislado episodio de este accidentado proceso para finalizar la guerra (contrainsurgente) en Colombia, ayudando, por debajo de la mesa, a los apóstoles del Uribismo, que tanto dicen combatir, de palabra, en sus columnas de opinión.

Fuente imagen Internet          

 

                    

Publicado en Opiniones
Lunes, 04 Julio 2016 05:27

Brexit: consecuencias e impactos

El Brexit no protegerá a la Gran Bretaña del horror de una Unión Europea en vías de desintegración

Yanis Varoufakis

Ganó el Leave, salir, porque demasiados votantes británicos identificaron a la UE con autoritarismo, irracionalidad y desprecio de la democracia parlamentaria, y porque demasiado pocos creyeron a los que sosteníamos que otra UE era posible.

Hice campaña a favor de un voto radical por el Remain, por quedarse, haciéndome eco de los valores de nuestro movimiento paneuropeo Democracy in Europe Movement (DiEM25). Visité distintas ciudades en Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, buscando convencer a los progresistas de que disolver la UE no era la solución. Sostuve que su desintegración desencadenaría fuerzas deflacionarias tales, que muy probablemente significarán por doquiera una nueva vuelta de tuerca de la austeridad y que terminarán favoreciendo al establishment y a sus adláteres xenófobos. Junto con John McDonell, Caroline Lucas, Owen Jones, Paul Mason y otros, abogué por una estrategia de permanecer, pero contra el orden y las instituciones establecidos.

Contra nosotros se levantaba una alianza fraguada entre:

- David Cameron, cuyos amaños con Bruselas traen a la memoria de los británicos todo lo que desprecian en la UE;

- el Tesoro y su grotesco alarmismo pseudoeconométrico;

- la City, cuya insufrible arrogancia ensimismada puso a millones de votantes contra la UE;

- Bruselas, tenazmente empleada en aplicar su última tortura del “submarino” y el simulacro de asfixia a la periferia europea;

- el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, cuyas amenazas a los votantes británicos galvanizaron el sentimiento antialemán;

- el penoso gobierno socialista francés;

- Hillary Clinton y sus alegras muchachos atlantistas, dibujando una UE incluida en otra peligrosa “coalición de voluntades”;

- y el gobierno griego, cuya persistente capitulación ante la punitiva austeridad de la UE tan difícil nos hacía convencer a la clase obrera británica de que sus derechos estaban protegidos por Bruselas.

Las fuerzas subterráneas insidiosas que se verán activadas ahora 

Las repercusiones del voto serán calamitosas. Pero no serán aquellas contra las que repetidamente advirtían Cameron y Bruselas. Los mercados no tardarán en estabilizarse, y las negociaciones probablemente llevarán a una solución de tipo noruego, lo que permitirá al próximo parlamento británico encontrar la vía hacia algún tipo de arreglo tomado de común acuerdo. Schäuble y Bruselas patalearán y resoplarán, pero, inevitablemente, buscarán un compromiso de este tipo con Londres. Los Tories se mantendrán unidos, como siempre, guiados por el potente instinto de su interés de clase. Sin embargo, a pesar de la relativa tranquilidad que seguirá al actual shock, se activarán fuerzas subterráneas insidiosas dotadas de una formidable capacidad para infligir daños a Europa y a la Gran Bretaña.

Ni Italia, ni Finlandia, ni España, ni Francia ni, desde luego, Grecia son sostenibles bajo las actuales condiciones. La arquitectura del euro es garantía de estancamiento y está profundizando la espiral deflacionaria de deuda que fortalece a la derecha xenófoba. Los populistas en Italia, en Finlandia, posiblemente en Francia, exigirán referéndums u otras sendas de desconexión.

El único hombre con un plan es el ministro alemán de finanzas. Schäuble ve en el pánico post-Brexit su gran oportunidad de poner por obra una unión permanentemente austeritaria. Las zanahorias vienen en forma de un pequeño presupuesto de la eurozona destinado cubrir parcialmente el desempleo y los seguros de los depósitos bancarios. El palo será un poder de veto sobre los presupuestos nacionales.

Si yo estoy en lo cierto y el Brexit lleva a la construcción de una jaula de hierro austeritaria permanente para los estados miembros que permanecen en la UE, hay dos posibles resultados. Uno es que la jaula de hierro se sostenga, en cuyo caso la austeridad institucionalizada exportará deflación a Gran Bretaña, pero también a China (cuyo ulterior desestabilización tendrá a su vez negativas repercusiones en Gran Bretaña y en la UE).

Otra posibilidad es que la jaula se rompa (por abandono de Italia o de Finlandia, por ejemplo), resultando finalmente en el abandono por parte alemana de una eurozona en colapso. Pero eso convertirá a la nueva zona Deutschmark –que probablemente se extenderá hasta la frontera ucraniana— en una gigantesca máquina generadora de deflación (puesto que la nueva moneda se disparará al alza, y las fábricas alemanas perderán mercados internacionales). Gran Bretaña y China tendrían, bajo ese escenario, mayores posibilidades aún de ser alcanzadas por un shock deflacionario todavía mayor.

El horror de esos posibles desarrollos, de los que el Brexit no protegerá a Gran Bretaña, es la razón principal de que yo y otros miembros del DiEM25 hayamos tratado de salvar a la UE del establishment que está llevando al europeismo al abismo. Yo dudo mucho de que, a pesar del pánico que han sentido tras el Brexit, los dirigentes de la UE sean capaces de aprender la lección. Seguirán parloteando de la democratización de la UE y seguirán imponiéndose a través del miedo. ¿Puede sorprender que tantos progresistas británicos hayan terminado dando la espalda a esta UE?

Aunque yo sigo convencido de que el Leave era la opción equivocada, me congratulo de la determinación del pueblo británico para enfrentarse a la disminución de soberanía democrática causada por el déficit democrático de la UE. Y me niego a sentirme abatido, aun contándome entre los perdedores del referéndum.

Lo que ahora deben hacer los demócratas británicos y europeos es aprovechar ese voto para enfrentarse al establishment en Londres y en Bruselas con más ahínco que antes. La desintegración de la UE corre ahora a toda velocidad. Tender puentes por toda Europa, unir a los demócratas a través de toda las fronteras y de todos los partidos; eso es lo que Europa necesita más que nunca para evitar deslizarse hacia un abismo xenófobo y deflacionario como el de los años 30 del siglo pasado.

Traducción para www.sinpermiso.info: Mínima Estrella

https://yanisvaroufakis.eu/, 25 junio 2016

 

El impacto de Brexit

Michael Roberts

Bueno, me equivoqué. Creí que los británicos votarían a favor de permanecer en la UE, aunque por poco. Pero han votado, por poco, salir. El índice de participación del 72% fue mucho mayor que en las últimas elecciones generales de mayo de 2015 (67%), cuando el partido conservador volvió al poder con una exigua mayoría de sólo 12 escaños. El Primer Ministro David Cameron había logrado la victoria por los pelos gracias a la promesa de convocar un referéndum sobre la pertenencia a la UE. Lo que bastó para debilitar el apoyo electoral del euroescéptico Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), que había obtenido más del 20% de los votos en las elecciones europeas y locales. Al aceptar un referéndum, Cameron logró reducir la representación de UKIP a un sólo escaño en el parlamento.

Pero esta táctica política ha fracasado. Cameron ha perdido el referéndum y ha anunciado ya que dimitirá y que dará paso como primer ministro a un dirigente pro-Brexit para llevar a cabo las tensas y tortuosas negociaciones con los dirigentes de la UE en otoño. Ganar las elecciones así ha resultado un regalo envenenado, como sugerí.

Parece que un número suficiente de votantes ha creído los argumentos de los conservadores pro Brexit y UKIP de que la culpa de lo que les pasaba la tenía “demasiada inmigración” y un exceso de regulación de la UE (aunque Gran Bretaña ya es la economía más desregulada de la OCDE). Nada que ver con la crisis capitalista global, la consiguiente larga depresión y las políticas de austeridad del gobierno conservador.

Sí, muchos votantes no se tragaron los argumentos sobre la inmigración y la regulación; pero fueron principalmente los jóvenes; los que vivían en las zonas multiétnicas como Londres y Manchester y los hogares más acomodados en el sur urbano. No fueron suficientes en comparación con los que votaron a favor de la salida. Es decir, los mayores, los que viven en pequeños pueblos y ciudades, principalmente en el norte o en Gales, lejos de Londres y de los “inmigrantes”, pero que han sufrido y mucho los trabajos mal pagados, los recortes del sector público, las viviendas sin mantenimiento y el abandono de las calles y de los servicios públicos.

Junto a ellos, los racistas acérrimos de la pequeña-burguesía y las pequeñas empresas, que de nada se aprovechan del comercio con la UE o de su generosidad financiera. Creen que les iría mejor de alguna manera con una vuelta a los viejos tiempos, cuando el imperialismo británico se bastaba a si mismo ("recuperar de nuevo nuestro país"). Pero no será así porque es muy probable que los escoceses, que rechazaron por muy poco en referéndum su propia independencia en septiembre de 2014, y que votaron mayoritariamente permanecer en la UE, ahora pedirán otro referéndum para abandonar el Reino Unido y permanecer en la UE como un estado independiente. Volver a los viejos tiempos del imperialismo británico será remontarse en el tiempo a antes de la unión de 1603, cuando Inglaterra-Gales y Escocia tenían distintos monarcas.

¿Y ahora qué? Pues bien, los mercados financieros han reaccionado de forma natural con pánico, el valor de la libra esterlina frente al dólar ha caído a su nivel más bajo desde 1985, cuando había (otra) crisis del petróleo. Los precios de las acciones también se han desplomado drásticamente. Pero se trata sólo de una reacción de sorpresa ante lo inesperado. Cómo reaccionarán los mercados financieros en los próximos meses dependerá del curso de las negociaciones (que podrían durar dos años o incluso más). Y de lo que suceda a la economía del Reino Unido.

En notas anteriores, he subrayado la opinión casi unánime entre los economistas convencionales de que Brexit podría perjudicar la economía del Reino Unido, tanto a corto como a largo plazo. La mayoría cree que el Reino Unido entrará en recesión antes de que finalice el año. ¿Por qué? Después de todo, con una libra más débil, los exportadores británicos serán capaces de competir en precios en los mercados mundiales y europeos. Seguramente se reducirá el peligrosamente elevado déficit exterior (el 7% del PIB) que el capitalismo británico mantiene con el resto del mundo. Y el Banco de Inglaterra proporcionará todo el crédito que bancos y compañías quieran y es posible incluso que recorte las tasas de interés a cero para ayudar a las familias con sus hipotecas y a las empresas con sus deudas.

Quizás - pero la historia ha demostrado que la devaluación de una moneda rara vez consigue relanzar el crecimiento económico, la productividad e incluso el comercio de un país. He citado en otra ocasión cómo los keynesianos se equivocaron cuando creyeron en 2001 que la devaluación del peso en Argentina relanzaría la economía:  la Gran Recesión pronto les desengañó.

Y durante la Gran Recesión, el Reino Unido dejó caer de manera espectacular la libra. Sin embargo, las exportaciones no se recuperaron, y la economía nacional, impulsada por las bajas tasas de interés y una burbuja de la vivienda, sólo consiguió un déficit por cuenta corriente.

Y ese déficit tuvo que ser financiado con flujos de capital exterior: extranjeros que invierten en la industria británica; la compra de acciones de empresas y bonos del Estado británicos; y depósitos de dinero en efectivo en los bancos británicos para ganar intereses o reinvertir. Pero la financiación ya había empezado a secarse por temor al Brexit. Y el Brexit ahora es una realidad. La única forma de financiar el déficit será elevando las tasas de interés de los depósitos y los bonos, no recortando las tasas.

Sin embargo, el déficit externo en realidad puede reducirse, no porque las exportaciones mejoren, sino porque las importaciones de bienes y servicios extranjeros caigan. Porque si la economía británica se estanca, las empresas y los hogares van a comprar menos del extranjero, ya que los precios de las importaciones subirán con la caída de la libra esterlina y puede haber inflación. Ello reduciría los ingresos reales de los hogares medios británicos.

Y los beneficios de una libra más débil también dependen de la demanda en otras partes del mundo. Si la zona euro y la economía de Estados Unidos no crecen, puede que no basten precios más bajos para que haya un aumento significativo en la demanda de exportaciones del Reino Unido. Además, en los últimos años, las exportaciones británicas han demostrado ser bastante inelástica. Las mercancías británicas tienden a ser bienes y servicios de mayor valor añadido, menos sensibles a la variación de los precios que la ropa confeccionada.

Y esa es la verdadera cuestión. La devaluación en realidad sólo afecta a la demanda. La otra parte de la ecuación es la oferta y la capacidad productiva. La devaluación no necesariamente promueve la inversión y una mayor productividad. Hay quién incluso defiende que la devaluación puede reducir el incentivo para ser eficiente porque se gana competitividad sin el esfuerzo de aumentar la productividad. Lo que realmente importa es lo que va a pasar con la inversión y la rentabilidad empresarial.

Los mayores costes de producción por las importaciones y la debilidad de la demanda en el país y en el extranjero es probable que desalienten a las empresas británicas a la hora de invertir en el país y que lo mismo les ocurra a los inversores extranjeros. Y la rentabilidad general de las empresas británicas a finales de 2015 se situaba todavía por debajo del pico de 1997, mientras que la rentabilidad del sector industrial clave para las exportaciones era la mitad que en 1997.

Si el Reino Unido entra en recesión, la demanda de exportaciones de la UE (coches alemanes, vino francés, ropa italiana etc..) va a debilitarse. Y una recesión en el Reino Unido podría arrastrar también a la UE. Y ello en un entorno en el que el crecimiento económico mundial se ha reducido a su nivel más bajo desde el final de la Gran Recesión, en el que el crecimiento de los beneficios empresariales globales es cero y la inversión empresarial está cayendo en muchas economías.

A largo plazo el Brexit no supondrá una gran diferencia para la salud del capitalismo británico, pero en este momento podría ayudar a acelerar una nueva recesión mundial. Y tendría un impacto mucho mayor en las vidas de los que votaron a favor del Brexit que los supuestos problemas como la inmigración “descontrolada” o las regulaciones de Bruselas.

Traducción para www.sinpermiso.info: G. Buster

https://thenextrecession.wordpress.com/2016/06/24/the-impact-of-brexit/

exministro de finanzas del gobierno griego de Syriza, es Profesor de política económica en la Universidad de Atenas. Su libro El Minotauro Global fue publicado en castellano por la editorial española Capitán Swing, a partir de la 2ª edición inglesa revisada.
es un reconocido economista marxista británico, que ha trabajador 30 años en la City londinense como analista económico y publica el blog The Next Recession.

Fuente:

Varias
Publicado en Opiniones

Así, según el antiguo refrán, después del último día de la guerra contrainsurgente en Colombia pactada, (no negociada) este 23 de junio del 2016 en la Habana, entre el Estado y la Insurgencia de las FARC-Ep, cada quien convertido en un Mariscal después de la batalla, saca sus propias conclusiones y más en un país, donde por efectos de la misma guerra contrainsurgente, apéndice impuesto de la Guerra Fría Imperial, tres generaciones de colombianos: La generación del Estado de Sitio, la de la apertura neoliberal gavirista del apagón, y la del octenio de la seguridad democrática, vivimos durante los últimos 70 años, sus efectos deletéreos.

Pueda ser que sí, parodiando al marrullero Vargas Lleras y sí  el Estado cumple lo pactado, la generación que vienen sea a de la de los colombianos en paz, buscando desesperadamente la Verdad y la Democracia. Es natural y se debe estimular esa proliferación de interpretaciones de todo tipo como un elemento más de esa búsqueda angustiosa, como parte esencial de la batalla de ideas y su correlato de Movilización Social que viene a continuación en este periodo social de transición denominado post acuerdos: Batalla de ideas y Movilización Social. Dos caras de una misma medalla.  

Dos grandes concepciones sociales profundamente arraigadas que han estado en combate durante todos estos años, seguirán enfrentadas por un largo periodo, motivando a los colombianos en su práctica social y en su movilización:

Una, la tradicional ideología retardataria anclada en el pasado de la contrainsurgencia anticomunista y sobre todo exterminadora, propia de las dos clases sociales dominantes coaligadas de burgueses y latifundistas, que desde 1830 hasta hoy se han alternado el reparto del Estado y, configuró el conflicto moderno actual con la expedición de la Ley Heroica de 1928, promulgada por el cipayo de Abadía Méndez y le sirviera al experimentado general Cortés Vargas, para ejecutar un año después la imborrable herida de la Masacre de las Bananeras de la Yunai, además de la posterior brutal represión militar de las huelgas obreras de Barrancabermeja y en las riveras del rio Magdalena.

Y otra, en contradicción permanente con ella, la insurgente, popular y social, en lucha desigual por resistir el filo acerado de la espada exterminadora del Estado, blandida con la destreza y experiencia acumuladas de 9 guerras civiles del siglo 19 por generales tan destacados en las montañas de Corea como en las colombianas como el general-escritor Valencia Tovar, junto con la pléyade de brillantes oficiales contrainsurgentes que bajo órdenes del US Army lo acompañaron en 1952 a contener a los comunistas en el paralelo 38, y luego en 1958, a consolidar el pacto político de Lleras Camargo con las Fuerzas Armadas que bajo la tutela directa del gobierno de los EEUU conformó definitivamente el Bloque de Poder Contrainsurgente, dominante actualmente en Colombia.

Dos concepciones cuya suerte sin ninguna dudad será definida por la movilización social y popular en desarrollo y NO, por los maravillosos análisis “de coyuntura” que por un lado hagan los intoxicadores de opinión desde las trincheras mediáticas ampliamente conocidas del oligopolio contrainsurgente, o de otro, los maoístas del MOIR que en Colombia a pesar de su blablablá de la guerra popular y su actual zalamería unitaria previa a las elecciones, nacieron, siguen y seguirán siendo enemigos de la Insurgencia de las Farc y del ELN, por considerarlas (al igual que los militares del Estado) un brazo armado del social imperialismo ruso-cubano en Colombia. Tampoco de los Trotskistas, quienes con su típico “solipsismo” señalado por Gramsci, continúan viendo a las Insurgencias colombianas como “unas guerrillas campesinas no proletarias, mezcla macondiana de Pancho Villa con Stalin”.

Los acuerdos del “último día de la guerra”, (¿paz negociada o pactada?) más allá de las reacciones emocionales de alegría o ira herida, ampliamente publicitados, dejan ver una “inevitable y necesaria recomposición” en ambas partes enfrentadas:

El Bloque de Poder Contrainsurgente dominante, se prepara para mantenerse cohesionado y cementado, como hasta ahora lo ha hecho, con su doctrina o ideología-cemento  contrainsurgente, francamente dividida y para ello está en la búsqueda frenética de alguna “figura bisagra” que ya empiezan a presentar bajo el rótulo de “centro-derecha”, como el recién operado del cerebro y ambiguo Dr Vargas Lleras (un día partidario de la palomita paz y al otro su detractor) quien se supone unirá nuevamente al Santismo con el Uribismo, pero sin mirar el piso apolillado y carcomido que muestra el Bloque de Clases donde está parado, ni el sinnúmero de rivales más saludables cerebralmente o menos ambiguos, que le están saliendo en competencia.

Enfrente, en el campo Popular sigue la discusión que viene de muchos años atrás; entre los partidarios de la movilización social “con miras a ganar las próximas elecciones presidenciales”, que prematuramente han interpretado el melodioso canto de sirenas de sus aduladores cercanos con un próximo y cercano triunfo electoral arrollador, en debate abierto con los partidarios de la Movilización Social y Popular Amplia y Democrática para consolidar la Paz con Justicia social, Democracia y Soberanía, pero con miras a continuar acumulando fuerzas y experiencias Sociales y Populares para la Paz Democrática que se ha iniciado., y permita salir airosos de esta batalla de ideas para desmontar  verdaderamente la Contrainsurgencia con sus poderes fácticos, sin la cual no habrá avance posible.

De la correcta interpretación del momento político, ideológico, económico y social y de su dinámica de clases enfrentadas, es como se tendrá la charretera de Mariscal antes de comenzar la batalla, no después de esta.

Que al campo Popular de Colombia no le pase lo que recientemente le sucedió en España al muy nuevo grupo “Unidos Podemos”:  Primero que se creyó el cuento inflado   de la falsimedia de las encuestas triunfadoras. Segundo que menospreció 35 años de anticomunismo Franquista dictatorial y 42 años del mismo anticomunismo pero neo-franquista del bipartidismo, que a la hora de la verdad (tanto el PP como el socialdemócrata PSOE) mediante la falsimedia que controlan férreamente EL Mundo, ABC, El País,  unidos “venezolanizaron” y satanizaron la campaña electoral de Unidos Podemos; crecieron el fantasma del comunismo ad portas inadmisible para la mentalidad religiosa de la mayoría de los españoles, lo que les quitó más de un millón y medio de votos amigos y, no les permitió tomar el cielo por asalto. Y tercero, que en su afán electoral abandonaron el programa único general, adaptándolo en cada provincia o región a las demandas locales particulares.

Hoy el mapa de España se ve todo azul con tres punticos rojos: Uno en Cataluña, otro en el país vasco y algo en la zona de Sevilla, mientras continúa la incertidumbre (Ay la amarga pesadumbre del post modernismo) para pactar coaliciones de agua y aceite que permitan formar un nuevo gobierno en el reino español.

Imagen Internet                                 

  

     

   

 

Publicado en Opiniones
Sábado, 25 Junio 2016 06:40

Incertidumbre

“AY, como es cruel la incertidumbre…. Ay, esta amarga pesadumbre”, cantaba a mil voces el conocido y nunca olvidado bolero caribeño, medio siglo antes de que Lyotar, el filósofo de la Post modernidad, condensara en esta simple frase, “se tiene por Post moderna la incredulidad con respecto a los grandes retos”

Y con ella, sintetizara la esencia de esta época del desencanto que siguió a las masivas e industrializadas carnicerías humanas de las llamadas guerras mundiales, al afianzamiento filosófico de las leyes de la relatividad, al temor, la angustia y la ansiedad ante una hecatombe nuclear mundial; a la guerra fría, las arrasadoras y  recurrentes crisis económicas financieras y civilizatorias del capitalismo trasnacional neo liberal triunfante y, al afianzamiento definitivo del pensamiento complejo junto con la teoría matemática del caos.

Así (fear, uncertanly and doubt) temor, incertidumbre y duda, enfrentados al pensamiento dialectico leninista del “análisis concreto de la situación concreta”, se convirtieron en una estrategia comercial y política. Y también literaria. No hubo merchante y demagogo reaccionario que no recurriera a ella y cosechara los correspondientes triunfos electorales para afianzar o prolongar su dominación y explotación neoliberal incontenible.

En Colombia, país de un humus histórico de 200 años de perfeccionamiento bipartidista demagógico y guerrerista, esta yedra venenosa proliferó vertiginosamente como núcleo filosófico de la ideología anticomunista y contrainsurgente con la cual, desde inicios del siglo XX, desde la Ley Heroica de Abadía en 1928, se cementó y aglutinó el Bloque de Poder Contrainsurgente dominante actualmente. ¿hay necesidad de mencionar cada uno de sus innumerables ejemplos?

Bien, entonces los remito simplemente al incierto y dudoso artículo “Dos Álvaros”, escrito 25.06.2016 por Alfonso Cuellar, el encantador columnista contrainsurgente de Semana.com, o, al del escolástico prestidigitador de la incertidumbre Hernando Gómez Buendía, quien en su último artículo del diario El Espectador “¿Al fin, hubo o no acuerdo? escribe malintencionadamente, desconociendo el reciente acuerdo firmado en la Habana para finalizar la guerra, que:

 … “El mecanismo de refrendación popular. Los chismoperiodistas dicen que las Farc aceptarán el plebiscito, pero esto no consta en el acuerdo (ni en los discursos del jueves)” ….

Claro, no consta porque en el acuerdo signado, muy al final se dice que ambas partes; “aceptan el mecanismo de participación popular que la Corte Constitucional indique y en los términos que ese alto tribunal señale”. Hombre, en lugar de tirar como el calamar la tinta escolástica de la duda, mejor hubiera ido una página más atrás en el diario en el que escribe, para leer el texto completo de lo acordado (ver http://www.elespectador.com/noticias/paz/el-texto-completo-de-los-acuerdos-firmados-habana-articulo-639605)

Cosa muy parecida, para no decir en términos Post modernos casi igual, está sucediendo con el terremoto que ha producido en las finanzas globales y en la geo-estrategia del Imperialismo neoliberal global, el llamado “Brexit” o la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Todos a una, desde cualquier lugar de este mundo ancho y ajeno, escriben como si fuese el bolero romántico, “Ay, hemos entrado en el reino cruel y amargo de la incertidumbre”, lo que equivale a la frase de Marx: “Es una petición de Principio”, es decir, a no decir nada.

En mi modesta opinión, prefiero seguir con el pensamiento de ese gran Geo-estratega del Imperialismo anglosajón Sir Winston Churchill, quien ante cualquier acontecimiento por pequeño que fuera siempre preguntaba: “¿Y, a quien beneficia ese muerto?

Entonces la respuesta viene de inmediato, tal y como lo estamos viendo, pero no analizando: A China. De paso a Rusia y también de paso a Alemania, que se quita la punta de lanza más grande de la globalidad financiera (la City of London) metida por los EEUU (Wall Street) en las finanzas de la Unión Europea, que como ya se empezó a ver,  está convirtiendo a Frankfurt en su reemplazo, y quiérase o no, obligará al agrietado edificio europeo a mirar más hacia Europa Oriental y Rusia como mercados indispensables que llenen el vacío dejado por Gran Bretaña. Además, como también ya se anunció, obligará a un alto en su neoliberalismo desbordado para tratar de frenar la Xenofobia ultraderechista y sobre todo nacionalista. ¿A quién le interesa el aislamiento físico de ese hueco especulativo y financiero que es el casino inglés de Gibraltar? Solo al Popular Rajoy.

Ante el hundimiento del Brasil, que actualmente presenciamos, un nuevo bloque va a surgir en el grupo de las “potencias emergentes” dentro de la multilateralidad global inevitable, y lo mejor es que se está realizando sin que pueda evitarlo la decadencia política y económica de los EEUU.  

¿Desde cuándo el Marxismo es nacionalista? ¿Desde cuándo y a nombre de la clase obrera y los demás explotados, oprimidos y humillados del mundo, se puede hablar de que nacionalismos trasnochados del Siglo 19 son una posición revolucionaria al avance inconcebible de las Fuerzas Productivas, a la gran centralización y concentración inevitable del Capital a nivel mundial y,  al desarrollo concomitante de las Relaciones de Producción junto con las multiples formas de la Conciencia Social?  

Todo lo contrario (también se está viendo) la xenofobia, el racismo, la incertidumbre ante la invasión de los bárbaros de piel coloreada y de religiones ajenas, la estrechez nacional de la que hablaba Lenin, fueron las columnas del pensamiento del nazi fascismo de Hitler, Mussolini, Franco y también como se ve, a ese paradigma de los Dos Álvaros colombianos.

Así pues, ¿a quién benefician esos muertos? Me refiero a lo acontecido esta semana en Londres y en la Habana. La certidumbre airada de las precarias respuestas dadas por el Oligopolio Mediatico Contrainsurgente de Colombia, por el contrario, nos está indicando a quienes NO ha beneficiado, ni  beneficiará y también a quienes ha herido; a medida que la realidad social siga avanzando movida por la lucha de clases y se gane en certeza y en realidades políticas, como por ejemplo, la necesaria salida del Imperialismo Inglés de la guerra contrainsurgente de Colombia, que ya no tendrá la plétora financiera para seguir financiándola y después de los acuerdos de la Habana, no tendrá la base jurídica para seguir produciendo victimas en Colombia y ayudando a matar colombianos.

Lo más probable o posible (aunque también es incierto) es que los jugosos contratos Presidenciales de JM Santos a míster Tony Blair, no vayan más. By, míster red Bean     

Imagen Internet  

   

 

   

      

 

Publicado en Opiniones

En enero de este 2016, el presidente JM Santos y su ministro conservador Mauricio Cárdenas, en representación del Estado colombiano, en la más grande operación de privatización neoliberal conocida en Colombia, mediante una extraña subasta, feriaron por una suma cercana a los dos millones de US dólares (léase bien dos mil millones de US  dólares ) la gallinita de los huevos de oro productora y vendedora de energía eléctrica o ISAGEN, a la también extraña empresa canadiense Brookfield Asset Management (57, 5%) asociada al Grupo Privado de Pensiones Porvenir (6,6%).

La razón de aquel arrebato privatizador neoliberal del oficialismo en pleno, fue el subterfugio comercial de invertir toda esa montaña de dinero (financiero) en lo que llamaron infraestructura o mejor, autopistas de cuarta generación (4 G) que estarían en manos del vicepresidente Vargas Lleras, claro, antes de su operación cerebral…. Nada excepcional.

 Pero como el dinero- financiero no puede encharcarse (como el agua que si se estanca se pudre) debiendo necesariamente fluir incesantemente o rotar en busca de mayor ganancia y acumulación, y, como la construcción de las tales autopistas 4G, por más de los gritos epileptoides de Vargas Lleras no se construyen como soplando botellas; esos 2.000 US millones no se pueden (no es posible) dejarlos bajo el colchón. Entonces ¿qué mejor que invertirlos en esa bella mercancía llamada democracia?

Y ese, estimados lectores, es el origen del Plebiscito para la Paz de Santos. Regar o mejor descentralizar por todo el territorio nacional esos recursos, en los 32 candidatos presidenciales que mencionó (sin excepción) el periodista Daniel Coronel el 11.06.201, con el fin de afianzar la cauda corrupta o clientela política, y “empoderar la gobernanza UNITARIA” que sostiene sobre sus hombros todo el régimen político actual y del cual no se escapan ni los más acérrimos enemigos de Santos.

 Verlos, uno por uno, en   http://www.semana.com/opinion/articulo/daniel-coronell-candidatos-presidenciales-2018-suenan-vargas-lleras-ordonez-fajardo

Una vez calculado el costo de la tal inversión electoral y tomada la decisión de a donde se irían a descentralizar todos esos recursos; vino la ingeniosa coartada política “democrática” o mico legislativo:  Hacer aprobar en el Parlamento, mediante una Ley de la república, un Plebiscito para la Paz y poner a depender el supremo derecho universal de la paz para todos, de unos inciertos resultados electorales que muy probablemente serán negativos.

Bueno, pero falta algo que es inherente a nuestra centenaria tradición democrática: La Polarización. No es problema. Para eso está Uribe Vélez y sus varios candidatos presidenciales, quienes también recibirán parte del pastel de ISAGEN, que él llama sin saberlo “mermelada”. Solo deberán levantar la banderita del NO y, proferir uno que otro insultico.  

Y ¿la llamada Izquierda democrática cómo va?  Fácil: el sector ampliamente mayoritario forma parte del grupo que apoya el Plebiscito por la Paz (aunque use tapabocas y guantes cuando hable de darle la mano a Santos)

 ¿Y si el tal Plebiscito se pierde? Uy, eso sí es grave. Pero no importa. Volveremos a la guerra, talvez urbana como lo ha afirmado recientemente el Presidente Santos, pero…. estamos preparados: el Nuevo Código de Policía forma parte de ello, y lo más importante es que, se habrá salvado la “democracia colombiana”. Será otro ciclo más de guerra negociación- guerra otra vez negociación y luego más guerra.

Como Betancur- Barco.  Gaviria- Samper.  Pastrana- Uribe Vélez. Y ahora después de Santos, probablemente Vargas Lleras. ¿Cuál es el problema? ¿Si para esa fecha, lo más seguro es que haya otro Presidente en los EEUU?

Y así fluidamente, continuará la circulación acelerada de capital financiero Trasnacional, irrigando hasta el último rincón del territorio colombiano, talvez un poco mezclado con barro y sangre, pero eso sí, dándole continuidad al proceso centenario de acumulación y desarrollo financiarizado del capital, en la “más antigua democracia del continente suramericano”.  Entonces ¿cuál es el problema?

Fuente Imagen Internet           

        

Publicado en Opiniones
Página 1 de 27
Volver